Francia

301 /354

TIBOR BOGNAR / AGE FOTOSTOCK

301 / 354

Los perfumes de Grasse

Capital mundial del perfume desde que su gremio marroquinero se decantase por la producción floral hace 400 años, Grasse vive por y para extraer las fragancias del espliego, la rosa, el jazmín y distintas hierbas aromáticas. La visita al Museo Internacional de la Perfumería y a alguna de sus fábricas muestra el proceso ancestral que aún se sigue. Grasse alberga varios palacetes de estilo italiano, además de una catedral románica que atesora tres Rubens, un Fragonard y un retablo de Bréa.

FRANK GUIZIOU / GTRES

302 / 354

Antibes

Puerto griego y ciudad fortificada en el XVII, conserva el Fort Carré, donde vivió Napoleón, y una iglesia con torres del siglo XII. Su museo Picasso, en el castillo Grimaldi, exhibe una extensa colección.

RICHARD TAYLOR / 4 CORNERS / FOTOTECA 9 X 12

303 / 354

Saint-Paul-de-Vence

Sus calles estrechas y adoquinadas, con pasajes abovedados y escaleras, preservan el aire medieval de las poblaciones de interior de la Costa Azul francesa.

ROMAIN CINTRACT / GTRES

304 / 354

Niza

En la Promenade des Anglais se erigen algunos de los hoteles más lujosos de la Costa Azul. El Negresco acaba de cumplir 100 años.

GTRES

305 / 354

PARÍS

HÔTEL DE VILLE

GTRES

306 / 354

PARÍS

ARCO DE TRIUNFO

sp.nicetourisme.com

307 / 354

Carnaval de Niza

Desfiles de carrozas, charangas, cabezudos y bandas de música recorren estos días una Niza engalanada e iluminada con miles de bombillas de colores. El gran acontecimiento de los carnavales de la ciudad de la Costa Azul son las llamadas Batallas de Flores, que tienen lugar en los días señalados y que consisten en una lluvia de flores lanzadas desde las carrozas a los espectadores. También los concursos de cabezudos, carrozas y personajes tienen gran popularidad. La temática de Carnaval de Niza 2013 es Los Cinco Continentes. Las fiestas comienzan el día 15 de febrero y concluyen el dia 6 de marzo con la tradicional quema del rey y una sonada Batalla de Flores.

GTRES

308 / 354

El edificio de El Silo

Tras una profunda renovación este antiguo edificio industrial se ha convertido en un auditorio magnífico con capacidad para 2.000 espectadores. Cabe destacar su ubicación privilegiada junto al mar, que se disfruta desde tres grandes balcones.

GTRES

309 / 354

Marsella, fiesta inaugural en el Vieux Port

El pasado dia 12 de enero se celebró en el Vieux Port la gran noche inaugural de este año en el que Marsella ostenta la capitalidad cultural de Europa.

Marseille2013

310 / 354

El Vieux Port

El viejo puerto es una de las zonas más animadas de la ciudad y se ha convertido en uno de los centros neurálgicos de la programación cultural de Marsella 2013.

Marseille2013

311 / 354

Museo de las Civilizaciones de Europa y de Mediterráneo

El gran cubo de cristal donde se aloja el Museo es obra del arquitecto marsellés Rudy Ricciotti. Se erige junto al fuerte de Saint Jean, en el Vieux Port. 

Marseille2013

312 / 354

Pabellón M

Esta gran estructura alberga el centro de visitantes y es un aparador de todas las actividades que van a tener lugar a lo largo de este año 2013 en la ciudad.

FOTO: MICHEL EULER / AP PHOTO / GTRES

313 / 354

París

En Nochevieja los parisinos brindan con champán en los Campos Elíseos, la principal avenida de París, que se extiende desde el Arco del Triunfo hasta la plaza de la Concordia, en la que se ha instalado un árbol de Navidad de 35 metros de altura. La torre Eiffel tendrá un papel principal la última noche del año como base de un sensacional espectáculo pirotécnico. Otro de los enclaves más concurridos será la Basílica del Sacré Coeur, en lo alto de la colina de Montmartre, que ofrece una panorámica fantástica de la ciudad.

 

 

© PHILIPPE PIRON / MP 2013

314 / 354

Marsella

El hangar J1, en el antiguo puerto de Marsella, acogerá exposiciones.

© AREA MARC PONS / MP 2013

315 / 354

Marsella

La Villa Méditerranée, en el frente marítimo de Marsella, un nuevo edificio para promover el intercambio de culturas. 

© LISA RICCIOTTI / MP 2013

316 / 354

Marsella

El Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MuCEM), en Marsella, se inaugurará el próximo mes de enero de 2013.

HEMIS / GTRES

317 / 354

Périgord

El departamento de Dordoña-Périgord, en el sudoeste de Francia, cuenta con un valioso patrimonio cultural y natural que incluye iglesias románicas, castillos medievales, pueblos tradicionales asomados al río y también yacimientos prehistóricos, como el valle de Vezère. Su gastronomía es célebre gracias al foie gras, las trufas negras, las castañas, las nueces y las fresas, además de los vinos de Bergerac, con 13 denominaciones de origen controladas.

Fotos: GUNTER GRAFENSHAIN / FOTOTECA 9X12

318 / 354

Chenonceau

Recibe el nombre de Castillo de las Damas por las seis mujeres que lo habitaron a lo largo de cinco siglos. La galería sobre el río Cher es su elemento más característico.

Fotos: SYLVAIN SONET / CORBIS

319 / 354

Saumur

Erguido sobre un monte, el castillo domina un amplio tramo del río así como la ciudad que se extiende a sus pies. Su principal acceso es la empinada calle Montée du Fort.

Fotos: PHILIPPE RENAULT / GTRES

320 / 354

Visita medieval en Ussé

Un espeso bosque envuelve el castillo de Ussé, donde se dice que Charles Perrault ubicó su famosa historia de La Bella Durmiente. Erigido en el siglo XV junto al río Indre, está protegido en uno de sus costados por un foso con un puente levadizo y en el otro, por una torre del homenaje. Reformado por sus sucesivos propietarios, que fueron incorporando elementos arquitectónicos, hoy ofrece visitas guiadas y animadas por actores vestidos de época. El recorrido por sus salas muestra una colección de tapices y mobiliario barroco. Más información del castillo de Ussé.

 

Fotos: GUNTER GRAFENSHAIN / FOTOTECA 9X12

321 / 354

Villandry

Sus jardines reúnen la tradición hortelana y la ornamental italiana que tan de moda estaban en el siglo XVI.

Fotos: GUNTER GRAFENSHAIN / FOTOTECA 9X12

322 / 354

El vieux Tours

Callejuelas peatonales, flanqueadas por fachadas con colombages o entramados de madera, casonas burguesas del siglo XV, escaleras exteriores y blasones caracterizan esta parte de la ciudad, la más antigua. Su eje es la plaza Plumereau, en cuyos costados se erigen edificios con tejado de pizarra y restaurantes en la planta baja. La basílica románica de Saint-Martin era el corazón de la ciudad medieval, adonde llegaban peregrinos de toda Francia. La torre de Carlomagno y la del Reloj siguen siendo los elementos más elevados del Vieux Tours.

 

Fotos: GETTY IMAGES

323 / 354

Amboise

El castillo de esta ciudad fue residencia real en los siglos XV y XVI. Los saqueos de la Revolución lo dejaron en ruinas.

Fotos: BERTRAND RIEGER / GTRES

324 / 354

Leonardo da Vinci y el castillo de Clos-Lucé

El genio renacentista vivió desde 1516 hasta su muerte en mayo de 1519 en la mansión del Clos-Lucé, a poca distancia de Amboise, donde residía su mecenas, el rey Francisco I. En la actualidad, es un museo consagrado a la memoria de da Vinci que expone dibujos y hasta 40 maquetas de algunos de los artefactos que diseñó, precursores de la ingeniería contemporánea. En la primera planta se halla la habitación que ocupaba el sabio italiano, donde seguramente trabajó en sus estudios sobre la hidrografía de la región. Más información del castillo de Clos-Luce.

Fotos: GUNTER GRAFENSHAIN / FOTOTECA 9X12

325 / 354

Blois

El castillo (siglo XI), alojó la corte de Luis XII a inicios del xv. El patio tiene una galería de pilares ornados con relieves.

Fotos: RICCARDO SPILA / FOTOTECA 9X12

326 / 354

Chambord

Sueño de piedra de Francisco I, está coronado por seis torres, tiene 440 habitaciones, 365 chimeneas y 84 escaleras. Entre éstas destaca la escalera principal, de forma helicoidal, que se cree fue obra de Leonardo da Vinci.

Fotos: ARNAUD CHICUREL / GTRES

327 / 354

Interior del castillo de Chambord

Salón del Trono de Francisco I.

Mapa: BLAUSET

328 / 354

Valle del Loira

1. Saumur. Puerta oriental de la antigua provincia de Anjou, fue una ciudad de gran influencia como demuestra su castillo.

2. Ussé. La visita guiada al castillo la realizan actores.

3. Villandry. El castillo, del siglo XVI, fue reconstruido fielmente a principios del XX. Tiene los jardines más bonitos del valle.

4. Tours. El núcleo medieval de la ciudad se articula alrededor de la plaza Plumereau y la basílica de Saint-Martin.

5. Amboise. Varios reyes franceses habitaron su castillo. Leonardo da Vinci vivió cerca, en el palacio de Clos-Lucé.

6. Chenonceau. También conocido como Castillo de las Damas, tiene una larga galería que cruza el río Cher.

7. Blois. Su castillo fue sede de la corte en el siglo XV.

329 / 354

Restaurantes del callejón Fortia

GIOVANNI SIMEONE / FOTOTECA 9 X 12

330 / 354

Comercio del barrio Le Panier

YANN CHICHAOUA / CONTACTO

331 / 354

Catedral de Santa María

CAMILLE MOIRENC / GTRES

332 / 354

Rue des Augustins

BERTRAND GARDEL / GTRES

333 / 354

La Caravelle, en el Quai du Port

CAMILLE MOIRENC / GTRES

334 / 354

El Vieux Port

CAMILLE MOIRENC / GTRES

335 / 354

Visitas principales en Marsella

1 Vieux Port. Esta bahía ha sido convertida en un puerto deportivo con restaurantes.

2 La Canebière. Es la principal arteria de Marsella, con clásicos edificios del siglo XIX.

3 Catedral. Santa María la Mayor se eleva sobre su planta de cruz latina, junto al mar.

4 La Vieille Charité. En el barrio Le Panier, este asilo del siglo XVII acoge varios museos.

5 Fuerte de Saint Jean. Desde el siglo XII, protege el acceso marítimo al Vieux Port.

6 Notre Dame de la Garde. En una colina se erige este templo, emblema de Marsella.

BLAUSET

 

336 / 354

Fuerte de Saint Jean

GIANLUCA SANTONI / FOTOTECA 9X12

337 / 354

Iglesia de Notre Dame de la Garde

BERTRAND GARDEL / GTRES

338 / 354

Marsella

Vista nocturna de Marsella, dominada por la iglesia de Notre Dame de la Garde.

 GIOVANNI SIMEONE / FOTOTECA 9X12

Foto: Ed Kashi

339 / 354

Marsella, un crisol de culturas

En el barrio bohemio de Cours Julien, antes sórdido y peligroso, hoy abundan los cafés, los bares y las librerías. Pero Marsella, tradicionalmente famosa por su corrupción política, violencia callejera y tráfico de drogas, sigue teniendo un gran problema de delincuencia.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

340 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Maoulana Charif, un imán originario de las islas Comores, junto a sus hijas en su casa de Plan d’Aou, un barrio de viviendas sociales del norte de Marsella. Con su presencia confía aportar estabilidad a este conflictivo distrito de inmigrantes.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

341 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Una familia musulmana asiste al sacrificio de unos corderos en la carnicería Mustafá Slimani durante el Id al-Adha, la fiesta que conmemora la aceptación de Abraham de ofrecer en sacrificio a su hijo Isaac. En los hogares musulmanes aún se matan ritualmente muchos corderos, pese a que una ley prohíbe esta práctica.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

342 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Durante la oración del viernes los fieles ocupan hasta el callejón trasero de la Rue Gaillard, en la zona norte de Marsella. Aunque cada vez hay más mezquitas y salas de oración nuevas, son insuficientes para la creciente población musulmana.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

343 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Después de la oración del viernes, unos comorenses vestidos a la manera tradicional esperan a unos amigos en la misma acera que unos magrebíes, pero separados de ellos. Aunque comparten la religión, existen divisiones profundas entre comorenses, argelinos, tunecinos y otros musulmanes de Marsella. «No hay unidad cultural en la comunidad musulmana –apunta Françoise Lorcerie, director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica en Aix-en-Provence–. Viven en los mismos barrios, pero hablan idiomas distintos y no visten igual. Por lo general la relación entre ellos es distante pero no conflictiva.» Las divisiones culturales, sin embargo, tienden a desaparecer con el paso de las generaciones.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

344 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Miembros de la comunidad judía, que cuenta con unos 70.000 integrantes (una de las mayores de Europa), asisten a un funeral en el cementerio de Saint Pierre. Judíos y musulmanes «tenemos cuidado con las palabras que usamos –declara un líder judío–. Marsella es como un volcán: si dices algo inconveniente, puede explotar».

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

345 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Los transeúntes que caminan frente a la iglesia católica de San Vicente de Paúl reflejan la diversidad étnica de Marsella. Los inmigrantes «se consideran marselleses desde el momento que ponen un pie en la ciudad», afirma un vecino.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

346 / 354

Marsella, un crisol de culturas

A finales de abril, unos refugiados tunecinos que habían huido de la pobreza y la violencia en su país para acabar sin hogar en su nueva ciudad de adopción, se vieron obligados a vivir de la amabilidad de los desconocidos, en este caso musulmanes marselleses y activistas de izquierdas que distribuyeron alimentos, ropa y demás provisiones cerca de Porte d’Aix.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

347 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Un inmigrante tunecino aguarda pacientemente a sus familiares en Saint Charles, la bulliciosa estación central. La foto es de septiembre de 2010, apenas unos meses antes de que se produjeran los levantamientos de la Primavera Árabe. Para este hombre, la oportunidad de empezar de nuevo, en Marsella, ya era una realidad.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

348 / 354

Marsella, un crisol de culturas

En Marsella muchos inmigrantes viven y trabajan en barrios céntricos como Noailles, en lugar de hacerlo en suburbios distantes y marginados como sucede en París.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

349 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Mientras en los medios de comunicación se discute sobre la ley que prohíbe vestir en público el velo que cubre todo el rostro, en Marsella es mucho más habitual ver jóvenes de origen musulmán totalmente integradas en la cultura francesa. En la imagen, Nabila Boudjellal, de 31 años y origen argelino, celebra su despedida de soltera a lo grande, de juerga con una pandilla de amigas en un tiovivo del centro de la ciudad.

www.edkashi.com

Foto: Ed Kashi

350 / 354

Marsella, un crisol de culturas

Un grupo de amigos disfruta del sol del Mediterráneo en la playa Borély, junto al centro de la ciudad. Marsella tiene varios kilómetros de playas a las que se accede en autobús desde cualquier punto de la ciudad y que se han convertido en un verdadero crisol de culturas, especialmente para los más jóvenes. «Lo más importante no es el color de la piel, sino pasarlo bien. Y uno de los mejores lugares para divertirse es la playa –dice Johanna García (con bikini azul de rayas), cuyos abuelos emigraron desde España–. No miramos las diferencias. Nos sentimos todos iguales y no prestamos atención al color de la piel o al origen. Nuestra prioridad es divertirnos.»

www.edkashi.com