A 30 km de Barcelona

El resort donde la sostenibilidad es un placer

Mas Salagros es mucho más que un hotel 100% ecológico, es un oasis donde lo natural lo es todo.

1 / 8
MASÍA CAN SALAGROS

Foto: Mas Salagros

1 / 8

El efecto masía

No hay GPS ni aplicación de navegación en el Smartphone que no encuentre Mas Salagros. Y sin embargo, por mucho que esté a 20 minutos en coche de Barcelona o que diste 7 kilómetros de la concurrida AP-7 encontrarla tras las últimas casas de Vallromanes es algo parecido a un hallazgo. Por el camino, si se viene por la citada autopista, se dejan atrás pequeñas poblaciones dormitorio de la Ciudad Condal. Si, por el contrario, se hace llegando desde la costa se sortean bodegas de la D.O. Alella que cada vez tienen más extensión y pujanza. Sea como fuere, de repente aparece una masía y lo eclipsa todo. El edificio, situado en una finca que data de 1497, tiene a sus espaldas casi un siglo y medio y sigue imponiendo como el primer día. A su alrededor, una pequeña granja llena de vida, un exuberante huerto y una estación de recarga Tesla preludian que lo que viene después es mucho más que una mansión rural catalana. 

Salagros Lake

Foto: Mas Salagros

2 / 8

Suenan los pájaros

Mas Salagros puede presumir de ser el primer eco-resort de la península. ¿Eso que quiere decir? Pues que todo está diseñado para impactar lo menos posible en el medioambiente. Un propósito un tanto utópico pero que sus propietarios han conseguido llevar a cabo gracias a una amplia serie de medidas. Entre ellas destaca el hecho de que genera la energía que necesita, el uso de materiales reciclados y/o que no impactan en el medio ambiente así como una estética exterior que, más allá de rimar con la masía, consigue no alterar visualmente el entorno. En cuanto se pasea por las instalaciones y zonas verdes que llevan a las 60 diferentes habitaciones y suites se adivinan otras cuestiones. Entre ellas, que la arquitectura es sostenible por lo que el techo de todas las construcciones tiene una cubierta que aísla naturalmente todos los espacios. Y, también, que los pájaros cantan alegremente, un síntoma de que en la zona hay insectos debido, en gran parte, porque aquí no usan insecticidas. 

Suite Espígol bathroom 2

Foto: Mas Salagros

3 / 8

Y sí, es lujo

Pero esta constelación de méritos y certificados no es lo único con lo que deslumbra Mas Salagros. Aquí el lujo se pone en práctica, y no solo porque experimentar una escapada sostenible sea bueno para la salud. Como muestra están las suites que ocupan el edificio de la masía y que cuentan con todos los detalles imaginables, siempre sin traicionar su filosofía. Además, el trato del personal es delicado a la vez que próximo, de ahí que se tenga una vivencia casi personalizada en cualquier estancia. 

AIRE-Ancient-Baths-Vallromanes-flotarium

Foto: Aire Ancient Baths

4 / 8

El relax está en el AIRE

Otro de los síntomas de que se está en un espacio entregado al lujo es la presencia de la prestigiosa red de centros de salud y bienestar AIRE Ancient Baths. Estos espacios han conseguido consolidarse tanto nacional como internacionalmente gracias a dos premisas claras: recuperar los rituales y baños de las civilizaciones pasadas y ubicarlos en lugares únicos. Y en este caso, la apuesta ganadora son los antiguos almacenes de la masía donde las huellas del pasado payés se mezclan con el placer que dan sus diferentes piscinas. Entre todas ellas destaca el Flotarium (imagen) donde el cuerpo se relaja suspendiéndose en el agua. 

Mas-Salagros---Aire-30

Foto: Aire Ancient Baths

5 / 8

Tratamientos responsables

Al AIRE Ancient Baths Vallromanes no solo se va por su circuito termal. De hecho, se trata más bien del preludio perfecto para lo que viene después: un tratamiento exclusivo, honesto y eficaz. Entre sus novedades destaca The Vegan Experience, un ritual que se realiza con los productos de la prestigiosa marca AYUNA y que consiste en una exfoliación completa sobre una cama de mármol caliente y un masaje hidratante de 45 minutos. Un proceso en el que solo se usan aceites esenciales naturales y que combina a la perfección con el ADN de Mas Salagros.  

Piscina entorno   Mas Salagros

Foto: Mas Salagros

6 / 8

El entorno en profundidad

La relación con el parque de la Serralada de Marina no se circunscribe solo a la no incidencia. El hotel cuenta también con un programa de actividades para niños y adultos en los que la naturaleza es la protagonista. Visitas explicadas a la granja, yoga al aire libre o los paseos guiados por las inmediaciones permiten conocer mejor este paraje y, sobre todo, disfrutarlo con el fin de que su preservación sea más que por pura concienciación. 

Huevo a baja temperatura 3

Foto: Mas Salagros

7 / 8

El desafío de la alta gastronomía

Ser un eco-resort significa, también, contar con una oferta gastronómica a la altura. Y en este caso, la exigencia es supina. Incluso más si se tiene en cuenta que Mas Salagros busca atraer al comensal externo con una propuesta basada en tres diferentes espacios: 1497, Cibus y el Gastro Wine Bar. El primero de todos, nombrado así en honor del año en el que fundó la finca, es el más ambicioso ya que busca y consigue ser un restaurante de alta cocina sin importarle el hándicap de la sostenibilidad. Porque, claro, aquí todos los productos son de proximidad y/o están certificados como ecológicos. De ahí que la carta varíe según el mercado y que el ingenio de sus chefs permita disfrutar de platos absolutamente geniales como el huevo de corral a 63º con crumble de semillas y cúrcuma, guisantes cremosos y butifarra blanca o la paletilla de cordero deshuesada con guiso de setas, polenta ahumada y tomates.

Gatro Wine Bar 2

Foto: Mas Salagros

8 / 8

Para todos los paladares

Por su parte, Cibu es un restaurante mediterráneo de alta calidad donde degustar arroces, carnes y pescados con ese toque de autenticidad que le da el Km. 0. Tanto, que no es raro ver a cualquiera de sus profesionales recolectando alguna verdura de la huerta antes de un servicio.

El último espacio en sumarse a este muestrario es el Gastro Wine Bar, un local donde destaca la selección de bebidas entre las que destacan las cervezas artesanales, los refrescos naturales y los vinos ecológicos que se maridan con raciones y platos desenfadados pero cuidados., Porque aquí el sabor está siempre presente. No hay ningún aditivo ni nada artificial le ponga trabas. 

AIRE-Ancient-Baths-Vallromanes-flotarium

El resort donde la sostenibilidad es un placer

Compártelo