Turismo en Brutus

Roma abrirá al público Largo di Torre Argentina, el lugar donde Julio César fue asesinado

Por primera vez en la historia, este espacio contará con pasarelas y paneles informativos que darán a conocer la historia de la antigua Area Sacra.

Aunque ya había sido inmortalizada por los historiadores de la antigüedad y, posteriormente, por William Shakespeare, no fue hasta la década de 1920 cuando el Area Sacra de Largo di Torre Argentina vio de nuevo la luz. Desde entonces, la zona ha estado visible, pero siempre desde el exterior. Un siglo después y tras algunas remodelaciones, en 2022 será accesible al público en un circuito que sacará a relucir esta joya arqueológica del antiguo Campo de Marte.

Largo di Torre Argentina
Foto: iStock

Cuatro templos y el Teatro de Pompeyo

Según ha anunciado el Ayuntamiento de Roma, el proyecto, que se iniciará a mediados de mayo y tendrá una duración de un año, pondrá en valor uno de los mayores complejos arqueológicos de la capital italiana. Consiste en cuatro templos que datan de entre los siglos III y II a.C., y que alberga la base de la Curia de Pompeyo, la entrada del teatro homónimo y lugar del asesinato de Julio César en los idus de marzo del 44 a.C., según recogen las fuentes antiguas. El Area Sacra también conserva, a pesar de las demoliciones del último siglo, numerosos testimonios de su vida ininterrumpida durante más de 2000 años, como las fases imperiales de los templos o las estructuras de la Edad Media.

La oportunidad de que los visitantes puedan pasear en la que fue una de las Areas Sacras de la Roma republicana será posible gracias a la donación de más de alrededor de un millón de euros de la casa de joyería Bulgari, que en 2019 firmó un acuerdo con el Ayuntamiento de Roma para financiar la restauración de sus monumentos. En palabras del responsable del Grupo Bulgari, Jean-Christophe Babin, gracias a esta colaboración Largo di Torre Argentina “será finalmente devuelta al centro de la vida cultural de Roma, como lo fue hace siglos en la época republicana”.

Largo di Torre Argentina
Foto: iStock

Así será el recorrido

El proyecto se ha articulado en torno a tres elementos. La visita se iniciará en la torre Papyrus, que albergará los servicios de taquilla y un espacio expositivo en el pórtico exterior, para continuar por un sistema de recorridos verticales y horizontales en el interior de la zona arqueológica, que incluye una plataforma de ascensores con cabina abierta. Las pasarelas permitirán ver de cerca los templos y los numerosos hallazgos arqueológicos procedentes de las excavaciones y demoliciones que tuvieron lugar en la zona entre 1926 y los años 30. Por último, se instalará una zona de exposición cubierta en el pórtico oriental del Area Sacra, que hoy corresponde a la parte situada por debajo del nivel de la calle en la Via di San Nicola de' Cesarini.

A lo largo del recorrido, los visitantes podrán seguir el desarrollo histórico de la zona sagrada a través de una serie de paneles que narrarán hallazgos descubiertos en la zona y relevantes para las diferentes fases de la vida del complejo. Entre las inscripciones, los fragmentos de decoraciones arquitectónicas, la terracota y los restos de estatuas, será posible seguir los acontecimientos del sitio desde el siglo III a.C. hasta las demoliciones del periodo fascista. Las visitas podrán realizarse también por la noche con un recorrido iluminado con luces led.

Lorenza Fruci, concejala de Crecimiento Cultural de Roma Capitale, afirma que "aparte de la creación de nuevos senderos en la pasarela, se llevarán a cabo trabajos de restauración de los restos arqueológicos de la zona. Trabajar para reabrir lugares tan importantes para los ciudadanos y para todos los que visitan nuestra maravillosa ciudad, significa cuidar y tener cada vez más formas y oportunidades de conocer nuestra historia, nuestra identidad."

Largo di Torre Argentina
Foto: iStock

Desde que se anunciaron los planes del proyecto, la preocupación por la colonia felina que habita Largo Argentina ha estado en el centro del debate. Según ha informado el Ayuntamiento, las obras no afectarán a esta colonia ya histórica y que forma parte de la ciudad, y que además está protegida por las leyes del Estado y del Municipio.