No es ciencia ficción

El primer hotel en el espacio llegará en 2027

Aproximadamente 400 turistas podrán alojarse en la estación espacial 'Voyage Station' que espera poder estar activa en 2027.

No hay duda de que la movilidad, tal y como la conocíamos hasta ahora, está cambiando a pasos agigantados. Desde la electrificación de los automóviles, los trenes o los aviones, la revolución de los patinetes o la experimentación con otras tecnologías como el hidrógeno, hasta propuestas más futuristas como la posibilidad de viajar a velocidades de entre 1.000 y 1.200 kilómetros por hora mediante levitación magnética o fletar cohetes comerciales a Marte. Pero mientras empresas como Blue Origin de Jeff Bezos o SpaceX de Elon Musk siguen trabajando por hacer realidad el sueño de colonizar otros planetas, existe una opción intermedia: la de surcar el hiperespacio a bordo de un hotel cinco estrellas. 

En 2019, la empresa con sede en California Gateway Foundation hizo público su plan de abrir un hotel más allá de la atmósfera. En un inicio se estimó que podría ser una realidad en 2025, pero tras unos años de desarrollo y madurez, varios son los cambios que han ayudado a dar forma a este ambicioso proyecto.

1 / 6
Principales cambios

Foto: Voyager Station

1 / 6

Principales cambios

La primera y más importante modificación respecto a los planes iniciales es la relativa a las fechas de construcción e inauguración. Finalmente, no será en 2025 como se tenía previsto cuando comience el ensamblaje de las piezas, sino un año más tarde, algo que afecta a su fecha de lanzamiento aunque esperan tener todo listo para 2027. Uno de los portavoces del proyecto comentó recientemente que su aplazamiento se debe a retrasos provocados, entre otros aspectos, por la COVID-19. Otro de los cambios fundamentales será el ejecutor de esta obra magna. Pese a que la cabeza pensante sigue siendo John Blincow, la empresa no será Gateway Foundation, sino Orbital Assembly Corporation, ambas dirigidas por él.

Por último, el hotel pasa de llamarse Von Braun Station a Voyager Station. En un inicio, se eligió el nombre de Von Braun en homenaje al ingeniero alemán homónimo, pionero en la tecnología de los cohetes y que en la década de los 60 asentó las bases y los diseños en los que se ha influenciado John Blincow. El problema es que, en palabras del propio director, es que Von Braun tiene un pasado asociado al nazismo por lo que dedicar un hotel en su nombre sería una decisión controvertida. 

voyager

Foto: Getaway Foundation 2019

2 / 6

De vacaciones en el espacio

A diferencia de la mítica película de Stanley Kubrick, 2001: Una Odisea en el Espacio, la Voyage Station no será un espacio frío ni hostil, sino lo más parecido a la tierra posible. Contará con todo lo necesario para que científicos y turistas tengan una experiencia "como en casa" en medio del espacio. Con suites, restaurantes y salas dedicadas al ocio, el presidente de Orbital Assembly Corporation, John Blincow, presenta esta iniciativa como "una opción más para escoger el destino de vacaciones, como irse de crucero o a Disney World". Y no es para menos. La nueva estación estará preparada para albergar alrededor de 400 personas, incluyendo 100 de personal, y supone que para el año de inauguración habrá unos 100 turistas por semana, una cifra que incrementaría año tras año. 

Von Braun - Top Close Up

Copyright 2019 Gateway Foundation

3 / 6

'Eyes in the sky'

El mismo presidente de Orbital Assembly Corporation ha comparado la estación Voyage Station con las norias que hay alrededor del mundo y ha afirmado que del mismo modo que primero hubo la de Chicago y luego la de Londres y Shangái, en el espacio también habrá más, como si fueran "eyes in the sky". De ese modo, el hotel girará de igual manera que una noria. ¿Qué significa esto? Que está diseñada para producir diferentes niveles de gravedad artificial según si el grado de rotación es mayor o menor. La mayoría de zonas tendrán una gravedad inicial de seis, pero algunas partes llegarán casi a la gravedad cero. 

 

Von Braun - Module Close Up. Investigación y turismo

Copyright 2019 Gateway Foundation

4 / 6

Investigación y turismo

Áreas comunes como bares, restaurantes y zonas de recreación ocuparán parte de los 24 módulos, cada uno de 500 metros cuadrados. Otros serán módulos funcionales y residencias privadas o serán vendidos o alquilados a los gobiernos y centros científicos para la investigación. Cada uno de estos módulos será independiente y funcionará como una pequeña comunidad. Al ser un espacio dedicado también al turismo, se prevé que será una estación económicamente autosuficiente. Así, la investigación y el turismo son la clave para que este proyecto siga adelante.

Von Braun - Interior - Luxury Suite Rendering. Habitaciones

Copyright 2019 Gateway Foundation

5 / 6

Con todas las comodidades

Podría parecer que dormir en el espacio es sinónimo de lo que se ve en las películas y documentales, donde los astronautas tienen que ingeniárselas ante la gravedad. Aquí todo es más fácil. Gracias a la gravedad artificial las habitaciones están equipadas con las mismas utilidades que las de la tierra, igual que los baños, en los que las duchas y lavabos funcionarán con agua reciclada. Para completar la estancia, los clientes tendrán a su disposición bares y restaurantes, salas de cine, auditorios y espacios recreativos. ¿Qué más se puede pedir en el espacio?

 

Von Braun - Interior - Restaurant Rendering. Restaurante

Copyright 2019 Gateway Foundation

6 / 6

Comida en las alturas

Algo más si que se podía pedir: la Voyage Station se suma al carro de la gastronomía con dos restaurantes dignos de los hoteles más completas. ¿Cómo es posible tener esta comodidad en el espacio? La falsa gravedad ayuda, pero los problemas logísticos con los que tiene que lidiar no son pocos. El principal: los humos y olores de la cocina, ya que en el espacio no se pueden echar fuera tal y como se hace en la tierra. Además, el agua potable necesaria será llevada desde tierra. Un proyecto con muchas preguntas, pero con todas las respuestas para llevar a cabo el primer hotel rotativo, apto para centenares de personas, del mundo. O, mejor dicho, del espacio.

 

voyager

Compártelo