Recuerdos de Lisboa

Hoteles con historia: The One Palácio da Anunciada

Abre en Lisboa el nuevo hotel de lujo de la cadena H10 donde el pasado se fusiona con el presenta más exclusivo.

Lisboa es una de esas ciudades donde lo tradicional y la modernidad se llevan tan bien que los mercados de toda la vida como el de Da Ajuda conviven con otros como el Da Ribeira, donde se ha impuesto el hipsterismo. Una constante que se reproduce en jardines, restaurantes, comercios y hoteles, y donde el encanto decadente se funde con el cosmopolitismo. En pleno centro de la capital portuguesa, en la conocida zona de La Baixa, se encuentra uno de esos hoteles que transportan al pasado con lo mejor del presente: The One Palácio da Anunciada.

 

1 / 8
Lobby The One. Un palacio del siglo XVI

The One by H10 Hotels

1 / 8

Objetivo: devolverle el esplendor que se merece

El hotel da la bienvenida al huésped por todo lo alto con un hall y una escalinata principal de mármol recuperadas del palacio original del siglo XVI. Las obras de The One empezaron el año 2015 con la intención de rehabilitar este tesoro del patrimonio portugués. Y así lo hicieron. El edificio ha conservado la majestuosidad de antaño gracias a la recuperación de algunos de los espacios más significativos del antiguo palacio, como la antigua capilla, los salones de la planta noble y la antigua cocina.

Sala Os Espelhos. 15.000 libros, Tiziano y Rubens

The One by H10 Hotels

2 / 8

Tiziano, Rubens y Bernini

Todo empezó en 1533, cuando Fernão Alves de Andrade, benefactor del monasterio de Nossa Senhora da Anunciada, construyó el Pálacio da Anunciada como residencia de los Condes de Ericeira. Años más tarde, y gracias al cuarto conde (que estaba vinculado a la Real Academia de Historia de Portugal), el palacio se convirtió en una importante biblioteca de 15.000 volúmenes y en un museo de arte que albergó obras de artistas de la altura de Rubens y Tiziano. Por el jardín, también llegó a pasar una escultura del Bernini. Dos siglos más tarde de su construcción, el palacio sufrió las devastadoras consecuencias del terremoto y posterior incendio de 1755. 

 

Praça do Comerço. Plaza

Foto: iStock

3 / 8

Como un ave fénix

Pero Lisboa resurgió, y con ella también lo hizo el Palácio da Anunciada. Tras pasar por las manos del conde de Burnay y de convertirse en residencia de los Duques de Saldanha, en 1926 lo adquirió el Ateneu Comercial de Lisboa. El corazón de la capital portuguesa fue reconstruido por el Marqués de Pombal, con un estilo clásico y calles geométricas, en el que abundan las fachadas cubiertas de azulejos típicas de Lisboa. The One no podría estar en mejor lugar: La Baixa es el barrio más comercial y animado, donde se encuentran las plazas y calles más emblemáticas como la Plaza de los Restauradores que, a través de la Avenida de la Libertad, lleva a la Plaza del Marqués de Pombal, donde comienza la moderna Lisboa.

 

Vista general libreria

The One by H10 Hotels

4 / 8

Modernidad, pero con la esencia del pasado

El interiorismo del hotel ha sido realizado en colaboración con el conocido interiorista Jaime Beriestain, quien, a través del diseño, ha querido contar la historia y la esencia del Palácio da Anunciada, en el contexto de Lisboa y Portugal. Para ello se ha valido del empleo de materiales procedentes de Portugal en la mayoría de los espacios y ha apostado por un diseño atemporal con mobiliario contemporáneo en contraste con el conjunto de salas que mantienen el estilo original de la época en que se construyó el edificio. El mármol del suelo, los frescos de la pared, los techos artesonados y las cristaleras de colores mantienen la esencia original del antiguo palacio.

 

General Suite

The One by H10 Hotels

5 / 8

Habitaciones y la reinvención de los azulejos

Un interiorismo que en las habitaciones se reproduce con colores neutros y materiales nobles, como suelos de madera natural, estuco, tapicerías de terciopelo y elementos de mármol rosa portugués combinados con detalles metálicos de cobre envejecido y griferías de Dornbrahct en los baños. En contraste aparecen elementos decorativos tradicionales portugueses, como las piezas de cerámica en azul y blanco que decoran los cabezales de las camas, pintadas a mano y diseñadas en exclusiva para el hotel por Jaime Beriestain, que ha querido con ellas reinventar el concepto de azulejo. The One Palácio da Anunciada cuenta con 83 habitaciones, 13 de ellas Junior Suites y Suites.

Patio 'O Jardim' The One. Un Drago centenario

The One by H10 Hotels

6 / 8

Un Drago centenario

La escalinata principal conduce a la primera planta del edificio, donde se ubican los antiguos salones y los amplios jardines del palacio, ahora convertidos en espacios comunes para eventos y recreo. Los jardines y las zonas exteriores del hotel, que ocupan 2.500 metros cuadrados, son también protagonistas y presentan un cuidado diseño paisajístico en clave palaciega. En el jardín principal se encuentra la zona de restauración exterior del O Jardim Wine Bar, abierta tanto a los huéspedes como al público local, junto a diferentes zonas de descanso, la fuente central del palacio y otro de los elementos más representativos: un Drago centenario, un árbol poco común recuperado del jardín original del edificio.

Piscina al anochecer

The One by H10 Hotels

7 / 8

Lo mejor del lujo urbano

En un nivel superior se ubica una zona de jardines de inspiración francesa, exclusiva para los clientes del hotel, que cuenta con una espectacular piscina de 18 m de largo, con zona de hamacas, solárium, un espacio de camas balinesas y un pool bar donde relajarse y disfrutar de un cóctel o un aperitivo durante los meses de primavera y verano. Además, también dispone de una amplia zona de bienestar, donde se ubica el Despacio Spa at The One, un espacio que cuenta con todo lo necesario para mimar cuerpo y mente: zona de aguas bañada de luz natural, sauna finlandesa, experience pool con hidroterapia, ducha con cromoterapia y sala fitness 24 horas al día.

Sala 'O Dragoeiro'

The One by H10 Hotels

8 / 8

Sabores locales

Dirigido tanto a huéspedes como al público local, el Restaurante Condes de Ericeira, capitaneado por el chef Bruno Fradeira, ofrece una cocina basada en la tradición portuguesa con toques mediterráneos. Emplazado en la primera planta del hotel y con vistas a los jardines, sus paredes cuentan con frescos pintados a mano. En la misma planta, se encuentra el O Jardim Wine Bar, con una propuesta gastronómica más informal, una amplia selección de tapas y vinos. En la planta principal se encuentra el Boémio Cocktail Lounge, donde antiguamente se emplazaban las caballerizas, el lugar ideal para almorzar.

Piscina al anochecer

Hoteles con historia: The One Palácio da Anunciada

Compártelo