Alfombra roja a la habitación

Paradiso: el hotel-cine más inmersivo de París

Adjunto a un cine del Distrito 12, este hotel boutique convierte sus 36 habitaciones en salas de proyección privada.

Lejos de los kitsch que podría parecer un hotel 100% dedicado al cine, el Hotel Paradiso de París lleva el concepto un poco más allá para crear un delicioso encuentro entre el huésped y el mundo cinematográfico. Inaugurado en marzo de 2021 y ubicado en el número 135 del Boulevard Diderot, contiguo al cine mk2 Nationes un homenaje al Hollywood de los años 60 y un guiño a la relación que existe entre los hoteles y las películas. 

1 / 5
Chambre Grande Paradiso. Hotel Paradiso

Foto: Hotel Paradiso © Romain Ricard

1 / 5

Una experiencia inmersiva

Desde su creación, el grupo cinematográfico mk2 ha tratado de reinventar la experiencia del cine con los festivales Cinema Paradiso y Cineclub Paradiso en el Grand Palais, en el patio cuadrado del Museo del Louvre y a orillas del Sena. Ahora, los hermanos Nathanaël y Elisha Karmitz, que dirigen el grupo de 26 cines de arte y ensayo de mk2 fundado por su padre en 1974, han vuelto a replantear esta experiencia con la creación del Hotel Paradiso, un hotel boutique donde, por primera vez, el cine está siempre presente: en el nombre (de la película Cinema Paradiso de Giuseppe Tornatore), en la sala de cine adjunta, en la intimidad de las habitaciones y suites que se transforman en lugares de proyección privados con con un fondo de más de 800 filmes o en la terraza de la azotea con pases de cine al aire libre y vistas ininterrumpidas sobre los tejados de París.

Hotel Paradiso. Paradiso

Foto: Hotel Paradiso © RomainRicard

2 / 5

El cine hecho habitación

El hotel cuenta con 34 habitaciones y 2 Cinema Suites conectadas a un auténtico cine de seis pantallas, además de una cafetería con terraza y un menú gourmet de temporada elaborado por Bob's Juice Bar, una sala de karaoke, un palco de cine, una azotea con bar y cine al aire libre y espacios para eventos y coworking. Sin embargo, es en la habitación donde la magia tiene lugar: con un par de clicks en la tableta, la sala se oscurece y una pantalla de proyección de 2 metros de ancho desciende del techo. Además, en algunas habitaciones se pueden ver las películas o la televisión, así como jugar a la PlayStation 5, desde la bañera.

La Loge. Hotel Paradiso

Foto: Hotel Paradiso © Romain Ricard

3 / 5

A lo Ryan Gosling y Emma Stone

También se puede disfrutar de las películas en una sala de cine dotada de 17 butacas abierta únicamente a los huéspedes donde es posible ver maratones hasta el amanecer. Quienes lo prefieran, pueden alquilar seis asientos en el Loge, que da a la audiencia general de una de las salas de proyección pública de abajo, pero con una ventana de cristal oscurecida que separa esta zona privada del resto. Además, el hotel dispone de la suite de karaoke La La Land con 10.000 canciones donde los huéspedes pueden cantar las bandas sonoras más míticas del cine. 

Hotel Paradiso. Charles Chaplin en la ventana

Foto: Hotel Paradiso © Romain Ricard

4 / 5

Con Charles Chaplin en la ventana

Cada uno de los espacios del hotel cuentan con el toque cinéfilo que buscan quienes se alojan en Hotel Paradiso. "Abordé el espacio centrándome en el concepto de visión intangible. Al entrar en la habitación, la ventana, como un punto de fuga hacia el exterior, se convierte en una pantalla hacia un lugar imaginario. El espacio presenta una decoración discreta, que permite que la película lo invada y lo amolde a su mundo de fantasía", explica el decorador Aleix Thomsen en un comunicado. Las habitaciones que dan a la parte trasera del edificio de siete plantas, además, cuentan con vistas a un mural de Charles Chaplin de 15 metros instalado en una pared de ladrillo del edificio de enfrente. 

Hotel Paradiso. Decoración

Foto: Hotel Paradiso © Romain Ricard

5 / 5

Por y para el cine

No queda duda de que el Hotel Paradiso está todo concebido por y para el cine: desde el diseño de la escalera para que parezca que el huésped está saliendo de una sala de cine (con paredes de hormigón y cinta adhesiva en los escalones), hasta el equipamiento de los pasillos con estanterías con más de 2.000 DVD, pasando la terraza de la azotea con un bar, una pantalla e incluso un pequeño césped para ver las películas al aire libre o asistir a los eventos temáticos programados. La guinda del pastel es un teléfono negro en cada habitación para llamar a recepción con un número fácil de recordar: 007.

Chambre Grande Paradiso