China

51 / 105

51 / 105

Una gran oferta museística

• Museo de Shanghái. Con una colección de 120.000 objetos preciosos, está considerado el mayor de los museos de arte antiguo del país. Expone piezas de bronce, cerámica, porcelana, caligrafía y pintura. 

• Museo de Arte de China. Ocupa el pabellón de China de la Exposición Universal Shanghái 2010. Está dedicado a la evolución de las Bellas Artes en China desde la Antigüedad hasta nuestros días.

• Museo de la Ciencia y la Tecnología. Está dividido en 11 áreas temáticas que exploran todos los aspectos de la naturaleza, el hombre, la ciencia y la tecnología.  

• Acuario. En sus 9 zonas alberga más de 450 especies de animales acuáticos de todo el planeta. 

52 / 105

Ocio para todos los gustos

Desde la vertiente más cultural hasta el shopping más distendido, pasando por largas tardes de relax en cualquiera de sus bucólicos parques, Shanghái puede satisfacer los deseos del visitante más exigente. 

Foto: Gtres

53 / 105

Hong Kong

(26,7 millones de turistas en 2015)

A pesar de ser una región de China, Hong Kong es la ciudad menos china de todas. Tal vez porque hasta hace bien poco no dejó de ser colonia de Reino Unido. Es una gran urbe, tecnológica y tradicional, gigante, que no nunca para y que seduce al viajero con sus mercados callejeros, templos budistas, barrios populares y diversos parques.

Foto: Gtres

54 / 105

Taipei

(9 millones de turistas en 2015)

Una ciudad desbordante. Se trata de la urbe más poblada de China, y eso son palabras mayores. En la práctica es el centro político, económico y cultural del país. Sus calles pintorescas, sus diseños vanguardistas, la arquitectura novedosa representada en el edificio New Horizon, parques y un centro financiero de película, son los reclamos que atraen a viajeros de todo el mundo.

Foto: Gtres

55 / 105

Shanghai

(6,5 millones de turistas en 2015)

Es la ciudad más poblada de China. El Bund es el lugar donde nació esta importante metrópoli y sirve de contrapunto al skyline de Pundong, el área más moderna de la ciudad. Toda visita a Shanghái debe comenzar en El Museo de Shanghái, ubicado en la Plaza del Pueblo y seguir con la Casa del Té, uno de los edificios más típicos de la ciudad.

56 / 105

Los tesoros naturales y culturales de Yunnan

1. Kunming. En la capital de Yunnan se recomienda visitar el parque Cui Hu Gongyuan, el complejo budista de Yuantong y el mercado de pájaros y flores.

2. Bosque de Piedra. Una red de sendas recorre este conjunto de rocas calizas. A 84 kilómetros de Kunming.  

3. Yuanyang. Los arrozales dibujan un paisaje cambiante a lo largo del año. 

4. Dali. Su casco antiguo posee restos de una muralla Ming. En los alrededores se visitan aldeas bai y el lago Erhai, donde se practica la pesca con cormorán.

5. Lijiang. El centro histórico, Dayan, es un laberinto de calles y canales a los que se asoman casas de madera. 

6. Shangrilá. Puerta de entrada a la cultura y la naturaleza del Tíbet.

 

Foto: Efired / Shutterstock

57 / 105

Lijiang

La montaña Nevada del Dragón de Jade se eleva a la espalda del pabellón de la Luna y el estanque del Dragón Negro.

Foto: SJ Travel Photo and Video / Shuterstock

58 / 105

Bosque de piedra

Los caminos que se adentran en este conjunto kárstico de 400 km2 discurren entre agujas de formas curiosas y grutas con ríos subterráneos.

Foto: Eastphoto / Age Fotostock

59 / 105

Yangtzé

Es uno de los tres cursos que circulan en paralelo durante su tramo alto a través de la provincia de Yunnan. Los otros son el Mekong y el Salween.

Foto: Kantapat Phutthamkul / Getty Images

60 / 105

Kunming

El templo de Yuantong, en el sector norte de la capital provincial, es el complejo budista más grande de Yunnan.

Foto: Rafael Sacasa / Age Fotostock

61 / 105

Las tres pagodas

Emblema de la ciudad de Dali, se erigieron para apaciguar a los dioses. La más alta (70 metros y 16 pisos) es también la más antigua, del año 800.

Foto: Age Fotostock

62 / 105

Un micromundo étnico

Las 25 minorías nacionales que pueblan Yunnan representan en realidad a más de 400 grupos culturales que, a su vez, pertenecen a un puñado de familias etnolingüísticas, fundamentalmente cuatro: tibetano-birmana (yi, naxi, lahu, lisu y hani), kham-tai (zhuang y dai), mon-jemer (wa, bulang y deang) y la familia miao-yao.

Foto: Jerry Shao / Age fotostock

63 / 105

Paisaje esculpido

Un laberinto de lagunas escalonadas tapiza las laderas de Yuanyang. La frontera entre Yunnan y Laos es una sucesión de montañas habitadas por pueblos yi y hani que, a lo largo de los siglos, han domesticado el relieve excavando terrazas inundables donde cultivan arroz.

Foto: ViewStock / Getty Images

64 / 105

Dali

Los escasos 4 km2 del casco antiguo albergan comercios, casas de té y viejas mansiones. Durante la Fiesta de la Primavera la ciudad vive su mejor momento. 

Foto: Igor Markov / Age fotostock

65 / 105

El potala de Yunnan

En Shangrilá, el gran monasterio tibetano de Sumtseling (s. XVI) es a menudo comparado con el palacio de Lhasa. Fue reabierto en 1981.

Foto: Awl Images

66 / 105

Los bellos arrozales de Yuanyang

Los arrozales de Yuanyang son considerados la creación humana más impresionante de Yunnan, pues abarcan tres grandes montañas y otras más pequeñas que han sido modeladas por los campesinos hani con la paciencia de un escultor. Las terrazas escalonadas siguen el contorno de las laderas dibujando formas sinuosas que tapizan más de 2.200 km2. Cada pocos metros cambian de color y aspecto, según la hora del día y las estaciones. Los arrozales lucen mucho más bonitos en invierno, cuando los campos están inundados, y también al amanecer y al atardecer, con los brillos cobrizos y dorados de la luz del sol sobre el agua. 
Aunque hay miradores instalados en los puntos más panorámicos, se recomienda dar al menos un pequeño paseo por los estrechos caminos que utilizan los campesinos para moverse de una terraza a otra y adentrarse, siquiera por unas horas, en ese entorno mágico y fascinante. El desarrollo turístico que está experimentando la zona se apoya en la población local, de manera que algunos jóvenes hani han abierto pensiones prácticamente encima de los arrozales. Se trata de alojamientos económicos y muy agradables que permiten, además, conocer una de las culturas más genuinas de Yunnan. En la imagen, dos mujeres hani andan entre los arrozales.

Foto: Age Fotostock

67 / 105

Muestras de la riqueza cultural

Los mercados semanales constituyen el punto de reunión de muchos de los grupos étnicos grupos y ofrecen al viajero la oportunidad de admirar sus singulares vestimentas y la artesanía que elaboran. Además de los festivales de música y danza tradicionales que tienen lugar a lo largo del año, existen los denominados "pueblos étnicos" que muestran (y venden) objetos, vestidos, joyas y las artes escénicas de diversas culturas minoritarias.

Foto: CC

68 / 105

Simbad el marino

Zheng He (1371 - 1433) fue el más grande de los viajeros chinos. Sus viajes, hasta siete expediciones en barco, le llevaron a navegar por el Sudeste Asiático, Indonesia, Ceilán, la India, el golfo Pérsico, la península Arábiga y el este de África. Algunos lo identifican con el legendario Simbad el marino. En descripciones de la época describieron sus ojos "tintineantes como la luz en un río rápido". Seguro que, además, esos ojos vieron auténticas maravillas, como la jirafa que llegó en una de sus flotas como presente desde Bengala para el emperador chino.

Foto: MAD Architects

69 / 105

Opera House, Harbin

Durante los meses de invierno, las blancas ondas de la Opera House de Harbin parecen mimetizarse con la nieve. Esta ciudad China, conocida por sus populares esculturas de hielo, cuenta con uno de los auditorios más exuberantes que parece haber sido esculpido con la erosión del viento y del agua. Dos elementos que intenta evocar en sus exteriores. El edificio, diseñado por el estudio MAD Arquitectos está compuesto de dos teatros unidos por una gran plaza.  

Foto: AP Images

70 / 105

Parque Nacional forestal de Zhangjiajie. Avatar

Para llevar a cabo esta película, el director inventó una realidad nueva, un espacio completamente natural donde los protagonistas viven en plena armonía con un entorno que no ha sido modificado por la acción humana. La vegetación salvaje y las enormes montañas del parque se convirtieron en un símbolo de lo que James Cameron buscaba.

Foto: AP Images

71 / 105

Parque Nacional forestal Zhangjiajie. Avatar

Los pináculos de este parque nacional chino, situado en la provincia de Hunan, en el interior de China, crean un paisaje único. Para James Cameron, el director de Avatar, fueron una gran inspiración para inventar Pandora, el mundo imaginario en el que se desarrolla el argumento de la película. 

Foto: Gtres

72 / 105

Deseos para el nuevo año

Un hombre reza durante la víspera de año nuevo en el templo Lungshan, en Taipei, Taiwán.

Foto: Gtres

73 / 105

Celebraciones intensas

Durante los días festivos se realizan todo tipo de actos. Además de los fuegos artificiales y las comidas, otro de los eventos especiales son las danzas. En la imagen un grupo de bailarines con la vestimenta tradicional participa en una exhibición en el parque del templo de Longtan, Pekín

Foto: Age Fotostock

74 / 105

Tradiciones vivas

Los fuegos de artificio y los petardos junto con los dragones que salen por la calles son dos de las imágenes más tradicionales durante las celebraciones del Año Nuevo chino. 

Foto: Getty Images

75 / 105

Festival de las linternas

Bajo la cálida luz de cientos de linternas se pone fin a las celebraciones del año nuevo chino, dando la bienvenida a las cosas nuevas y buenas que ha de traer el ciclo que se inicia.

Foto: Gtres

76 / 105

Puente de cristal en china

Diseñado por el arquitecto israelí Haim Dotan, el popular puente de cristal costó 3,4 millones de dólares. 

Foto: Gtres

77 / 105

El puente más alto de China

El puente cuenta con 430 metros de largo y 6 metros de ancho y puede llegar a soportar unos 8.000 turistas diarios.

Foto: Gtres

78 / 105

Losas de cristal del puente

Su suelo está compuesto por 99 paneles de vidrio transparentes con tres capas cada uno. Las vistas a través de ellos son impresionantes. 

Foto: Gtres

79 / 105

Inicio del recorrido el puente

La estructura metálica une los llamados montes Avatar, ya que aquí es donde se rodó la película de James Cameron. 

Foto: Gtres

80 / 105

Longitud del puente de cristal en China

Las vistas al Parque Nacional de Zhangjiajie son impresionantes. El lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992 por sus pilares de roca y el inmenso bosque tropical.

Foto: Gtres

81 / 105

Vista aérea del puente de cristal

Para el 2017 se tiene pensado inaugurar un conjunto de columpios que colgarán de la estructura, además que se ofrecerá la posibilidad de realizar puenting. 

Foto: Gtres

82 / 105

Entrada al puente de cristal

Esta no es la única atracción de altura del parque. El ascensor de los Cien dragones situado en Zhangjiajie también es de cristal y permite subir a 326 metros de altura. 

Foto: Gtres

83 / 105

Vista lateral del puente de cristal en China

La entrada al puente cuesta unos 18 euros y a él solo es posible acceder con calzado plano. 

84 / 105

Xian, China

La primera capital del Imperio chino es conocida actualmente por albergar la colección de guerreros de terracota más grande del mundo. Su historia se remonta al siglo II a. C., cuando el emperador Qin Shi Huang unificó los reinos regionales para formar un solo territorio. También promovió la existencia de un idioma y una moneda únicos, y construyó numerosas vías de comunicación para el transporte de mercancías, personas y militares. El Imperio chino llegó a competir con Roma y Constantinopla por la hegemonía mundial.

A esta época pertenecen los afamados guerreros de terracota,  más de 8.000 esculturas que el emperador chino ordenó construir para que le acompañasen en el Más Allá. Su hallazgo no tuvo lugar hasta el siglo XX, cuando algunas de las piezas fueron encontradas por un campesino de la zona. Actualmente este espectacular hallazgo puede visitarse a unos treinta kilómetros de Xian, y es uno de los lugares más turísticos de China. Algunos monumentos de otras épocas también son importantes en la ciudad: la Gran pagoda del ganso salvaje, la muralla de la ciudad, la Estela nestoriana y la Gran mezquita, una de las más grandes de China.

85 / 105

Dos huérfanos en China

La novela de Héctor Sánchez Minguillán logra emocionarnos desde la primera página. Su protagonista, un joven que acaba de perder a sus padres cuando estaban regresando de China, decide viajar a este país para seguir los pasos de estos antes de su muerte. Su guía será el diario de su madre y su acompañante será un chino adoptado por una familia catalana que hace mucho que no viaja a su país de origen.  

Xiang Xiang Xiang Pray House

86 / 105

Habitaciones de lujo en un contenedor, China

El Xiang Xiang Xiang Pray House se halla a poca de distancia de Changzhi, en China. Este establecimiento hotelero está compuesto por 35 contenedores reciclados que albergan 25 habitaciones de lujo de distintos tamaños y que además puede ser transportado con facilidad. El hotel abrió en agosto de 2012.

Gtres

87 / 105

Rollitos de primavera. China

Quizás éste es uno de los platos más internacionales de la gastronomía china, ya que con distintas variaciones también se elabora en otros países asiáticos como Tailandia, Corea y Vietnam. Los rollitos, originalmente, eran un plato que se elaboraba para celebrar el Año Nuevo chino, por eso se les denomina «de primavera», ya que esta popular fiesta celebra la llegada de esta estación. Se elabora con una lámina de pasta hecha con harina de arroz que se rellena con verduras cortadas muy finas, carne desmenuzada y se fríe.

88 / 105

Zhangjiajie, China

Aunque James Cameron no filmó ninguna escena de su famosa película Avatar (2009) en Zhangjiajie, lo que el director ha proclamado es que se inspiró en las altísimas rocas de este lugar para recrear el universo de los na-vi. El éxito de la película ha hecho que los 397,5 kilómetros cuadrados del parque, donde tienen su origen las montañas flotantes del filme, se hayan convertido en la principal atracción de la provincia de Hunan, en el centro de China. 

AGE FOTOSTOCK

89 / 105

La Gran Muralla

Esta kilométrica obra alcanzaba el mar por el este y el desierto del Gobi por el oeste. Los tramos próximos a la capital están restaurados.

Gtres

90 / 105

Por la Muralla China

Aterrizamos en Beijing dispuestos a conocer y caminar por esta obra impresionante y milenaria. Por su cercanía elegimos dos de los tramos más cercanos: Badaling, que se encuentra a 80 kilómetros de la capital china y al que se accede por una autopista y también el más lejano y original de Simatai, a 140 kilómetros de Beijing. Impresiona ver esta serpiente pétrea, que en el año 221 a.C. llegó a tener 7.300 kilómetros de longitud, reptar por las montañas y descender valles. Y de vuelta, un largo paseo por Beijing y la Ciudad Prohibida, otra visita imprescindible en esta escapada a China.

GTRES

91 / 105

La Gran Muralla. China

La larga serpiente pétrea se extendía a lo largo de más de 8.000 kilómetros de este a oeste del país. Hoy solo queda en pie un 30 por ciento de ella y algunos de sus tramos han sido reconstruidos como el de Jinshanling situado al norte de Beijing y que tiene unos 10 kilómetros de longitud y 67 torres.

HP HUBER / FOTOTECA 9 X 12

92 / 105

Un inicio 'prohibido'

La Ciudad Prohibida de Beijing, residencia de las dinastías Ming y Qing durante casi 500 años, hasta que en 1912 fue derrocado el último emperador, es buena prueba de ello. Con pabellones separados por patios, delicados jardines y un canal que lo cruza de oeste a este, el recinto constituye una colosal obra de ingeniería y simbología confucianista en la que ningún elemento está colocado al azar. Al entrar en sus amplias estancias, orientadas para compensar las energías, es posible imaginar las audiencias de los emperadores con sus ministros y descubrir detalles que quizá se recuerden de haberlos visto en el film El último emperador (Bertolucci, 1987).

YI LU / CORBIS

93 / 105

La Gran Muralla

A pocos kilómetros de la capital y con la estela de sus bloques de piedra perdiéndose en el horizonte, se encuentra la fortificación más extensa del mundo, la Gran Muralla. Caminar por esta cresta legendaria es relativamente fácil, solo hay que contratar un coche con chófer o subir a un autobús que lleve a los tramos más famosos (Badaling, Mutianyu y Simatai), aunque existen otros también restaurados y con vistas de impresión, como el de Huangyaguan, unos cien kilómetros al este de la capital.

DANITA DELIMONT / AWL IMAGES

94 / 105

El ejército de Terracota

En la actualidad el máximo reclamo de Xian son los Guerreros de Terracota, figuras a tamaño natural que representan a un ejército en posición de batalla y que unos campesinos hallaron por casualidad en 1974. Para palpar la vida de la ciudad, nada mejor que perderse por el barrio musulmán, hogar de la etnia hui, descendientes de mercaderes árabes llegados hace siglos. La Gran Mezquita (siglo VIII) reina en medio de ese intrincado conjunto con puestos callejeros que venden artesanías, pinchos de cordero y dulces árabes.

WILLIAM YU PHOTOGRAPHY / GATTY IMAGES

95 / 105

Muy cerca de Shanghai

Para descansar de la agitada Shanghai, resulta perfecto escaparse (en tren de alta velocidad) a las sosegadas poblaciones de Wuzhen y Hangzhou. La primera seduce por sus canales y puentes, sus edificios de madera asomados al río y los talleres artesanales que tiñen de azul índigo los tejidos de algodón que luego se venden por toda China. En cuanto a Hangzhou, el extenso Lago del Oeste invita a remar por sus plácidas aguas y acercarse a sus islas. Se dice que la ciudad hechizó al mismo Marco Polo cuando la visitó durante su segundo viaje. En esta antigua capital de la dinastía Song del Sur (1138-1279) cuentan que el gran mercader veneciano encontró «la Ciudad del Cielo, la más grandiosa del mundo».

96 / 105

mapa china

HP HUBER / FOTOTECA 9X12

97 / 105

La Gran Muralla

Esta kilométrica frontera de piedra, con torres de vigilancia y almenas, tiene tres tramos restaurados cerca de la capital: Badaling, Simatai y Mutianyu.

MASSIMO BORCHI / FOTOTECA 9X12

98 / 105

Beijing

En la Ciudad Prohibida, desde el foso exterior hasta la más pequeña sala se rigen por el fengshui, una tradición que dispone los edificios buscando la armonía de los elementos.

JB RABOUAN / GTRES

99 / 105

Xian

Los Guerreros de terracota fueron descubiertos en 1974 por unos campesinos que excavaban un pozo. Tras 2.000 años bajo tierra, la primera cripta fue abierta al público en 1980.

SHIGEKI TANARA / AGE FOTOSTOCK

100 / 105

Xian

La Gran Mezquita –en la fotografía–, la Torre del Tambor y la Torre de la Campana son los edificios más relevantes dentro de las murallas de la ciudad vieja