Viaje a la otra isla

Tenerife en modo 'slow'

Cerca de La Caleta existe otra forma de disfrutar de la isla y de su naturaleza en clave lenta y relajada.

Más allá del turismo mainstream existe un pequeño reducto, a espaldas del Teide y con salida a la costa tinerfeña, que da sentido a esa forma de vida que busca volver a los orígenes, a disfrutar de la calma y a re-conectar con una naturaleza apenas alterada por la mano del hombre. Aunque se encuentra muy cerca de la Costa de Adeje, no tiene nada que ver con ella. De hecho, es una auténtica frontera natural que se separa del bullicio.

1 / 5
colourful-houses-in-la-caleta-fishing-village-during-sunset-time-on-picture-id692429132. Locales y hippies

Foto: iStock

1 / 5

Locales y hippies

En la costa y la tierra que se adentra en la playa de La Caleta se encuentra el último reducto local que se aleja del turismo de masas. Mantiene la historia, la esencia y la autenticidad que se encuentra en un verdadero pueblo pesquero. Y una de las mejores gastronomías de la isla, a base de marisco del día y producto (y vino) de la tierra. Frente a la costa, los barcos pueblan su mar amarrados en la bahía frente al pueblo. Los amantes de los rayos de sol deben saber que su costa essalvaje, al igual que sus playas, llenas de rocas y tierra volcánica. Pero eso no impide disfrutar de un buen chapuzón hasta en las calas más inaccesibles, eso sí, después del paseo para llegar hasta allí. En una de esas playas, en la de Los Morteros, vive una pequeña comunidad de hippies con las mejores vistas al Océano Atlántico. Un espacio al que vale la pena acercarse a pie o en barco.

Foto 2 - Royal Hideaway Corales . Larga y próspera vida 'slow'

Foto: Royal Hideaway

2 / 5

Larga y próspera vida 'slow'

Aunque a La Caleta la rodea el turismo de masas, existe un resort en medio de todo ese caos vacacional que se sumerge de lleno en la tranquilidad y en la búsqueda por la conexión con el entorno. Se trata del Royal Hideaway Corales Resort, un hotel con una zona adults only y otra especializada para recibir familias, además de un apartado de villas privadas y penthouses con piscinas individuales para el que quiera aislarse en su pequeño paraíso. Incluso, tienen la posibilidad de que un chef te cocine, o de que cocines con él, en la habitación a tu gusto, en lo que ellos llaman Chef in Room. Y es que, aquí, conciben la desconexión y el cuidado de la mente y el cuerpo como las bases de la vida slow y de su particular forma de entender el turismo.

iStock-504220184. Naturaleza en bruto

Foto: iStock

3 / 5

Naturaleza en bruto

Además de aprovechar para visitar una de las maravillas de la naturaleza más sorprendentes de la isla como es el Parque Nacional de Las Cañadas del Teide, Tenerife permite a sus visitantes redescubrirla desde otros puntos de vista. Por ejemplo, a vista de pájaro, sobrevolando el Teide en helicóptero o en paracaídas hasta aterrizar en la playa de La Caleta. También por mar, en barco o en kayak, con el objetivo de avistar dos especies tan bellas como admiradas: los delfines y los calderones. Y, para completar la experiencia, una salida en barco para disfrutar a cielo abierto del manto de estrellas. Algunas de estas actividades las ofrece el propio hotel para que cada uno de sus huéspedes diseñe sus vacaciones al milímetro, con el objetivo de que cada uno conecte con el espacio como más vaya con él. Y, para el que busque rayos de sol, que pregunte por su salida directa a la playa.

Maresía. De la tierra a la mesa

Foto: Restaurante Maresía

4 / 5

De la tierra a la mesa

Tanto en el ámbito del ocio como en el de la gastronomía, en este oasis se tiene muy en cuenta la importancia de lo propio. En todas sus esquinas predomina la gastronomía local, el producto de temporada y los vinos de la tierra. También en el restaurante Maresía, asesorado por los hermanos Padrón, los únicos tinerfeños con estrella Michelin. Su cocina se basa en el sabor, sin disfraces y teniendo muy en cuenta los valores del producto. Además, para ellos, el alimento que viene del mar es la esencia de toda su cocina y uno de sus pilares gastronómicos más importantes.

spa-tenerife-masajes-viajes-canarias. Men sana y corpore...

Foto: Royal Hideaway

5 / 5

Men sana y corpore...

La Caleta permite desconectar a todo el que pasee por sus tierras y se bañe en sus aguas. Ese es el primer paso para lograr una unión mens-corpore sana. De ahí que, en Corales Beach, se sumerjan en la sabiduría del Ayurveda ofreciendo diferentes tratamientos basados en esta medicina holística de la belleza y el bienestar. Según esta medicina de origen hindú, el universo está equilibrado por cinco elementos (tierra, aire, fuego, agua y éter) que, en combinación, dan origen a tres energías que mueven todo (Vata, Pitta y Kapha). Aunque este tipo de cuidados tienen más de 10.000 años, hay quien ya la considera la medicina del futuro y una de las nuevas tendencias de belleza y bienestar del mundo. De hecho, sólo hay que probar su Marma Abhyanga, un masaje ayurvédico tradicional con aceite templado que estimula todos los puntos de energía vital ayurvédica para liberar tensiones y bloqueos de energía. Una experiencia para conectar contigo mismo en el núcleo de la slow life.

spa-tenerife-masajes-viajes-canarias

Tenerife en modo 'slow'

Compártelo