León modernista

El palacio de hadas que levantó Gaudí en León ahora guarda más de un tesoro en su interior

Arte, historia y curiosidades se funden en la visita a la antigua Casa Botines de León, un edificio neogótico con influencias modernistas reconvertida en museo y sede cultural.

En el número 5 de la Plaza San Marcelo se erige la Casa Botines, un edificio emblemático de la capital leonesa, que fue construido a finales del siglo XIX en estilo neogótico con detalles modernistas por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. Primero residencia privada y luego sede de instituciones como Caja España, fue declarado Monumento Histórico en 1969 antes de convertirse en 2017 en un centro cultural y museístico.

Casa Botines
Foto: Shutterstock

Tras más de un siglo como residencia privada y sede de diversas entidades, la Casa Botines abrió sus puertas al público en León el año 2017 convertida en el Museo Casa Botines Gaudí. Desde entonces, al patrimonio arquitectónico del propio edificio se suman el interés histórico, así como el atractivo como sede de exposiciones y eventos culturales de la capital leonesa. Propiedad en la actualidad de la Fundación Obra Social de Castilla y León (FUNDOS), sus salas expositivas muestran más de 200 obras de arte de autores mayores como Francisco de Goya, Joaquín Sorolla, Salvador Dalí o Eduardo Chillida. Por otro lado, el centro tiene el interés de ser una de las pocas realizaciones que creó el arquitecto nacido en Reus fuera de Cataluña, junto al Palacio Episcopal de Astorga y El Capricho de Comillas en Cantabria. Precisamente los dos primeros son los ejes de la marca turística «León y Gaudí», lanzada recientemente, que incluye rutas temáticas y visitas comentadas. 

Gaudí
Foto: Casa Botines

UN JOVEN GAUDÍ VISITA LEÓN

Antoni Gaudí tenía solo 35 años cuando comenzó a realizar en León el proyecto de la Casa Botines. En aquel momento, el arquitecto de Reus se encontraba trabajando en el Palau Güell de Barcelona, la lujosa residencia de su mecenas, el empresario e industrial Eusebi Güell, quien le puso en contacto con dos de sus clientes, los leoneses Simón Fernández y Mariano Andrés. Ellos le encargaron el diseño de un edificio que les permitiera ampliar el negocio mediante un espacio comercial con almacenes en los que guardar su abundante mercancía y grandes viviendas para familias burguesas en régimen de alquiler. 

Seguir viajando

Gaudí diseñó para ellos un edificio de siete plantas, la primera casa de vecinos de su carrera, inspirado en las residencias de la burguesía barcelonesa y parisina. Así la Casa Botines fue piedra angular de su carrera posterior y entonces un «laboratorio» donde pudo ensayar novedosas soluciones estructurales y simbólicas decoraciones que luego replicaría en sus obras más famosas.

botines (3 de 42) 2
Foto: Museo Casa Botines Gaudí

LA VIDA DEL siglo XIX EN UN MUSEO DEL XXI

La nueva vida de la Casa Botines de León nació en 2017 con la aspiración de ser un centro de investigación, conservación y exposición de patrimonio histórico-artístico. El museo custodia una parte importante de la colección de FUNDOS, formada por pintura, artes decorativas y documentos que abarcan 500 años de la historia del arte y las modas españolas, desde el siglo XV hasta finales del siglo XX. Antonio Gaudí, que cuenta con un espacio museográfico propio, centra también otras propuestas que basculan desde la investigación, a la difusión y la educación.

presentacion (3)
Foto: Museo Casa Botines Gaudí

UNA planta BAJA DESTINADA AL COMERCIO

La exposición permanente del museo ocupa cuatro plantas completas del edificio. Su contenido se articula en torno a tres ejes: la historia y arquitectura de la Casa Botines; la figura y la obra de Gaudí; y las colecciones y archivos de la Fundación FUNDOS.

La visita comienza en la planta baja, que en su día tuvo una función comercial: en ella se encontraba la tienda de telas de Simón Fernández y de Mariano Andrés, así como su casa de banca, representante en León del Banco Hispano Colonial de Cataluña. La primera planta también es la destinada a las exposiciones temporales que organiza regularmente la Casa Botines. Por su lado, la segunda planta alberga las exposiciones fijas «Vivir en la época de Gaudí» y «Gaudí».

DENTISTA
Foto: Museo Casa Botines Gaudí

OBRAS DE ARTE y vida doméstica

El tercer piso alberga la sección más artística del museo, la que exhibe la colección de bellas artes en doce salas ordenadas cronológica y temáticamente. La muestra se inicia con pintura religiosa de los siglos XV y XVI, avanza hacia el XIX de la mano de los Caprichos de Goya y continúa en el arte español hasta el siglo XX. Destacan autores como Joaquín Sorolla, Ramón Casas, Salvador Dalí, Antoni Tàpies o Eduardo Chillida.

El Museo incluye una nutrida colección de mobiliario y artes decorativas, cuyas piezas más antiguas se remontan al siglo XVII, aunque los periodos más representados son el XIX y el XX. Fueron piezas diseñadas para formar parte de la Casa Botines (muebles, cortinas, chimeneas) y las que pertenecieron a otros propietarios públicos, especialmente el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de León (mobiliario artístico, máquinas de escribir y mobiliario de oficina de los años 1920 y 1930). El museo incluye una selección de mobiliario doméstico decimonónico y de aparatos médicos de los años cincuenta del siglo XX.

 

Galeria portada abajo (2)
Foto: Museo Casa Botines Gaudí

BOTINES DOCUMENTAL

En el Sotabanco del edificio se muestran documentos y fondos históricos más interesantes que componen la fundación: el Fondo Condes de Luna, el Fondo Real Sociedad Económica Amigos del País de León y el Fondo Gaudí, donde destacan los planos originales que diseñó el arquitecto para la Casa Botines. Esta sala se aloja en la bajo cubierta del edificio, a la que Gaudí concedía gran importancia.

Asimismo, el centro también cuenta con talleres de restauración de piezas de arte, biblioteca y una sección educativa, destinada tanto a adultos como al público infantil. El centro puede descubrirse con visitas por libre, guiadas y también teatralizadas, estas destinadas principalmente a los más pequeños. También se organizan visitas nocturnas. Precisamente en el sotabanco está también el Modernista de Ezequiel, el espacio gastronómico de la Casa Botines, con especialziadas leonesas.

ruta el LEÓN DE GAUDÍ

La nueva ruta pretende ofrecer una visión general de la ciudad que se encontró y que dejó Gaudí allá por 1893. Busca ser un recorrido a través de algunas de las edificaciones más emblemáticas o singulares de esta ciudad, destacada etapa del Camino de Santiago. El inicio y fin del itinerario es precisamente la Casa Botines y el personaje central Gaudí y su edificio que trasladan al León decimonónico. El paseo tiene 26 etapas en edificios elegidos por su valor arquitectónica y por ser representantes de los movimientos arquitectónicos que trajo el cambio de siglo.