Turismo vs Amazon

Las tiendas más singulares de Bruselas

Un paseo por la capital belga en busca de showrooms, boutiques y estudios que sintetizan la cara creativa de la ciudad.

La vida comercial en Bruselas gira en torno a la Grand Place. Las calles y plazas que se abren a su alrededor son un seductor escaparate de los placeres que apasionan a los bruselenses y visitantes. Bombones, cerveza, y también el cómic y las artes son atractivos que se pueden abarcar en esta ciudad, a los que desde hace unos años hay que añadir tiendas de diseño y barrios enteros donde han proliferado los talleres de modistos, artistas y artesanos. Bruselas es perfecta para salir de compras. Una capital europea compacta y de dimensiones accesibles, donde es fácil recorrer las calles a pie o desplazarse a otros barrios con un breve trayecto en metro. 

 

Una ruta shopping entre galerías comerciales (una visita imperdible por su interés histórico son las Galerías St. Hubert, inauguradas en 1847, hoy con tiendas, cafés, restaurantes y algún hotel); boutiques de firmas internacionales, especialmente en el Bulevar Waterloo, la Rue Neuve y la Rue de Namur; tiendas de artistas y artesanos, como en el área de la Avenue Louise, donde abundan las tiendas de ropa vintage, o el barrio de Sablon, conocido por sus anticuarios y galerías de arte. Sin embargo, en todo este ecosistema están empezando a brillar estos espacios que, a base de ideas originales y de perseverancia, llaman la atención de locales y visitantes. 

1 / 10

Foto: Haunting & Collecting

1 / 10

Haunting & Collecting

En esta innovadora tienda de ropa, la moda se combina con el arte. Se trata de un espacio experimental mitad boutique, mitad plataforma artística. En ella se puede comprar desde vestuario a calzado, accesorios y objetos de diseño, y también acudir a alguno de los eventos que programan como pasarela de nuevas colecciones, fiesta y exposiciones de arte.

Rue des Chartreux 17

Foto: Le Typographe

2 / 10

Le Typographe

Se trata de una papelería encantadora en la que, aunque no se vaya a comprar, resulta delicioso visitarla. Ocupa una antigua imprenta donde se ha conservado el viejo mobiliario y los estantes de madera oscura, ahora utilizados como expositores de sus productos la venta. Aquí se pueden encontrar desde folios, papeles y sobres de carta de mil y un colores a tarjetas de felicitación y para otras ocasiones especiales hasta papales de regalo, lazos, cajas y bonitas bolsas de embalaje.

Rue Américaine 67

Foto: Gabrielle Vintage

3 / 10

Gabrielle Vintage

Una tienda de ropa ecléctica y con historia. Aquí todo lo que se encuentra viene de los locos años 20 hasta el 1980, incluido algún tesoro de alta costura. La alemana Gabriele Wolf dio su nombre a la boutique que abrió en noviembre de 1998, primero en la Rue des Chartreux 14. Esa calle, que ha florecido desde entonces para convertirse en uno de los lugares más emblemáticos para tiendas con nombre propio, solo tenía entonces dos tiendas. En 2004 se mudó a un espacio mayor en el número 27 donde demuestra su pasión por el diseño de interiores y por el mundo del teatro. 

Foto: Librería Candide

4 / 10

Librería Candide

Esta librería es un tesoro para los amantes de los libros que visitan la capital belga. Sus paredes blancas y luminosas y columnas de amarillo chillón contrastan con la madera rugosa de las antiguas estanterías. Además de su completo fondo literario, el espacio suele acoger micro exhibiciones de ilustradores y escritores, así como presentaciones de autores.

Place Georges Brugmann 2

Foto: Stijl

5 / 10

Stijl

Stijl está considerada la primera tienda de ropa de diseño belga que abrió en la capital. En ella dieron sus primeros pasos los Six Anvers, el grupo de diseñadores de moda que se graduaron en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes entre 1980 y 1981 y que fueron pioneros en el país. Hoy las dos tiendas Stijl de Bruselas (la primera dirección pertenece a la tienda de mujer y la segunda a la masculina) es una plataforma en la que los nuevos talentos exhiben su trabajo. Es el caso de diseñadores de moda ecológica como Norwegian Rain y Katrien Van Hecke.

Rue Antoine Dansaert 74 / Place du Nouveau Marché aux Grains 6

Foto: Le Grand Droguerie Le Lion

6 / 10

Le Grand Droguerie Le Lion

Aquí no solo deben acudir los grandes artistas a comprar sus materiales, sino todo aquel aficionado a la pintura. Este centenario establecimiento, que abrió sus puertas en Bruselas el año 1875, no solo destaca por la amplísima oferta de productos para artistas, pintores y decoradores de interiores. Se la reconoce especialmente por el magnífico trato y sabias recomendaciones de sus dependientes. En el mismo entorno que antaño hoy se encuentran más de 4500 productos, desde pinturas a pigmentos, lienzos y productos típicos de droguería. 

Rue de Laeken 55

Foto: Isabelle Bajart

7 / 10

Isabelle Bajart

La diseñadora Isabelle Bajart propone en su negocio evitar la idea de vestirse vintage de la cabeza a los pies, y apuesta por una mezcla entre lo viejo y lo nuevo, combinando ropa retro y contemporánea. Esta filosofía también se transmite en su tienda, un antiguo inmueble, donde los antiguos suelos de madera y una sinuosa escalera se funden con nuevos materiales como el acero. Un comercio ecléctico y chic, como las colecciones que pone a la venta.

Rue des Chartreux 25

Foto: Diito

8 / 10

Diito

Las colecciones de mobiliario y objetos decorativos de la tienda Diito son una mezcla de estilos vintage, retro y contemporáneo. Mesas de madera se funden con aparadores old fashioned, todos iluminados con lámparas de diseño para formar, siguiendo la filosofía de la firma, «esculturas en mobiliario». 

Rue de l’Aurore 62

 

Foto: Natan

9 / 10

Natan

Las creaciones del modisto de alta costura belga Edouard Vermeulen, habitual entre la realeza europea, y cuyo estilo sobresale por la riqueza de materiales y simplicidad de formas, pueden verse en este establecimiento con historia. Se remonta a la histórica Maison Paul Natan que abrió sus puertas en 1930. Buscando una salida a su trabajo, en 1983 Vermeulen alquiló un espacio en esta tienda para mostrar sus diseños. Fue el origen de un imperio de moda. En 2018 abrió el Atelier Ii (Place Brugmann 6), donde los jueves de 10 a 12 h se puede ver cómo se trabaja en un taller de alta costura.

Rue de Namur 78

Foto: Schleiper

10 / 10

Schleiper

La historia de este comercio centenario se remonta a 1892 cuando su fundador, Joseph Schleiper, vidriero de profesión, abrió una tienda de espejos y cristales en la Rue Botanique 51 de Bruselas. Con los años, su negocio fue creciendo poniendo a la venta otros productos como marcos para cuadros. En la década de 1970 se trasladaron a la calle Chaussée de Charleroi 149, y su oferta se amplió a todo tipo de materiales para pintores y manualidades. Desde 2011 cuenta con sucursales con el sello Be Creative by Schleiper.

Hounting & Collecting

Las tiendas más singulares de Bruselas

Compártelo