Últimas novedades

El Gran Museo Egipcio de El Cairo desvela su última novedad

El que será el mayor museo dedicado a la cultura egipcia está desvelando todos sus secretos poco a poco: ahora le toca el turno a la Gran Escalera.

Poco a poco, el nuevo Grand Egyptian Museum (GEM) va desvelando sus secretos y pone a prueba la paciencia de todos aquellos que ansían visitar el que será el nuevo museo egipcio del Cairo. Con ello parece aproximarse una próxima apertura que, según fuentes cercanas al Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, podría producirse antes del verano. No hay ningún comunicado oficial, pero los rumores –y algunos gestos– parecen apuntar en esta dirección.

Seguir viajando

Gran Museo Egipcio
Foto: David Rull

Una apertura con cuentagotas

En marzo de 2023, el Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio anunció que ya se permitían las primeras visitas piloto –y en grupos reducidos– al recinto y la sala de entrada del nuevo Grand Egyptian Museum (GEM). La apertura del museo era una noticia muy esperada desde hace tiempo. Ciertamente, desde que se decidió construir un nuevo museo allá por el año 1992, y se inició su construcción en 2004, la fecha de inauguración del nuevo museo egipcio se ha ido postponiendo sine die.

Seguir viajando

Todo parecía indicar que 2022 sería el año escogido para la inauguración. La carga simbólica era muy grande  ya que se cumplía el bicentenario del desciframiento de la escritura jeroglífica por parte de J.-F. Champollion, y el centenario del descubrimiento del hipogeo de Tutankhamon por parte de H. Carter. No pudo ser. Y es que la construcción del GEM se ha ido retrasando por motivos tan diversos como inesperados: primero fue la revolución de la llamada primavera árabe, luego la pandemia del COVID y, ahora, las obras de adecuación del entorno del museo y sus accesos por aire (¡se está construyendo un nuevo aeropuerto cercano a las pirámides!), carretera y, también, metro.


Hasta diciembre de 2023, los guías del GEM eran muy claros al respecto: “no hagan fotos de la escalinata, por favor, solo pueden tomar fotos de la parte derecha del hall. No hagan fotos, por favor”. Sin embargo, en la actualidad, los visitantes que acceden al hall principal del nuevo museo egipcio del Cairo ya tienen la posibilidad de acceder a la gran escalinata que conduce hasta las salas de exposiciones. 

Gran Museo Egipcio
Acceso al GEM. Foto: David Rull

Mucho más que una escalinata

La monumental escalinata, ahora accesible, se encuentra en la parte izquierda del hall, frente a la zona comercial (y de restauración) del nuevo museo, tras los rodillos que darán acceso a las salas de exposición. En ella se han dispuesto estatuas de reyes y dioses egipcios, así como algunos objetos como columnas y sarcófagos de piedra. La disposición de los objetos no es casual y obedece, como en el caso de las estatuas que hay repartidas por todo el hall, a un simbolismo muy bien pensado. En este caso, se han creado cuatro áreas temáticas dedicadas a la imagen real, las casas divinas, los reyes y dioses y, finalmente, el viaje a la eternidad. Un viaje a la eternidad que nos conducirá a una imagen, también, eterna: la visión de las pirámides de la meseta de Giza tras un espectacular muro acristalado. Si la estrecha conexión entre el GEM y Giza ya se hacía patente desde el exterior del edificio, ahora sabemos que también lo será desde el interior del nuevo museo.
 

Seguir viajando

Un museo faraónico

Los proporciones y los números del museo son, como no podría ser de otra forma, faraónicos: cerca de 1.000 millones de euros de inversión (dos terceras partes cubiertas por capital japonés), una fachada de casi un kilómetro de largo, minimalista y con alusiones a la geometría de las pirámides, 100.000m2 cuadrados para exposiciones y, según algunas fuentes, se podrían llegar a exponer más 150.000 piezas. 

El museo está rodeado de avenidas y calles en construcción que se van abriendo camino entre los antiguos edificios que había en el popular barrio de Giza. Alrededor del GEM todo son obras y vallas. El ir y venir de camiones y las nubes de polvo son constantes. Desde la entrada principal por la que se accede al recinto desde la antigua carretera del desierto que une El Cairo con Alejandría, se encuentra una zona de taquillas al aire libre que conduce a un gran patio abierto. 

Gran Museo Egipcio
El obelisco exterior suspendido sobre una plataforma. Foto: David Rull

En el patio, y frente a la entrada principal del GEM, se erige un obelisco de Ramsés II “suspendido” sobre una plataforma con cuatro patas para evitar que las vibraciones del cercano metro afecten su estabilidad. Asimismo, se ha aprovechado la estructura para mostrar al público el nombre del faraón inscrito debajo de su base, así como para escribir en diversas lenguas del mundo el nombre del país de los faraones: Egipto, Egypt, Misir, Exipt, Ägypten, L’Égypte…

Seguir viajando

Frente al obelisco, se encuentra la monumental puerta triangular por la que se accede al hall, compuesta por un doble triángulo. El triángulo exterior contiene inscripciones jeroglíficas con cartuchos de varios faraones. El triángulo interior sobresale de la fachada suspendido por varias columnas y está perfectamente alineado con la silueta de las pirámides de Queops y Quefrén, que se pueden observar en la lejanía. La idea no es otra que conectar el GEM con el yacimiento de las pirámides de Giza tanto a nivel conceptual como a nivel real, ya que desde el mismo museo habrá una larga avenida que lo conectará con las pirámides.

 

Gran Museo Egipcio
Foto: David Rull

 

Más allá de la puerta triangular, se encuentra un gran hall presidido por una estatua de Ramsés II erigida sobre un pequeño estanque. A su izquierda una escalinata conduce hacia las salas de exposición, por ahora cerradas al público. Repartidas por la escalinata se han distribuido nueve estatuas sedentes de Sesostris I. A la derecha, se encuentra la zona comercial del museo que también alberga algunas piezas como una columna de Merneptah encontrada en el barrio cairota de Matereya, dos estatuas de reyes de época ptolemaica encontradas bajo el mar en Alejandría y otra estatua de Ramsés II, situada tras la zona de restaurantes. 

El GEM empieza a abrir sus puertas al público con la promesa de inaugurar el nuevo museo a partir de mediados o finales del 2023. Hasta que llegue ese día, habrá que conformarse con hacer algunas de las visitas guiadas que, desde marzo de 2023, se pueden concertar desde la propia página web del GEM.