Butacas sobre ruedas

Mapa de los mejores autocines de España

En la nueva normalidad, los autocines han pasado a convertirse en la mejor, y más segura, alternativa de ocio.

El reciente 22 de junio dejó paso a la nueva normalidad, una suerte de eufemismo que pone nombre a una etapa en la que no rige el estado de alarma pero sí se mantienen ciertas medidas de seguridad, materializadas, en el caso del ocio, en distancias sociales y aforos reducidos. Algunos cines empiezan a recibir discretamente a sus primeros espectadores de la era Covid-19. Mientras, los autocines, su versión sobre ruedas, celebran su gran suerte: los drive-in se erigen como la mejor alternativa posible para poder disfrutar de un estreno de cine, ahora que por fin la cartelera comienza a llenarse de estrenos.

 

La pandemia ha reavivado esta forma de consumir el séptimo arte, social pero segura: distancia de seguridad cumplida –cada uno en su coche– en una sala al aire libre cuyo aforo no conoce tantas restricciones –aunque aún no está al 100%–. El vehículo es un búnker, la butaca, segura, desde la que se puede disfrutar de una película y de una comida que acompañe la velada. Afuera: puestos de comida con ventanillas de pedido y de recogida separadas (la alternativa al servicio de catering en el propio coche), marcas en el suelo para mantener la distancia mínima en las colas, gel hidroalcohólico en diferentes puntos, uso obligatorio de mascarilla en las zonas comunes, acceso a aseos limitado y desinfección frecuente de todas las instalaciones.

 

La solución del autocine es tan idónea que hasta el Festival Internacional de Cine de Toronto, uno de los más importantes del mundo, ha anunciado que la 45 edición de su muestra se celebrará del 10 al 19 de septiembre con proyecciones en autocines y alfombras rojas virtuales. También en el universo de la música algunas bandas han logrado saltar del streaming al escenario presencial gracias a esta fórmula. Este es un recorrido por los siete autocines de nuestro país, del más reciente al más antiguo. Todo queda, prácticamente, entre el Mediterráneo y el Cantábrico.

 

 

Cinemacar Alicante

El romanticismo del cine, la magia de un tardeo sunset y la libertad de un festival de música en verano. Son las palabras de bienvenida del autocine más joven de España, que abrió sus puertas el pasado 11 de junio en el recinto Rabasa de la ciudad de Alicante. Cinemacar Alicante nace con las nuevas medidas de higiene necesarias contra el Covid-19 en su ADN. Esta nueva alternativa de ocio, que combina cultura musical, cinematográfica y de restauración, ocupa una extensión de 45.000 m2, donde una imponente estructura de 500 m2 alberga la pantalla más grande instalada en Europa hasta la fecha. Su zona cochera es la única de España completamente asfaltada para evitar la posibilidad de que haya partículas en suspensión. Antes de llegar a ella, el coche pasa por un recorrido con un sistema de agua a presión para desinfectarlo y para limpiar la luna frontal, de manera que se pueda ver la película en las mejores condiciones. Además, esta área incluye un parque de mascotas para que los acompañantes peludos puedan estirar las patas, sin gasto adicional. Entre la pantalla y los coches, la zona garden sorprende con su césped artificial y grupos de dos butacas reclinables con mesa. Una tercera posibilidad son los palcos premium –con mamparas laterales y traseras–, exclusivos y para grupos de hasta seis personas, con un sistema de sonido envolvente cuyo volumen puedes regular. La oferta gastronómica también es amplia: mexicano, burger, pizzería, cervecería y un restaurante que incluye platos más sofisticados. Un detalle: los aseos son de última generación, están conectados a la red y un sistema indicativo de iluminación led (roja o verde) muestra cuando las diferentes cabinas están libres y desinfectadas. El precio de una velada de cine, a veces, con velada musical previa o programación doble: desde 13€ (dos personas más coche).

Autocine Madrid RACE

¡Vivan los años 50! El Autocine Madrid RACE –tres años de vida y uno de los más grandes de Europa–hacen rememorar la magia y el atractivo de los recintos típicos de la icónica década a través de una experiencia de película. En el corazón de Madrid –en el distrito de Fuencarral, con vistas al Cuatro Torres Business Area–, una pantalla de 250 m2 proporciona una velada de cine a 300 vehículos y sus respectivos ocupantes (hasta 1.500). En la época estival, también ofrece una zona con más de 200 hamacas para disfrutar de una experiencia bajo las estrellas. En su programación: grandes estrenos, clásicos imperecederos y documentales musicales. Pero no es cine todo lo que reluce. Su superficie de 25.000 m2 alberga muchos otros atractivos, como gastronomía (food trucks y un auténtico diner americano, ¡no podían faltar!), música, mercadillos, talleres y hasta actividades infantiles en la zona playground para que los más pequeños se diviertan con pintacaras o castillos hinchables. Los bebés y las mascotas también son bienvenidos. El precio de la entrada es desde 8,5€ por persona (coche incluido).

Autocine Getxo

Puede presumir de pantalla exterior: la más grande del Cantábrico, con un sonido y una imagen de máxima calidad (el proyector de cine digital es de última generación). Para los días de lluvia, ofrece viseras que se acoplan al techo del coche y evitan que haya que usar los limpiaparabrisas. En septiembre cumplirá cinco años de programación de los estrenos más actuales junto con los clásicos de toda la vida, en su única sesión de las 22.15h. El Autocine Getxo tiene capacidad para 130 vehículos (entrada: 10€/ coche) y dispone de un bar para degustar desde perritos y pizzas hasta palomitas y otros caprichos. Se puede  llevar al coche o disfrutarlo en mesas al aire libre.

Autocine Gijón

Abrió sus puertas en 1993 con El Fugitivo, con la intención de amenizar, únicamente, la época veraniega. Pero su éxito fue tal que se quedaron todo el año. Desde entonces, Autocine Gijón proyecta una película diaria a las 22.30h. Los viernes y sábados, añade una sesión golfa a las 00.45h, por lo que son dos los posibles horarios para ver el mismo título en un pantallón de 250 m2. Tiene un aforo de 180 vehículos y una oferta gastronómica variada: bocadillos, hamburguesas, patatas, palomitas y toda clase de chucherías y refrescos. La entrada con párking: 10 euros/coche (hasta 5 ocupantes).

Autocine Star

En pleno corazón de Valencia, en la carretera que va de Pinedo a El Saler, este autocine tiene una vida de casi cuatro décadas. Alien: el octavo pasajero fue su pasaporte a la fama allá en el año 1981. El Autocine Star dispone de capacidad para 350 coches, una pantalla de 200 m2 y un precio de 6€ por persona (para ver las dos películas programadas diariamente) y 3€ por el coche. Una buena opción para un plan de película y palomitas en la costa, que se puede rematar con un bocata, una hamburguesa o perrito (lo hay vegetariano) o un taco o quesadilla de su snack-bar.

Autocine El Sur

Situado en la localidad de Muchamiel, Alicante, suma tantos años como la película Superman, cuyo estreno acogió en septiembre de 1980. Con este clásico, Autocine El Sur abría por primera vez sus puertas. Muchas décadas después, un máximo de 340 coches por sesión sigue acudiendo al recinto a disfrutar del cine, materializado en una pantalla de 200 m2. Todos los días, se puede disfrutar de sesiones dobles: dos películas a un precio de 6€ por persona y 3€ por coche. En caso de recibir la llamada del hambre, el recinto dispone de un bar-bocatería que ofrece bocadillos, hamburguesas y otros snacks para acompañar la sesión.

Autocine Drive

Lleva proyectando cine desde el año 1979, por lo que se trata del autocine más longevo de España. Se encuentra en Dénia, Alicante. A día de hoy, el Autocine Drive in presume de tener la pantalla construida más grande del sur de Europa con 200 m2 (las de otros grandes autocines son de construcción temporal y ahí –apuntan sus dueños– radica la diferencia). Como espectadores, un total de 300 coches que, por norma general, acuden a disfrutar de un programa doble (21.45h y 23.15h); en alguna ocasión, hasta triple, y muy raramente y por razones de duración, una sola película. La entrada tiene un precio de 6,50€ por persona más 3€ por coche (16€ la pareja). Para aquellos que les pique el gusanillo, el bar propone un amplio surtido de bocatas, hamburguesas, sandwiches y pizzas, y también diferentes menús: el Up para los más pequeños o los menús (para dos personas) Kill Bill, Full Monty y Corleone para los adultos. Todos ellos incluyen entrada al autocine.

Autocine Madrid

Autocine El Sur

Compártelo