¡Madre mía!

El museo favorito de... Jorge Carrión: "El MoMA es donde he tenido más experiencias inspiradoras"

Los proyectos más recientes del escritor trascienden el espacio del libro para reflexionar acerca de la contemporaneidad y de la relación entre los seres humanos y las inteligencias artificiales.

La secuencia temporal es la que sigue: Jorge Carrión imagina (¿anticipa, vislumbra, descubre?) un museo del siglo XXI que se inaugura en el 2100. Algo más tarde, mientras está ultimando la escritura de esta novela, recibe la invitación de Francisco Baena para colaborar en el Centro José Guerrero de Granada. Entonces, le propone la curación de la exposición Todos los museos son novelas de ciencia ficción que, finalmente, acaba adoptando la forma de una segunda novela especulativa.

Membrana (octubre, 2021) y Todos los museos son novelas de ciencia ficción (febrero, 2022) son los dos nuevos artefactos de Jorge Carrión. Publicados ambos por Galaxia Gutenberg, forman parte del entramado conceptual con el que el autor se aproxima a la contemporaneidad: un fascinante mapamundi del siglo XXI que desborda las limitaciones físicas propias del libro para ocupar las paredes de los museos, las ondas de voz (el podcast Solaris que ha merecido ser ganador del premio Ondas en la categoría de podcast experimental), la secuencia de un cómic abstracto, un selfie algorítmico, un falso diario (Lo Viral, julio del 2020), la columna de opinión… Tal vez es que le parecía poca cosa publicar dos novelas consecutivas que tratan sobre la relación entre los seres humanos y la inteligencia artificial y que dialogan entre sí como si se tratara de un juego de espejos infinito. Viajes National Geographic acude al Mare Nostrum 4 del Barcelona Computing Center para hablar con Jorge Carrión acerca de museos y del futuro de las curaciones algorítmicas. 

 
Jorge Carrión en Mare Nostrum 4

Foto: Tim Langlotz / @timlanglotz

MoMA

Membrana es una novela de ciencia ficción con forma de catálogo para una exposición curada por una poderosa Inteligencia Artificial que es inaugurada en 2100 en un museo dedicado al siglo XXI. ¿Ya estamos en el futuro?

Para mí era fundamental generar esa especie de paradoja temporal. Es decir, si tú cuentas todo el siglo XXI como si ya hubiera ocurrido, con la certeza de saber lo que ya ha pasado, el efecto que provoca en el lector del presente es de vértigo. Yo quería provocar ese vértigo.

¿Pero crees posible un museo como el que has imaginado?

No tengo ni idea de si realmente existirá en el futuro un museo íntegramente diseñado y construido por Inteligencia Artificial, sin intervención humana, pero me parecía que era una hipótesis muy interesante en términos de ficción y en términos de arqueología del futuro. De hecho, ya existe un proyecto como Curatorial A(i)gents, de metaLAB (at) Harvard, en el que se ​​interpreta el fondo de obra de la colección de los museos de Harvard con experimentos basados ​​en aprendizaje automático. Google Imágenes, Pinterest, el propio Supercomputing Center trabajando con el Museo Nacional de Cataluña, todo ello son formas de curación digital y algorítmica que se están normalizando de un modo muy acelerado. Esa penetración ya es imparable en todos los órdenes de la realidad. ¿En qué momento no habrá alianza humana-máquina? Si ocurre, no tengo ni idea de cuándo pudiera ocurrir, pero que ya estamos ante curaciones museísticas cyborg, no tengo ninguna duda.

Vienes del Centro José Guerrero donde has montado la novela-exposición Todos los museos son novelas de ciencia ficción… Pero no es tu primera experiencia como curador, ¿verdad?

Exacto… Llevo ya quince años con esta vía paralela de investigación. Lo cual me parece totalmente natural, lógico y honesto, porque desde que empecé a viajar sistemáticamente hace veinticinco años mi obsesión ha sido en cada ciudad del mundo donde he estado visitar bibliotecas, librerías y museos de arte contemporáneo. También, naturalmente, he estado en el British Museum, en el Louvre, museos de ciencias naturales y de otro tipo; pero los museos de arte contemporáneo han sido una constante en mi vida de viajero.

¿Cómo llegó la propuesta de tu cuarta exposición como curador?

El encargo llegó por parte de Francisco Baena para convertir el Centro De Arte José Guerrero en una novela… Y el encargo llegó justo por sincronía porque yo acababa de terminar de escribir en ese momento Membrana. Y en lugar de adaptarla, que me parecía muy poco interesante, creé otro relato que ya nació desde el principio como novela-exposición. Así, Membrana es una novela en forma de catálogo de exposición y Todos los museos son novelas de ciencia ficción es un catálogo en forma de novela.

MoMA
Foto: iStock

¿Realmente piensas que todos los museos actuales son novelas de ciencia ficción?

De algún modo es una broma muy seria. En realidad, todos los museos de la historia han construido ficciones especulativas basadas en el conocimiento de cada época. Yo lo que hago desde el propio título es desarmar eso, evidenciarlo y trabajar directamente con una novela de ciencia ficción.

¿Cómo ves entonces tú los museos del futuro?

Los dos libros anuncian tendencias importantes de los museos del siglo XXI. Todos los museos son novelas de ciencia ficción nos recuerda que los museos tienen que ser narrativos y ensayísticos. Yo creo que es importante buscar formas de comunicar los contenidos de los museos a través de la literatura. Algunos museos son demasiado crípticos y expulsan a sus lectores (perdón, espectadores), cuando a través del ensayo y de la narrativa podrían incluirlos.

Has dicho lectores en lugar de espectadores. Pero en Membrana es lo mismo, allí te refieres a ” lectores y/o visitantes”. Al final, tanto es, ¿no?

Bueno, es que ambos libros trabajan con esa doble dimensión visual, experencial, performativa y literaria.

Artículo relacionado

Superordenador

Ubicación exacta

41º, 23', 23.211" Norte
02º, 06', 58.992" Este

Hablando de experiencias, ¿cuál es tu museo favorito?

El museo donde he tenido más experiencias inspiradoras, que es lo que busco en los museos, sería el MoMA, al que tuve la suerte de ir varias veces y siempre resultó una experiencia deslumbrante. En particular, pude ver una exposición de William Kentridge, la performance de Marina Abramovich The Artist Is Present (2010) o la exposición de Robert Capa como fotógrafo global. Fueron tres experiencias que particularmente me impresionaron.

Tú has imaginado el museo del S. XXI, pero Umberto Eco imaginó el del tercer milenio en un ensayo en 2005. Su idea era hacer un museo con una sola obra, que todo el discurso del museo girara alrededor de esa única pieza. ¿Si te enfrentaras a ese reto, qué objeto seleccionarías?

Yo creo que debería ser algo que tuviera muchas capas de sentido y significado, de modo que podría ser una supercomputadora o podría ser, por ejemplo, una de las instalaciones de araña de Tomás Saraceno. Me imagino algo muy grande, muy complejo, que permitiera lecturas que se expandieran hacia muchos lenguajes, a la música, la danza, lo plástico, lo literario… Para finalmente huir de la autoría única y de la obra única y generar a partir de un centro posible una constelación de lecturas e interpretaciones.

Al final estás reivindicando el concepto de red por encima de la autoría individual…

Yo creo que todos mis libros trabajan en la forma de red, creo que es la forma contemporánea por excelencia. De modo que es natural que mis libros encajen con la forma de su época.

INFORMACIÓN ÚTIL

Museum of Modern Art (MoMa)

  1. ¿Dónde y cuánto cuesta?

    Está situado en el Midtown de Manhattan (Nueva York), en la 11 West con la calle 53 y entre la Quinta y la Sexta Avenida.

    Adultos: 25 $

    Tarifas reducidas: 18 $

    Estudiantes: 14 $

    (Menores de 16 años no pagan)

  2. ¿Cuándo se fundó?

    Abrió sus puertas al público el 7 de noviembre de 1929 gracias a unas filántropas estadounidenses que pretendían “ayudar a la gente a entender, utilizar y disfrutar de las artes visuales de nuestro tiempo”

  3. ¿Cinco imperdibles?

    Noche estrellada (Van Gogh)

    Composition in Oval with Color (Piet Mondrian)

    Las señoritas de Avignon (Picasso)

    Lata de sopa Campbell (Andy Warhol)

    One (Jackson Pollock

  4. ¿Cómo preparar una visita?

    Guías de audio

    Lo más nuevo en Nueva York