Houston, tenemos a un turista

Próximo destino: el espacio

La NASA revoluciona los viajes al espacio al abrir para 2020 la Estación Internacional a los turistas espaciales que puedan pagar 35.000 dólares por noche.

“La NASA abre la Estación Espacial Internacional a oportunidades comerciales”, anunció el pasado 7 de junio Jeff DeWit, director financiero de la agencia estadounidense, y desde entonces todo un mundo de posibilidades fabulosas se ha abierto para el turismo espacial. El anuncio se hizo desde la sede del Nasdaq, el mercado de valores en el que cotizan las empresas tecnológicas más importantes del mundo, como para dejar claro que la NASA va muy en serio con esta noticia. El tuit que publicaron con el anuncio es histórico.

 

La nueva estrategia se pone en marcha justo en un momento en el que la agencia se ha marcado como objetivo lograr que la primera mujer y el próximo hombre lleguen a la Luna en el 2024. Antes, a partir del año 2020, y según lo planeado, las personas ajenas a la agencia espacial podrán visitar la estación en el desarrollo de actividades económicas privadas. En otras palabras: la NASA da el pistoletazo de salida para utilizar la estación espacial como destino turístico.

 

El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior. Dio una única órbita a la Tierra, comió algo y volvió a entrar en la atmósfera. Si cuando salió de la Vostok 1 le hubieran dicho que casi sesenta años después, los primeros turistas viajarían a una estación espacial internacional, habría pensado que todos se habían vuelto locos durante su aventura orbital.

 
1 / 4

Foto: NASA

1 / 4

Un viaje combinado, pero a escala orbital

Los “astronautas privados” llegarán a la Estación Espacial Internacional transportados por una de las dos compañías que actualmente están desarrollando vehículos para la NASA: o bien SpaceX, con la cápsula Crew Dragon, o Boeing, que está ultimando la Starliner. Como no son compañías low cost, esta será la parte más cara del viaje: se calcula el coste en unos 58 millones de dólares. Según la agencia espacial, la idea es empezar con dos viajes privados al año, así que, al menos, no habrá masificación.

Foto: NASA

2 / 4

Estación Espacial Internacional, ciudad de vacaciones

Cuando se cumple el 50º aniversario de la misión Apolo 11 que puso al primer ser humano en la Luna, la NASA abre las puertas de la joya de la corona de la exploración espacial, la Estación Espacial Internacional. Los “turistas espaciales” podrán estar hasta un máximo de 30 días, siempre y cuando hayan cumplido con todos los requisitos médicos que marca la agencia espacial. Además, siempre habrá un encargado supervisando personalmente toda la estancia.

Foto: NASA

3 / 4

Lo que pasa en la ISS, no se queda en la ISS

El alojamiento no va a ser barato, precisamente. Se estima que rondará unos 35.000 dólares por noche y persona e incluirá la comida, el agua y todo el sistema de soporte vital a bordo. Por supuesto, las vistas están más que aseguradas. Sin duda, observar la Tierra desde unos 400 km de altitud, mientras se nota la ingravidez, debe ser una experiencia única, sobre todo, si se hace escuchando el clásico de David Bowie, Life on Mars?. A diferencia de Las Vegas, quien viaje a la Estación Espacial Internacional seguro que querrá contárselo a todo el mundo.

Foto: NASA

4 / 4

Un primer turista espacial muy 'especial'

Aunque pueda parecer imposible que con estos precios se cubran dos viajes al año como pretende la NASA, hay que recordar que parece ser que más de un millonario sueña con tocar las estrellas. El único que hasta ahora lo ha logrado fue el empresario estadounidense Dennis Tito, quien ya viajó a la Estación Espacial Internacional en 2001, con la colaboración de la Agencia Espacial Federal de Rusia. La aventura le costó 20 millones de dólares. Ahora con la NASA, tal vez, haya más que se animen a probar la experiencia.

estacion-internacional

Próximo destino: el espacio

Seguir Viajando

Actualidad

Luna

Compártelo