"Alfred, ¿Cómo he llegado hasta aquí?"

Atlas de las resacas más glamurosas de Cannes

Anécdotas, peripecias y jaranas 'made in Hollywood' que cambiaron la historia de esta ciudad.

1 / 8

Foto: Cordon Press

1 / 8

Donde se enamoró la musa de Hitchcock

Una de las paradas imprescindibles en el boulevard de la Croisette es el glamuroso hotel InterContinental Carlton, construido en 1911, que cuenta con un restaurante en la playa y un muelle donde practicar deportes acuáticos. Aquí fue donde la oscarizada Grace Kelly se citó por primera vez con el príncipe Rainiero de Mónaco durante el Festival de Cine de 1955, poco antes de comenzar a rodar en la Costa Azul Atrapa a un ladrón, su tercera película con Alfred Hitchcock. Un año después se casarían y ella decidiría retirarse del cine con solo 26 años.

Foto: D.R.

2 / 8

El baño en leche de cabra

Sus seguidores más pudientes pueden alojarse en una suite que lleva su nombre. Otras estrellas de Hollywood que han dejado su huella en el Carlton fueron Elizabeth Taylor, que se hospedó en diferentes años con ¡sus siete maridos! y Faye Dunaway, que, según cuenta la leyenda, exigió leche de cabra para darse un estimulante baño.

Foto: iStock

3 / 8

Martínez, el favorito de la 'Star System'

Otro de los lugares históricos de Cannes es el hotel Martinez, el favorito del star system. Es fácil imaginarse a la otrora pareja Angelina Jolie y Brad Pitt en su suite Penthouse, una de las más grandes de Europa, con mil metros cuadrados y 500 de terraza con vistas al mar. La playa privada del hotel, la Zplage, es la más grande de la Croisette, con hasta 400 tumbonas y por ella han lucido body actores como Bruce Willis o Robert Pattinson. Varios de los momentazos del festival han tenido lugar en la arena de la playa. Como cuando Kirk Douglas, en bañador y tumbado en la arena, era entrevistado por periodistas con traje y corbata, mientras los paparazzi fotografiaban a Brigitte Bardot en bikini sentada a su lado. O Sean Connery rodeado de chicas Bond luciendo tipazo. O Arnold Schwarzenegger presumiendo de pectorales bajo un sol abrasador.

Foto: Cordon Press

4 / 8

El más famoso topless en la playa

Pero, sin duda, el momento más memorable sucedido en este beach club, el que lo cambió todo y le dio vidilla en 1954 a este pueblecito de la Costa Azul fue el top less de Simone Silva. Durante la sesión de fotos, la actriz francesa se quitó la parte de arriba del bikini ante un sorprendido Robert Mitchum que no sabía dónde meterse.

Foto: iStock

5 / 8

Un traje para Van Damme

Las casas de alta costura se alinean a lo largo de los tres kilómetros de la Croisette. Allí las celebs encuentran los trajes de última hora –algo a tener en cuenta si se es Jean Claude Van Damme y se improvisa un spagat en medio del paseo– o se buscan las mayores excentricidades, como las chaquetas militares que impuso Michael Jackson durante su estancia.

Foto: iStock

6 / 8

Donde Spielberg encontró la gorra

Otra opción es Le Suquet, la zona del casco antiguo, con sus callejuelas empedradas y sinuosas, en las que encontrar todo tipo de tiendas y desde donde las vistas son espectaculares (como las del antiguo puerto). Más de uno se preguntó si el director Steven Spielberg se había contagiado del ambiente menos sofisticado de esta zona de Cannes cuando pisó la alfombra roja sin quitarse su sempiterna gorra.

Foto: D.R.

7 / 8

Cenando con Scarlett Johansson o con Robert Pattinson

En el mencionado hotel Martinez se encuentra el restaurante más chic, el dos estrellas Michelín La Palme d’Or, en honor a la Palma de Oro del festival, el favorito de las actrices Scarlett Johansson o Eva Longoria. Otro imprescindible es Tetou, de cuyos mariscos es muy fan Robert Pattinson o Matthew McConaughey. Poder sentarse a la vera de alguno de estos actores puede ser una fantasía hecha realidad.

Foto: Le Baoli

8 / 8

"All the single ladies"

Si hay un punto de encuentro del famoseo es Le Baoli, un lugar de moda donde dejarse ver. Este club nocturno al lado de la playa acoge a la élite francesa y a las estrellas del festival. Con un ambiente de música electrónica y hip hop, gente como Jude Law, Jay-Z y Beyoncé o Naomi Watts beben cócteles maridados con platos asiáticos. Los restaurantes La Mome, y su ceviche con champán, y el coqueto bistró Le Cirque son otras opciones donde sentirse famoso por un día (o una noche).

"All the single ladies"

Atlas de las resacas más glamurosas de Cannes

Compártelo