¿Volará algún día Greta Thunberg?

El vuelo más sostenible de Air France-KLM

Estas son las razones por las que la compañía está de nuevo en el Olimpo del prestigioso Dow Jones Sutainability Index.

klm sostenible

Foto: iStock

klm aruba 061

Hace unos días, Greta Thunberg llegó a Nueva York para participar en la Cumbre del Clima 2019 del 23 de septiembre tras viajar dos semanas en velero. No optó por ese medio de transporte por romanticismo o porque sea algo excéntrica, sino porque ella siente ‘vergüenza de volar’ (o 'flygskam', como se le conoce en Suecia a este sentimiento tan 'millennial'). La carismática adolescente decidió dejar de desplazarse en avión hace años, debido a las emisiones de gases que generan los vuelos, una decisión que cada vez se plantea más gente, ¿viajar en avión o planeta?

Lo cierto es que según la Agencia Ambiental Europea, viajar en avión contamina mucho. En concreto, por cada kilómetro que viaja un pasajero aéreo se emiten 285 gramos de CO2; muy por encima del transporte ferroviario (14) o incluso del transporte por carretera (158). Aún así, cada 0,86 segundos despega un avión en el mundo.

Air France-KLM, en la cabeza de sostenibilidad

Algunas empresas ya han comenzado a preocuparse por el impacto que genera su actividad en el planeta. Entre ellas, y desde que se encuentran en el centro de la diana de la sostenibilidad viajera, algunas aerolíneas. Para estas empresas, las prácticas medioambientales no son simplemente marketing, sino un compromiso para proteger el medioambiente. Una de las pioneras en todo esto fue Air France-KLM, que lleva 15 años entre las compañías aéreas líderes del Dow Jones Sutainability Index.

Solo trabajando colectivamente puede el sector del transporte aéreo avanzar mucho en términos de sostenibilidad (Pieter Elbers - Presidente y CEO de KLM)

El grupo se enorgullece de recuperar de nuevo la posición en este índice que reconoce a las empresas más punteras en términos de indicadores de sostenibilidad y en el que también se encuentran ANA Holdings Inc, China Airlines Ltd y Latam Airlines Group SA. El que este sea el 15º año consecutivo que Air France-KLM se encuentra entre los tres primeros del DJSI como la única aerolínea europea, confirma el éxito de su estrategia en sostenibilidad ambiental.

La hora de las metas ambiciosas

KLM fue la primera compañía aérea que realizó un vuelo comercial alimentado con biocombustible, en 2011, y su objetivo actual es lograr una reducción del 20% de las emisiones de CO2 por pasajero para el año 2020 (en comparación con 2011). Todo apunta a que lo lograrán: a finales de 2018, a pesar de que las operaciones habían crecido, ya habían reducido las emisiones de CO2 un 17 %. En 2030, la meta es más ambiciosa: pretenden una reducción del 15 % de la huella de carbono total, en comparación con 2005.
vuelo KLM

Foto: iStock

Combustible sostenible y más bosques

En la actualidad, el factor más importante para el medio ambiente es el uso de combustible sostenible, con el que se logra reducir las emisiones de CO2 de cada vuelo hasta en un 85%. A su vez, el grupo ha estado ofreciendo el servicio CO2ZERO que hace posible viajar con una huella de carbono neutra y está disponible al reservar vuelo en el sitio web de KLM o en la aplicación para móviles. Se trata de una forma fácil de compensar las emisiones de CO2 relacionadas con el vuelo y así neutralizar la huella de carbono. Eligiendo este servicio se contribuye a la iniciativa de reforestación 'CO2OL Tropical Mix', en Panamá, donde hasta ahora se han plantado al menos 3,5 millones de árboles.
Así, desde 2017, el grupo ha invertido en el cultivo de 500 hectáreas de bosque tropical con las contribuciones de los pasajeros. Estos proyectos de reducción de CO2 están certificados de manera sostenible por Gold Standard y también promueven la fuerza laboral local.
KLM

Foto: iStock

Un centenario sostenible

A pesar de todo ello, la aviación está lejos de ser sostenible en la actualidad. Por lo que, en el marco de su centenario (KLM se convertirá el 7 de octubre de 2019 en la primera aerolínea del mundo operando con su nombre original), el grupo anuncia sus medidas estrella.

Aunque KLM-Air France ya usa hoy 57 veces más combustible sostenible que en 2011, la producción todavía está muy por debajo de lo necesario. Por lo que el grupo anuncia la apertura para 2022 de la que será la primera planta europea de de biocombustible en los Países Bajos con SkyNRG.
klm aruba 061

Foto: Air France-KLM
A la vez, a partir de su compromiso Fly Responsibly, se invita a las empresas a compensar los viajes de negocios a través del Programa Corporativo de Biocombustible de KLM. El esfuerzo va más allá y se acaba de anunciar que a partir del 29 de marzo de 2020, se reemplazará uno de los vuelos diarios entre Ámsterdam y Bruselas con capacidad para asientos a bordo del tren de alta velocidad Thalys.

KLM-Air France también está trabajando junto a la Universidad Tecnológica de Delft para desarrollar un avión que vuele de manera más económica debido a su forma de V, en la que la cabina para pasajeros y tripulación, así como la bodega de carga y los tanques de combustible están integrados en gran medida en las alas de la aeronave. En octubre de 2019, se presentará al público un modelo a escala. Tal vez, este sea el avión que, por fín, pueda usar Greta Thunberg para sus viajes.

Compártelo