España

551 /1030

Foto: Mateu Bennàssar | Turismo Formentera

551 / 1030

Calo des Mort (Formentera)

Parece un rincón del mundo destinado a la felicidad. Una cala de gran belleza donde desconectar de las rutinas diarias al contacto con la naturaleza. A parte de ser una de las más bellas, Calò des Mort, en la parte más oriental de de la gran bahía de Migjorn, es una las playas más tranquilas de Islas Baleares. Se trata de una pequeña ensenada que rompe en un mar calmo como el de una piscina y que nos transporta al ambiente marinero pasado del archipiélago.

Foto: Jaume Capellà | Turismo Formentera

552 / 1030

Platja de Ses Illetes (Formentera)

Este paraíso de arena blanca y aguas turquesas se ubica en el parque natural de ses Salines en la isla de Formentera. Es del todo excepcional; tanto que no hace mucho fue escogida como la mejor playa de Europa y una de las mejores del mundo por la calidad de sus aguas (gracias a la esencial posidonia) y la belleza de los paisajes de la zona.

Foto: Guiomar Huguet

553 / 1030

Calò des Moro (Mallorca)

Por su belleza, esta pequeña cala, ubicada a seis kilómetros de Santanyí, está entre las mejores playas de Mallorca y siempre aparece destacada en todo listado de mejores playas de España. Se trata de una cala de arena fina y blanca y rocas. Sus aguas turquesas son tan cristalinas que los laúd que llegan parecen levitar sobre el mar. El acceso es complicado por un sendero que acaba en una escalera de piedra y roca. Si no madrugas, en verano será casi imposible que encuentres un hueco para tu toalla.

Foto: Fundación Destino Menorca

554 / 1030

Macarella y Macarelleta (Menorca)

Cala Macarella es una de las calas más famosas de Menorca. Tal vez, junto a Cala Turqueta, sea la más fotografiada. También es la más masificada durante los meses de verano; pero es que, ¿quién se puede resistir a esta belleza? Colindante, a menos de 10 minutos caminando, encontramos Cala Macarelleta de igual belleza aunque más pequeña. Ambas son dos paraísos vírgenes que sin duda están en todas las listas de las mejores playas de España

Foto: Fundación Destino Menorca

555 / 1030

Cala Presili (Menorca)

Cala Presilli, o también conocida como Capifort, es una playa virgen poco frecuentada que se encuentra al norte de Menorca, en los límites de la zona protegida de la Albufera des Grau. Es la primera de las playas que se alcanzan desde el Faro de Favàritx, siguiendo el Camí de Cavalls, el camino que bordea la costa de Menorca. Sus aguas, protegidas por espigones naturales, son muy calmas. A diferencia de otras playas de la zona, ésta disfruta de arena fina y blanca.

Foto: Fundación Destino Menorca

556 / 1030

Cala Pregonda (Menorca)

Es una de las playas más características de Menorca. Su singularidad está en los islotes que la salpican y que la protegen de las olas y de los vientos del norte. Su arena rojiza contrasta con el color turquesa del mar. La zona está protegida dentro de las Áreas Naturales de Especial Interés de la isla. El entorno se mantiene casi salvaje y no hay servicios de ningún tipo. 

557 / 1030

Agaete

La isla fue declarada Reserva de la Biosfera por su excepcional muestrario de paisajes. En la imagen aparece el pueblo de Agaete, cuya identidad de villa de marineros se mantiene muy presente todavía hoy.

558 / 1030

Por el valle de Agaete

En el abrupto oeste de la isla se asienta Agaete, un agradable conjunto de casas rurales con vistosos balcones de estilo isleño y bonita iglesia. Al sur de su valle se abre una frondosa vega encajada entre barrancos como el de Los Berrazales, poblado de pino Canario y colonias de cactus Cardón. En las alturas se asienta el pinar de Tamadaba, otro espacio protegido idóneo para caminar.

559 / 1030

La Virgen del Pino

Al fondo de esta calle típica de Teror, se halla el santuario de la patrona de Gran Canaria con una gigantesca araucaria a su lado. Situado en la plaza principal de la villa, es una de los templos espirituales más importantes de las Islas Canarias

560 / 1030

Roque Nublo

Situado en pleno centro de la isla, la luz del ocaso recorta la silueta de este emblemático monolito de 80 metros en las alturas del cielo canario, aquí en primer plano. Al fondo de la imagen se puede apreciar el Teide, en la isla de Tenerife.

561 / 1030

El Dedo de dios

Desde el Puerto de las Nieves se inicia un paseo que ofrece vistas magníficas de la escarpada costa oeste de Gran Canaria. En ella pervive este afilado roque que quedó mutilado por una tormenta tropical llamada Delta, que azotó la isla en 2005.

562 / 1030

La Casa de Colón, en Las Palmas.

Esta institución cultural, situada en el barrio de la Vegueta, tiene como objetivo difundir todo aquello relacionado con la historia de las Islas Canarias y los lazos que a lo largo del tiempo han unido su historia con la de América. El museo está dividido en cinco ámbitos temáticos: Colón y sus viajes, Canarias y el Nuevo Mundo, América antes del descubrimiento, Gran Canaria y las Palmas de Gran Canaria y la pintura de los siglos XVI al XX. 

563 / 1030

Puerto de Mogán

Las barcas de colores ofrecen una imagen bucólica del puerto, desde donde se puede iniciar una popular excursión entre barrancos que conduce a la playa de arena de Güigüi, declarada reserva Natural en 1994.

564 / 1030

Dunas de Maspalomas

La punta meridional de Gran Canaria cobija este mar de dunas doradas que el viento modela a diario. Pueden alcanzar hasta 10 metros de alto. Este espacio natural está ubicado en el municipio de San Bartolomé de Tirajana y alberga un gran número de especies de aves, así como el lagarto gigante de Gran Canaria.

Foto: Vicent Bosch | Arxiu València Turisme

565 / 1030

Playa Racó de Mar, Canet de Berenguer (Valencia)

El faro del municipio de Canet de Berenguer parece recordarnos que estamos en un lugar de arraigo marinero. Su playa es extensa, algo más de un kilómetro de largo arena fina y dorada dunas con importante flora y fauna. Es una de las playas más bellas de la provincia de Valencia. Está dotada con todo tipo de infraestructura y servicios, incluso un punto accesible para facilitar el baño para el público con necesidades especiales.

Foto: Arxiu Tourist Info Oliva

566 / 1030

Playa de Terranova, Oliva (Valencia)

Al norte del municipio de Oliva, en la provincia de Valencia y encajada entre dos barrancos, se encuentra esta pequeña playa de no más de 200 metros de longitud. Es una cala de arena fina y un agua cristalina rodeada de dunas de gran importancia ecológica.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

567 / 1030

Playa norte de Peñíscola (Castellón)

Peñíscola es una de las localidades más turísticas de la Comunidad Valenciana. Ha sido escenario natural de distintas películas y la silueta de su castillo de fondo es inconfundible. La playa Norte es la más próxima al casco antiguo de Peñíscola y suma cinco kilómetros de arena fina alternados con bolos en las zonas más alejadas de la localidad. Esta playa urbana está equipada con pasarelas y accesos adaptados a todo tipo de públicos. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

568 / 1030

Playa del Carregador, Alcossebre (Castellón)

La belleza de las playas de Alcocéber (Alcossebre) demuestra que en la Costa de Azahar, en la provincia de Castellón, se encuentran algunas de las mejores playas de la comunidad valenciana. En esta localidad bañada por el mediterráneo hay hasta cinco playas para escoger. Destacamos la playa del Carregador, en el centro del Alcocéber, que cuenta con cerca de un kilómetro de arena fina y cuidada. A pesar de ser una playa urbana con todo lujo de instalaciones, en la parte sur, se hallan dunas propias de un lugar virgen.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

569 / 1030

Playa La Devesa (Valencia)

A sólo 15 minutos de la ciudad de Valencia se encuentran importantes ecosistemas como la playa de la Devesa del Saler. Ésta última, también conocida como playa de la Malladeta, pertenece a la franja de arena que separa la Albufera del Mediterráneo. Su principal atractivo es ese: el encontrarse dentro del Parque Natural de la Albufera. Son casi cinco kilómetros de arena fina y dunas donde se permite el nudismo.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

570 / 1030

Cala la Granadella, Jávea (Alicante)

Una joya de cala. Un entorno de postal con aguas cristalinas de color turquesa hace de ésta una de las habituales en la lista de mejores playas de España. Se encuentra en la zona meridional de Jávea (Xàbia). Es una playa de grava y rocas blancas ideal para la práctica del submarinismo. A pesar de ser una cala de aspecto salvaje, cuenta con varios servicios e instalaciones que la convierten en la favorita de muchos alicantinos y visitantes. Por ello, su ocupación en los días de más calor de verano es alta. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

571 / 1030

Playa Muchavista, El Campello (Alicante)

Más de tres kilómetros de fina arena y panorámica a las sierras del norte de Alicante para esta playa urbana en el municipio de Campello. Se accede a ella desde un típico paseo con palmeras de pueblo de playa, muy animado las tardes de verano junto a los chiringuitos. En su prolongación hacia el sur se convierte en la playa de San Juan. Sus accesos están adaptados a todo tipo de públicos.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

572 / 1030

Playa del Albir, Alfaz del Pi (Alicante)

Benidorm es una de esas ciudades que están ligadas con el desarrollo turístico desde hace tiempo en el litoral valenciano. Es algo así como la capital del turismo en la Comunidad Valenciana. Pues bien, para los que quieran escapar del ajetreo de Benidorm, está la localidad de Albir, en el municipio de Alfaz de Pi. La playa semiurbana de Albir es de cantos rodados pequeños y suaves y no de arena, lo cual puede ser una ventaja para los que no les gusta llevarse la arena pegada a casa. Sus aguas translúcidas son ideales para los amantes de snorkel.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

573 / 1030

Playa Tamarit, Santa Pola (Alicante)

Al sur de la localidad de Santa Pola, junto al enclave protegido del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, se encuentra esta pequeña y semiurbana playa dotada con todo tipo de servicios. Por sus condiciones de viento, se trata de una de las mejores playas de Valencia para los amantes del kitesurf o la vela. Su arena es fina y el agua limpia sin grandes desniveles a la hora de entrar en el agua. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

574 / 1030

Isla de Tabarca (Alicante)

Antiguo refugio de piratas berberiscos, la Isla de Tabarca es la única que está habitada en la Comunidad Valenciana. Se encuentra frente a la ciudad de Alicante y cerca del cabo de Santa Pola. Las aguas de este pequeño archipiélago están declaradas Reserva Marina del Mediterráneo. En verano llegan muchos visitantes a pasar el día desde otras localidades turísticas para disfrutar tanto de algunas de las más bellas playas de la isla como del puerto, donde se puede degustar el tradicional caldero tabarquino.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

575 / 1030

Playa del Portet, Teulada-Moraira (Alicante)

Una joya de la Costa Blanca. Al abrigo de un cabo, es una de las mejores playas del litoral de la Comunidad Valenciana. Se trata de una bella cala de fina arena y aguas calmas y cristalinas que es ideal para baños en familia ya que tiene poca profundidad y su fondo carece de desniveles bruscos. Por ello, en los meses de verano su ocupación suele ser alta. En el paseo que la circunda hay multitud de chiringuitos donde acabar una mañana estupenda de sol y playa comiendo.

Foto: Turismo Región de Murcia

576 / 1030

Playa de Percheles, Mazarrón (Murcia)

Esta playa de arena gris y fina arropada entre dos formaciones rocosas en sus extremos es pequeña en dimensiones (apenas 300 metros de largo y 16 metros de ancho); pero es una de las más bellas de la región de Murcia. No hay construcciones alrededor y se mantiene en su estado virgen. Este arenal fue siempre marinero. Parece ser que su nombre tiene que ver con el arte de secar la pesca en unas perchas especiales. Dado su estado natural apenas tiene equipamientos.

Turismo de Andalucía

577 / 1030

Playa de Bajamar, Vélez-Málaga (Málaga)

La playa de Bajamar es una playa ubicada en el turístico municipio de Vélez-Málaga. Es una playa con arena oscura de reducidas dimensiones (apenas 800 metros de largo y 25 de ancho). Por el contrario, su nivel de ocupación es bajo por lo que es ideal para pasar un día de playa alejados del bullicio que hay en otros arenales de la zona. Es una de las playas de Málaga en las que se permite la práctica del nudismo. 

Turismo de Andalucía

578 / 1030

Acantilado de Asperillo, entre Mazagón y Matalascañas (Huelva)

En el pequeño municipio de Almonte, en pleno Parque Natural del Entorno de Doñana, encontramos este paisaje singular, considerado como una de las formaciones costeras más peculiares de España. Se trata del Monumento Natural Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles totalmente virgen que ocupa más de doce hectáreas de costa. Si Marte tuviera mar, tal vez el paisaje sería muy similar a este. Es espectacular pasear a lo largo de la extensa playa y ver las distintas tonalidades de ocres, naranjas y negros en los distintos niveles estratificados. Calma y tranquilidad, aunque el acceso sea algo complicado.

Turismo de Andalucía

579 / 1030

Cala La Rijana, Gualchos (Granada)

Entre las mejores playas de la Costa Tropical de Granada, a pesar de que se llega a ella a través de un corto túnel. Aislada y de pequeñas dimensiones, apenas unos 250 metros de una fina línea de arena oscura y bolos, disfruta de un mar azul y cristalino. Abrazada por las grandes rocas que llegan justo al mar, se caracteriza por las ruinas de una antigua torre vigía que brinda uno de los paisajes más reconocibles del litoral de la provincia. Carece por completo de equipamientos.

Turismo de Andalucía

580 / 1030

Playa de la Guardia, Salobreña (Granada)

Esta playa de arena gruesa y de poco más de un kilómetro se ubica en la bahía de la Caleta, bajo el castillo de Salobreña, en la Vega de la Guardia. Es uno de los rincones con más encanto de la Costa Tropical, en Granada. Es ideal para relajarse, desconectar y volver cargados de energía. Todas las playas de Salobreña tiene su propio encanto; pero en playa de la Guardia, hay una zona protegida que ha conseguido regenerar el ecosistema “Arrecifes de Salobreña”  por lo que es un atractivo añadido para los amantes del submarinismo. 

Turismo de Andalucía

581 / 1030

Costa de Mazagón, Palos de la Frontera-Matalascañas (Huelva)

Las playas vírgenes de Mazagón son una buena forma de conocer los encantos de la Costa de la Luz, en Andalucía. Estamos hablando de cerca de 30 kilómetros de playas, entre Mazagón y Matalascañas. En esta extensión hay una gran variedad de arenales que escoger: desde la propiamente conocida como playa de Mazagón, familiar y urbana, pasando por la playa Puente Vigía, menos frecuentada que la anterior, hasta las playas vírgenes de Doñana, como el Monumento Natural Acantilado del Asperillo que es una de las formaciones costeras más singulares de España. 

Turismo de Andalucía

582 / 1030

Costa de Maro, Nerja (Málaga)

Nerja fue un día pueblo de pescadores; hoy sus estrechas casas blancas en pendiente son un centro turístico de la provincia de Málaga. Su principal atractivo está en sus playas, que habitualmente aparecen entre las mejores de España, entre ellas la playa de Maro, o también conocida como la Cala de Maro, una de las mejores playas de Andalucía. Su acceso es fácil, tiene aguas cristalinas, vegetación que llega al borde de una arena gruesa y oscura. La peculiar cala se encuentra en el  Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo, una franja de costa protegida que se extiende hacia el mar y que brinda al viajero algunos de los paisajes más espectaculares de la región. 

Foto: Barcelona es molt més | Felipe J. Alcoceba

583 / 1030

Playa de Ocata, Masnou (Barcelona)

Por su proximidad a la ciudad de Barcelona podría pasar por una más de las playas de la ciudad condal; pero no, pertenece a la localidad del Masnou. Para disfrutar de este sorprendente arenal basta subirse al tren e invertir media hora de trayecto. Sus cerca de 2,5 kilómetros suele disfrutar cada año del distintivo de bandera azul. Tiene zona habilitada para la práctica del nudismo

Foto: Turismo Costa Brava | Josep Miquel Guasch

584 / 1030

Calas de Cap de Creus (Girona)

El Cap de Creus concentra en una reducida zona geográfica muchas de las mejores playas de España. En el norte de la Costa Brava, se encuentra el Parque Natural de Cap de Creus, una prolongación de los Pirineos hasta el mar y el punto más oriental de la península Ibérica. Aquí están algunas de las calas más espectaculares de España, como Cala Culip, con una geología y un mar espectaculares. Otras calas igualmente imprescindibles en la zona son Cala Prona, Cala Jugadora y Cala Culleró.

Foto: Turismo Costa Brava | Francesc Tur

585 / 1030

Playa de Castell, Palamós (Girona)

Más que una playa, un símbolo. Es uno de los pocos arenales que se conservan totalmente vírgenes de la Costa Brava, o al menos así se le considera desde que los vecinos de la zona lucharan para conservarlo tal cual se encuentra. Tiene forma de una media luna de unos 300 metros de arena fina rodeada de bosques de pinos y de campos de cultivo que son regados por el canal de l’Aubi que desemboca en la playa.  Además, la playa de Castell tiene cerca una serie de vestigios arqueológicos de gran valor como el poblado ibérico, en uno de sus extremos, que data del siglo I d. C. 

Foto: Turismo Costa Brava | Raria Geli

586 / 1030

Cala Montjoi, Roses (Girona)

Esta playa de arena oscura y bolos es una de las más familiares de la Costa Brava. Se ubica en el interior del Parque Natural del Cap de Creus, desde el que se ven algunas de las mejores puestas de sol de todo Cataluña. La cala es de carácter semiurbano, escasamente edificada, se halla en una zona apartada y de gran belleza. A su alrededor y a muy poca distancia, se encuentran algunos de los lugares de buceo más conocidos del litoral de Begur. La Cala Motjoi es también ideal para navegar en kayak, siendo sus aguas calmas al encontrarse protegida por la punta de la Ferrera.

Foto: Turismo Costa Brava | Santi Font

587 / 1030

Playa de Sant Pere Pescador (Girona)

La playa de Sant Pere Pescador, ubicada entre la desembocadura del río Fluvià y la del Riuet, es la que tiene mayor extensión de toda la bahía de Roses. Suma algo más de 6 kilómetros de arena fina y dunas de poca profundidad. Dada su extensión, está dividida en diferentes zonas, cada una con su propio nombre, y hay espacio para todos los públicos. Es especialmente conocida porque algunas zonas son perfectas para la práctica del windsurf y kitesurf. También dispone de otros rincones para los naturistas. 

Foto: Turismo Costa Brava | Maria Geli i Pilar Planagumà

588 / 1030

Playa del Portitxol, Empúries (Girona)

A esta playa de arena fina y dorada y aguas tranquilas se puede llegar a pie desde el paseo marítimo de Empúries, municipio de la Costa brava donde se ubica. Su acceso es fácil y es por ello que su ambiente es familiar entre formaciones rocosas y bosques de pinos. Próximo hay un mirador con bellas vistas a la bahía de Roses, la costa de Empúries y el casco urbano de L’Escala. En la costa hay una serie de salientes rocosos que ofrecen una gran oportunidad para la práctica de snorkel. Frente a la playa se ubica el Hotel Empúries, un popular edificio histórico que data de principios del siglo XX y que fue construido para alojar a los arqueólogos de las ruinas de Empúries.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

589 / 1030

Playa El Torn, Hospitalet de l'Infant (Tarragona)

Se trata de una de las clásicas playas naturistas de la costa de Tarragona. Ubicada cerca del municipio de Hospitalet de l’Infant, se caracteriza por un litoral limpio de aguas cristalinas gracias a la presencia de praderas de posidonia. Con cerca de 2 kilómetros de arenal, es un espacio declarado de interés natural rodeado de pinos y montañas que descienden hasta el mismo mar. Cuando se llega a este paraje es fácil olvidar los complejos turísticos que se han ido desarrollando a lo largo de los años en algunas zonas del litoral de Cataluña.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

590 / 1030

Playa de Altafulla (Tarragona)

Pasear por el bello casco antiguo de este municipio de la costa de Tarragona es viajar en el tiempo e impregnarse el ambiente marinero. La playa se encuentra algo más alejada, es urbana, por lo que tiene todos los servicios necesarios para pasar un cómodo día de playa. Dispone de acceso adaptado a todos los públicos. Es una clásica entre las playas con calidad Bandera Azul de la costa de Cataluña.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

591 / 1030

Playa de Creixell (Tarragona)

Esta playa semiurbana de casi dos metros de longitud es una de las mejores de la Costa Daurada para disfrutar de un día de baño en familia. Es de la clase de playas a la que es fácil llegar y tiene todos los servicios necesarios y accesos adaptados. Además, se puede combinar con una visita al casco antiguo del municipio de Creixell.

Foto: Turismo Canarias

592 / 1030

Playa del Inglés, Valle Gran Rey (La Gomera)

Esta playa en las Islas Canarias es una leyenda para los hippies de los sesenta. Desde entonces, Valle Gran Rey está en el mapa de los últimos refugios de este movimiento cultural. No será la típica playa de arenas blancas; pero no le hace falta cuando lo que entrega es algo mejor: la sensación de libertad. Si quiere practicar el nudismo, este es tu lugar en La Gomera. Solo hay que tener cuidado con las corrientes y el fuerte oleaje que suele ser habitual en la zona.

Foto: Turismo Canarias

593 / 1030

La Calera, Valle Gran Rey (La Gomera)

Entre los acantilados, peñascos y plataneras de Valle Gran Rey se ubica la playa de La Calera, la de mayor tamaño del municipio. Se trata de un arenal de arena negra y bolos con un kilómetro de longitud, en un entorno semiurbano. Por lo calmo de su mar es una muy buena opción para pasar un día de playa con niños. No te vayas sin ver la puesta de sol, porque es una de las más bellas que se pueden disfrutar en las Islas Canarias, o eso dicen los del lugar. 

Foto: Turismo Canarias

594 / 1030

Playa de Papagayo, Yaiza (Lanzarote)

Esta es la joya de Lanzarote. El ocre del paisaje y la arena dorada contrasta con el esmeralda transparente de sus aguas. Situada en el sur de la isla, tiene forma de bahía por lo que está resguardada del viento y disfruta de aguas calmas ideales para chapuzones en familia. En verano suele estar muy frecuentada, pero sus dimensiones hacen que el espacio no se quede pequeño. Durante el baño se pueden disfrutar de vistas al islote de Lobos y la vecina Fuerteventura

Foto: Turismo Euskadi

595 / 1030

Playa de Arrigunaga, Getxo (Vizcaya)

Esta playa de arena fija y una longitud de unos 600 metros está ubicada en la zona interna de la ría de Bilbao, en el barrio de Algorta, en el municipio de Getxo. Su paisaje está dominado por los bellos acantilados de La Galea desde los que tendremos vistas al Abra. Llegar a esta playa desde Bilbao puede ser muy cómodo: se llega en metro hasta la estación de Bidezabal. La playa de Arrigunaga, junto a la playa de Ereaga son las únicas en Bizkaia en las que ondeará la Bandera Azul en 2017.

Foto: Turismo Canarias

596 / 1030

Playa de Nogales, Puntallana (La Palma)

Para muchos la playa más bella de La Palma y una imprescindible en la lista de mejores playas de España. Playa de Nogales se encuentra en el municipio montañoso de Puntallana. En el contexto de un paisaje rural con montañas, senderos, verde y mar, es ideal para pasar un día alejados del mundo. Se accede a ella tras descender un acantilado durante unos quince minutos. Debido a las intensas corrientes los bañistas deben tener especial precaución. En cambio, para los amantes del surf, es una de las mejores playas de Islas Canarias para coger olas. 

Foto: Turismo Canarias

597 / 1030

Playa de Benijo, Taganana (Tenerife)

En el norte de la isla se encuentra uno de los arenales más bellos de Tenerife y una de las playas más bellas de España. Playa de Benijo es de origen volcánico, siendo su arena negra el principal motivo  de sorpresa para el viajero. Se trata de una playa salvaje alejada de núcleos urbanos, por lo que no tiene equipamiento y su acceso se realiza tras caminar unos quince minutos por senderos y escaleras. A cambio se puede disfrutar de atardeceres antológicos como el de la imagen. Pura naturaleza, sin trampa ni cartón que la convierte en una de las playas más espectaculares de España.

Foto: Turismo Canarias

598 / 1030

Charco Azul, La Frontera (El Hierro)

No solo de playas vive el baño veraniego. En El Hierro, también se puede disfrutar de las características piscinas naturales que se encuentran en muchos lugares del archipiélago canario. Pero la del Charco Azul, en el municipio de La Frontera, es tal vez la más representativa. La perfección solo puede llegar de la mano de la naturaleza, aunque estas piscinas se han adaptado para un disfrute más seguro y relajado. El contraste que crea la lava al contacto de las aguas turquesas acompaña los baños placenteros. ¡Una verdadera joya! 

Foto: Turismo Canarias

599 / 1030

Cala de Tacorón, La Restinga (El Hierro)

A los herreños les gustan las cosas sencillas y bellas. El mejor ejemplo: Cala de Tacorón. La isla de El Hierro es más famosa por la calidad de sus aguas submarinas que por sus playas; pero esta cala, cerca del municipio de La Restinga, es una excepción. Suma ocres y negros al azul de un mar calmo. No obstante, en esta zona del archipiélago de las Islas Canarias, el océano se llama mar de las Calmas. Se ubica próxima a la Reserva Marina del Mar de Las Calmas, por lo que es ideal para la práctica de snorkel

Foto: Turismo Canarias

600 / 1030

Charco Verde, Puerto Naos (La Palma)

Esta cala de fina arena negra, ubicada en el suroeste de La Palma, en Islas Canarias, a apenas dos kilómetros de Puerto Naos, está en un ambiente rural de bella naturaleza. Rodeada de acantilados y plataneras, es pequeña pero acogedora. Una buena opción para pasar un día de playa con niños dado que goza de un mar calmo. También es muy apreciada para los pescadores de la zona. Además, su acceso está adaptado a todo tipo de público y tiene equipamientos que hacen más cómodo el día.