Turismo responsable 🐋

Tenerife: guía para avistar cetáceos de forma sostenible

Cómo elegir un operador responsable y realizar esta actividad creando un impacto positivo para el ecosistema y los animales.

Tenerife es sin duda uno de los lugares más recomendables y especiales para avistar cetáceos no solo de España, sino de todo el mundo. En el suroeste de la isla, de hecho, se encuentra el punto con mayor biodiversidad de cetáceos de toda Europa. Un lugar en el que se pueden llegar a avistar hasta 22 de las 90 especies de cetáceos que habitan el planeta. 

Tenerife

Foto: Shutterstock

¿Por qué es un lugar excepcional?

Esto se debe en primer lugar a las características especiales de la zona: la confluencia de varias corrientes, la riqueza nutritiva de las aguas y las grandes profundidades entre las islas debido a su naturaleza volcánica. Pero también a su particular localización, pues el archipiélago de las Islas Canarias se encuentra justo en el límite norte de la distribución de las especies de aguas tropicales y en el límite sur de las de aguas frías. Siendo por tanto el lugar donde confluyen muchas de ellas.

Primer lugar declarado Patrimonio de Ballenas de Europa 

Aparte de la gran diversidad de cetáceos que habitan esta zona, hay algo por lo que se considera única a la franja marina de 46 quilómetros que separa la isla de Tenerife de la Gomera: su población residente de más de 400 calderones tropicales. No es solo la gran cantidad de animales que se concentran en este pequeño espacio que hace que el mismo sea tan especial, sino también el hecho de que solo se conocen cuatro lugares en el mundo que presenten poblaciones residentes de dicha especie: Hawái, California, Japón y el suroeste de Tenerife.

Cachalote
Foto: iStock

No es de extrañar, por lo tanto, que a esta particular área se haya otorgado un reconocimiento internacional con el fin de protegerla, declarándola como el Primer Lugar Patrimonio de Ballenas de Europa. Se trata de la Franja Marina Teno-Rasca, un total de 22 quilómetros que quedan comprendidos entre la punta de El Fraile (Teno) y Punta Salema o de Rasca, en Las Galletas. 

¿Qué especies se pueden observar?

Una de las particularidades del suroeste de Tenerife es que presenta poblaciones residentes además de encontrarse en un punto estratégico para la migración de muchas otras especies de cetáceos.

El delfín mular y el calderón tropical son las dos especies que llevan a cabo todo su ciclo vital en esta zona (apareamiento, alimentación y cría) y que, por tanto, se pueden avistar durante todo el año. Mientras que entre las especies migratorias más comunes que es posible observar destacan el cachalote, el calderón gris y el calderón común, el rorcual común y el rorcual tropical, la falsa orca, el delfín común y el delfín moteado.

En cualquier caso, en Tenerife, los 365 días del año se consideran favorables para realizar avistamientos de estos animales. 

Delfines
Foto: Shutterstock

¿Cómo escoger empresas responsables?

Pero a la hora de realizar este tipo de actividad es muy importante escoger bien la empresa con la que se llevará a cabo. Es decir, tener en cuenta que esta sea legal, y que, además, opere de forma responsable. 

“Para que una empresa sea legal para realizar avistamientos debe de tener dos licencias. Una bandera amarilla que presente el logotipo de Barco Azul: se trata de una comunicación de inicio de actividad que proporciona el Gobierno de Canarias. Y otra que no es visible, pero que es la más importante: la licencia que otorga da el Ministerio de Medio Ambiente de España y que autoriza a realizar la actividad”: explica Sergio Hernández Herrera de la empresa de avistamientos Bonadea II Catamarán.

Pero, además de que sea una empresa autorizada, no menos importante es escoger una que se preocupe de realizar los avistamientos ayudando positivamente a la conservación del ecosistema y respetando a los animales. En este sentido, antes de realizar un avistamiento con una empresa autorizada, hay que tener en cuenta:

  1. Que presente el logotipo de Barco Azul y posea la licencia que otorga el Ministerio de Medio Ambiente de España.
  2. Estar adjunta a la Carta de Calidad de Turismo de Tenerife, un compromiso al cual se adhieren aquellas empresas comprometidas con la conservación de esta franja.
  3. Asegurarse que el operador siga estrictamente las medidas de precaución recomendadas para evitar colisiones que pongan en peligro la vida de los animales e, incluso, de las personas a bordo de la embarcación. 
  4. Verificar, también, el código de conducta de los operadores ya que los animales pueden alterar su comportamiento debido a la actividad humana con consecuencias incluso graves para su reproducción, alimentación y, en definitiva, supervivencia. 

¿Cómo? Por ejemplo consultando la normativa vigente en España relativa a la protección de cetáceos en aplicación de la Directiva Hábitats para la conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres y consultando la campaña Turismo Responsablecde FAADA, entre los que destacan: 

  • Respetar siempre la distancia mínima de seguridad (100 m) y acercarse a los animales de forma lenta y pausada.
  • No permanecer demasiado tiempo cerca de los cetáceos (unos 30 minutos como máximo).
  • Evitar navegar alrededor de un grupo ya que esto podría separar a los animales, algo particularmente peligroso en el caso de madres y crías.
Ballena piloto
Foto: iStock

Además, puede facilitar la búsqueda saber que ACEST, la Asociación Cetáceos Sur de Tenerife, agrupa empresas del sector del avistamiento que han desarrollado protocolos de buenas prácticas para demostrar que es posible llevar a cabo esta actividad creando incluso un impacto positivo. Todas ellas, de hecho, consideran que solo realizando avistamientos de forma sostenible se podrán preservar los recursos naturales para seguir disfrutando y viviendo de ellos.