Adiós, kuna; hola, euro

Viajar a Croacia en 2023: sin control de pasaporte y con Euro

La entrada del país balcánico en el espacio Schengen facilita los requisitos y trámites para descubrirlo.

A las 00.00 h del 1 de enero se comenzaron a retirar los controles de 73 pasos de las fronteras de Croacia con Eslovenia y Hungría, integrándose así ya en lindes internas del espacio Schengen. Fue la escenificación más evidente de la bienvenida de Croacia en el espacio Schengen  de libre circulación y en la eurozona.

Croacia bonita

Croacia bonita

“Doy una calurosa bienvenida a Croacia en el euro y en el área de libre circulación de Schengen. A partir de este domingo, los ciudadanos que conduzcan hacia y desde Croacia pueden comenzar a viajar sin controles fronterizos internos”, dijo la Presidenta Ursula von der Leyen mientras comenzaba también el proceso de sustitución de kuna, la antigua moneda del país, por el euro.

Este hito histórico significa en la práctica una serie de cambios a nivel de movilidad de los turistas que entren y salgan de Croacia desde ahora. El país balcánico no solo elimina los controles fronterizos con Eslovenia y Hungría, también procederá a levantar los controles del aeropuerto, integrándose en la normativa de los restantes países que pertenecen al espacio Schengen. 

CALLE EN KORCULA - CROACIA

En cuanto a la utilización de la moneda común, la sustitución de la kuna será gradual y se hará a un cambio oficial de 1 euro por 7,53450 kuna croata. Las dos monedas se usarán de forma conjunta durante un período de dos semanas, mientras que el cambio se dará de forma obligatoria en euros para posibilitar la retirada progresiva de la antigua moneda. La doble visualización de precios en kuna y euro se hizo obligatoria ya desde el 5 de septiembre de 2022 y se aplicará hasta el 31 de diciembre de 2023. Un cambio de moneda que no conllevará demasiadas dificultades prácticas a un país muy habituado al turismo, donde el euro ya estaba muy presente, llegando a suponer el 80% de los depósitos bancarios.

 

Al despedirse de la kuna, Croacia pasa a ser el vigésimo país de la eurozona, de los 27 que forman la UE. También pasa a ser el vigesimoséptimo miembro del espacio Schengen que permite que 420 millones de personas viajen libremente entre los países miembros sin pasar por controles fronterizos, un proyecto que surgió en 1985 como acuerdo inicial entre Francia, Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo.

Croacia en el espacio Schengen

Consecuencias prácticas para el turismo

  1. No hay controles fronterizos en las fronteras interiores

    Es decir, que no hace falta ni pasaporte ni visado para viajar a Croacia. Con el DNI será suficiente.

  2. Hay estándares armonizados

    Con lo que se facilitan los trámites en el cruce de las fronteras interiores del espacio, haciendo más sencillo atravesar los límites por carretera con Eslovenia y Hungría, países ya miembros. 

  3. Estándares homogéneos de visado de entrada y de estancia de corta duración para todos los países Schengen

     Por lo que los viajeros no pertenecientes al espacio pueden moverse entre países Schengen hasta 90 días en un período de 180 días.