Un Val d'Aran de 10

El hotel donde reconectar con la montaña en Baqueira

El primer establecimiento de Leo Messi en los Pirineos es mucho más que un après-ski con Balón de oro.

Dormir al pie de una de las estaciones de esquí más extensas de Europa, en uno de los valles pirenaicos más espectaculares, es el gran reclamo del MIM Baqueira… pero no es su único atractivo. El primer hotel de montaña de la cadena propiedad de Leo Messi y gestionada por el grupo Majestic aprovecha su magnífico emplazamiento para ofrecer experiencias que van más allá del esquí y que tienen su principal eje en el trato personalizado con el cliente. 

Esta temporada ha inaugurado el rediseño de las habitaciones y a partir de abril empezará la reforma de la planta principal, la inferior y la primera, donde se localizan la recepción, los restaurantes, el gimnasio y el spa.

 

Consulta precios y disponibilidad en Booking.com

Booking.com

1 /6
IMG-20220124-WA0016. Ponerse las botas... de esquí

Foto: Experiencia MIM

1 / 6

Ponerse las botas... de esquí

Las salidas con un guía de alta montaña por la estación durante el día y con raquetas de nieve por la noche se han convertido en una marca de la casa, un servicio que no ofrece ningún otro hotel de Baqueira y que continúa la tradición del antiguo hotel Himalaya. Es una experiencia imprescindible para muchos clientes que repiten su estancia en el MIM y que, después de una larga jornada de esquí, se animan a salir a ver estrellas con raquetas.

La jornada comienza temprano con un desayuno en el buffet: café, zumo, tostadas, huevos, fruta, yogurt, embutidos, quesos… calorías necesarias para afrontar el largo día de esquí. En el vestíbulo, Juan Santos, el guía de alta montaña del hotel, se reúne con el grupo de esquiadores. No solo les acompañará durante el día, también les ayudará a mejorar la técnica y les descubrirá algún que otro rincón panorámico de la estación.

El material se recoge de la taquilla calefactada que el hotel posee junto al telecabina de la cota 1500, a un corto paseo por una galería cubierta accesible desde el mismo hotel. Las botas y los guantes están calentitos, perfectos para enfundárselos y subir sin perder más tiempo hasta la cota 1.800. Ahí empieza el disfrute. Recorrer Baqueira-Beret entera requiere varios días, pero en compañía del guía de MIM se aprovecha cada minuto, e incluso sobra tiempo para alcanzar los puntos panorámicos más instagrameables.

La jornada de esquí acaba, pero no la experiencia MIM, que puede continuar en el spa con un baño en el jacuzzi exterior, con una sesión suave de gimnasio o… con una excursión con raquetas bajo las estrellas.

WhatsApp Image 2022-02-02 at 12.56.13. Raquetas en la noche

Foto: Alicia Cascón

2 / 6

Raquetas en la noche

El Valle de Arán puede presumir de tener uno de los cielos más limpios del Pirineo. De hecho el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici y algunos de los municipios araneses tienen la certificación Starlight de cielos libres de contaminación. La tentación de salir una noche de invierno en busca de Venus o el cinturón de Orión es casi irresistible. Más aún cuando el hotel MIM pone a disposición del cliente, sin cargo adicional alguno, a su guía más experto para realizar un paseo inolvidable.

El grupo se reúne a las 7 de la tarde en el vestíbulo del hotel y Juan Santos explica el plan nocturno: subir al collado y al pico del Orri. Se trata de una ruta de apenas una hora y media con inicio y final en el Pla de Beret, junto al bar Moet de la estación. Después de una demostración de cómo caminar con raquetas, Juan señala el cielo: si no hay luna llena, se distinguen sin dificultad no solo Venus, también Géminis, Tauro…

Design 8. Nuevos aires

Foto: MIM Baqueira

3 / 6

Nuevos aires

El estudio de diseño Àlex Fernández-Folch firma el proyecto de renovación del MIM Baqueira, unas obras que se han realizado en dos etapas. Esta temporada se han estrenado las habitaciones y el próximo invierno el hotel abrirá con un aspecto completamente nuevo en su acceso principal y vestíbulo, la primera planta y la planta inferior. Restaurantes, sala de juegos infantil, spa, gimnasio, bar de copas y alguna sorpresa más recibirán las Navidades de 2022.

Esquiar suele ser cosa de dos o más. No es una actividad para practicar en solitario. Y el rediseño del MIM lo ha aplicado a sus nuevas suites. Las hay dobles, pero también existen opciones para familias de tres, cuatro o más, con espacios independientes, más de un baño y pantallas de gran formato con conexión a internet y a cadenas de televisión.

Duplex Desing 1. La vida en un chalet

Foto: MIM Baqueira

4 / 6

La vida en un chalet

Las habitaciones de las plantas superiores, algunas dúplex, son lo más parecido a un chalet de montaña. El techo inclinado con vigas de madera y ventanas abatibles le dan una calidez extra a la estancia. El ambiente cálido lo refuerza la decoración de madera, los colores ocres de la ropa de cama y las cortinas, la pizarra del suelo del baño… Y la iluminación, un elemento muy cuidado en el rediseño: a medida que avanzan las horas del día la habitación se ilumina de forma distinta, con más o menos intensidad en las distintas zonas de la estancia.

No hay que olvidar el sistema de calefacción radial, de pared y suelo, muy fácil de regular desde un pequeño panel de control. Atención, los colgadores del baño tienen más de un uso: cualquier prenda que se cuelgue ahí, se seca.

MiM Baqueira Gastronomy Land (2)

Foto: MiM Baqueira

5 / 6

Comer bajo zero

La jornada perfecta de esquí tiene que acabar con una cena en cualquiera de los dos restaurantes del hotel: Land y Bajo Zero. Ambas cartas son tan completas que resulta difícil escoger. Hay especialidades del valle, como la famosa olla aranesa, los quesos, las carnes y el caviar Nacarii, una exquisitez 100% local. También hay platos con ibéricos y pescado fresco, así como otros pensados para los esquiadores más pequeños de la familia.

La animación en la zona del bar del Bajo Zero está asegurada con un DJ los viernes y sábados por la tarde y noche.

Vistas. ¿Dónde está Messi?

Foto: MIM Baqueira

6 / 6

¿Dónde está Messi?

Como no podía ser de otra manera, todos los hoteles MIM tienen la huella de Messi y de Antonella Roccuzzo. Al futbolista y a su esposa le gusta aportar pequeños detalles a la decoración y complementos que pueden hacer más agradable la estancia.

Y en el MIM de Baqueira, hay algunos. Son fáciles de encontrar. Aquí damos las pistas:

  • En el vestíbulo se halla uno de los balones de oro ganados por Messi.
  • En la señalización de las habitaciones, llama la atención que los números 10 y 30 son siempre más grandes. 
  • Las máquinas del gimnasio han sido escogidas personalmente por Antonella. Son de la misma firma que tiene en su casa.
  • El hotel cuenta con una Suite Leo. Aunque no está disponible y aún está pendiente de algunos detalles, se puede distinguir por la señalización de la puerta: la silueta de Messi con su característico gesto de victoria cuando marca un gol.

MiM Baqueira