Cuestionario en modo avión

Patricia Conde: "La Costa Amalfitana fue el viaje al volante más emocionante que he hecho"

La presentadora, que regresa con el programa de humor ‘Nadie al volante’, busca destinos en los que sentirse libre y pasar desapercibida.

A la modelo y presentadora Patricia Conde (Valladolid, 1979) viajar le hace “feliz”. Popular por varios programas de televisión donde el humor nunca falta (Sé lo que hicisteis, WifiLeaks, Dar cera, pulir #0) estrena Nadie al volante en #0 de Movistar+, un espacio que recrea el día a día de una redacción con, como no podía ser de otra manera, mucha guasa. La broma es que Patricia Conde cree que dirige el programa cuando detrás hay un equipo que le soluciona la papeleta, formado por una sufrida codirectora, un guionista sobrado, un productor vendemotos y una redactora entregada. Para el bautizo de esta ácida parodia del mundo de la televisión que une el zapping y la sitcom contaron con Mariló Montero como primera invitada.

La vallisoletana revela en esta entrevista ser una viajera empedernida que echa de menos preparar esa bolsa que siempre tiene a mano por si le pierden la maleta y poder recorrer cualquier rincón del planeta donde disfrutar de los paisajes y la buena gastronomía sin que nadie la reconozca.

patricia conde

Foto:

patricia conde

¿Qué tipo de viaje propones con tu nuevo programa, Nadie al volante?

Proponemos con Nadie al volante un viaje muy divertido. A modo de falso documental se narra la vida en una redacción de un programa de televisión, en la que sus personajes son capaces de cometer cualquier barbaridad por el bien del programa. Evidentemente es ficción, solo que jugamos con algunos elementos como pueden ser los vídeos de diferentes formatos de Movistar+.

Si nos atenemos al nombre del programa, ¿cuál es el viaje más emocionante “al volante” que recuerdas?

La verdad es que acumulo muchos kilómetros de muchos viajes que he hecho al volante. Si tuviera que elegir uno creo que sería cuando conduje por toda la costa Amalfitana haciendo paraditas aquí y allá. Fue el viaje al volante más emocionante que he hecho.

Amalfi

"Si tuviera que elegir uno creo que sería cuando conduje por toda la costa Amalfitana haciendo paraditas aquí y allá."

Vuelves a hacer un programa en solitario, ¿eres de esas personas a las que no les importa viajar sola?

La verdad es que no he viajado sola. Pero sí he hecho cosas como quedar con un amigo en el aeropuerto de Reikiavik, en Islandia. Él llegaba desde Londres y yo viajaba desde Madrid.

¿Qué recomiendas ver de Valladolid, la ciudad donde naciste?

Si visitas Valladolid tienes que ir a la plaza mayor y a sus locales de tapeo. Recomiendo ir al Figón de Recoletos, a La Criolla, a Los Tarantos… Y en Vino Tinto si quieres comer bien. La ruta por la Ribera del Duero es increíble. Te puedes alojar en Abadía Retuerta que es una de las cosas que más me gustan. Es un lugar precioso con una gran historia. Se respira paz, hay muy buena energía y allí está todo riquísimo.

Echando la vista atrás, ¿cómo recuerdas tus primeros viajes de niña?

Recuerdo que aquellos viajes eran muy emocionantes y divertidos. Íbamos los cinco que éramos en mi familia a la playa en el coche de mi padre. Nos encantaba cantar canciones de Los Bravos e ir contando chistes. Daba igual si íbamos a la playa o a la montaña, mis recuerdos son siempre divertidos.

¿Alguna escapada adolescente memorable?

Me escapé a Francia porque quería trabajar en Disneyland Paris. Al final me quedé en Madrid y tuve que trabajar en la tele [se ríe]…

Fuiste Miss Palencia, ¿qué recomendarías de la ciudad?

La verdad es que no creo en los certámenes de misses. Para mí solo fue un trabajo. Fui a cubrir un puesto nada más, al igual que muchas otras chicas. De hecho, no conozco Palencia.

¿En qué ciudad dirías que has comido mejor?

No podría elegir una sola. He comido muy bien, claro está, en Valladolid, pero también en Bilbao, San Sebastián, Navarra, Palma de Mallorca, Madrid…

Islandia

"Estar en lugares como Islandia, en los que no me conoce nadie, en los que puedo sentirme libre y ver paisajes alucinantes es quizá una de las cosas que más me gustan"

Foto: iS

¿Cuál dirías que es el lugar que más te ha impactado visitar?

Sin duda, Islandia. Esas carreteras infinitas llenas de nieve. Estar en lugares como Islandia, en los que no me conoce nadie, en los que puedo sentirme libre y ver paisajes alucinantes es quizá una de las cosas que más me gustan.

¿Cuál ha sido, hasta el momento, el viaje de tu vida?

Sudáfrica ha sido el viaje de mi vida. Poder conducir a muy baja velocidad, a dos por hora, por carreteras donde podías encontrarte a toda clase de animales en libertad.

¿Tienes alguna manía a la hora de viajar?

Creo que no tengo manías. Pero eso sí, siempre llevo una bolsa de mano con “de todo” por si me pierden la maleta.

¿Qué sueles llevarte de recuerdo de los viajes?

Siempre hago muchas fotografías. Y suelo comprarle algún suvenir a mi hijo Lucas.

¿Cuál ha sido tu último viaje?

Mi último destino fue Cuba. Es un país al que volvería mil veces.

Cuba

"Cuba es un país al que volvería mil veces!

Foto: iStock

¿Cuál es el viaje más al norte que recordarás siempre?

Te diría que al norte de España, Navarra, y más al norte en general, Islandia.

¿Algún otro lugar muy recomendable en el que hayas estado al sur?

Del sur me quedo con Sevilla, ciudad en la que nació y vivió mi abuelo. Y si fuera mucho más al sur, Ciudad del Cabo.

Si siguiéramos hacía el este, ¿dónde nos llevarías?

Al este nos vamos a Mallorca. Llevo veraneando allí desde los 18 años. Mallorca es como mi segunda casa. Tengo muchos amigos allí. Ofrece un paraíso natural bestial y una muy buena oferta gastronómica.

Sudáfrica

"Sudáfrica ha sido el viaje de mi vida". 

Y hacía el oeste, ¿con cuál te quedas?

Al oeste miraría a Portugal. Me parece un gran descubrimiento. Estuve de pequeña en Figueira Da Foz y no he vuelto. Pero varios amigos se han ido allí a vivir y me parece muy buena opción si te gusta el mar, el surf y las playas poco explotadas.

¿Adónde te gustaría escapar cuando la situación se normalice?

Filipinas, Australia, Noruega, Irlanda, Groenlandia, la Antártida, Costa Rica… Podría decirte un sin fin de destinos.

Y por último, ¿por qué te gusta viajar?

Viajar es vital para mí. Poder escalar el Mont Blanc… No sé han sido muchas experiencias con muchas anécdotas divertidas por todo el mundo. Me siento libre y feliz, me pone de muy buen humor, aprendo, me divierto, adquiero experiencia y allá donde vaya siempre voy con una sonrisa de oreja a oreja.