Arte(que)sana

El museo favorito de… Lorna de Santos: "La Bolsa de Comercio de París me ha sobrecogido"

La interiorista del momento desvela a 'Viajes National Geographic' sus inspiraciones y sus últimos descubrimientos museísticos.

Sus interiores están de moda. Tal vez porque ha leído como nadie en el sector las consecuencias pandémicas y como respuesta sus proyectos proponen sistemas estéticos que curan el alma. Los suyos son espacios que ayudan a conectar de nuevo: templos de paz donde solo cabe lo esencial y lo orgánico. Mientras muchos buscan explicar lo que hace con etiquetas como "minimalismo cálido" o "de fantasía", su estudio no para de recibir nuevas propuestas. Sobre todo desde que se llevó el premio al mejor proyecto de Casa Decor 2020, con su propuesta 'Topografías del Placer', y desde que en octubre de 2021 la revista AD la nombrara interiorista del año. Su inconfundible estilo se ha dejado notar también en el marco del Madrid Design Festival con el proyecto de patio intervenido en Malasaña, ‘Mazda, SACo y The Sibarist te invitan a su casa’. En Israel estuvo a punta de dejar la asignatura de Diseño de interiores. Menos mal que un profesor la convenció de que no lo hiciera: le dijo que ella valía para eso, que tenía sensibilidad. No se equivocó.

 

 

lorna-de-santos

Foto: Mazda

lorna-de-santos

2020 y 2021, años de pandemia, pero no han sido del todo malos para ti, al menos en lo profesional…

La verdad es que, aunque han sido años difíciles, nos ha dado tiempo para pensar. El estilo que veníamos haciendo de casas en paz, de transmitir tranquilidad, de hogares más sensoriales son lo que necesitamos después de esta pandemia. Al final, ese trabajo nos ha dado mucha repercusión para tener proyectos nuevos y encontrarnos en sintonía con lo que la sociedad necesitaba.

¿Crees que el minimalismo es la filosofía que mejor responde a nuestra contemporaneidad?

Creo que el minimalismo como filosofía es un estado de vida y que responde completamente a lo que necesita la sociedad hoy en día. Ya que la vida va tan rápida y está tan digitalizada, tenemos que eliminar elementos en nuestras viviendas para, en cambio, vivir más sensaciones, para conectarnos con nosotros mismos. Creo mucho en que el minimalismo no es un estilo arquitectónico, es una filosofía de vida.

Y en cuanto a lo estético, ese retorno a los orígenes y a lo esencial que estamos comentando, ¿crees que potencia interiores que nos pueden curar?

Totalmente. Lo que nosotros estamos intentando desde nuestro estudio es depurar la estética para que quien vaya a vivir en ese espacio pueda sentirse en sintonía con la naturaleza, en un confort de bienestar, en un estado de tranquilidad y de sentimiento, como de origen. Crear un contraste con respecto a lo que la sociedad nos está presionando a hacer.

De hecho, nos hemos dado cuenta durante la pandemia y los confinamientos, que muchas de nuestras viviendas de la ciudad eran malsanas.

Cierto… Hemos entendido que nuestras casas son nuestros refugios, que ya puede pasar lo que sea, pero que en su interior nos tenemos que encontrar bien, que sea nuestro lugar donde pasar lo que tengamos que pasar.

¿Cómo interiorista has podido trabajar creando o diseñando el interior de algún museo?

La verdad es que no… En la carrera sí que proyectábamos muchos espacios de museos como asignatura, pero esta es nuestra primera intervención a nivel de exposición de producto como ha sido Mazda, SACo y The Sibarist.

dsc06363
Foto: Mazda

Lo funcional y el minimalismo forman parte del ADN de tu estilo inconfundible, ¿también en el espacio que has creado para Mazda?

Sí… Ellos nos pidieron diseñar la casa del futuro, y para nosotros la casa del futuro era la casa del retorno, esa casa donde se aprecia la artesanía, las piezas elaboradas a mano, los espacios de tranquilidad, de paz contigo mismo.

En ella ha jugado un papel destacado la Sociedad Artesanía Contemporánea (SACo), ¿verdad?
Por supuesto. Son los inspiradores de la idea y del tipo de espacio. Cuando comenzamos a desarrollar el proyecto viajamos por todos sus talleres, viendo cómo trabajaban y cómo eran sus espacios y te das cuenta que para estos artesanos su taller es su casa. Entonces, nos pareció el leitmotiv perfecto: recrear sus talleres y que además fuera un espacio donde el público se sienta en paz y en confort. El conjunto es una mezcla de sensaciones y experiencias resultante gracias a los artesanos.

A la hora de crear, ¿dónde buscas inspiración?, ¿eres de ir a museos buscando a las musas de la arquitectura?

La inspiración llega por acumulación de muchísimas cosas a las que miramos. No soy muy de museo o ir de exposiciones solo para inspirarme. Creo que el cúmulo de todo ese viaje que se hace te va llenando, pero la inspiración se encuentra en un estado de desconexión y en contacto con la naturaleza.

Pero sí tendrás un museo favorito...
Pues mira, ahora acabo de estar en París y he ido a ver la intervención de Tadao Ando en el edificio de la Bourse de Commerce y, de verdad, es algo que me ha sobrecogido completamente y que seguro que me va a guiar en todos los proyectos nuevos que vengan.
Arte contemporáneo
Foto: Bolsa de Comercio de París

¿Por qué?, ¿Qué encontraste en él?

Ese muro pantalla me dejó absolutamente loca. El edificio es precioso, clásico, pero me parece impresionante la experiencia sensorial y sentimental que produce ese muro pantalla, con esas dimensiones, y lo que te hace sentir, cómo te cambia la escala, cómo te hace sentir súper pequeño, en medio de un vacío enorme, el juego de entrar y salir… Me pareció impresionante que lo lograra con un elemento constructivo tan simple y a la vez tan difícil de realizar técnicamente. A nivel constructivo me parece un reto impresionante, pero sobre todo, lo que me ha producido emocionalmente hablando me ha sobrecogido.

Umberto Eco imaginó el del tercer milenio en un ensayo en 2005. Su idea era hacer un museo con una sola obra, que todo el discurso del museo girara alrededor de esa única pieza. ¿Si te enfrentaras a ese reto, qué objeto seleccionarías?

Me parece que la idea de Umberto Eco es absolutamente brillante y afín a lo que creemos como minimalismo, porque es depurar para poder sentir de verdad, porque si no hay un exceso de información. ¿Qué pieza elegiría? Sin lugar a dudas, a Jaume Plensa, Julia. Y me iría a cenar con ella, bailaría a través de ella… No sé, es como que todo me gustaría hacerlo con ella, me parece una brillante pieza para este experimento de Umberto Eco.

¿Le darías vida entonces?

Claro, y yo me iría a vivir con Julia también (ríe).

INFORMACIÓN ÚTIL

Bourse de Commerce

  1. ¿Dónde y cuánto cuesta?

    2 rue de Viarmes, 75001 París

    El primer sábado de mes, gratuito de 17 a 21 h

    Adultos: 14 €

    Tarifa reducida: 10 €

  2. Una colección privada muy pública

    La colección del multimillonario François Pinault es una inmersión apasionada al mundo del arte contemporáneo.

  3. Y un arquitecto

    Tadao Ando ya había trabajado anteriormente para el francés recuperando el Palazzo Grassi (Venecia). En París ha transformado un edificio clásico mediante un espectacular muro de hormigón circular.

  4. ¿Cómo preparar una visita?

    Lunes a domingo de 11 a 19 h

    Nocturno viernes hasta las 21

    Así el nuevo museo de arte en París de Tadao Ando