Little Island, el nuevo parque flotante de Nueva York ya es una realidad

La reinvención del muelle 55 del río Hudson pretende ofrecer a los visitantes una experiencia inmersiva de naturaleza y arte.

Nueva York ha añadido a su paisaje una pequeña isla de cemento que parece emerger de las aguas del río Hudson. Ubicado junto el Pier 55, un muelle en desuso por su mal estado, este parque de una hectárea se adivina como una continuación flotante del parque del Hudson River Park. El nuevo espacio verde público, que nace de la generosidad de un magnate y el ingenio de sus diseñadores y arquitectos, se abrió al público el 21 de mayo, coincidiendo con el levantamiento de la mayoría de restricciones por la pandemia en Nueva York.

1 / 3
heatherwick-Pier55-16292

Foto: Heatherwick studio

1 / 3

Un proyecto sostenible para revivir el muelle 55

En 2013, la fundación sin ánimo de lucro de la pareja de millonarios formada por Barry Diller Diane von Fürstenberg decidió buscar una solución para uno de los muelles del río Hudson. Dañado por la acción del Huracán Sandy, el pier 55 se fue perfilando poco a poco como Little Island, un proyecto que tardó diez años en finalizarse, obra del arquitecto Thomas Heatherwick y la paisajista Signe Nielsen. La estructura está formada por 132 columnas de hormigón armado terminados en forma de copa en su superficie. Esta parte cóncava se llenó de tierra para poder plantar sobre ella un total de 350 especies de flores, y multitud de árboles y arbustos.

heatherwick-Pier55-16304

Foto: Heatherwick studio

2 / 3

Un espacio al aire libre que fusiona naturaleza y cultura

La idea del nuevo parque, según su precursor, es crear una experiencia inmersiva de naturaleza y arte. El lugar se construyó con el objetivo de crear un espacio verde público y de actividades al aire libre en Nueva York, un área de descanso y de paseo con varias zonas de interés. Dos puentes permiten el acceso al parque, donde tres miradores sobre el río Hudson permiten disfrutar de buenas vistas del sur de Manhattan y de Nueva Jersey. En el parque, además de una zona de césped para relajarse, hay una zona de juego, un pequeño escenario (The Glade) con capacidad para 200 personas y uno más grande (The Amph), con capacidad para 700.

heatherwick-Pier55-16294

Foto: Heatherwick studio

3 / 3

Un parque en constante metamorfosis

Aunque el parque abre de 6 de la mañana a 1 de la madrugada y la entrada es gratuita, es necesario hacer reserva para poder acceder a él a partir de las 12 del mediodía. En Little Island se podrá disfrutar de actividades semanales para todas las edades: desde cursos y talleres de arte hasta leer un libro de su pequeña librería móvil, pasando por conciertos de gospel o un recital de ballet, entre muchas más. Según la paisajista, Signe Nielsen, el parque cambiará de aspecto en cada estación, por ejemplo en la iluminación, que también es diferente dependiendo del momento del día.

heatherwick-Pier55-16292