Viajeros al tren

Por qué 2021 será el año de viajar en tren

Será clave para la descarbonización del transporte en la Unión Europea, coincidiendo con la celebración Año Europeo del Ferrocarril.

La Unión Europea aspira a ser climáticamente neutra en 2050, un objetivo que requiere de grandes medidas e inversiones en sectores como la industria, la construcción, la agricultura, la alimentación y el transporte. Con la vista puesta a fomentar una movilidad mucho más sostenible, la Comisión Europea quiere que 2021 sea el Año Europeo del Ferrocarril. 

Tren

Foto: iStock

Tren

Toda Europa, conectada por ferrocarril

Lo propuso el pasado marzo como parte del Pacto Verde Europeo en materia del transporte y ya en junio, el Consejo de la Unión Europea acordó su posición favorable a esta iniciativa, que mediante varios eventos, campañas y proyectos, pretende destacar los beneficios del tren para las personas, la economía y el clima, pero también centrarse en los desafíos pendientes para crear un Espacio Ferroviario Europeo Único sin fronteras.

"Establecer una red coherente y funcional en toda Europa es un ejercicio de cohesión política. El Año Europeo del Ferrocarril no es un acontecimiento aleatorio. Llega en el momento adecuado, cuando la Unión Europea necesita este tipo de empresa colectiva", declaró la Comisaria de Transporte, Adina Vălean, quien quiso dejar claro que este medio de transporte no solo conecta a los ciudadanos físicamente, sino que también es básico para la cohesión política.

La Comisión defiende que el ferrocarril conecta a personas, regiones y empresas de toda la Unión Europea y que es una prueba de la experiencia de la ingeniería y parte del patrimonio y la cultura europea. Además, la celebración de esta iniciativa pondría sobre la mesa la necesidad de que el tren sea el futuro sistema de movilidad de Europa como una herramienta para reducir las emisiones de CO2, ya que defiende que es "el único modo de transporte que ha reducido casi continuamente sus emisiones desde 1990, al mismo tiempo que ha aumentado los volúmenes".

Tren

Foto: iStock

El transporte supone una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europea, y se estima que este sector desempeñará un papel crucial si se alcanza el objetivo de reducir las emisiones en un 90% para 2050. El Pacto Verde Europeo está trabajando en una estrategia de movilidad sostenible e inteligente en todos los medios de transporte, focalizando parte de los esfuerzos en que el 75% del transporte de mercancías por carretera pase al ferrocarril y a las vías navegables interiores.

Unas medidas que pasan por grandes inversiones en infraestructuras, ya que si se quieren reducir los desplazamientos por carreteras en favor del tren, los gobiernos tendrán que empezar a invertir dinero en la conversión y en la modernización de los trenes y las vías.

2021, un año clave

Ante este contexto, el Año Europeo del Ferrocarril supondrá la aceleración del ritmo de la modernización de los parques ferroviarios, necesaria para convertirlo en una alternativa más popular y usada entre los ciudadanos. Coincide con el primer año en el que las normas acordadas en el Cuarto Paquete Ferroviario se aplicarán en toda la Unión Europea y con el 20º aniversario del primer Paquete Ferroviario, el 175º aniversario del primer enlace ferroviario entre dos capitales (París-Bruselas), así como los 40 años del TGV y los 30 de la ICE.

Tren

Foto: iStock

Además, el festival internacional de arte EUROPALIA ya ha elegido el ferrocarril como su tema para 2021, y contribuirá activamente a la amplia gama de actividades que tendrán lugar a lo largo del Año Europeo del Ferrocarril.

La iniciativa llega en un momento en el que parte de los países europeos están apostando por potenciar el desarrollo del tren nocturno. En enero, se puso en marcha la ruta nocturna entre Viena y Bruselas operada por ÖBB, mientras que a finales de año, está previsto que se estrene la que circula entre Viena y Ámsterdam. Por su parte, Alemania quiere doblar el número de pasajeros en estos trenes para 2030, Francia recuperar su línea nocturna y Suiza, los Países Bajos y Suecia crear nuevas rutas.

Compártelo