ようこそ

Japón reabrirá sus fronteras al turismo español, pero solo en grupos

A partir del 10 de junio, los viajeros españoles podrán viajar al destino sin realizar cuarentena.

El gobierno japonés y la Oficina Nacional de Turismo de Japón (JNTO) han anunciado que viajeros españoles ya no tendrán que realizar cuarentena para visitar el país, aunque no es el fin absoluto de las restricciones. A partir de junio, se podrá viajar, pero solo con tours organizados y con una prueba PCR negativa. 

japon-covid

Foto: iStock

japon-covid

Este pasado jueves, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, anunció que el país volverá a abrir sus puertas para los turistas extranjeros a partir del 10 de junio, tras una pausa de dos años debido a la pandemia del coronavirus. En esta primer fase de apertura, solo se permitirá el acceso de visitantes con paquetes turísticos y en compañía de guías profesionales.

Los viajeros españoles podrán volver a Japón, estén o no vacunados, sin realizar cuarentena en el destino. Entre los requisitos de la apertura de las fronteras para turistas internacionales están la presentación de una prueba PCR hecha 72 horas antes del inicio del viaje y el complimiento de las normas básicas de prevención como la higienización de las manos y el uso de la mascarilla.

“A pesar de la pandemia hemos trabajado con muchas personas dentro del sector del turismo receptivo para avanzar en su recuperación y daremos la bienvenida al regreso de los turistas internacionales a Japón como primer paso para alcanzarla”, afirma Hiroshi Yamashita, director ejecutivo de la Oficina Nacional de Turismo de Japón (JNTO).

Para poder acceder al país del sol naciente, los viajeros tendrán que dar negativo en el PCR, mientras que el hecho de viajar en grupo ayuda a Japón a controlar mejor que los turistas cumplan con todas las medidas de seguridad contra la COVID-19. De este modo, evitando la atomización del turismo, el gobierno confía en seguir controlando la pandemia.

japon-covid-kobe
Foto: iStock

Turismo en Japón

El país recibió un récord de más de 30 millones de turistas extranjeros en 2019 y estaba en camino de alcanzar su objetivo de 40 millones en 2020, antes de la pandemia. Los dos años en que Japón prohibió la entrada de viajeros, solo permitió el regreso de los ciudadanos japoneses y residentes extranjeros, una política que golpeó de lleno a la industria del turismo y a la economía local.

La apertura gradual el 10 de junio afecta a 36 países y regiones que tienen la situación de COVID relativamente estable. Además de España y los países de la UE, Reino Unido y Canadá también están entre los seleccionados para probar las nuevas medidas, destinadas a llevar Japón a un paso más cerca del escenario pre-pandemia.

Japón es el único miembro del G7 que todavía está limitando el número de visitantes, pero en esta primera fase, el país ya anunció también un plan para reiniciar los vuelos internacionales al Nuevo Aeropuerto de Chitose en Hokkaido, además del Aeropuerto de Naha en Okinawa a finales de junio. Ambos sirven como puertas de entrada a las zonas turísticas más populares.