Ciudad dormida

París es una siesta

O, mejor dicho, "espeluznante", tal y como lo califica el fotoperiodista William Daniels en esta crónica desde la Ciudad de la Luz.

"En las casi dos décadas que he vivido y trabajado en París, nunca lo he visto tan tranquilo. Es una inquietante y vacía tranquilidad". Así lo define este reputado colaborador de National Geographic quien, desde la capital francesa, relata con sus textos y sus fotografías cómo está viviendo el aislamiento. 

1 / 8
París2. Primavera interrumpida

Foto: William Daniels

1 / 8

Primavera interrumpida

Al principio de todo, los franceses necesitaron bastante tiempo para entender lo que estaba sucediendo: este nuevo coronavirus era mucho más que una crisis asiática. Las escuelas de aquí cerraron el 12 de marzo y, sin embargo, al fin de semana siguiente, la primavera ya estaba en el aire, era soleada y hermosa, y los parisinos no pudieron resistirse a salir al aire libre.

Fue entonces, en concreto, el 16 de marzo, cuando ya no había marcha atrás y el presidente Emmanuel Macron ordenó a todo el país que se quedara en casa durante 15 días. Esa mañana, una cola de 200 metros se formó fuera de mi supermercado. Mientras fotografiaba esta fila india, algunos clientes se sintieron amenazados y se opusieron. Pero después de hablar con ellos, entendí que sólo estaban asustados, y algunos estaban molestos con el gobierno por no ver la crisis venir antes.

París8

Dos días después de que los bares, cafés y otros negocios no esenciales de la ciudad fueran cerrados, el fotógrafo William Daniels documentó estos escaparates cerrados. Foto: William Daniels

2 / 8

Las cifras y la intemperie

Cuando comenzó la dura prueba para Francia, Londres y Nueva York estaban repletos de gente. Creo que París fue una de las primeras grandes ciudades en vaciarse. Según datos oficiales del pasado 30 de marzo, 11.838 personas en París y sus suburbios estaban enfermas de COVID-19, y 954 habían muerto. En todo el país, Francia tenía 44.550 casos positivos reportados y 3.024 muertes. Muchos aquí asumen que el número real de casos debe ser mucho más alto porque solo se están analizando a personas con síntomas graves. Francia no tiene suficientes tests disponibles, a diferencia de Alemania, donde más de cien mil personas son examinadas cada semana. Y el número de muertes reportadas aquí debe ser menor del real, porque sólo se cuentan los que mueren en los hospitales. 

Basándonos en las proyecciones de los funcionarios de salud, esperamos que la gran oleada de COVID-19 llegue a París esta semana, con el pico alrededor del 5 de abril. Algunas autoridades dicen que las cifras en la región de París será similar a la del norte de Italia, donde 6.818 personas han sucumbido hasta el 29 de marzo.

 

 

París13. La aventura de salir

Con los vuelos cancelados alrededor del mundo, el tren del centro de la ciudad al aeropuerto Charles de Gaulle es un barco fantasma. Foto: William Daniels.

3 / 8

La aventura de salir

Si sales a la ciudad, debes tener una nota oficial que diga por qué necesitas estar fuera y a qué hora saliste de tu casa, o te arriesgas a ser multado por la policía. Al principio del encierro, fui a un mercado en Barbès, un barrio pobre del norte de París. Estaba lleno de gente ese día, y muchas de las personas con la que hablé no tenían dicho documento, pero no vi a ningún policía que poniendo multas.

 

En estos barrios pobres, donde la vida es una lucha día a día, han surgido peleas entre los jóvenes y los mercados locales han cerrado. Mi credencial de prensa me permite estar en las calles y lugares públicos tomando fotografías. Me considero afortunado: para las familias pobres atrapadas en pequeños apartamentos es mucho más difícil.

París11. La inquietud de la nada

Foto: William Daniels

4 / 8

La inquietud de la nada

En estos barrios pobres, donde la vida puede ser una lucha en un día normal, han surgido peleas entre los jóvenes, y los mercados locales han cerrado. Mi credencial de prensa me permite estar en las calles y lugares públicos tomando fotografías. Me considero afortunado - para las familias pobres atrapadas en pequeños apartamentos, es mucho más difícil.

París9

Con la vista puesta en la crisis que se desarrolla en la vecina Italia, Francia se movió rápidamente para cerrar sus zonas más concurridas, como el centro comercial Forum des Halles. A partir del 14 d

5 / 8

Extrañeza en la cercanía

Aunque soy originario de Normandía, he vivido en París durante 18 años. He hecho un poco de fotoperiodismo en Francia, pero, sobre todo, he puesto el foco en documentar temas sociales en África y las guerras en la República Centroafricana, Libia, Siria e Irak. Cuando cubres guerras, necesitas mantenerte alejado del dolor y el sufrimiento. Necesitas esa separación para informar objetivamente y no estar abrumado por tus emociones.

La primera vez que cubrí algo malo que sucedía en mi país fue en 2015, cuando fotografié las secuelas de los ataques terroristas en una sala de conciertos, un café y un estadio de fútbol en París. Comparado con eso, mi trabajo durante esta calamidad de COVID es muy diferente. Se trata de todos nosotros: extraños, amigos, mi familia, mis vecinos, yo.

París16. Tan cerca, tan lejos

Foto: William Daniels

6 / 8

Tan cerca, tan lejos

En cierto modo, es más difícil fotografiar tu propio lugar y tu gente. Una cosa que he querido hacer es transmitir el estado de ánimo de los edificios más icónicos de la ciudad, ya que están cerrados con llave -el Louvre, la Torre Eiffel, el distrito de negocios de La Défense-. Y hacerlo en diferentes momentos, con diferentes luces. Es muy difícil fotografiar el vacío. He pasado mucho tiempo, a veces tres horas o más, en cada sitio. En total, ya debo haber disparado al menos 4.000 instantáneas.

París 6. La belleza de lo cotidiano

Foto: William Daniels

7 / 8

Un silencio ensordecedor

En ambientes familiares tengo que encontrar la belleza y el significado de algo que veo todos los días, y estoy tan acostumbrado a lo que me rodea que puedo perderme escenas o momentos interesantes. En el centro de la ciudad ahora veo tanta gente sin hogar que no había notado antes cuando estaban escondidos entre la multitud diaria. Su situación es terrible. No pueden pedir dinero a los transeúntes porque las calles están vacías. Todos los baños públicos que suelen usar están cerrados. Antes, los sin techo solían ser asistidos por pequeña ONG, pero casi todos estos grupos han dejado de trabajar.

París15. Centro (no) comercial

El Forum des Halles, en el centro de París, es uno de los mayores centros comerciales de Europa. Más de 150.000 visitantes pueden acudir en masa aquí cada día. Ahora está abandonado, con los únicos so

8 / 8

Centro (no) comercial

Tengo la intención de continuar este trabajo en las próximas semanas, para dar a la gente del mundo al menos una visión de la pandemia en mi ciudad. Al vagar por París, he notado que el aire es mucho más fresco, hay menos contaminación. Y un día cuando estaba filmando en la entrada principal de Les Halles, uno de los mayores centros comerciales de Europa, oí el canto de los pájaros. Nunca me había dado cuenta de que había tal variedad de pájaros en Les Halles. Su melodía me dio esperanza.

París2

Compártelo