España

702 / 1132

Foto: Museo Sorolla

351 / 1132

Museo Sorolla

La mujer del pintor Joaquín Sorolla dictó testamento en 1925. En él reflejó su voluntad de crear este museo, por lo que donó al Estado fondos con los que fundarlo. Como sede se tomó la última casa del pintor, en un palacete del paseo General Martínez Campos. La colección está compuesta por obras del propio Sorolla y de otros pintores, también una amplia colección de fotografías, de esculturas y cerámica. Joaquín Sorolla es un autor que goza del interés popular tal como demuestran los números de récord de la exposición temporal "Sorolla en París" que se cerró en marzo de 2017 con 116.510 visitas.

Foto: Museo del Romanticismo

352 / 1132

Museo del Romanticismo

Un museo dedicado al Romanticismo como forma de ver y entender el mundo en el siglo XIX. Todo un palacete para recrear la vida cotidiana y las costumbres de aquel entonces y para conocer las principales figuras que protagonizaron este movimiento artístico en España. Bajo la idea de una casa-museo se exponen diferentes objetos pertenecientes a una rica colección, cuyo núcleo inicial fue la donación del propio fundador del museo, Benigno de la Vega Inclán. Además, la entidad se cuida de una amplia programación de actividades, trabajos de investigación y publicaciones.

Foto: Turismo Asturias - Marcos Vega García

353 / 1132

Descenso Internacional del Sella

El primer sábado después del día 2 de Agosto se celebra cada año el Descenso Internacional del Sella, popularmente conocido como Les Piragües. A lo largo de 15 kilómetros, los participantes descienden las aguas del Sella en canoa, finalizando el recorrido en Ribadesella. Esta competición tiene lugar desde el año 1930. 

Foto: Turismo Asturias - Camilo Alonso

354 / 1132

Río Sella

El Sella brota en los Picos de Europa leoneses, en un lugar llamado la "fuente del infierno", y entra en Asturias por el desfiladero de Los Beyos. Tiene una longitud de 66 kilómetros y desemboca en el mar Cantábrico. 

Foto: Saboreando Asturias - José Ramón Navarro Tudela

355 / 1132

La salmonera

Cerca de la localidad de Cangas de Onís, en el pueblo de Caño, se construyó en el río Sella una estación para facilitar la remontada de los salmones. A pesar de que en este lugar está prohibido el baño y la pesca, es ideal para contemplar el río y disfrutar de su sonido en plena naturaleza. 

Foto: Turismo Asturias - Albornoz y Asociados

356 / 1132

Pesca en el río Sella

El Sella es uno de los ríos salmoneros más importantes de España. Las actividades pesqueras y el descenso en canoas conviven, no sin ausencia de conflictos, en las aguas del río Sella.

Foto: Turismo Asturias - Juan Fernández

357 / 1132

Ribadesella

Además de ser el destino final del descenso en canoa, la localidad de Ribadesella es el lugar donde el río desemboca en el Cantábrico. 

Foto: Aci

358 / 1132

Puente romano de Cangas de Onís

A su paso por el pueblo asturiano de Cangas de Onís, el río Sella discurre por debajo de este puente cuya fecha de construcción se sitúa en la Alta Edad Media, probablemente sobre el siglo XIII. Su origen es medieval, pero se cree que fue levantado sobre un puente romano y coincide con el trazado de una antigua calzada romana. 

Foto: Aci

359 / 1132

Descensos en piragua por el río Sella

El famoso Descenso Internacional del Sella es una competición piragüista que se celebra desde 1930 y que reúne a miles de personas.

Foto: Consell d’Eivissa

360 / 1132

Navegar a vela

Las aguas de Ibiza son ideales para disfrutar de la navegación a vela. La Ruta de la Sal, la regata de altura con mayor participación que se celebra en el Mediterráneo, es el estandarte principal de este deporte acuático que encuentra en Ibiza las mejores condiciones.

Foto: AGE FOTOSTOCK

361 / 1132

Viñas entre montañas

Las comarcas de la Anoia y el Bages extienden sus viñedos entre sierras e imponentes macizos como el de Montserrat, en la fotografía. En la comarca del Bages las rutas de enoturismo incluyen el monasterio de Sant Benet, cuyas viñas están documentadas desde el siglo X, y el santuario de la Virgen de Montserrat, patrona de Cataluña.

Foto: Age Fotostock

362 / 1132

Bodega modernista de Pinell de Brai, en la Costa Daurada

Propuestas para todos los gustos

Los destinos de enoturismo en Cataluña, además de permitir disfrutar del mar, de espacios naturales y de monumentos, pueden complementarse con un sinfín de experiencias lúdicas y culinarias, desde vendimias en otoño a catas, ferias y muestras de vinos que a menudo se acompañan de tradiciones culturales, como los bailes de sardanas o los concursos de castellers, actividad declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. 

Foto: Age Fotostock

363 / 1132

Monasterio de Sant Pere de Rodes, en la comarca del Alt Empordà

La DO Empordà, que toma su nombre de Empúries, es el histórico enclave donde griegos y romanos introdujeron la cultura de la viña y el vino que luego fue extendiéndose por todo el país. Hoy los caldos ampurdaneses destacan por su producción de variedad negra.

Foto: Age Fotostock

364 / 1132

"Porrons" en la Fiesta de la Vendimia en Alella

La DO Alella, ubicada en la provincia de Barcelona, es una de las más antiguas y pequeñas de Cataluña.

Foto: Age Fotostock

365 / 1132

Prensa de la uva con el método tradicional en la Fiesta de la Vendimia de Alella

La producción de la DO Alella alcanzó gran prestigio a principios del siglo XX, cuando las familias más acomodadas de Barcelona se instalaron en esta comarca y fomentaron la creación de unos vinos blancos muy apreciados

Foto: Age Fotostock

366 / 1132

Terres de Lleida

El río Segre a su paso por Sant Llorenç de Montgai, con la sierra del Montsec al fondo. Los campos leridanos, entrecortados por sierras y surcados por ríos, son una destacada zona agrícola y vinícola de Cataluña

 

 

Foto: Juan Gómez para GETXOPHOTO

367 / 1132

Nueva edición de Getxophoto

El Festival Getxophoto encara su undécima edición en plena forma. Se trata de un festival internacional de imagen que se desarrolla principalmente en las calles del municipio de Getxo, a solo 20 kilómetros del centro de Bilbao. Exposiciones, algunas de las mejores playas del País Vasco, paisajes y gastronomía son los argumentos para una escapada a Getxo. 

Foto: Juan Gómez para GETXOPHOTO

368 / 1132

Un festival de imagen poco convencional

La principal seña de identidad del Festival Getxophoto es la apuesta por la exploración de formatos y lugares expositivos no convencionales junto a una cuidada programación artística. Los espacios públicos de Getxo se convierten en un marco ideal para desarrollar el tema escogido para esta edición del 2017: la globalización sus consecuencias en diferentes aspectos de la vida.

Foto: Juan Gómez para GETXOPHOTO

369 / 1132

La playa de Ereaga es uno de los espacios del Getxophoto

Desde el 30 de agosto hasta el 1 de octubre, la programación del festival se reparte en dos grandes áreas: exposiciones y actividades. Las zonas principalmente usadas comprenden el eje que va desde la playa de Ereaga al Puerto Viejo, mientras que el centro de Algorta acogerá las exposiciones en salas.

Foto: Daniela Fardilha para GETXOPHOTO

370 / 1132

Recorridos y exposiciones para todos los públicos

El festival sólo puede comprenderse en su totalidad caminando con calma por Getxo. Se proponen distintos recorridos diseñados en función de su accesibilidad, las zonas, los horarios y si son aptos para niños y grupos amplios. 

Foto: Juan Gómez para GETXOPHOTO

371 / 1132

Una excelente oportunidad de conocer el municipio de Gexto

Getxophoto 2017 es una razón más para visitar Getxo, un bello municipio de la provincia de Vizcaya que alberga algunas de las mejores playas del País Vasco. Está a sólo 20 minutos del centro de Bilbao; pero nos brinda un espectacular paisaje de acantilados. Pasear por la calles del Puerto Viejo de Algorta nos introduce en el ambiente marinero característico del Mar Cantábrico.

Foto: Cortesía de East Wing Dubai

372 / 1132

El mensaje ecologista de Mandy Barker

En Getxophoto 2017, la británica Mandy Barker presenta su serie SOUP: imágenes de residuos plásticos que ha recogido en playas de todo el mundo con los que crea composiciones de gran belleza; pero que provocan un gran impacto. 

Foto: Getxophoto

373 / 1132

Richard Allenby imagina un futuro sin petróleo

El festival reflexiona hacia dónde nos lleva la globaliación. En ese sentido, Richard Allenby, en su serie "Abandoned", imagina un futuro en el que Dubai queda desierto tras la aparición de una nueva fuente de energía que substituye al petróleo. Un trabajo con mirada irónica sobre la insostenibilidad del actual sistema económico.

Foto: Getxophotofestival

374 / 1132

Edmund Clark y el vigilante Gran Hermano

En este mundo globalizado, ¿hasta dónde llegan la formas de control de los gobiernos? el británico Edmund Clark presenta "Control Order House", probablemente uno de los trabajos más sobrecogedores del Getxhophoto2017. Fue el primer fotógrafo que accedió a una casa en la que una persona, que no había sido aún juzgada pero que era sospechosa de actividades terroristas, había sido reubicada y confinada por una Orden de Control (Control Order), una ley especial y polémica.

Foto: Getxophotofestival

375 / 1132

Giulio Di Sturco o cómo vivir en un aeropuerto

El italiano Giulio Di Sturco fija su atención en las nuevas ciudades que están surgiendo en torno a los grandes aeropuertos, las denominadas “aerotrópolis”, término que acuñó el académico norteamericano John Kasarda, en el 2012. Ciudades inteligentes del futuro en las que los aeropuertos serán el centro en tanto que constituyen focos de atracción para los negocios, el comercio o la comunicación.

Foto: Getxophotofestival

376 / 1132

Henk Wilschut se plantea de dónde viene la comida

Con su serie "Food", Henk Wilschut aporta una reflexión interesante en el espacio de Getxophoto: ¿Hacía dónde va la industria de la alimentación? Los avances científicos han permitido mejoras higiénicas, pero también suponen nuevos métodos de producción que pueden afectado, entre otros aspectos, al bienestar de los animales. Todo ello aviva a un agitado debate entre los que reivindican una nueva agricultura ecológica y los que defienden los métodos convencionales.

Foto: Getxophotofestival

377 / 1132

Una reflexión sobre Europa

Esta imagen es de Vladyslav Krasnoshchlok y Sergey Lebedinsky (Ucrania), artistas que forman parte de la exposición global "In-Flux", una reflexión acerca de Europa. La muestra reúne a cinco artistas internacionales cuyo trabajo refleja el actual estado de transiciones que vive Europa. Sucesos tan sutiles como drásticos, que van desde las violentas protestas en la Plaza Maidán de Ucrania, las de Estambul en Turquía o la inmigración en ciudades portuarias de toda Europa, hasta obras que exploran temas de identidad de este continente. Entre los artistas seleccionados, además de los ucranianos, están (Ucrania), Emine Gozde Sevim (Turquía) y Jose Pedro Cortes (Portugal).

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

378 / 1132

Una promesa detrás de la Catedral de Mallorca

La Catedral de Mallorca se comenzó a construir hace casi 800 años, en 1.229, tras la conquista de Mallorca por la Corona de Aragón. El rey Jaime I erigió un gran templo dedicado a Santa María, cumpliendo la promesa realizada tras salvarse de un naufragio en alta mar.  La construcción de “La Seu”, como se conoce a la catedral popularmente, no finalizó hasta 1.601, aunque se puede decir que hasta fechas recientes se fue ampliando y rehabilitando.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

379 / 1132

Las reformas de Gaudí

“La Seu” ha sido restaurada en muchas ocasiones. De todas las intervenciones destaca la de Antoni Gaudí a petición del obispo Pere Joan Campins. Por diez años, desde 1904, el famoso arquitecto se ocupó del traslado del coro que hasta el momento había estado situado entre los tramos segundo y tercero de la nave, la eliminación del retablo mayor gótico, la realización del bellísimo baldaquino del altar mayor, la incorporación al presbiterio de la sede episcopal, la iluminación del espacio a base de ventanales de cristal, y, por último, la elaboración de mobiliario litúrgico.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

380 / 1132

Unas vistas muy especiales

¿Sabías que durante el verano es posible visitar las terrazas de “La Seu”? En los meses de verano, en toda visita a Palma de Mallorca no pueden faltar las terrazas de la catedral desde las que se puede contemplar Mallorca con otra perspectiva. La Catedral de Mallorca organiza de lunes a sábado visitas guiadas que permiten descubrir rincones inaccesibles de otra manera como el campanario y sus salas, a la vez que brindan una panorámica bellísima de Palma y sus alrededores.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

381 / 1132

Un gran órgano

No se había acabado y la Catedral de Mallorca ya tenía órgano. La primera noticia de un órgano data del año 1.328 y parece que estuvo ubicado en la capilla de la Trinidad. Hoy, en la más antigua sala capitular se esconde el 'secreto' del histórico órgano mayor, una joya de 1.477 que consta de cuatro teclados de 56 notas y un pedal de 30 notas. Su construcción de toma como el inicio de la importante escuela mallorquina de organeros. Que la vinculación de la Catedral de Mallorca con la música es importante lo atestiguan una gran colección de imágenes musicales, de diferentes épocas, que sirven como fuente para conocer la historia de los instrumentos musicales. Cada año, desde el 2.000, se celebra Festival Internacional del Órgano en la Catedral.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

382 / 1132

Castillo de Biar

Su importancia estratégica, en los límites de las conquistas de Aragón y Castilla, ​convirtió la villa de Biar en un bastión clave de la defensa de los musulmanes del valle de Biar. Jaime I el Conquistador, tras un asedio de cinco meses, conquistó este castillo situado en un cerro rocoso a 750 metros de altitud que conserva su estructura de doble muralla y una gran torre del Homenaje.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

383 / 1132

Castillo Santa Barbara

Dada su importancia, Pedro IV de Aragón nombró la plaza fuerte de Alicante como "la Clau del Regne" (La Llave del Reino). En la "Ruta de los Castillos de la Llave del Reino" conocemos el corazón de la provincia alicantina: la ciudad de Alicante y alrededores. En una única panorámica, vislumbramos el dominio sobre el Mediterráneo y la riqueza agraria de la huerta alicantina que hicieron que este territorio fuera codiciado por muchos.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

384 / 1132

Torre de San Jose Tabarca

​Ubicada en la parte central de la Isla de Tabarca, frente al Puerto de Santa Pola, encontramos esta torre defensiva en buen estado de conservación. Es un edificio de forma tronco-piramidal y de base cuadrada con tres plantas, proyectada por Baltasar Ricoud (1789). La Isla forma parte de la Reserva Marina de Tabarca, declarada en 1986 y primera en su clase en España, destino conocido por los amantes del submarinismo.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

385 / 1132

Torre de la Horadada, Pilar de la Horadada

La "Ruta de los Castillos de Tudmir" pone en valor el pasado visigodo en el sur de la provincia de Alicante. El conde Teodomiro fue un gran estratega que acabó controlando un basto dominio territorial, cuyo epicentro se situó en el municipio de Orihuela, donde podemos visitar su casco viejo declarado conjunto histórico-artístico y monumental. Encontramos torres defensivas, castillos árabes y murallas en el bello paisaje de la Vega Baja y el río Segura. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

386 / 1132

Conjunto fortificado de Orihuela

Se trata de un importante conjunto de origen andalusí que se usó como sistema defensivo de origen. Hoy podemos visitar los restos del Castillo de Orihuela, de las murallas de la ciudad y la Puerta de la Olma, o de Crevillente. Tanto el castillo como las murallas son espléndidas muestras del patrimonio arquitectónico que conforma el Casco Viejo de Orihuela,  declarado conjunto histórico-artístico y monumental en 1969.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

387 / 1132

Castilllo de Penella Cocentaina

La "Ruta de los Castillos de la Montaña" conduce al viajero por las tierras accidentadas de las cordilleras prelitorales. Si la Costa Blanca es conocida por sus playas, esta otra ruta nos da una perspectiva diferente de la provincia: la de los tranquilos pueblos y villas de montaña, con una vida menos bulliciosa a la de la costa. La huella árabe se conserva en las torres almohades, rehabilitadas como miradores. Es un espectáculo contemplar  las fortalezas sobre los roquedos y crestas calizas. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

388 / 1132

Castillo Onil

Este Palacio-Fortaleza de entrada guiada y gratuita es uno de los edificios civiles de mayor belleza de la "Ruta de los Castillos de la Montaña".
Ramón de Vilanova, Barón de la “Foia de Castalla” y “Señor de Onil” y Fabanella, lo mandó construir en el año 1539. Su estilo es gótico-renacentista. En la Sala de Exposiciones están representadas las fiestas de interés turístico de Onil, municipio conocido como la cuna de las muñecas y los juguetes.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

389 / 1132

Castillo de Guadalest

La ruta "Castillos de la Frontera del Miedo" nos lleva a un tiempo en el que los peligros llegaban desde el mar. El miedo a los corsarios fue el motivo de fundación de muchas localidades de la cosa mediterránea tan populares hoy en día como Benidorm, Altea, Calp, Xàbia o Dénia, a la que los reyes cristianos dotaron de torres defensivas y fuertes. Esta ruta brinda una oportunidad única de disfrutar del litoral de la Costa Blanca.
 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

390 / 1132

Castillo de Denia

En la parte de mayor altura de la localidad se encuentra el castillo de Denia,  cuyo diseño se remonta a época islámica, entre los siglos XI y XII. Desde sus torres tendremos unas vistas espectaculares del Mediterráneo. Funciona un Museo Arqueológico de vital importancia para conocer la historia de la zona. En el exterior, del barrio Les Roques sorprenden sus calles estrechas y casas de poca altura. La gamba roja de Denia es imprescindible si queremos conocer el sabor original de la Costa Blanca.

Foto: Turismo de Galicia

391 / 1132

Camino de Sigüero en la última etapa

Tras abandonar Betanzos se llega a Bruma, donde confluyen las dos alternativas del Camino Inglés, el que parte desde Ferrol y el que nace en A Coruña. Es una zona con una cierta carencia de servicios que, lejos de resultar molesto, puede llegar a ser interesante para encontrar sentido al Camino y conocer capillas románicas, pequeñas iglesias y puentes medievales con muy poca afluencia de público. El último tramo es un excepcionalmente recto y largo, pero la recompensa final del camino de Sigüeiro son las enormes torres de la catedral de Santiago de Compostela que se yerguen en el horizonte esperando la llegada del peregrino.

Foto: Walking Formentera

392 / 1132

Cuevas de Artà (Mallorca)

Se encuentran ubicadas en la costa del término de Capdepera, en el Cap Vermell. La visita de las Cuevas de Artà se inicia cuando entramos directos en el gran "Vestíbulo", un espacio con estalactitas y estalagmitas de impresionantes dimensiones y formas. La más espectacular es una estalagmita de 22 metros de altura, una de las más grandes de Europa, situada en la “Sala de la Reina”. En la estancia conocida como “El Infierno” se ofrece un espectáculo de luz y sonido que hará la delicia de los mayores y de los más pequeños de la familia. Hacia el final del trayecto de estas cuevas podremos disfrutar de unas de las vistas de Mallorca más espectaculares sobre la Bahía de Canyamel. 

Foto: Agencia de Turismo de Islas Baleares

393 / 1132

Cuevas dels Hams (Mallorca)

Estas cuevas localizadas en Porto Cristo son famosas en todo el mundo por sus singulares formaciones arborescentes. las cuevas fueron descubiertas en 1905 siendo las primeras que se abrieron al público en España, en 1910.  El recorrido de las cuevas del Hams comienza descendiendo a la Cueva Redonda, en la que se disfruta de un extenso jardín botánico. La Cueva Azul sirve de sala de proyecciones para un documental sobre la historia de Mallorca y de las cuevas. El siguiente espacio que se visita es la Cueva Clásica, compuesta por 12 galerías y por un lago subterráneo con pequeños crustáceos prehistóricos.

Foto: Walking Formentera

394 / 1132

Cuevas del Drach (Mallorca)

En el municipio de Manacor, cerca de Porto Cristo, encontramos un conjunto de cuatro grandes cuevas conectadas entre sí que están consideradas como las más populares de Mallorca. Las Cuevas del Drach se extienden hasta una profundidad de 25 metros y en ellas existe un gran lago subterráneo (el Llac Martel de unos 115 metros de longitud)  catalogado como uno de los mayores del mundo. Este lago lo podremos cruzar en barca al finalizar los conciertos de música clásica que se ofrecen diariamente en directo con las visitas guiadas a las Cuevas del Drach.

Foto: Walking Formentera

395 / 1132

Cuevas de Campanet (Mallorca)

Estas impresionantes cuevas se encuentran al pie de la Serra de Tramuntana. La visita a las Cuevas de Campanet sorprende por al encontrarnos con una ornamentación natural de gran belleza. Tanto por su indudable valor científico como por su interés lúdico, son muy apreciadas dentro del patrimonio natural de Mallorca. Cerca se encuentra Ses Fonts Ufanes, que tras periodos de lluvias puede llegar a evacuar caudales de hasta 30 metros cúbicos por segundo, constituyendo un espectáculo impresionante.

 

Foto: Walking Formentera

396 / 1132

Cueva de Can Marçà (Ibiza)

Es la cueva más espectacular de Ibiza. Se localiza en un enclave de gran belleza al norte de la isla. Se calcula que tiene más de 100.000 años de antigüedad. La cueva fue descubierta por grupos de contrabandistas que la usaron como escondite para sus mercancías. A partir de la década de los 80, es uno de los destinos turísticos más importantes de Ibiza. Si visitas la Cueva de Can Marçà, desde el paseo que conduce a la entrada hay unas vistas sobre los acantilados espectaculares. 

Foto: AGE

397 / 1132

Santiago de compostela

Es el final de todos los Caminos de Santiago. Ya en el siglo XI la capital gallega era una ciudad cosmopolita, meta de la vía de peregrinación más importante de la Edad Media. Esta ciudad ofrece un conjunto monumental inigualable, repleto de monasterios, templos, palacios, calles antiguas y construcciones populares típicas con los que se ha ganado su inclusión dentro del Patrimonio de la Humanidad.

Foto: 123RF

398 / 1132

Ferrol, punto de inicio del Camino Inglés

Lo más habitual es comenzar el Camino Inglés en Ferrol, en los muelles de Curuxeiras, el antiguo puerto medieval llamado Ferrol Vello, cuyo origen se remonta al siglo XI. Delante del Km. 0 encontramos la Oficina de Turismo y Atención al Peregrino. Este punto de partida permite realizar más de 100 kilómetros y por tanto conseguir la ansiada Compostela cuando se termina en Santiago.

Foto: 123RF

399 / 1132

Torre de Hércules

Los navegantes de todos los tiempos, incluidos los peregrinos del norte de Europa en la Edad Media, se guiaban por este faro que indicaba el acercamiento a las costas gallegas. Data de principios del siglo II y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2009. Presume de ser el faro activo más antiguo del mundo y el único romano. Se encuentra en la misma ciudad de A Coruña, situado en lo alto de una colina, y es uno  de los puntos de partida del Camino Inglés, aunque el menos habitual, pues no se alcanza el mínimo de 100 kilómetros necesarios para obtener la Compostela.

Foto: 123RF

400 / 1132

Monasterio de Caaveiro

Este monasterio benedictino se encuentra oculto en el parque natural de Fragas do Eume. Fundado en el siglo X y considerado el más antiguo de Galicia, nos permite disfrutar de unas impresionantes vistas del bosque, que en su tiempo ya fascinó a Lord Byron.