Cerrados hasta nuevo aviso

Un día en el mundo sin 165.000 turistas

Esta cifra no es casual, es la suma de los viajeros que, cada día, han dejado de visitar estos monumentos.

Son mucho más que simples monumentos. En realidad, se trata de verdaderos iconos. Concentran todas las miradas y todas las visitas, son los imprescindibles, los que nadie se quiere perder en un viaje, los que revelan la verdadera dimensión del turismo en el destino. ¿Qué representa que ahora no se puedan visitar?, ¿qué ocurre al cerrarse el acceso de un país a los viajeros extranjeros? Esta es 'la vida en confinamiento' de algunos de los monumentos más visitados del mundo. 

 
1 / 10
Coliseo de Roma

Foto: iStock

1 / 10

Coliseo de Roma

Nunca se había visto Roma tan limpia. Al menos, es el comentario que más se escucha estos días en la Ciudad Eterna. La ciudad muestra una estampa inédita desde que se cerró el país y los principales monumentos. Entre ellos, el Coliseum, por el que estos días merodean los gatos sin que los turistas les saquen fotos para su Instagram. El 'confinamiento' del Coliseum supone que cerca de 21.000 personas lo dejen de visitar al día (según los últimos datos oficiales, en 2018 fue visitado por 7.650.519 turistas).

 
Ciudad Prohibida

Foto: iStock

2 / 10

Ciudad Prohibida

China fue el primer país en sufrir los estragos del coronavirus 2019-nCoV. Fueron los primeros en establecer cuarentenas, los primeros en cerrar los monumentos. Entre otros, se cerraron tramos de la Gran Muralla, que nunca imaginó enemigo tan microscópico, y también La Ciudad Prohibida. Estos días sin público, la magnitud de la Ciudad Prohibida se siente aún mayor. Cada día que permanezca cerrada dejarán de pasar por allí unas 46.000 personas (según los últimos datos oficiales, en 2018 fue visitado por más de 17.000.000 de turistas). Nadie se para a ver el retrato de Mao Zedong en la entrada del recinto. Y si durante más de 500 años fue el hogar de los que gozaban de la pureza celestial, hoy se cierra para protegerse de contagios. Como consuelo, de mientras que dura esto, queda la opción de verlo en El último emperador de Bertolucci.

Alhambra

Foto: iStock

3 / 10

Alhambra

La joya granadina por excelencia es la Alhambra, una ciudadela en sí misma. Pero hoy mismo, 7.561 personas han perdido la oportunidad de pasear por ella. El atardecer más bello del mundo, como lo definió Bill Clinton, se ha quedado por culpa del coronavirus sin público. Nadie pasea por la tarde hasta el mirador de San Nicolás, al otro lado del río Darro. Nadie acompañando con una improvisada guitarra. Ninguna pareja observando el espectáculo de la Alhambra con la silueta de Sierra Nevada de fondo. Eso sí, pese a todo, sigue siendo la “novia del Al-Andalus” que asombrara al mítico Ibn Battuta.

torre Eiffel

Foto: iStock

4 / 10

Torre Eiffel

“La Torre Eiffel cierra sus puertas el viernes 13 de marzo a las 9 p.m. por un período indefinido”. Esa fue la nota que apareció en la web oficial del monumento tras las medidas  gubernamentales aprobadas por la crisis del Covid-19: la torre Eiffel simboliza hoy en día a un país totalmente confinado. Han dejado de pasar por sus ascensores algo más de 19.000 personas al día (según los últimos datos oficiales, en 2017 fue visitada por 7.000.000 de turistas). Actualmente, nadie se asoma a la plaza del Trocadero para sacarse el típico selfie.

Estatua Libertad

Foto: iStock

5 / 10

Estatua Libertad

El símbolo perfecto de estos días sería que alguien le pusiera una mascarilla a la Estatua de la Libertad. Era lo primero que contemplaban los inmigrantes europeos tras cruzar el  Atlántico. Con la crisis del coronavirus, se puede seguir viendo desde lejos, pero los ferrys ya no atracan en la isla, ya no hay turistas con sus audioguías, ni con palos selfies. Los quioscos están cerrados, al igual que el nuevo Museo de la Estatua de la Libertad. Cada día que pasa, dejan de visitar Liberty Island casi 12.000 turistas (según los últimos datos oficiales del Servicio de Parques Nacionales, la visitaron 4.335.431 en 2018).

Versalles

Foto: iStock

6 / 10

Versalles

Cualquier despistado que desee reservar su visita al Palacio de Versalles se encontrará con un aviso en la web oficial en el que se informa del cierre de uno de los lugares más visitados de Francia. Con el cierre, algo más de 22.000 personas han dejado de pasear por sus espléndidos jardines y salones (en concreto, según datos oficiales, en 2018 fue visitado por 8.100.000 turistas). Ni la más selecta aristocracia se ha librado del coronavirus. De momento, habrá que conformarse con una visita virtual al palacio.

Opera Sidney

Foto: iStock

7 / 10

Opera Sidney

“Nada es más importante para nosotros que la salud y la seguridad de nuestros artistas, audiencias, visitantes y nuestro valioso personal”, declararon los responsables de este símbolo de Sidney. No habrá espectáculos como mínimo hasta el 17 de junio de 2020, ni, por supuesto, visitas guiadas al espectacular edificio. Eso supone que 22.465 turistas lo dejan de visitar al día (según los últimos datos oficiales, la visitaron 8,2 millones de turistas en 2018).

London Tower

Foto: iStock

8 / 10

Torre de Londres

Nadie podrá ver las joyas de la Corona del Reino Unido a partir del viernes 20 de marzo. Es la fecha que se ha fijado para cerrar los seis palacios que forman el conjunto. Fue construida por Guillermo el Conquistador en el año 1078 para proteger a la ciudad de las invasiones enemigas. Fue sitiada en varias ocasiones, y ahora lo vuelve a estar por un enemigo que ha puesto en jaque el orden mundial. Por cada día que pase cerrada, dejará de ser visitada por casi 8.000 personas (según los últimos datos oficiales, en 2018 fue visitado por 2.858.336 turistas).

Topkapi

Foto: iStock

9 / 10

Palacio de Topkapi

La antigua residencia de los sultanes otomanos sigue abierta al público, pero como el turismo extranjero no puede entrar en Turquía, se ve prácticamente vacío. Apenas sí algún visitante nacional con mascarilla que aparece como un náufrago perdido en los 700.000 metros cuadrados de este complejo articulado por cuatro patios y sus jardines. En todo caso, nada que ver con los casi 6.000 visitantes que lo recorren habitualmente cada día. Antaño fue epicentro del imperio otomano, hoy es símbolo de cómo el coronavirus está afectando al turismo mundial.

menorial Lincoln

Foto: iStock

10 / 10

menorial Lincoln

El coronavirus ha podido incluso con el poder y la elegancia de Washington. De hecho, ese “templo” dedicado a la democracia que es el Monumento a Lincoln se ha visto afectado. A pesar de que el monumento está abierto todos los días del año durante las 24 horas, se ve una estampa inédita sin las aglomeraciones habituales. Hoy hay que contentarse con ver el monumento y la piscina reflectante en alguna de las muchas películas que lo han usado como escenario, como por ejemplo en Forrest Gump. En 1963, Martin Luther King hizo célebre aquí su frase “I have a dream”. En la actualidad, ese sueño es acabar con el coronavirus 2019-nCoV.

torre Eiffel

Un día en el mundo sin 165.000 turistas

Seguir Viajando

Destacado NG

Compártelo