Bélgica

1 / 67
Colonias de la Benevolencia

RCE

1 / 67

Colonias de Beneficencia (Holanda y Bélgica)

Este sitio transnacional lo componen cuatro paisajes culturales correspondientes a otras tantas colonias de beneficencia: tres situadas en los Países Bajos y una en Bélgica. En su conjunto constituyen el testimonio de un experimento de reforma social llevado a cabo en el siglo XIX para mitigar la pobreza de las poblaciones urbanas, estableciendo asentamientos agrarios en lugares apartados. La primera de esas colonias se creó el año 1818 en Frederiksoord (Países Bajos), donde también se estableció la sede inicial de la Sociedad de Beneficencia, cuyo propósito era reducir la pobreza en todo el país. A esta colonia vinieron a sumarse las de Wilhelminaoord y Veenhuizen, situadas también en los Países Bajos, y la de Wortel, establecida en Bélgica.

Como las pequeñas explotaciones agrarias de las colonias no proporcionaban suficientes ingresos, la Sociedad de Beneficencia buscó otras fuentes de financiación y llegó a un acuerdo con las autoridades estatales para instalar en sus dominios a huérfanos primero y vagabundos después. Esto condujo a la creación de colonias como la de Veenhuizen, sometidas a un régimen de internamiento, donde se albergaba a los colonos en grandes dormitorios colectivos y se les hacía trabajar, vigilados por guardianes, en grandes explotaciones agrarias centralizadas. Las construcciones se diseñaron con arreglo a un plano panóptico y un alineamiento perpendicular. Además de los edificios de albergue para los colonos, el sitio comprende granjas, iglesias e instalaciones colectivas de diverso tipo. A mediados del siglo XIX, cuando las colonias de los Países Bajos llegaron a su apogeo, vivían en ellas más de 11.000 personas. En Bélgica, llegaron a ser unas 6.000 en 1910.

Los grandes balnearios de Europa

Stadtgemeinde Baden

2 / 67

Los grandes balnearios de Europa (Austria, Bélgica, Chequia, Alemania)

Este sitio transnacional abarca los célebres balnearios situados en once ciudades de siete países europeos: Baden bei Wien (Austria), Spa (Bélgica), Františkovy Lázně, Karlovy Vary y Mariánské Lázně (Chequia), Vichy (Francia), Bad Ems, Baden-Baden y Bad Kissingen (Alemania), Montecatini Terme (Italia) y City of Bath (Reino Unido). El desarrollo de todas estas localidades se debió a la existencia de manantiales de aguas minerales, así como al auge que fueron cobrando las curas termales en Europa desde principios del siglo XVIII hasta el tercer decenio del siglo XX, lo que influyó en la estructura urbana y en la vida ciudadana, que se organizó en torno a estos edificios.

Construidos con suntuosas columnatas, galerías y estancias, esos edificios fueron diseñados para fomentar la práctica de los baños y el consumo de aguas minerales naturales, y también para explotar su potencial económico. Las ciudades balneario crearon también numerosos jardines, salas de congresos, casinos, teatros, hoteles, mansiones residenciales e infraestructuras específicamente destinadas a la conducción de las aguas termales. El conjunto de estos balnearios es representativo de la importancia del intercambio de valores humanos, así como de la evolución de la ciencia, la medicina y la balneoterapia.

Bruselas

Foto: iStock

3 / 67

Bruselas

Bruselas proviene de Brussel, que tiene su origen en dos palabras del neerlandés medieval: broek, que procede del alto alemán antiguo bruoh y significa pantano, y sell, que proviene del alemán saal, que significa sala, casa o ermita, lo que da lugar a 'la ermita del pantano'. En la Alta Edad Media, la zona de Bruselas se ubicaba en un área pantanosa formada por arroyos e islas, la más alta de las cuales fue el lugar donde se ubicó la ermita y a su alrededor, el burgo. Otra teoría sugiere que proviene del celta Brixellum, formado por los términos briga, que quiere decir altura y ella, que significa templo.

#5 The Portimao Museum Prize 2021: Gruuthusemuseum

Turismo Bélgica

4 / 67

The Portimao Museum Prize 2021: Gruuthusemuseum

Renovar un palacio del siglo XV y hacer que todos sus espacios sean accesibles para todos los visitantes es una hazaña remarcable. El Gruuthusemuseum, ubicado en la ciudad de Brujas, es un espacio evocativo, con un precioso diseño y con exhibiciones que persiguen un objetivo: hacer que las zonas del museo y sus eventos sean accesibles física e intelectualmente para todos los visitantes, no sólo adaptándolo a personas con diferentes discapacidades, sino también activando todos los sentidos en diferentes formas.

Foto: iStock

5 / 67

Flandes a lo medieval

Este es el año perfecto para descubrir la región de Flandes de la mano del misterioso Pieter Bruegel el Viejo, y el verano, la época ideal. Flandes y Bruselas han organizado un amplio calendario de eventos en lugares muy especiales para que no se le olvide a nadie la efeméride que pasan necesariamente por el Museo de Bellas Artes de la capital belga, donde se conservan cuatro de sus cuadros más importantes. Pasear por el barrio donde vivió el pintor, Les Marolles, es toda una delicia. Por supuesto, no hay que olvidarse de los gofres.

Foto: iStock

6 / 67

Flandes

Recorrer en tren esta región del norte de Bélgica es uno de los primeros grandes viajes que todo el mundo tiene que experimentar. La variedad de sus conexiones ferroviarias y la infraestructura que tienen ciudades como Amberes, Brujas o Gante la convierten en una zona por la que es sencillo moverse. Todo esto no tendría mucho sentido sin su potencial cultural y gastronómico, ya que en un territorio que es poco más grande que Asturias se condensa muchas de las grandes joyas medievales y contemporáneas de Europa y un volumen de estrella Michelin que sorprende a cualquier foodie. 

Javier Zori del Amo, director digital de Viajes National Geographic. 

7 / 67

Brujas mágica

La ciudad de Brujas, en Bélgica, es una ciudad de cuenta de hadas atravesada por canales. Este destino es el más visitado por los turistas en Bélgica y por ello, el Puente de Diciembre es una época perfecta en la que hacerlos, porque el número de visitantes, aunque elevado, es considerablemente inferior que en verano. Además, la Grote Markt y la plaza Burg están en esta época repletas de bombillas y luces que anuncian la Navidad, decoración que no se puede ver en otra época del año. En esta ciudad, tampoco hay que dejar de ver su magnífico Belfor, o Torre del Reloj, de estilo gótico, ni la Basílica de la Santa Sangre o la La Iglesia de Nuestra Señora, cuyo campanario es la estructura más alta de Brujas.

Getty Images

8 / 67

Apoteosis de canales

En el antiguo muelle de Rozenhoedkaai, el río Djiver traza una fotogénica curva, justo donde antes atracaban los barcos que transportaban los prestigiosos paños de Brujas. Al fondo de la imagen emerge la Torre Belfort, que guarda un carrillón de 43 campanas.

ACI

9 / 67

El placer del chocolate

En Brujas las chocolaterías con pralinés y bombones artesanos en los escaparates se cuentan por decenas. La Ruta del Chocolate enlaza las más famosas y acaba en el museo dedicado al cacao de la calle Vlamingstraat. Algunas tiendas muestran el proceso de elaboración de estas delicias

Getty Images

10 / 67

¿La sala del colegio Hogwarts de Magia?

El Ayuntamiento de Brujas (siglo XV) es uno de los más antiguos del país. La Sala Gótica presenta pinturas murales y una bóveda policromada.

AGE Fotostock

11 / 67

un picnic en el parque Minnewater

En un extremo del parque se conservan las casitas del Beaterio de Brujas. Fundado en 1245, posee un pequeño museo.

Getty Images

12 / 67

La postal de Brujas

Considerada el alma de Brujas, la Grote Markt es una plaza siempre animada gracias a su mercado de los miércoles y a los restaurantes que la rodea. Está rodeada por edificios gremiales, culminados con su característico hastial triangular.

Foto: Arcadiuš

13 / 67

Ville Ancienne

La calle Chartreux se sitúa en el barrio más antiguo de Bruselas, donde se erigía el fuerte que dio origen a la ciudad en el siglo X. En los últimos años la Ville Ancienne se ha convertido en el centro de la vida nocturna, la moda y la gastronomía de vanguardia. A uno y otro lado de la calle Antoine Dansaert, donde han abierto tienda los grandes modistos y diseñadores belgas, hay placitas y rincones que bullen de vida a todas horas. Destacan la de St-Géry, donde se ha rehabilitado un mercado cubierto para convertirlo en centro cultural y café; la plaza du Nouveau Marché aux Grains o Nieuwe Graanmarket –el flamenco es la otra lengua oficial–; y, muy en especial, la plaza de Sainte Catherine, que recuerda con sus restaurantes de pescado que aquí se situaba el puerto de Bruselas. Aquí también se encuentra el popular Zinneke Pis . 

Foto: Turismo de Bélgica

14 / 67

Ruta del cómic

Una singularidad de Bruselas es su relación con el cómic. En muchos rincones de la ciudad sorprenden al paseante viñetas de famosos ilustradores. Hay casi un centenar de dibujos murales repartidos por todos los barrios. El itinerario que los enlaza incluye el Centre Belge de la Bande Dessinnée, situado entre la Grand Place y la Catedral, y cuyo protagonista es Tintin, sin olvidar a Astérix y Lucky Luke, entre otros personajes. El edificio que aloja el museo también tiene interés por ser un diseño del belga Victor Horta (1861-1947), figura clave del modernismo.

Foto: Luc Viatour

15 / 67

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

Cerca se alza el principal templo de Bruselas (siglos XIII-XVI). Dedicado a san Miguel y santa Gudula, destaca por sus vidrieras renacentistas y el púlpito barroco. Victor Hugo, ateo confeso, la visitaba porque le recordaba a Notre-Dame de París.

Foto: Belga Queen

16 / 67

Ruta de Victor Hugo

En la Grand Place se inicia un itinerario dedicado al autor de Los Miserables que recorre la ciudad donde le publicaron, en 1862, su novela más trascendente. Siguiendo su huella se puede pasear por la Rue des Bouchers, una calle ahora convertida en escaparate gastronómico, y llegar a la cercana calle Fossé aux Loups para entrar en el antiguo Hôtel de la Poste, hoy transformado en el restaurante Belga Queen, donde Victor Hugo se alojó y solía almorzar.  

17 / 67

Amberes, Bélgica

En noviembre de 1885, el joven Van Gogh se instaló en Amberes, donde montó un pequeño taller encima de una tienda de pinturas. En esta ciudad, Vincent contrajo la sífilis. Su precaria situación motivó que se fuera a París, para vivir con su hermano menor Theo.

18 / 67

Grand Place, Bruselas

Alrededor de la Grand Place están algunas de las chocolaterías y bombonerías más antiguas de la ciudad. Muy cerca se encuentra la Galerie de la Reine, donde se encuentra la tienda de chocolates donde Neuhaus creó el primer bombón. 

19 / 67

Delirium Café, Bruselas

Es la cervecería más popular de Bruselas. Actualmente cuenta con varios locales, aunque el más grande y el que más ambiente tiene es el que se encuentra en la calle Impasse de la Fidélité. Tiene el récord Guinness a la carta de cervezas más extensa del mundo. 

20 / 67

Tren de chocolate belga

Este tren de chocolate mide 34,5 metros y pesa 1.285 kilos lo que la convierte en una de las esculturas de chocolate más grandes jamás realizadas. Es una obra del artista maltés Andrew Farrugia.

21 / 67

Chocolatería belga

En Bélgica se inventó el praliné. Fue a manos del chef Jean Neuhaus hace unos 100 años, cuando decidió cubrir unos frutos secos con chocolate. Hoy los bombones Neuhaus son los más populares del país, aunque existen otras muchas marcas de gran prestigio dentro y fuera de sus fronteras. 

22 / 67

Cerveza belga

Bélgica cuenta con más de 1.500 variedades de cerveza. Y por si fuera poco, cada una de ellas cuenta con un vaso específico para consumirla de manera óptima. 

23 / 67

Namur, Bélgica

Según los belgas, en la región de Namur es donde nacieron las primeras patatas fritas. Ocurrió durante un invierno más frío de lo habitual que congeló el río Mosa obligando a sus habitantes a sustituir el pescado frito por las patatas.

24 / 67

Más cerveza

En Bruselas existe hasta un museo dedicado a la cerveza donde el viajero puede conocer hasta el último detalle de esta popular bebida. La mayoría de los locales de Bélgica cuentan con una amplia variedad de cervezas como la Lindemans KRIEK, Hoegaarden Witbier,Westmalle Dubble, Duvel y la Kwak, entre otras.

Foto: GTRES

25 / 67

Bruselas

La estatua de bronze de Everard ‘t Serclaes está ubicada en uno de los edificios del Grand Place. Fue tallada por el artista belga Julien Dillens en honor al Señor de Cruyckembourg, Everard ‘t Serclaes, reconocido en Bruselas por la recuperación de la ciudad en manos de las tropas flamencas. La tradición dice que quien pasa la mano por la figura de Everard ‘t Serclaes ve cumplidos sus deseos. Lo cierto es que la imagen del ciudadano yacente brilla como el oro con tanto manoseo.

VENTURA CARMONA

26 / 67

Amberes

La Grote Markt, rodeada de casas gremiales y presidida por el  palacio del Ayuntamiento, es un ejemplo perfecto de las plazas del Flandes medieval.

SYMBIOT / SHUTTERSTOCK

27 / 67

Brujas

El lago Minnewater es uno de los rincones más plácidos de esta ciudad surcada por canales y calles repletas de tiendas de encajes y chocolaterías.

STANLEY CHEN / GETTY IMAGES

28 / 67

Brujas

El río Dijver ha sido durante siglos la principal vía para transportar mercancías hasta el mar del Norte.

 

GONZALO AZUMENDI

29 / 67

Delicias de cacao

La pasión belga por los bombones tiene su origen en 1880. La historia del producto y su comercio se explica en el Museo del Chocolate de Brujas.

ROB DE VOOGD / ZZAPBACK

30 / 67

Amberes

La suntuosa Estación Central se erige como un templo romano en medio del Barrio de los Diamantes.

AGE FOTOSTOCK

31 / 67

Circuito artístico

Gante reúne un valioso patrimonio entre sus canales. En las imágenes, el castillo de Gravensteen y el tríptico de la catedral pintado por Jan van Eyck.

ALIAKSEI KURHLENIA

32 / 67

Graslei

Las casas gremiales se alinean en la orilla oriental del puerto medieval de Gante. Su antigua actividad mercantil ha sido sustituida hoy por restaurantes y barcas que ofrecen paseos por el río Leie.

Mapa: BLAUSET

33 / 67

Las tres joyas de Flandes

1 Brujas. Surcada por canales, conserva su carácter medieval en el beaterio, las iglesias y las plazas Markt y del Burg.
2 Gante. Visitar el castillo y pasear por el puerto de Graslei y el Korenmarkt es como viajar al pasado.
3 Amberes. Es la segunda ciudad en tamaño de Bélgica. La plaza Grote Markt conserva el encanto de su época dorada.

34 / 67

Les Marolles, Bruselas

Todos los días de la semana, excepto el lunes, se monta el Antiguo Mercado en la Place du Jeu de Balle, en Les Marolles, conocido también por ser el barrio de los anticuarios de Bruselas. Es una grata experiencia deambular entre los puestos de antigüedades y objetos de segunda, tercera o cuarta mano y sentarse en una terraza alrededor de la plaza saboreando una cerveza.

WALTER SPOOR PHOTPGRAPHY

35 / 67

Hallerbos, el Bosque Azul belga (Bélgica)

Una alfombra de pétalos violetas cubre el sotobosque de Hallerbos, un área forestal situada entre el río Zenne y la localidad de Zoniën, 19 km al sur de Bruselas. El sendero señalizado de Achtdreven (1,8 km) conduce a través del sector más florido de este bosque de 540 hectáreas.

Gtres

36 / 67

Binche, Belgica

Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2003, el momento culminante de la fiesta es el Martes de Carnaval, cuando hacen su aparición los Gilles, con sus coloridos trajes, sombreros de plumas de avestruz, zuecos de madera, máscaras y pequeñas gafas. Binche una ciudad medieval situada en el sur de Bruselas.

Carnaval de Binche

Gtres

37 / 67

Bruselas

Bajo el lema de «Placeres de Invierno» (Plaisirs d'Hiver), la capital de Europa despliega un halo mágico que reúne mercados, calles bellamente engalanadas, eventos musicales... de todo para que la Navidad impregne cada uno de los rincones de la ciudad. Y así es. La Grand Place con sus casas gremiales, el Ayuntamiento y la Maison du Roi se iluminan artísticamente en estas fechas; en la Place Sainte-Catherine y en los alrededores del Palacio de la Bolsa se instala el Marché aux Poissons, nada menos que dos kilómetros lineales de casetas navideñas en las que se puede comprar todo tipo de regalos y artesanía.

AGE FOTOSTOCK

38 / 67

Grote Markt

La estatua del centurión Brabo domina la plaza Mayor de Amberes. Al fondo, las casas de los gremios que florecieron con el comercio del siglo XVI.

AGE FOTOSTOCK

39 / 67

La Estación Central de Amberes (1895-1905) destaca por su cúpula de vidrio y hierro

123RF

40 / 67

El Museo Plantin-Moretus, dedicado a la imprenta, ocupa un palacete del xvi

AGE FOTOSTOCK

41 / 67

La catedral gótica más grande de Bélgica está coronada por una torre de 123 metros, visible desde muchos puntos de la ciudad

ACI

42 / 67

La Sala Rubens, en el Museo Real de Bellas Artes

FOTOTECA 9 X 12

43 / 67

A orillas del Escalda se erige el castillo Steen, hoy sede del Museo de la Marina. Por detrás sobresale la torre de St Paul

Mapa: BLAUSET

44 / 67

Cuatro visitas imprescindibles

1 Barrio de los Diamantes. Alrededor de la estación de trenes se abre esta zona repleta de tiendas y talleres.  
2 Grote Markt. Las casas gremiales, el Ayuntamiento y la Catedral son el telón de fondo de la plaza Mayor de Amberes.
3 Catedral. Una de las más importantes iglesias góticas de Europa y la mayor de Bélgica, destaca por su torre de 123 m.
4 MAS. Abierto en 2011, contiene salas dedicadas a etnografía, folclore y una colección privada de arte precolombino.

BOTOND HORVÁTH

45 / 67

Lovaina

Su Universidad Católica es una de las más antiguas de Europa.

JOCHEN TACK / ACI

46 / 67

Amberes

La Grote Markt se convierte en el centro neurálgico de la ciudad (Antwerp en flamenco) durante las fiestas de Navidad.

KEIRSEBILCK PATRICK / AGE FOTOSTOCK

47 / 67

Damme

Los molinos de viento sobresalen entre los campos y ríos nevados, una de las estampas más típicas del paisaje flamenco invernal.

AGE FOTOSTOCK

48 / 67

Templos del arte

El Museo Groeninge de Brujas y el Real de Bellas Artes de Amberes exponen las mejores colecciones de arte flamenco. El primero alberga obras de Jan van Eyck –junto a estas líneas, La Virgen del canónigo Van der Paele– y del Bosco –El Juicio Final– entre otros muchos artistas. El segundo exhibe pinturas de maestros del siglo XVII como Rubens y también del XX, como el impresionista Rik Wouters.

TOBIAS RICHTER / GTRES

49 / 67

Gante

El puerto medieval agrupa las antiguas sedes gremiales, cuyas fachadas están decoradas con relieves que las identifican.

GIOVANNI BETOLISSIO / GTRES

50 / 67

Amberes

La Estación Central (1905) se halla en medio del distrito donde están la mayoría de tiendas de diamantes.