felicidad que bonito nombre tienes...

El Museo de la Felicidad está en Dinamarca

Acaba de abrir puertas en Copenhague y es una divertida inmersión para descubrir factores tan relevantes como el bienestar y la calidad de vida.

Ya dijo Séneca que todos los hombres quieren ser felices, aunque parezca que en este distópico 2020 la felicidad haya dejado de tener importancia. Tal vez por eso mismo, como reacción a la extraña negrura que cubrió el horizonte de expectativas de todos con la llegada de la pandemia, en Dinamarca han decidido que ya era hora de sonreír un poco y han estrenado el Museo de la Felicidad (The Happiness Museum). No es extraño que hayan sido precisamente ellos, teniendo en cuenta que es el segundo país más feliz del mundo según el último ranking que la Organización de las Naciones Unidas elabora entre 156 países.

 

El museo abrió puertas este junio en el número 19 de la calle Admiralgade, en un bello edificio construido a finales del siglo XVIII, y está comisionado por el Instituto de Investigación de la Felicidad (HRI, en sus siglas en inglés ), un grupo de expertos que se centra en el bienestar, la felicidad y la calidad de vida, capitaneado por Meik Wiking.

"Nuestra esperanza es que los visitantes se vayan un poco más sabios, un poco más felices y un poco más motivados para hacer del mundo un lugar mejor" (Meik Wiking)

A Meik Wiking no le cuesta sonreír. Para comprobarlo basta realizar una sencilla búsqueda de su nombre en Google: el resultado es que toda la pantalla se llena de sonrisas. Al fin y al cabo, a Meik Wiking se le conoce como “el hombre más feliz del mundo”. Se licenció en Ciencias Políticas y trabajó para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca, pero a partir del 2012 se consagró a la felicidad. A la suya, y a la de todos. Ha publicado tres best sellers que se venden como rosquillas: Lykke. En busca de la gente más feliz del mundo, Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas y El arte de crear recuerdos (los tres en Libros Cúpula)

 
1 / 5
1 - Are richer countries happier

Foto: Happiness Museum

1 / 5

¿Dónde encontrar la felicidad?

“Parece que todos buscamos la felicidad, pero tal vez la busquemos en los lugares equivocados. Nos hemos enriquecido como sociedades, pero a menudo no logramos ser más felices”, explican desde el museo. Tal como indican, durante estos últimos años, en el Instituto de Investigación de la Felicidad habían detectado un número creciente de personas interesadas en visitarlos para conocer mejor en qué consistía su trabajo y cómo se definen las variables de la felicidad.

1- Is happiness for sale

Foto: Happiness Museum

2 / 5

¿Qué es la felicidad?

Desde el museo indican que “nuestra investigación nos ha demostrado que a menudo las cosas que pensamos que nos hacen felices no lo hacen. Los conocimientos del Museo de la Felicidad informan a los huéspedes sobre la comprensión de los factores que son importantes para nuestro bienestar, calidad de vida y felicidad”. Para ello se ha creado un recorrido que pasa por ocho salas donde explorar la felicidad en todo el mundo, descubrir cuál es el papel de la política en la mejora de la calidad de vida de la sociedad, o cuál es la ciencia que hay detrás de la felicidad, su historia, su futuro y, por qué no, interactuar con la sonrisa: ¿Se puede ser inmune a la risa contagiosa? Unos auriculares donde escuchar una larga cadena de risas pone a prueba a los visitantes.

1- The politics of happiness

Foto: Happiness Museum

3 / 5

¡Viva el hygge!

Un pequeño museo sobre las grandes cosas de la vida. O, al menos, así se presentan al público. Los daneses tienen suficientemente probada su autoridad en tales asuntos ya que se conoce a su país como el más feliz del mundo. En ello tiene mucho que ver el ‘hygge'. Se trata de un término que usan para referirse a la sensación de bienestar y que encierra toda una filosofía vital, donde cuenta mucho la atmósfera adecuada y la importancia de los pequeños placeres de la vida -leer un libro, montar en bicicleta o pasar más tiempo con la familia-. Por supuesto, además de todo ello, también cuenta los niveles en seguridad laboral, acceso a la vivienda o la confianza que se desarrolla en la vida personal. 

 
1- Mona Lisa smiles differently in the left and right side

Foto: Happiness Museum

4 / 5

Hola, Mona Lisa

Lo mejor del museo es que es interactivo y en él los visitantes pueden participar en diferentes experimentos y tomar decisiones que hacen reflexionar sobre aspectos del bienestar vital. Por ejemplo, ¿qué prefiere la gente, experiencias perfectas pero virtuales o mejor el mundo real, aunque en él pueda haber pérdida, dolor o incomodidad? O, ¿qué pasaría si se encontrara ‘accidentalmente’ una billetera llena de dinero en un pasillo del museo?

Guest answers to what happiness is

Foto: Happiness Museum

5 / 5

Y como recuerdo, la felicidad

¿Qué tienen en común un inhalador para el asma, una armónica y una raqueta de bádminton? Pues que son objetos que proporcionaron felicidad a sus antiguos dueños en algún momento y por ello mismo los han donado al museo para su exposición pública. Los hay de todos los rincones del mundo, no solo daneses. Es al mirar la dimensión personal, las pequeñas historias de la gente que suelen pasar desapercibidas, cuando el visitante puede darse cuenta de que en realidad la felicidad puede estar mucho más cerca, tal vez en el propio bolsillo del pantalón en forma de un llavero.

1- Happiness predicts voting results

Compártelo