Energía renovable

SWISS será la primera aerolínea del mundo en usar combustible solar

A partir de 2023, sus aviones estarán alimentados por queroseno neutro creado a partir de luz solar gracias al proceso "sun-to-liquid" ideado por Synhelion.

La luz solar puede ser el camino hacia los vuelos con huella de carbono neutra gracias a "sun-to-liquid", un proceso creado por la empresa Synhelion que fabrica combustible de aviación sostenible (SAF) a partir de luz solar. SWISS será la primera compañía aérea en beneficiarse de este procedimiento y del queroseno solar a partir del próximo año gracias a la colaboración entre la compañía suiza, Lufthansa y Synhelion.

SWISS

Foto: iStock

Swiza

¿Cómo funciona?

Este proceso, único en su género, utiliza el calor solar concentrado para fabricar syngas, que puede sintetizarse en queroseno mediante procesos industriales estándar. De este modo, cuando el combustible convertido en líquido por el sol se quema, produce solo la cantidad de CO2 necesaria para su fabricación. Según informan desde la compañía, este nuevo combustible contribuye en gran medida a la descarbonización efectiva del transporte aéreo.

Aparte de ser la primera compañía aérea en utilizar este combustible solar, SWISS y el Grupo Lufthansa colaborarán con Synhelion en el desarrollo de la instalación de producción comercial de combustible que Synhelion tiene prevista en España, donde cuenta con una torre solar en el Instituto IMDEA Energía de Madrid. Asimismo, este año construirá en Jülich (Alemania) la primera instalación del mundo para la producción industrial de combustible solar.

SWISS
Foto: iStock

"Estamos orgullosos de que SWISS sea la primera aerolínea del mundo en volar con queroseno solar. Al asociarnos con Synhelion, apoyamos la innovación suiza y perseguimos y promovemos activamente el desarrollo, la introducción en el mercado y la ampliación de esta tecnología tan prometedora para producir combustibles sostenibles", explica el Director General de SWISS, Dieter Vranckx, en un comunicado de prensa.

Hacia la neutralidad de carbono

Aparte de ser neutral en carbono y de utilizar fuentes renovables, esta técnica permite producir combustibles funcionalmente comparables a los que ya utilizan los aviones. Esto significa que la empresa puede reemplazar fácilmente su queroseno fósil con este equivalente solar sin necesidad de hacer mayores modificaciones. Según informan desde Synhelion, este queroseno solar "es un sustituto económico y ecológicamente viable a los combustibles fósiles".

La colaboración entre los implicados, que empezó en 2020, forma parte del compromiso de Grupo Lufthansa y SWISS para minimizar sus emisiones de dióxido de carbono, con el que prevé poder utilizar el queroseno solar en la mitad de su flota de aquí a 2030. De hecho, está previsto que en los próximos años SWISS aumente considerablemente el uso de combustibles de aviación sostenibles para contribuir a la consecución de sus objetivos climáticos. Para ello, han decidido "apoyar activamente el desarrollo de combustibles solares", expone Vranckx, director general de SWISS, a lo que añade: "Queremos ser pioneros en su uso. Así que nuestra participación en Synhelion es un elemento clave en nuestra estrategia de sostenibilidad a largo plazo".