Paso a paso

Nace 'Rutas Culturales', cinco senderos unidos para exprimir la esencia de España

Bajo esta denominación, se une el pasado y el presente a través de cinco senderos que vertebran la historia de España: desde la prehistoria hasta las festividades más actuales, pasando por el legado romano en la península, las gestas del Cid o la reminiscencia imperial de Carlos V.

Según una de las acepciones de la RAE, el significado de cultura remite al «conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época o grupo social». Teniendo en cuenta esta definición, España puede considerarse una joya cultural genuina y es que a lo largo de la historia, cientos de pueblos han habitado la península y sus islas creando un mapa casi inabarcable de costumbres, hábitos y tradiciones que abarcan todo tipo de aspectos, como por ejemplo, el idioma, la música o la gastronomía. Con esta filosofía como principal referencia nace hoy Rutas Culturales de España, cinco trayectos físicos ya existentes unidos bajo esta denominación para hacer más accesible y exprimir al máximo gran parte de esa diversidad y riqueza cultural a lo largo y ancho de la geografía peninsular. 

1 / 5
Arte rupestre prhistórico

Foto: iStock

1 / 5

Arte rupestre prehistórico

Llena de simbología espiritual y referencias a la naturaleza, el primer arte de la humanidad dejó su huella en España de manera contundente, pues son muchos los lugares en los que es posible observar a los primeros cronistas de la historia. Siendo las cuevas de Altamira el buque insignia de esta ruta, España alberga en la actualidad hasta 12 recorridos oficiales que alternan paisajes subterráneos como cuevas y otro tipo de refugios o al aire libre. Pero más allá de las cavernas y el recuerdo de los bisontes pintados en las paredes, esta ruta es un viaje holístico al pasado, desde visitar yacimientos, museos hasta centros de interpretación y parques arqueológicos/culturales.

Ruta de la Plata

Foto: iStock

2 / 5

Ruta de la Plata

A pesar de lo que su nombre pueda dar a entender, la ruta de la plata no tiene ninguna relación con el preciado metal. Su nombre deriva del árabe Balata, que significa camino empedrado. Así es, esta ruta es un sendero construido en tiempos del Imperio Romano y que vertebra la península de Norte a Sur durante más de 800 kilómetros dejando a su paso Asturias, Castilla y León, Extremadura y Andalucía. Durante siglos se convirtió en una importante arteria de comunicación, utilizaba para transportar mercancías, aunque también como vía de paso para pastores, comerciantes y soldados. Con el tiempo, el poso que han ido dejando otras culturales a lo largo de la ruta la han transformado no solo en un museo al aire libre del estilo de vida romano sino como el altar donde admirar el legado prerrománico asturiano o el barroco sevillano, entre otros ejemplos.

Camino del Cid

Foto: shutterstock

3 / 5

Camino del Cid

El mejor mapa que existe para completar este viaje sin perderse ni un detalle es un poema, y es que a través del Cantar de mío Cid uno puede deshacer lo andado por el mítico caballero español recordando sus gestas que tuvieron lugar a finales del siglo XII. El sendero transcurre a lo largo de 1.400 kilómetros de longitud entre castillos y vastos paisajes donde el célebre campeador protagonizó batallas épicas. Debido a su enorme extensión está divido en rutas más pequeñas aunque el camino completo empieza en Burgos y termina a orillas de del Mediterráneo, en Valencia. A su paso multitud de espacios naturales, lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, sobre todo, localidades rurales y pequeños pueblos en los que disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad.

El legado de Carlos V

Foto: Rutas culturales de España

4 / 5

El legado de Carlos V

Conocido como el Emperador o el César, Carlos V vivió siempre con un lema grabado a fuego en su mente: plus ultra, es decir, más allá. Su visión expansionista e insaciable le llevó a ser el rey de dos imperios, y como no podía ser de otra manera, su legado es incalculable. Hoy su huella es visible en más de 80 ciudades de más de una decena de países, aunque España tiene la suerte de ser uno de los epicentros donde más lugares de interés concentra, desde construcciones, castillos y murallas por el ancho de Castilla hasta multitud de pueblos donde se sigue recordando su figura mediante fiestas y recreaciones históricas que aglutinan a centenares de personas y que hoy, son un reclamo turístico más del turismo rural e histórico.    

Caminos de pasión

Foto: iStock

5 / 5

Caminos de pasión

A pesar de su carácter eminentemente religioso, la Semana Santa es una de las festividades más populares en España y su mejor carta de presentación es que atrae a miles de personas cada año, creyentes y no creyentes. Pero si en algún lugar se vive con especial ilusión, es en Andalucía. La pasión y la creencia se fusionan llegando a un estado de catarsis muy singular. Son dos de los conceptos que aúnan Caminos de pasión, una ruta alrededor de diez municipios de tres provincias diferentes en los que además de experimentar los encantos de la Semana Santa, el viajero se sumerge de lleno en la historia, la tradición, la gastronomía y la naturaleza del lugar.

El legado de Carlos V