Embrujo oriental y nazarí

El primer hotel Gran Lujo de Granada es un homenaje a la Ruta de la Seda

Seda Club es la última apertura de la prestigiosa cadena hotelera Hidden Away Hotels, que cuenta con establecimientos en Mallorca, Madrid y Sevilla.

En una esquina de la céntrica Plaza de La Trinidad se encuentra el Seda Club Hotel, con el que la cadena Hidden Away Hotels se estrena a lo grande en Granada, en un edificio conocido como Los Guerrilleros por la zapatería situada durante años en el local. Discreto, pero apabullante, este establecimiento le otorga a la capital nazarí de un emblema elegante y cosmopolita sin obviar dónde se ubica. 

Azotea Manolo Yllera 075
Seda Club Hotel / Manolo Yllera

El interiorismo, en las manos del estudio neoyorkino Rockwell Group, que cuenta con espectaculares trabajos en su haber, como el mirador sobre la Zona Cero o la escenografía de los Premios Oscar. El importante papel que tuvo Granada en la Ruta de la Seda da nombre al establecimiento, y es que entre los siglos XIV y XVIII la ciudad fue un importante referente mundial en la producción y exportación de la seda. La Alcaicería, un laberíntico entramado de callejuelas que recuerda un zoco árabe y que se fundó en el siglo XIV para el comercio de este exquisito material, se encuentra muy cerca del hotel.

La vecina Catedral de Granada proporciona unas vistas magníficas desde la azotea de techos artesanados y sobre las copas de los árboles de la Plaza de la Trinidad. Así, el rooftop del Seda Club Hotel se revela como el lugar perfecto para disfrutar de un cóctel o una copa al caer la tarde.

Room
Seda Club Hotel / Manolo Yllera

Traspasar la puerta de cualquiera de las 21 habitaciones del Seda Club Hotel es entrar a un mundo de puro embrujo y mágico duende andaluz. Con cinco categorías diferentes en la que la reina es la Alcoba Real, con unas dimensiones espectaculares de 75 m2. Aunque una de las más especiales es la Gran Deluxe y su preciosa bañera exenta, en todas las estancias el lujo silencioso hace su aparición: colchones de última generación, sábanas de algodón egipcio de 500 hilos, amenities de L'Occitane y kimonos orientales de pura seda que apetecería llevar a todas horas. 

Restaurante
Seda Club Hotel / Manolo Yllera

La gastronomía se da cita en el Seda Club Restaurant a las órdenes del chef Rubén Castro y su propuesta de inevitable aire andaluz. La carta se nutre de los mercados locales para deleite del comensal, como un espectacular tiradito de quisquilla de Motril con vinagreta de yuzu y sal de miso, la parpatana de atún rojo con glaseado de ibérico o el rabo de toro al estilo Marco Polo. Si aún queda un hueco, que debería, la torrija de mango y sopa fría de chocolate blanco se merece una ovación.

El Clandestino
Seda Club Hotel / Manolo Yllera

Una puerta secreta que se oculta en la biblioteca descubre un espacio oculto y acogedor con aires de club social inglés, El Clandestino. Las obras de arte que atraen las miradas en todos los espacios y habitaciones del hotel, se disfrutan especialmente en este rincón privado. Pertenecientes a la Hidden Art Collection, de la familia Jiménez Cordón, propietarios del Seda Club Hotel, la colección se rinde a la Ruta de la Seda. La Bienal de Venecia o el MoMA de Nueva York son algunos de los prestigiosos escaparates en los que se han expuesto estas obras que ahora se pueden contemplar en el hotel. 

Spa Seda Club Hotel
Seda Club Hotel

El spa del Seda Club Hotel es el perfecto punto y final tras una jornada de descubrimiento de la ciudad de Lorca. Íntimo y totalmente privado, cuenta con una piscina de hidromasaje y una ducha de sensaciones con cromoterapia y aromas de aceites esenciales. Para alcanzar el nirvana en un espacio inspirado en las termas romanas. 

 

PARA LEER MÁS

Más Granada

  1. Todos los secretos de la Alhambra de Granada

  2. Blancos, medievales o montañosos: los pueblos más bonitos de Granada

  3. Soportújar, el pueblo de Granada entre la brujería y la espiritualidad budista 

  4. Un banco de luces, albercas y el mirador definitivo: la Granada más insólita