Competirá contra Bangalore

Por qué Valencia merece ser la Capital Mundial del Diseño de 2022

Motivos muy disfrutones con los que esta urbe demuestra que está más que preparada.

Ya es oficial. Desde este mes de junio, Valencia es la candidata europea a la capitalidad mundial del diseño, una distinción con la que se reconoce la labor de una urbe en todas las dimensiones de la creatividad seriada. No lo tendrá fácil ya que Lille (Francia) será la próxima designada de este reconocimiento bienal, lo que obligaría al Consejo Internacional de Sociedades de Diseño Industrial a repetir continente para la siguiente edición. A ello hay que añadirle la fuerza con la que Bangalore (India) está pujando por este reconocimiento apoyado en su estatus de motor de la nueva economía de este país. Sea como fuere, el mero hecho de ser finalista pone de relieve que la capital del Turia está haciendo muy bien las cosas y que, en cierto modo, es una metrópolis ejemplar, inspiradora y muy vibrante. 

1 / 7
-DSC2636-4999748- Foto Vicente Ruperez 1024. Por su modernización genuina

Foto Vicente Ruperez

1 / 7

Por su modernización genuina

En los últimos 15 años, Valencia ha dejado atrás algunos proyectos virales para brillar de una forma un tanto más orgánica. La protagonista de este golpe de timón es una generación emprendedora que ha apostado por juntarse, crear pequeños ecosistemas creativos como el barrio de Ruzafa y liderar sus propias iniciativas para demostrar que no había que buscar mucho fuera para encontrar la verdadera riqueza. En paralelo, la ciudad ha ido obrando en consecuencia, proporcionando a sus ciudadanos nuevos espacios en los que se abandonaba cierto futurismo de ciencia ficción para empezar a reivindicar lo propio, lo pasado, lo genuinamente valenciano. 

IMG-0097-4823014- Foto Pablo  Casino 1024. Por el éxito del diseño

Foto Pablo Casino

2 / 7

Por el éxito del diseño

El citado barrio de Ruzafa pone cara a una realidad que tiene sus propios datos. Según un estudio realizado por la Generalitat Valenciana y remitido a Viajes National Geographic por parte de la candidatura oficial, indican que el diseño "contribuye con 3.762 millones de euros a la economía valenciana, lo que supone un 2,1% de la cifra de negocio". En la práctica, esto supone un auge de empresas que van desde coquetos talleres que se visibilizan en mercadillos, tiendecitas y ferias hasta startups que apuestan por lo digital. 

CUINA-OBERTA-2015-EL-POBLET-05-4836246- Foto Julio Moreno 1024. Por su creatividad líquida

Foto Julio Moreno

3 / 7

Por su creatividad líquida

Este renacer no se circunscribe en exclusiva al diseño. De hecho, en paralelo, Valencia se ha posicionado como un adalid de la nueva vanguardia gastronómica con profesionales como Ricard Camarena o Quique Dacosta. Dos chefs que, no por casualidad, apuestan por la huerta valenciana, por el Mediterráneo y por lo oriundo. Además, diversos encuentros como Valencia Cuina Oberta han ayudado y mucho a difundir estos valores de vanguardia con raíces y a contagiar de este entusiasmo a los futuros cocineros. 

kit-suman-1546960-unsplash. Por un pasado reciente... y estimulante

Photo by Kit Suman on Unsplash

4 / 7

Por un pasado reciente... y estimulante

En términos arquitectónicos, Valencia no es un recién llegado a las nuevas oleadas creativas. De hecho durante la década de los 90 y de los 2000 logró colocarse en el mapa turístico y creativo mundial gracias a complejos como la ciudad de las Artes y las Ciencias de Calatrava o el Palacio de Congresos de Norman Foster. Edificios necesarios, interesantes y relevantes que también tuvieron un efecto interno: los valencianos empezaron a creerse que el resto del planeta esperaba mucho más de la ciudad. 

-H3B5666-LR-C-4809331- Foto Josep Gil 1024. Por haber sido un referente en la contemporaneidad

Foto Josep Gil

5 / 7

Por haber sido un referente en la contemporaneidad

El arte no ha sido ajeno a este invernadero multidisciplinar. De hecho, este año se cumple el 30 aniversario del IVAM, un centro fundamental para entender el arte español e internacional de los últimos lustros. Y es que su labor, más allá de exhibir a grandes artistas locales y extranjeros, es el de coleccionar obras y comisariar muestras en las que la ilustración, el pop art y los nuevos lenguajes tienen cabida y son cuidadosamente mostrados. 

Edifici 7 Frank Gómez. Por sus nuevas casas del arte

Foto: Frank Gómez

6 / 7

Por sus nuevas casas del arte

Pero, por si todo este cóctel no fuera suficiente, en los últimos años la ciudad ha cortado la cinta y ha reiventando muchos espacios para convertirlos en la casa de todos. Los ejemplos más relucientes de este curioso 'boom' son el CCCC, un antiguo convento donde se exhibe arte urbano, fotografía, instalaciones y propuestas contemporáneas y Bombas Gens. Este último es la sede de la Fundació per amor a l'art, una iniciativa privada que cuenta con una de las colecciones más completas de arte contemporáneo a nivel mundial que se pueden contemplar en España. Además, su casa es una perfecta metáfora de lo que está sucediendo en la ciudad: una antigua fábrica transformada en el nuevo icono del barrio de Marchalenes. 

-MG-0724-5689078- Foto Mike Water 1024. Por su acertadísima nueva arquitectura democrática

Foto Mike Water

7 / 7

Por su acertadísima nueva arquitectura democrática

Tal y como sucede con la actividad museística, la nueva arquitectura se ha vuelto más suburbial. Ejemplo de ello es la propia renovación de Bombas Gens, obra de Ramón Esteve o el Teatro El Musical, una curiosa intervención de De Miguel en un barrio, el Cabanyal, que está más pujante que nunca. 

-H3B5666-LR-C-4809331- Foto Josep Gil 1024

Por qué Valencia merece ser la Capital Mundial del Diseño de 2022

Compártelo