@Wildconfinement

El Instagram que une a los fotógrafos de naturaleza durante el confinamiento

Bajo el nombre de @wildconfinement, siete profesionales trasladan sus 'escondites' al salón de su casa. Y este es el resultado.

La vida de un fotógrafo de naturaleza es, por definición, nómada. Su día a día consiste, sobre todo, en seguir a los animales, camuflarse en el entorno, perseguir amaneceres y esperar agazapados. Por eso, cuando hace un mes se declaró el estado de alarma, su trabajo se vio mermado, aunque no su creatividad. Así fue cómo nació @Wildconfinement, un perfil de Instagram en el que los cóndor son sustituidos por palomas, demostrando que en el entorno civilizado la naturaleza tiene mucho que decir. 

OD DSF3171 (2)

Foto: Óscar Domínguez

OD DSF3171 (2)

Siete fotógrafos de naturaleza, veteranos en la profesión, con diversos premios y publicaciones a sus espaldas, han iniciado el proyecto @Wildconfinement, una cuenta de Instagram donde cada día publican una fotografía tomada desde sus casas, situadas en medio de ciudades y pueblos.

"Después de los dos o tres primeros días de confinamiento, dedicando algo de tiempo a observar el entorno desde mi balcón, pensé que era buena idea hacer fotografías cada día para mantener los sentidos alerta. La idea inicial fue crear una cuenta en Instagram solo con mis fotos pero descubrí la cuenta @covidphotodiaries, en la que un equipo de fotoperiodistas documentaban la crisis sanitaria desde diferentes lugares. A raíz de esto empecé a llamar a fotógrafos amigos con los que compartimos una visión parecida de la fotografía de naturaleza y todos aceptaron unirse al proyecto" comenta a Viajes National Geographic Óscar Domínguez, creador de esta iniciativa.

Después de los dos o tres primeros días de confinamiento pensé que era buena idea hacer fotografías cada día para mantener los sentidos alerta

UNA VENTANA GLOBAL


Desde la cosmopolita Berlín, Jon A. Juárez; desde el centro de Granada, Ugo Mellone; Oriol Alamany y Óscar Domínguez, desde Barcelona; Edgar Madrenys desde Corbera, cerca de la sierra de Montserrat; Marcos G.Meider desde Benalmádena; y Joan Gosa desde la localidad de Molins de Rei, a poca distancia del río Llobregat. Un curioso mapamundi que permite ver con otros ojos la vida que se abre paso entre edificios.

SAFARI DESDE EL BALCÓN

Como ellos mismos dicen en su presentación, los fotógrafos de naturaleza están acostumbrados a pasarse horas inmóviles, agazapados entre los árboles o tras un hide, a la espera de que aparezca un animal o de que la luz sea la adecuada para captar la belleza del paisaje. De manera que han convertido el confinamiento en sus casas en un reto para exprimir su atención y creatividad en la búsqueda de imágenes vivas y sorprendentes.

Por ahora, esta apuesta no solo se traduce en unas fotos asombrosas, también en alguna que otra lección. Tal y como apunta Domínguez, desde el confinamiento se pueden aprender "muchas cosas. Debajo de mi balcón hay un pequeño grupo de sóforas (Styphnolobium japonicum), también conocidas como árboles de las pagodas. Las hojas tiernas de estos árboles ornamentales de origen asiático son la comida preferida de varias parejas de palomas torcaces (Columba palumbus) que vienen cada tarde a alimentarse. En cambio, las palomas domésticas no consumen estas hojas" apunta desde su ejemplo personal.

Foto de @deepwildphoto | Durante varios días he ido siguiendo los movimientos y los horarios de una pareja de herrerillos comunes (Cyanistes caeruleus) que se mueve entre las sóforas (Styphnolobium japonicum) y algunas antenas cercanas. Estas pequeñas y coloridas aves se mueven muy rápido entre la maraña de ramitas que tiene estos árboles ornamentales y resulta difícil capturarlos con la cámara.⁣ ⁣ - - - - - - - - - -⁣⁣ ⁣⁣ Foto by @jdeepwildphoto | For several days I have been following the movements and schedules of a pair of blue tits (Cyanistes caeruleus) moving among the Japanese pagoda trees (Styphnolobium japonicum) and some nearby antennas. These small and colorful birds move very fast among the tangle of twigs of these ornamental trees and it is difficult to catch them with the camera.

Una publicación compartida de Wild Confinement (@wildconfinement) el

UNA FAUNA MÁS CONFIADA

En cuanto al comportamiento de los animales, desde su óptica se aprecian cambios como los sucedidos en Venecia, donde la vida animal se ha vuelto a abrir paso. "La fauna es la misma pero está mucho más confiada" comenta Domínguez. "Estos días es posible observar en zonas céntricas de muchas ciudades mirlos andando por las aceras de las calles y cotorras argentinas alimentándose junto a palomas domésticas. Otras de las curiosidades que hemos podido observar es que las aves permanecen más tiempo posadas en ciertos árboles donde antes no lo hacían debido al elevado tráfico de vehículos y personas" sentencia. Una realidad que todo el mundo puede constatar y disfrutar en @Wildconfinement... o desde su propio mirador doméstico.

Compártelo