Slow travel

Hoteles que son terapia: cinco direcciones para resetear

Están en la casi nada y son ideales para desconectar y volver a conectar

En esta etapa turbulenta, repleta de interrupciones, parones y mucho ruido, resulta crucial desconectarse y reducir la velocidad. O simplemente cambiar de aires. ¿El truco? Viajar hasta hoteles apartados donde todavía es posible desconectarse de la red y volver a conectarse con lo esencial de la vida, no en busca de la foto perfecta de Instagram, sino en busca del silencio, la calma y los cielos estrellados. Los espacios abiertos son el nuevo lujo de la vida moderna.

Es probable que los hoteles sociales y las playas llenas de amantes del sol sean cosas del pasado, al menos por un tiempo, pero aún quedan destinos cercanos cuyo aislamiento, paz y tranquilidad se cotizan al alza. Estos son algunos de los mejores.

1 / 5
 JAP9615. Cortijo Montano (Jaén)

Foto: Cortijo Montano

1 / 5

Cortijo Montano (Jaén)

El Cortijo Montano es una casa típica de piedra en una finca de frutales y olivos (donde la familia propietaria produce su propio aceite), por el que hasta pasa un meandro del río Guadalquivir. Cumpliendo los requisitos de los que trata este artículo, este cortijo, que se alquila en su totalidad y no por habitaciones, se encuentra en la comarca de La Loma, en el centro de la provincia de Jaén, un lugar cuya escasa popularidad lo ha dotado de mucho carácter rural. Y un punto más a favor: la casa está totalmente aislada, a 8 kilómetros del pueblo más cercano, pero también cerca de Úbeda y Baeza, ambas ciudades Patrimonio de la Humanidad, por si la necesidad de socialización apremia. Arantxa Neyra, su propietaria, cuenta que, cuando compraron el terreno, el cortijo estaba casi destruido. “He estado viajando tantos años por trabajo, visitando tantos hoteles, que siempre había tenido esa fantasía de recibir a viajeros en mi casa, así que decidí rehabilitarla”.

El cortijo es muy espacioso (200 m2 por planta) y cuenta con 6 habitaciones y 3 baños además de una cocina, comedor y salones, aire acondicionado, internet y mucho mimo. “El plan aquí es disfrutar la casa, hacer barbacoas, cenar en el porche, bañarse en la piscina, ir a coger fruta a los árboles de la finca (el inquilino puede coger lo que quiera y dejar un importe simbólico que luego la familia dona a una ONG de la zona) o bien salir a conocer los alrededores. “En el pueblo de al lado, cuenta Neyra, está una de las mejores almazaras turísticas de la zona, que da visitas en varios idiomas explicando el proceso de creación del aceite de oliva (Jaén produce más del 50% del aceite de oliva del mundo) y una panificadora, donde pasarse a comprar pan recién hecho y dulces”.

En mitad de la ‘casi’ nada apetece salir a recorrer la vía verde bien sea en bici o caminando o dejarse atrapar por la naturaleza, que de esto en Jaén saben mucho. También se puede disfrutar de la otra gran revolución de la zona, que ha sido, claro, la gastronómica. Son las nuevas estrellas Michelin de la provincia: Dama Juan y Bagá, en Jaén capital, ambas ubicadas a una conveniente media hora del cortijo.

fxthumb. Can Bassa (Costa Brava)

Foto: Can Bassa

2 / 5

Can Bassa (Costa Brava)

Y como si de un pequeño oasis de piedra se tratara, Can Bassa se alza ante el viajero como un un pequeño hotel rural orientado hacia el este y con amplias vistas de la campiña en el pueblo medieval de Madremanya. Y es aquí, cerca de Girona y la Costa Brava, pero lo suficientemente lejos como para oír el silencio, donde se levanta esta casa de campo del siglo XIV, justo en la falda del macizo de Les Gavarres.

Lo mejor de Can Bassa, además del mimo puesto en su restauración, es que está dividido en varios alojamientos (casi) independientes, una serie de casas que se alquilan por separado pero que gozan de los servicios de la propiedad. La importancia del espacio cobra todo su significado en estas estancias que forman el conjunto, como la de El Lledoner, ubicada en el jardín y con una capacidad para cuatro personas y una superficie de 100 m2. La Era, que se encuentra en la parte nordeste del conjunto y tiene también magníficas vistas al campo o Els Angels, que está en la parte de arriba de la propiedad. Ideales para parejas son las tres habitaciones tipo suites recién reformadas y ubicadas en la parte baja de la masía principal, que cuentan con salida directa al jardín con piscina y unas deliciosas, no se puede calificar de otra manera, vistas al campo.

Aire puro, desayuno, wifi o hasta un servicio de masajes son algunas de las necesidades que imperan en el viajero con ganas de viajar, pero también de hacerlo de forma segura. Y cerca, aunque con la suficiente distancia de seguridad, se encuentran pueblos míticos de la zona como La Bisbal d’Empordà (un lugar donde la cerámica es todo un arte) o la propia Girona, que se ubica a unos 20 minutos en coche.

Carrossa-Hotel-Spa-Villas Villa Ocho ©Preferred Hotels & Resorts. Carrossa Hotel Spa Villas (Mallorca)

Foto: Preferred Hotels & Resorts

3 / 5

Carrossa Hotel Spa Villas (Mallorca)

Al noroeste de Mallorca y formando parte de un pintoresco paisaje de esta isla bendecida por una extraordinaria belleza se encuentra el Carrossa Hotel Spa Villas. Y aquí, entre muros de más de 400 años de historia se alza esta antigua possessio (así se conocen en Baleares a las grandes masías en el campo), que fue inaugurada en 2018 y que cuenta con 75 habitaciones, villas y casas de estilo rústico que combinan la tranquilidad y privacidad de las residencias privadas con las comodidades de un hotel de prestigio.

Es aquí, en mitad de este idílico escenario rodeado de olivos, higueras y almendros, donde se darán cita esta primavera las Yoga & Wellness Weeks, estancias enfocadas en la tan ansiada vitalidad y el bienestar y dirigidas por reconocidos instructores en las diferentes materias. Desconectar para volver a conectar y hacerlo en un entorno único y a través de sesiones de yoga, meditación, caminatas y excursiones por la naturaleza con el objetivo de recuperar el equilibrio interior y tratar de reducir el estrés tras un año tan complicado. Es muy posible que no exista otro lugar mejor para hacerlo que aquí, en mitad de la idílica campiña mallorquina.

Y a pesar de que nadie debería necesitar salir de este vergel mediterráneo, donde el aire es puro y las formas sosegadas, las opciones para hacerlo no son pocas. Algunas de las playas más bonitas de la isla se encuentran a su alrededor, como la pintoresca Cala Mesquida. Cerca del mar, aunque sin verlo, la autenticidad de todo lo local se refleja en pueblos como el propio Artà o Sant Llorenç des Cardassar, lugares por donde parece no haber pasado el tiempo y, sinceramente, ni falta que hace.

123848438 3395216547243227 644805547572485648 o. Abadía Retuerta (Ribera de Duero, Valladolid)

Foto: Abadía Retuerta

4 / 5

Abadía Retuerta (Ribera de Duero, Valladolid)

Una antigua abadía románica del siglo XII reconvertida en un mágico y místico hotel ubicado en la Ribera del Duero y custodiado por las más de 700 hectáreas de los magníficos viñedos de las bodegas Abadía Retuerta. Así es Le Domaine, un espléndido hotel de lujo de los que no acumulan estrellas sino experiencias. Todo comenzó con la bodega y, años después, siguió sacando a flote el entorno en una firme apuesta por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Con la apertura del hotel llegó la gloria definitiva que ha catapultado a este complejo del lujo y el buen hacer hasta el olimpo de los mejores lugares del mundo donde alojarse y, cómo no, donde desconectar.

De eso se encarga su propuesta de relax, Spa Sommelier. Este concepto de relajación combina las poderosas y relajantes propiedades de la aromaterapia con los vinos de la bodega Abadía Retuerta. Relajarse en albornoz y con una copa de vino en la mano puede que no sea del todo nuevo, pero sí que lo es disfrutar de una experiencia donde se perciben los aromas de una selección de aceites a la par que se catan alguno de los vinos más reputados, como la Selección Especial, Pago Valdebellón y Blanco LeDomaine, y todo, dentro de un spa. Y aquí viene lo bueno, ya que es ahora cuando el sistema límbico, conectado al sistema nervioso y olfativo, va a reaccionar a los diferentes aromas y de acuerdo con las preferencias del huésped, la propuesta del Spa Sommelier crea una experiencia a medida, con el fin de enfocarse en las necesidades físicas y psicológicas del momento. In wine we trust.

468728 382769461784595 492570808 o. Hotel CAEaCLAVELES, Asturias

Foto: Hotel CAEaCLAVELES

5 / 5

Hotel CAEaCLAVELES, Asturias

Arquitectura, naturaleza, diseño… la lista de adjetivos que acompañan al hotel CaeaClaveles es demasiado larga para enumerarla de forma completa aquí y así poder definir este hotel de nombre impronunciable ubicado a 2 km de Llanes, en La Pereda, uno de los parajes más bellos de Asturias.

Y es allá donde el GPS comienza a perder la orientación y donde la cobertura de red va disminuyendo donde se encuentra esta finca de 8.4000 m2 en la que todo fluye a través del descomunal espacio que forma la propiedad. Aquí todo encaja, no obstante fue Premio de Arquitectura de Asturias, y lo hace entre el mar Cantábrico y los Picos de Europa, en un lugar donde el paisaje de alineación paralela al mar, y a las mejores playas, y a una naturaleza caprichosa.

La edificación, presente pero casi pasando desapercibida, podría ser un árbol, una colina o el propio césped del valle. Pensado como un alojamiento de turismo responsable, este hotel sostenible está tan integrado en el entorno que se podría decir que forma parte de la propia naturaleza. Con una orientación óptima, aquí no hay nada al azar, el hotel bebe de los recursos de la zona y regala al visitante unas vistas únicas de un paisaje entre verde y salvaje. El CaeaClaveles es un hotel ecológico en equilibrio con el medio ambiente y, en su interior, además de materiales nobles, sinuosas formas y mucho del necesario espacio que esperamos encontrar, encierra cinco habitaciones tejidas a base de materiales orgánicos y completamente naturales, con acceso directo a los jardines en un lugar donde la naturaleza, y los huéspedes, campan a sus anchas.

123848438 3395216547243227 644805547572485648 o

Compártelo