Nueva Zelanda reabrirá sus fronteras en abril de 2022

Los viajeros internacionales vacunados podrán entrar al país con pauta de vacunación, test negativo y autoaislamiento de siete días.

Todavía faltan cinco meses, pero después de año y medio con las fronteras cerradas, Nueva Zelanda ha anunciado su reapertura a partir del 30 de abril de 2022. Después de más de dos años, finalmente los viajeros internacionales podrán viajar al país por motivos de turismo siempre y cuando estén vacunados, lleven un test negativo, se aíslen durante siete días y se realicen dos pruebas más a su llegada.

Nueva Zelanda

Foto: Shutterstock

Nueva Zelanda

La medida forma parte de un plan de reapertura escalonado que relaja sus medidas tanto para viajeros nacionales como extranjeros. Hasta ahora, solo los ciudadanos y residentes de Nueva Zelanda podrían entrar al país, permaneciendo durante catorce días en hoteles de cuarentena administrados por el gobierno. A inicios de este mes se redujo el aislamiento a los siete días y a parir del día 16 de enero, en una primera fase de reapertura, los ciudadanos neozelandeses con pauta completa de vacunación que estén en Australia podrán entrar al país sin necesidad de acudir a los hoteles oficiales y pudiendo hacer el aislamiento en casa.

Sin cuarentena controlada, pero sí aislamiento

En una segunda fase, los neozelandeses que deseen regresar desde cualquier otro destino podrán hacerlo a partir del 13 de febrero a excepción de los países de alto riesgo. Ya a finales de abril, será el turno de los viajeros extranjeros. De momento, según declaró el ministro neozelandés de Respuesta al COVID-19, Chris Hipkins, en rueda de prensa, no será necesario hacer cuarentena controlada, pero ya avanzó que las medidas podrían cambiar según la situación. Además, la llegada de extranjeros se haría de forma escalonada dependiendo del país de procedencia con el objetivo de gestionar el volumen de llegadas, los riesgos sanitarios y la capacidad de procesamiento de visados de inmigración.

Los viajeros, aparte de presentar el certificado de vacunación y de autoaislarse durante siete días, deberán realizarse un test antes de la salida del país de origen, otro como máximo un día después de la llegada a Nueva Zelanda y un tercero justo antes de terminar el aislamiento de una semana. Asimismo, deberán rellenar un formulario de pasajero sobre el historial del viaje.

Según informó Hipkins, a partir de diciembre se informará sobre cómo será el proceso y el traslado entre el aeropuerto y el lugar de autoaislamiento de cada viajero.

Visita interactiva a las cascadas de Stirling