Polvo, sudor y aventura asegurada

Marruecos en moto

El norte de África es la Tierra Prometida para los amantes de largos viajes a dos ruedas.

Marruecos, un paraíso no muy lejano para los amantes de viajar en moto. La Tierra Prometida para muchos moteros. Un escenario ideal para vivir una aventura. Y no muy lejos de casa. Y con un presupuesto contenido. Marruecos es un país de contrastes marcados por las grandes ciudades como Marrakech y Fez y sus bulliciosas medinas frente a la inmensa nada de parajes como el Plateau de Rekkam o el desierto del Erg Chebbi donde hace un calor abrasador frente la posibilidad de que nieve ese mismo día pero más al norte, en el imponente Atlas. Y todo hilvanado por una red de carreteras y caminos que invitan a la aventura en un país que no deja indiferente a su visitante. Más si se va en moto.

1 / 8
Accion Honda Recco EpicTour2019 008. Decenas de escenarios posibles

Foto: Africa Twin Morocco Epic Tour

1 / 8

Decenas de escenarios posibles

Las posibilidades en Marruecos son casi infinitas, ya sea circulando por carretera o por pistas de tierra y caminos. Será esta última la fórmula más aventurera, la que permita descubrir un Marruecos más auténtico y exótico. Varias son las empresas que se dedican a organizar viajes e incluso marcas de motos que han creado su propio evento para clientes como el Honda Africa Twin Morroco Epic Tour, una escapada de ocho días para disfrutar en el norte de Africa al manillar de esta popular ‘maxitrail’ que vivió su tercera edición a principios de noviembre.

APH 2292. Punto de partida

Foto: Africa Twin Morocco Epic Tour

2 / 8

Punto de partida

Planificar un viaje es parte de la magia de esta experiencia si se opta ir por libre. Y más en Marruecos. Qué ruta seguir, dónde dormir, dónde repostar y cómo conseguir la tarjeta sim de datos para el teléfono inteligente que permitirá estar ‘conectado’ en caso de necesitarlo, ir con cuidado con lo que se come y se bebe... La aventura suele empezar en España, con la moto lista para tomar el ferry y cruzar el Estrecho. Porque se pueden alquilar motos en Marruecos pero ir con la propia es lo más. La ruta suele discurrir de norte a sur del país, ya sea atravesando el Atlas o el Plateau de Rekkahm, y dependiendo del tiempo se puede realizar una variante hacia la costa Atlántica, hacia Agadir, Essaoira y después al norte.

iStock-598822478. Rumbo a la pequeña Suiza

Foto: iStock

3 / 8

Rumbo a la pequeña Suiza

Será en el Atlas donde se descubra un Marruecos diferente, montañoso, con un impresionante bosque de cedros en la carretera de Azrou a Ifrane, conocida esta última como la pequeña Suiza donde sorprende el lujo y la presencia de una estación de esquí además de una de las residencias del rey Mohamed VI. Desde el propio medio Atlas las pistas de tierra regalan al motoviajero unas panorámicas únicas pintadas de verde y un fuerte marrón tierra. Los animales sueltos, ya sean burros y ovejas, sobre todo ovejas, son una constante en todo el viaje y habrá que conducir con tiento para no llevarse más de un susto.

APH 3293. Lo remoto y lo humano

Foto: Africa Twin Morocco Epic Tour

4 / 8

Lo remoto y lo humano

Cruzar por los pueblos marroquís más alejados de las carreteras acerca al visitante a la realidad de este país. Los niños se agolpan al paso de las motos extendiendo los brazos para que los moteros les choquen la mano. Y si se para, los más atrevidos no tardan en acercarse a los recién llegados. Viajando al sur cada ruta tiene su encanto, como el valle del Dades y su conocida garganta, Ourzazate, el valle de Dráa y sus palmerales.

Estaticas Honda Recco EpicTour2019 027. Ecos de aventura

Foto: Africa Twin Morocco Epic Tour

5 / 8

Ecos de aventura

Erfoud y Merzouga con el Erg Chebbi son sinónimos de aventura, de la posibilidad de dunear emulando a los pilotos del Dakar. Porque durante la ruta también se pasa por pistas utilizadas en su día en el rally más duro del mundo, como la ‘Pista Citröen’, con el suelo muy roto y que de las vibraciones funde los antebrazos del motero en menos de media hora.

iStock-471536971. El desafío de las dunas

Foto: iStock

6 / 8

El desafío de las dunas

Para disfrutar de las dunas lo mejor es alquilar una moto de enduro allí mismo, más ligera y fácil de llevar, aunque también se pueden acometer con las maxitrail con neumáticos de taco. Eso sí, siempre teniendo un conocimiento previo de cómo rodar por las dunas buscando las zonas de arena dura, evitando los cortados para no caer de bruces y siempre acelerando para no quedarse enganchados en la arena; toda una aventura.

iStock-1085940022. Erfoud como campamento base

Foto: iStock

7 / 8

Erfoud como algo más que un campamento base

Instalarse como campo base en alguna localidad como Erfoud unos días es la mejor fórmula para descubrir lugares mágicos como Gara Medouar conocida como ‘la Cárcel Portuguesa’ donde en sus inmediaciones se han rodado escenas de películas como ‘La Momia’, ‘La Guerra de las Galaxias’ (donde se disputa la carrera de vainas en ‘Star Wars Episodio I-La amenaza fantasma’) y la entrega de James Bond ‘Spectre’. El mercado de especias de Risani y el ‘Land Art’, una serie de grandes esculturas y construcciones en medio del desierto obra del escultor alemán Hannsjörg Voth (en la imagen) son otros puntos atractivos de la zona, además de los oasis y pistas interminables.

Ambiente Honda Recco EpicTour2019 021. La Tierra Prometida

Foto: Africa Twin Morocco Epic Tour

8 / 8

La Tierra Prometida

Marruecos engancha. Quien ha ido repite. O sueña con hacerlo, con volver a este país de contrastes, de gente hospitalaria que a uno le hace sentir como en casa, como Brahim y su familia en el Oasis de Boudnib donde su té es un regalo para las gargantas secas de los mototuristas, o sencillamente disfrutar de la puesta del sol desde una duna con esta «Tierra Prometida» para los amantes de los viajes en como como escenario.

Accion Honda Recco EpicTour2019 008

Marruecos en moto

Compártelo