Mascarillas para el recuerdo

El Museo de Londres, en busca de los objetos del confinamiento

La institución pide ayuda a los usuarios para recopilar aquellos objetos que se han vuelto habituales durante la cuarentena por la COVID-19.

La vida ha cambiado con la COVID-19: ahora las mascarillas son un complemento indispensable al salir a la calle, se usa gel antiséptico para las manos cada poco, guantes a la hora de comprar, se hace fila antes de entrar en las tiendas, nadie mira ya su Tinder pero sí el Whatsapp, se hacen clases de yoga en Instagram Live y se queda con la familia en Zoom. Pero dentro de un tiempo, ¿qué se recordará de todos estos días de confinamiento?

 

Tal vez, ¿aquella cajita de levadura que tanto costó encontrar?, ¿el molde del primer pan casero?, ¿los libros y las películas vistas en el sofá de casa? Sea lo que sea, ahora el Museo de Londres quiere guardarlo para siempre, para que, como dijo el escritor chino Yan Lianke en un artículo que publicó desde la Universidad de Honk Kong al poco de iniciarse la pandemia, que cuando todo acabe nos quede la memoria: “Que nuestra memoria sea indeleble, para que podamos algún día transmitirla a las generaciones venideras”. No estaría de más que el proyecto se replicara en otros museos del mundo.

 
Museum of london

Foto: iStock

Museum of london

La colección COVID-19

El pasado 23 de abril el Museo de Londres lanzó la propuesta en sus redes sociales: informaban de que se habían puesto manos a la obra para recopilar los objetos físicos, los digitales, las vivencias, las grabaciones online de videoconferencias y, en general, todo aquello que forma ya parte de la experiencia diaria de los londinenses confinados. El objetivo es montar un nuevo proyecto llamado Collecting Covid, un artefacto museístico que permita construir la narrativa de estos tiempos.

Al poco del llamamiento, fueron varios los usuarios que respondieron aportando fotografías, fragmentos de diarios, explicando sus vivencias y escribiendo al correo de contacto del museo para averiguar cómo podían colaborar.

Con todo lo recopilado, el Museo de Londres montará una especie de cápsula de tiempo para que las futuras generaciones puedan comprender un poco mejor cómo fue la vida durante este período extraordinario provocado por la pandemia que ha parado el mundo. Plantean la colección en función de tres líneas temáticas: cómo se han transformado los espacios físicos de la ciudad, cuál ha sido el impacto en la vida social y laboral y, finalmente, cómo los más pequeños y adolescente están haciendo frente a los cambios con el cierre de las escuelas.

No es la primera vez que el museo pone el foco en una pandemia. Como institución que se dedica a velar por la memoria histórica de la ciudad, sus colecciones ya incluyen objetos relacionado con la viruela y las pandemias históricas de gripe de 1889-1893 y 1918, como por ejemplo el vestido que la Reina Victoria usó para llorar la pérdida de su nieto a causa de la gripe en 1892.

Seguir Viajando

Actualidad

Londres

Compártelo