Grecia

51 /70

Foto: Gtres

51 / 70

Vatheia. Grecia

Vatheia aparece de repente, como un premio tras el viaje por una tortuosa carretera que atraviesa la península de Mani. Desde la cima de una colina, proyecta su mirada sobre el mar y sobre un paisaje cuajado de olivos.

Gtres

52 / 70

Grecia

La esencia del Mediterráneo es la base de la gastronomía griega elaborada con ingredientes frescos como tomates, patatas, queso de cabra o pescado, y siempre aliñados con aceite de oliva. Las ensaladas, el gyros (carna asada), las sopas o la famosa musaka (lasaña con berenjenas) no pueden dejarse de probar en un viaje al país helénico.

Foto: AWL IMAGES

53 / 70

Acrópolis

Desde la colina vecina se tiene una imponente vista de la Acrópolis, lugar defensivo y de culto, y literalmente "ciudad alta" (156 m).

Foto: GTRES

54 / 70

Partenón

El mayor templo de su época (siglo V a.C.) es también el monumento que mejor encarna la gloria que vivió la Grecia clásica.

Foto: AGE FOTOSTOCK

55 / 70

Partenón

Los dioses Poseidón y Apolo en el friso de las Panateneas (v a.C.). Este bajorrelieve de 160 metros de largo rodeaba el frontal del Partenón.

Foto: AGE FOTOSTOCK

56 / 70

Museo de la Acrópolis

El moderno edificio guarda tesoros de 2.500 años.

Foto: GTRES

57 / 70

Erecteión

Las sinuosas columnas del porche de las Cariátides.

Foto: FOTOTECA 9 X 12

58 / 70

Odeón de Herodes Ático

Este teatro, en su origen cubierto, lo mandó construir en el siglo II el acaudalado romano que le da nombre.

Foto: Johanna Huber / Fototeca 9X12

59 / 70

Sými

La pesca de esponjas convirtió el puerto principal de esta isla en uno de los más prósperos del Egeo a principios del siglo XX. Hoy es un enclave apacible dedicado al turismo.

Foto: Massimo Ripani / Fototeca 9X12

60 / 70

Isla de Rodas

El pueblo de Lindos se asoma a una bahía rocosa frente a la que se cuenta que naufragó san Pablo antes de fundar la iglesia de Rodas.

Foto: ACI

61 / 70

Los mitos de Rodas

Desde los molinos medievales del puerto de Rodas se ven las columnas con dos ciervos de bronce que flanquean la bocana, situadas en el mismo lugar donde hace dos mil años se levantaba el Coloso de Rodas. La escultura del dios Helios tardó 12 años en construirse (295-283 a.C.), tenía la base de mármol blanco y estaba recubierta de bronce. Otro lugar mítico en la isla de Rodas es Lindos, cuyo templo de Atenea Lindia (s. IV a.C.) fue uno de los más venerados de la Antigua Grecia. Se dice que el apóstol san Pablo naufragó en su bahía.

Foto: Age Fotostock

62 / 70

Delicias gastronómicas

El Dodecaneso es tierra de pescados y quesos, de verduras secadas al sol y de pan recién horneado. En Sými la especialidad son las gambitas al ouzo; en Rodas, la pitaroudia, calabacines rebozados con tomate y cebolla; en Kárpathos, el pan, los macarrones (makarounes) y el queso de cabra. Otras recetas deliciosas son el pulpo con ouzo y los dulces de miel.

Foto: Alvaro Leiva / Age Fotostock

63 / 70

Chálki

Las barcas se mecen en el puerto de Emborios, la única población de la isla. Frente al mar se alinean el campanario de San Nicolás y tabernas que sirven pescado fresco.

Foto: Johanna Huber / Fototeca 9x12

64 / 70

Sými

Cuna de navegantes y de pescadores de esponjas, Sými tiene en Gialos uno de los puertos más bonitos del archipiélago.

Foto: ACI

65 / 70

Isla de Sými

Subir los 500 peldaños que separan el puerto de Gialos del viejo núcleo de Chorio es como pasar del siglo XX a la Edad Media. Varias iglesias salen al paso, como el campanario de San Juan.

Foto: Johanna Huber / Fototeca 9x12

66 / 70

Astypálaia

Las casas blancas de Chora remontan la ladera hasta el castillo erigido por los venecianos en el siglo XIII.

Foto: Gtres

67 / 70

Templos llenos de arte

La Iglesia ortodoxa tiene una fuerte presencia en las islas, a pesar de su proximidad a la costa turca y de los cuatro siglos bajo dominio otomano (XVI-XX). Los campanarios y las cúpulas pintadas despuntan en todos los pueblos del archipiélago. Las iglesias tienen en común la fachada encalada, los patios con mosaicos choklákia, de guijarros blancos y negros como en la iglesia de San Nicolás, en Chálki– y los interiores con iconos y lámparas doradas. Algunas capillas aprovechan cuevas, como en Asteypalea y Leros.

Foto: ACI

68 / 70

Paisajes de Kárpathos

La tercera isla más extensa del Dodecaneso es una de las más variadas en cuanto a paisajes y costumbres. Apéri, capital de la isla hasta 1892, es un buen lugar para conocer el interior montañoso; Olympos es un reducto de tradiciones; Léfkos, Anopi y Diáfani son típicos pueblos del litoral.

Foto: Johanna Huber / Fototeca 9x12

69 / 70

Kárpathos

La playa de Panaghia, con un acantilado a la espalda, es un ejemplo del paisaje de esta isla situada en el sur del archipiélago.

Fototeca 9x12

70 / 70

Sarakiniko. Isla de Milo. Grecia.

Esta playa de la costa norte de la isla de Milo, en el archipiélago de las Cícladas, debe su fama mundial a las formas que el viento y el agua han labrado en la roca volcánica y que han dado origen a su célebre apodo de «playa lunar». Milo es solo una de las más de 200 islas Cícladas, en pleno mar Egeo, entre las que también se cuentan Naxos, Paros, Mikonos y la imponente Santorini. Todas ellas albergan playas inolvidables, algunas protegidas por acantilados, otras con olor a tomillo y vigiladas por iglesias de cúpulas azules.

Turismo de Grecia