La gran manzanita

Nueva York a gusto de los más pequeños

Las cadenas hoteleras se están uniendo al último desafío: cambiar la forma de descubrir Manhattan en familia.

Viajar en familia a Nueva York ya no es sinónimo de berrinches en museos o decenas de intentonas de 'Para Elisa' en el piano gigante de FAO Schwarz. Tampoco de pasar el verano anclado en Central Park o teniendo que planearlo todo pensando en las limitaciones y preferencias de los más pequeños. Los programas de actividades que están desarrollando las principales cadenas hoteleras permiten crear planes divertidos, diferentes y, sobre todo, capaces de contentar a todos los miembros de la familia. 

 

.  

 

 

1 / 5
Manhattan

Foto: Mandarin Oriental

1 / 5

Empieza la aventura desde el hotel

Un ejemplo de ello es Mini Manhattan, un programa de Mandarin Oriental que ofrece la oportunidad de adentrarse a la gran manzana con los más pequeños ya desde el hotel. Las habitaciones y suites cuentan con vistas panorámicas de suelo a techo de Central Park, el río Hudson o el horizonte de Manhattan. Así, los niños podrán hacerse una idea de la magnitud del parque y de toda Nueva York desde la cama. Con estadas mínimas de dos noches, el Mandarin Oriental proporciona una tarjeta de 100 dólares diarios para gastar en comida y bebida y dos tarjetas regalo de 50 dólares, así como ofertas personalizadas con actividades de aventura y culturales. Pero los más peques de la familia también tienen regalo de bienvenida: un paquete personalizado con el panda Mandarin Oriental, que los acompaña en sus aventuras, y una cámara para no dejarse ningún rincón sin fotografiar. 
 

central park

Foto: Mandarin Oriental

2 / 5

Actividades para todos los gustos

De buena mañana y tras haber desayunado para coger fuerzas, las familias pueden disfrutar de un paseo en coche de caballos por Central Park mientras se maravillan de este immenso parque urbano. Además, para continuar el día sin perder el ritmo, el hotel ofrece diferentes paquetes complementarios que se adaptan a los gustos de cada familia, que incluyen una visita guiada al Museo Metropolitano de Arte o al Museo Americano de Historia Natural y entradas para el Museo de Niños de Manhattan. Situado a pocos pasos de los mejores lugares de entretenimiento de Nueva York como el distrito de teatros de Broadway y Lincoln Center, el hotel permite disfrutar de multitud de ofertas sin moverse de la zona. La diversión y el aprendizaje están asegurados.


 

 

top of the rock

Foto: Mandarin Oriental

3 / 5

Con cámara en mano

Durante el recorrido, los niños de 4 a 16 años podrán pasear por la gran manzana sin dejarse ningún rincón por fotografiar. La cámara Pocket Panda, inspirado en el proyecto Flat Stanely, contiene una lista de atracciones indispensables de los cinco condados de Nueva York, como la Estatua de la Libertad, Top of the Rock, el Green Market de Union Square y la tienda Dylan Candy Shop.

Mandarin Oriental

Foto: Mandarin Oriental

4 / 5

Incluso cuentos de buenas noches

Tras un día de aventuras por las calles de la gran manzana, los más pequeños se sentirán como en casa antes de ir a dormir. Mandarin Oriental y Madison & Mulholland ponen a disposición de las familias el programa de lectura para niños, que cuenta con las últimas publicaciones del año y que, después de su estancia, las familias podrán llevarse a casa.

 

 

nueva york. Jugar a ser lo que quieran

Foto: Marteen van den Heuvel

5 / 5

Jugar a ser lo que quieran

Si todo esto no es suficiente, Nueva York tiene una oferta cultural inacabable. En el Museo Americano de Historia Natural se encuentran actividades para toda la familia. La Discovery Room, destinada especialmente a los niños, ofrece una experiencia completamente interactiva, en la que pueden convertirse en arqueólogos desenterrando un esqueleto prehistórico. El Museo de Arte para Niños les permite ser pintores. Pero si uno no quiere irse de Nueva York sin visitar el MoMA, el museo también ofrece clases de arte para los más peques. Además, es posible hacer un tour a gusto de todos con NYC Kids Tours.

nueva york

Nueva York a gusto de los más pequeños

Compártelo