Desde 2009 hasta nuestros días

Así han evolucionado las Estrellas Michelin en cada Comunidad Autónoma

En los últimos 11 años, la Guía Roja ha premiado la gastronomía española y ha atomizado su selección.

No es un secreto que la gastronomía en España ha experimentado un fulgurante crecimiento en los últimos años. No es que no hubiera buenos restaurantes de alta cocina, simplemente es que estaban destinados a un público muy concreto y, muchos de ellos, no acababan de casar con los criterios de la Guía Michelin. Sin embargo, la evolución tanto de la cocina como de los gustos de los inspectores de esta publicación ha hecho que se haya ampliado el alcance y que, exceptuando las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, todas las regiones administrativas de España tengan, a día de hoy, un restaurante presente en la guía. Como mínimo. 

 

 

 
1 / 3
Michelin Histori. Del neumático a la guía

Foto: Wikimedia Commons

1 / 3

Del neumático a la guía

Michelin nació en el año 1889, de la mano de André Michelin, con el único propósito de fabricar pelotas de goma, zapatas de freno y neumáticos. Siguiendo con su filosofía dentro del mundo automovilístico y once años más tarde creó la Guía Roja, un manual para la ayuda de ciclistas y conductores en carretera que se fundamentaba sobre las tres R: Repostar, reparar y reposar. Una guía gratuita con una tirada de 32.909 ejemplares y algo de inserciones publicitarias en su interior.

La gastronomía entra en la Guía

Veinte años más tarde, la Guía Roja empieza una nueva etapa. Se pone a la venta por 5 pesetas y se retiran automáticamente todas las publicidades de su interior a excepción de las propias de la marca. Y es, a partir de ese momento -concretamente en 1926-, cuando la guía comienza a incluir en su interior un catálogo de estrellas que otorgan los diferentes niveles de calidad gastronómica de los establecimientos que se muestran. En su inicio sólo se recogían los restaurantes de hoteles, por eso de su tercera R, la de reposar.

ESPANA 1927. Páginas de la Guía Michelin de 1927 de España

Foto: Cancela.org

2 / 3

Páginas de la Guía Michelin de 1927 de España

Desde la primera edición en la que se incluyen estrellas Michelin, con el Hotel Reina Victoria de Alicante, el Grand Hotel de Londres de Madrid o el Hotel Inglaterra de Valladolid, la evolución de la cocina española ha cambiado y mucho. Sólo con observar el histórico de los últimos diez años ya se pueden atisbar pequeñas conclusiones. La primera de ellas es que Cataluña y País Vasco siempre han estado en el mapa de las Comunidades Autónomas más estrelladas. Algo tiene que ver, aunque mucho antes, su cercanía con Francia y su Nouvelle Cuisine en la creación de la cocina de vanguardia porque lo que está claro es que, ya entre los años 60 y los 80, ambas comunidades estaban en la cúspide de la gastronomía española.

iStock-935489342

3 / 3

Once años deliciosos

También se percibe cómo la fiebre de la gastronomía y su importancia dentro de la cultura española se ha ido extendiendo de norte a sur del país hasta llegar a las islas. Canarias comenzaba el 2009 sin estrellas y este año 2020 lo termina con ocho; lo mismo ocurre con La Rioja, Murcia, Cantabria y Aragón. Pero, las comunidades que dan un salto más notable sin duda alguna son Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Castilla-La Mancha, duplicando su número de estrellas en tan sólo diez años. En el caso de la región levantina, su crecimiento ha sido fugaz, siendo la que está experimentando un ascenso meteórico en el cielo de la Guía Roja. Y no solo por la consolidación de Valencia como destino urbano, sino por la acción de numerosos chefs en otras localidades turísticas y cada vez más sabrosas. 

iStock-935489342

Compártelo