We love cities

WWF busca las ciudades más sostenibles del mundo

El proyecto We Love Cities invita a la población a votar la urbe más verde y a enviar propuestas de mejora.

Más de la mitad de la población mundial habita en ciudades, donde se produce el 70% de las emisiones globales de CO2. Unas cifras preocupantes si se tiene en cuenta que para 2050 se estima que las poblaciones urbanas se dupliquen de los 3.500 millones actuales a 6.700 millones. Ante la evidente necesidad para frenar el impacto climático de las urbes, la organización WWF ha lanzado la campaña We Love Cities, con la que invita a votar la ciudad más sostenible y a enviar sugerencias sobre cómo deberían mejorar.

We Love Cities

Foto: WWF

Bici

Los usuarios pueden escoger entre 54 urbes correspondientes a 26 países, seleccionadas mediante los resultados de One Planet Citiy Challenge, el desafío de ciudades más grande y de mayor duración que existe, entre las que se encuentran París, Lima, Wellington o Kochi.

Una votación para crear conciencia

We Love Cities quiere inspirar y crear conciencia sobre el progreso de las ciudades hacia la sostenibilidad, brindar al público la oportunidad de celebrar, votar y mejorar su ciudad a través de sugerencias que se enviaran a las ciudades una vez finalizada la votación, recompensar a las comunidades y fortalecer el vínculo entre el público y quienes toman las decisiones.

Así, la campaña involucra a la ciudadanía en el proceso de descarbonización de las ciudades en un momento donde es más necesario que nunca. Hace 5 años, en 2015, la COP 21 puso sobre la mesa el Acuerdo de París, con el que estableció un límite de aumento de la temperatura muy por debajo de los 2 °C y prosiguiendo los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C. Estudios científicos muestran que tecnológicamente es posible si se aplican cambios desde ya. Ante esta necesidad, son muchas las ciudades que ya implementan nuevas prácticas para minimizar su presión sobre la tierra, las aguas y el clima.

Bici

Foto: iStock

En estos esfuerzos se basa la elección de las 54 ciudades que, aunque muchas de ellas sean grandes urbes y tengan un largo camino por recorrer, están apostando por la mejora en áreas dónde se pueden lograr los mayores beneficios climáticos y sociales: transporte, energía, vivienda, residuos y alimentos.

"Necesitamos mejores modelos de transporte; edificios verdes; la potencialización del poder de la naturaleza; y la reducción de residuos para que las ciudades abran el camino hacia un futuro climático más sostenible”, expone WWF en la página web de We Love Cities.

¿Cómo es la ciudad del futuro?

Reducir las emisiones es el principal reto. Para conseguirlo existen varias posibilidades, pero todas pasan por la reducción del consumo y del transporte y la transición del uso energético por uno mucho más verde. Peatonalizar las calles y crear más carriles bici para minimizar el tráfico, crear una red de transporte público eficiente y posibilitar uno mucho más sostenible son algunas de las iniciativas que están emprendiendo las ciudades más sostenibles.

Placas solares

Foto: iStock

Pero la descarbonización va mucho más allá del transporte. Pasa por la alimentación y la necesidad de comprar productos de proximidad y de reducir el consumo de carne, por la economía circular que permitiría minimizar el desperdicio y el aprovechamiento de residuos para obtener material y energía, por una gestión de residuos urbanos más inteligente que mejore la economía, el ambiente y la calidad de vida de las personas y por la renovación de edificios para adaptarlos a la energía renovable local, eliminando la dependencia a los combustibles fósiles y protegiendo su economía contra los altos costos de energía.

Mediante la campaña We Love Cities, WWF quiere concienciar a la ciudadanía de todo ello, y ya lleva años haciéndolo: desde su creación en 2013, ha llegado a más de 200 millones de personas de más de 150 ciudades que han proporcionado alrdededor de 100.000 sugerencias a los gobiernos locales. En las próximas semanas se enviarán las de 2020 y se conocerá la ciudad ganadora de esta edición.

Compártelo