En su 20 aniversario...

Cómo Notting Hill cambió para siempre el barrio londinense

Miles de turistas siguen buscando la librería de viajes donde surgió el flechazo entre Julia Roberts y Hugh Grant.

1 / 7

Foto: iStock

1 / 7

Amor entre libros de viajes

En mayo de 1999, todo cambió en Notting Hill, el pequeño barrio de Londres, conocido por su carnaval de agosto. Roger Michell estrenaría la comedia romántica que puso patas arriba la zona, atrayendo desde entonces a miles de turistas. Dos décadas después, el lugar top de peregrinación sigue siendo The Travel Book Co., la pequeña librería en Portobello Road, donde su dueño, Will Thacker (Hugh Grant) se enamora de la estrella de Hollywood Anna Scott (Julia Roberts). En la actualidad alberga una tienda de recuerdos llamada Notting Hill Gift Shop (en el número 142), aunque conserva un letrero con el nombre en la ficción (The Travel Book Shop). Durante el rodaje fue un local de antigüedades y luego, de muebles y se cuenta que la cantante Adele vivió durante un tiempo en el piso de arriba. Pocos saben, eso sí, que la tienda que inspiró la famosa librería de viajes existió realmente. Inaugurada en 1979, se cerró en 2011, y volvió a abrir como The Notting Hill Bookshop (13 Blenheim Crescent).

Foto: iStock

2 / 7

La puerta azul anti-paparazzi

Éxito de taquilla mundial –fue la película británica más vista de 1999–, Notting Hill se convirtió en la excusa perfecta para perderse por este barrio trufado de coloridas casas victorianas. Como si de un guiño pitufero se tratara, la famosa puerta azul de la vivienda de Will (280 Westbourne Park Road) sigue siendo uno de los mayores reclamos de la zona. En una escena del filme, docenas de fotógrafos se agolpan ante ella cuando descubren que la popular actriz se encuentra en su interior. En realidad, la casa era del guionista de la película, Richard Curtis, que luego triunfaría como director de otro pelotazo, Love Actually. Un año después del rodaje, la puerta original, que había sido autografiada por cientos de fans, se vendió en una subasta en Christie’s. El nuevo dueño la sustituyó por otra de color negro, que acabó pintando de nuevo de azul ante la insistencia de los turistas. El interior de la casa que aparece en la película no es real, se rodó en un estudio cerca de allí.

Foto: iStock

3 / 7

De compras por Portobello

El famoso mercado callejero de Notting Hill aparece al inicio de la película cuando Will va camino de su librería y comenta en voz en off cuánto le gusta comprar en sus tenderetes. Para conseguir la mayor cooperación de los vecinos del barrio, el equipo de producción escribió miles de cartas prometiendo a cambio donaciones para las diferentes ONGs de la zona. En este mercadillo de un kilómetro de longitud se instalan a diario 1.500 puestos, con productos a la venta de todo tipo, desde “todas las frutas conocidas por el hombre” a muebles, ropa, discos, libros… y hasta food trucks, incluyendo antigüedades los sábados, lo que convierte a Portobello Road en el mayor mercado de antigüedades del mundo. Como dice el personaje de Hugh Grant: “Notting Hill, mi zona favorita de Londres”.

Foto: IMDB

4 / 7

El banco que viajó hasta Australia

Los jardines Rosmead (Rosmead Road, W11), a los que se dirige la pareja tras la fiesta en casa de la hermana de Will, Bella (Gina McKee), están, como comentan en la película, cerrados al público. La puerta por la que trepan Anna y Will ha sido remodelada y la hiedra que impedía ver el interior se ha eliminado. El banco del parque formaba parte del atrezzo del filme y fue recolocado en Queens Gardens, en el pueblo australiano de East Perth, que alberga también una réplica de la estatua de Peter Pan de los jardines del palacio de Kensington. Una buena opción para emular a los protagonistas sin tener que trepar ninguna verja es recorrer estos jardines, abiertos desde 1841, en los que, además del original de Peter Pan, el visitante encontrará un jardín creado en 2017 en memoria de Lady Di y un invernadero donde se ubica un elegante salón de té (The Pavilion).

Foto: David Jenet

5 / 7

Cine dentro del cine

La sala de cine The Coronet (Notting Hill Gate, 103) en la que Will ve Helix, la película de ciencia-ficción protagonizada por Anna, se abrió en 1898 como teatro, con visitas tan ilustres como la de Eduardo VII. En 2010 se convirtió en una sala de teatro, The Print Room, un guiño al viaje emprendido que comenzó en una imprenta cercana. El local alberga exposiciones, performances y actuaciones, además de un bar en el que se puede degustar un vino mientras se participa en su club de poesía.

Foto: iStock

6 / 7

La casa del cumpleaños

La casa de Bella se encuentra en el 91 de Lansdowne Road. Aquí se celebra la divertida fiesta de cumpleaños de Honey (Emma Chambers) a la que Will lleva a su famosa novia y de la que la pareja sale recorriendo las calles del vecindario hasta llegar al parque.

Foto: iStock

7 / 7

Donde Will derramó el zumo

Tras hablar con Anna en la librería, Will compra un zumo de naranja y, al doblar la esquina, lo derrama accidentalmente sobre ella. En el filme aparece con el cierre echado, pero en este punto se encuentra ahora la coqueta terraza de la cafetería CoffeeBello (Westbourne Park con Portobello Road).

La puerta azul anti-paparazi

Cómo Notting Hill cambió para siempre el barrio londinense

Compártelo