India

1 / 59
Dholavira: Ciudad de Harappa

ASI

1 / 59

Dholavira: una ciudad harapea (India)

Esta ciudad que antaño supuso el centro meridional de la civilización harapea, se ubica en la isla de Khadir. El yacimiento arqueológico fue ocupado desde el año 3000 al 1500 a.C., y es uno de los asentamientos urbanos mejor conservados de la época en el sudeste asiático. El conjunto comprende una ciudad fortificada y un gran cementerio, siendo destacable su sistema de administración del agua en un lugar de bastante escasez. Dentro de las murallas se encuentra un castillo altamente fortificado y un recinto ceremonial, además de calles y viviendas que reflejan la clase social por sus diferentes proporciones. Por las excavaciones y los elementos encontrados en el yacimiento –como cobre, concha, piedra, joyas de piedras semipreciosas, terracota, oro, marfil y otros materiales– se sabe que la cultura local alcanzó logros artísticos, comerciales y tecnológicos de interés. 

Los Gloriosos Templos y Puertas de Kakatiya - Templo Rudreshwara (Ramappa), Palampet, Distrito Jayashankar Bhupalpally, Estado de Telangana

ASI

2 / 59

Templo Kakatiya Rudreshwara (India)

El Templo de Rudreshwara, más conocido por el nombre de Templo de Ramappa, se halla en la localidad de Palampet, situada a unos 200 km al nordeste de Hyderabad, capital del estado de Telangana. Se trata del templo más importante dedicado a Shiva, construido en un complejo amurallado en tiempos de la dinastía de los Kakatiyas (1123–1323 d.C.). Su construcción comenzó el año 1213 y se supone que duró unos 40 años. Edificado con piedra arenisca principalmente, el templo cuenta también con vigas y pilastras talladas en granito y dolerita.

Su singular vimana –torre de forma piramidal escalonada horizontalmente– se construyó con ladrillos porosos para reducir el peso de las techumbres. Las esculturas del templo representan escenas de danzas regionales y elementos de la cultura de la época. El templo está situado en la falda de unas colinas boscosas y en medio de campos cultivados, un emplazamiento escogido de conformidad con las ideas y conductas religiosas expresadas en los textos dhármicos, que exigen que los templos se construyan de manera que sus edificios se integren con el medio ambiente circundante.

31. Young 11-14 - Indigo Larmour - Odisha Tribal Markets - Lo Res. Young 11-14 - Indigo Larmour - Odisha Tribal Markets

Indigo Larmour

3 / 59

Young 11 - 14: Odisha Tribal Markets

Esta fotografía que refleja un mercado tribal a pie de calle ha sido la instantánea ganadora del primer premio a la categoría de jóvenes entre 11 y 14 años y en el que ha resultado ganador Indigo Larmour.

Foto: Gtres

4 / 59

Varanasi

A orillas del Ganges, esta es una de las siete ciudades sagradas del hinduismo, el jainismo y el budismo. Hasta ella llegan numerosos fieles a morir, pues según el hinduismo, quien muere en ella queda liberado del ciclo de las reencarnaciones. Además, esta religión obliga a sus fieles a visitar Varanasi una vez en la vida. Sus lugares más emblemáticos son los gaths, las escaleras que bajan hasta el Ganges y donde los hinduístas se purifican con sus aguas.

Foto: AgeFotostock

5 / 59

Kanchenjunga

El nombre del tercer pico más alto del mundo significa "los cinco tesoros de las nieves" (oro, plata, gemas, cereal y libros sagrados) y tiene 8.586 metros de altura. En el idioma limbu local, significa "montaña a la que hacemos ofrendas". Así que queda claro que es una montaña sagrada. Se encuentra entre la India y Nepal y su primera ascensión data del 25 de mayo de 1955. Desde entonces, 40 personas se han dejado la vida en el ascenso.

Foto: AgeFotostock

6 / 59

Palacio del Taj Mahal, Agra, India

Foto: Age fotostock

7 / 59

Bhangarh, India

Construida a finales del siglo XVI, la ciudad fantasma de Bhangarh ha permanecido 400 años abandonada. Cuenta la leyenda que, bajo el reinado del maharajá Bahgwant Das, esta ciudad situada en el Rajastán, India, creció y se embelleció con suntuosos edificios reales, algo que el monarca había prometido no hacer bajo amenaza de la maldición de un gurú. Se cree que el maleficio se hizo realidad cuando algún tipo de desastre natural azotó la ciudad, pero lo cierto es que en 1720 fue conquistada y a partir de entonces empezó su declive hasta verse abandonada por completo.

Foto: Age fotostock

8 / 59

Raas Devi Garh, Udaipur, (India)

Cerca de la ciudad de Udaipur, en el Rajastán indio, la ciudad de Delawara alberga este espectacular palacio del siglo XVIII. Situado entre las colinas Aravalli, el visitante encontrará en este edificio uno de los alojamientos más originales de toda la zona. Entre los arcos tallados de su interior se esconde uno de sus mayores tesoros: una biblioteca donde relajarse y pasar el rato inmerso en la lectura.

Foto: Age fotostock

9 / 59

Taj Lake Palace, Udaipur (India)

Construido entre 1743 y 1746 por la dinastía Mewar, el Taj Lake Palace está ubicado en mitad del lago Pichola, en la ciudad india de Udaipur. Como un enorme barco flotante en aguas calmadas, sus paredes blancas han sido el escenario para algunas películas, como por ejemplo Octopussy de James Bond, y hospedaje para Jackeline Kennedy o la reina Elisabeth. Sus más de 70 habitaciones conservan la decoración original, y desde sus ventanas así como desde el tejado se pueden contemplar atardecer inolvidables.

Foto: AP

10 / 59

Una historia de amor y de color

La otra leyenda hace referencia a la historia de amor de Radha y Krishna y explica el uso de los colores. Krishna preguntó a su madre, Yashoda, a qué era debido que Radha tuviera la piel blanca y la suya, en cambio, fuera tan oscura. Y Yashoda le contestó que para no sentir celos del color de Radha que una solución podía ser la de pintarle el rosto con colores oscuros. Así, los dos enamorados serían iguales. Como Krishna le hizo caso, desde entonces todos los enamorados se pintan la cara con los colores del Holi.

 

Foto: AP

11 / 59

Retorno a lo natural

Históricamente, el gulal estaba hecho de cúrcuma, pasta y extractos de flores; pero los últimos años se vinieron usando versiones sintéticas perjudiciales para la salud, por lo que ahora, distintas asociaciones están potenciando el uso del gulal natural producido a partir de los pétalos abandonados en los templos y santuarios.

Foto: AP

12 / 59

También en España

En pocas palabras, el festival Holi es una celebración de la felicidad y de la libertad. Tal vez por ello, se haya popularizado desde la India a todo el mundo. Sin duda, es una de esas fiestas que, como el Oktoberfest alemán, se han convertido en universales y se pueden encontrar eventos en muchas ciudades españolas. A diferencia de en la India, la mayoría de celebraciones relacionadas con el Holi en España se celebrarán el fin de semana del 21 y 22 de marzo, coincidiendo con el inicio de la primavera. 

Foto: Gtres

13 / 59

Delhi

(5,9 millones de turistas en 2015)

Delhi es una aglomeración urbana que desborda al viajero más instruido y es solo apta para aquellos que se sienten a gusto en el mayor caos posible. No obstante, estamos hablando de una de las diez urbes más pobladas del mundo. Todo va en proporción a su tamaño, como por ejemplo, Jama Masjid, la mayor mezquita de la India o el Minarete de Qutab, el más alto del mundo. 

Foto: Biswarup Ganguly

14 / 59

Lion. India

Protagonizada por Dev Patel y Nicole Kidman, esta película de 6 nominaciones a los Oscar nos lleva a Calcuta, la India. Allí, un niño es separado de su familia biológica para ser adoptado por una pareja de australianos. Su viaje a los orígenes nos lleva a recorrer los slums de la ciudad, mostrándonos los contrates entre los ricos y los pobres. Así como algunos lugares emblemáticos como el templo de Parasnath y la casa de la madre Teresa de Calcuta, recreando la espiritualidad del lugar y de algunas de sus celebraciones más conocidas como el Diwali. 

Foto: AP Images

15 / 59

Construyendo el mandala

El mandala de arena que están preparando estos monjes budistas es un ritual espiritual y simbólico que representa el universo Budista. En segundo plano, el líder espiritual Dalai Lama observa el proceso que en 2014 se llevó a cabo cerca de Leh, en India. Cientos de devotos budistas se desplazaron a la región de Ladakh para presenciar la ceremonia del Kalachakra o rueda del tiempo budista.

Foto: AP Images

16 / 59

Lago Dal, Cachemira, India

Las aguas del lago Dal reflejan los vecinos picos del Himalaya y las mezquitas de la ciudad de Srinagar, al norte de la India. Es habitual alojarse en casas flotantes, construidas con aromática madera de cedro, así como explorar el lago en sikhara, la barca tradicional. 

Foto: AP Images

17 / 59

Lago Dal, Cachemira, India

Al alba, los aldeanos venden desde sus botes las hortalizas y flores de loto cultivadas en las islas artificiales del lago, donde crecen también pequeños bosques. En la imagen, los vendedores se toman un descanso durante la jornada de trabajo.

Foto: Anthony Asael / Age fotostock

18 / 59

Kanchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo

La palabra tibetana Kanchenjunga significa los 5 grandes tesoros de las nieves: el oro, la plata, las gemas, el tsampa (harina de cebada) y los libros sagrados. 

Foto: XPacifica / Age fotostock

19 / 59

Un jardín productivo

Laderas enteras están tapizadas con los setos de los arbustos del té. Las mujeres arrancan las hojas nuevas con un preciso tirón, sin afectar al vigor del arbusto. 

Foto: Prithwiraj Saha Photorgraphy / Getty images

20 / 59

El monasterio de Ghoom

En Ghoom, un barrio a 8 kilómetros de Darjeeling, el monasterio Yiga Choling acoge medio centenar de monjes budistas de la escuela gelugpa (la de los gorros amarillos, la misma que el Dalái Lama). Destaca la estatua del buda Maitreya sentado a la manera occidental y no en postura de loto. En ese recinto inició en 1931 Ernst Hoffman su andadura para convertirse en el lama Anagarika Govinda. Su magnífico libro La senda de las nubes blancas (Ed. Atalanta) hizo más comprensible esa filosofía en Occidente. Govinda cuenta cómo una nube blanca y espesa envolvía casi a diario la colina del monasterio y obligaba a encender lámparas desde el mediodía. Pero, lejos de deprimir, la niebla intensificaba la atmósfera de misterio y alentaba un sentimiento de protección, retiro y seguridad, lejos de las vicisitudes de la vida corriente.

Foto: Age fotostock

21 / 59

Estatua de Buda

Buda en la Pagoda Japonesa de la Paz, un templo de color blanco cuyo objetivo es unir a todas las religiones del mundo para lograr la paz.

Foto: Age fotostock

22 / 59

Tren de juguete

Desde Siliguri en 7 horas se accede a Darjeeling en el Tren de Juguete, un convoy sobre una vía de 60 centímetros de ancho y con más de cien pasos a nivel. Otra opción es ir de Darjeeling al monasterio de Ghoom (2 horas ida y vuelta), trayecto que aún puede realizarse con antiguas locomotoras de vapor.

Foto:

23 / 59

Un gran té

El té negro de Darjeeling tiene fama mundial por su inimitable fragancia. La primera cosecha (mediados de marzo) es la más exquisita.

Foto: Dumitru Doru

24 / 59

Una estación de montaña

Las empinadas calles de Darjeeling acogen a una población venida de Nepal, Tíbet o la India, así como a viajeros atraídos por la belleza de la región. En el fresco verano (20 ºC), que tanto agradecían los militares británicos destinados a Calcuta, raramente pueden verse las cumbres debido al monzón. Otoño y primavera son las mejores épocas para viajar. 

 

Foto: Age fotostock

25 / 59

Entre crestas boscosas y plantaciones de té

Los bosques templados húmedos de coníferas, rododendros y bambús que cubrían enteramente las montañas de Darjeeling son el hábitat del panda rojo, un animal hoy en peligro de extinción, emparentado con los mustélidos (mapache, comadreja...) y no con los osos. A mediados del siglo XIX los británicos talaron parte de los bosques para crear plantaciones de té que se convirtieron en unidades autosuficientes, con residencias para los propietarios, casas para los trabajadores, escuela, dispensario e iglesia. Muchas están abiertas al visitante. Los delicados brotes apicales de cada rama –los más apreciados– los recolectan las mujeres con primor y diligencia.

Foto: Religious Images / Getty images

26 / 59

Refugio celeste

Sherab Gyatso, famoso lama y astrólogo, construyó el monasterio de Ghoom en 1875. La gran trompeta tibetana, el dungchen, solo se toca en ceremonias y a dúo.  

Foto: Awl images

27 / 59

Ciudad de Darjeeling

Escultura que corona el nuevo ayuntamiento.

Foto: Awl images

28 / 59

Templo de Mahakala

Situado en lo alto de la Colina del Observatorio, este monasterio budista ofrece vistas únicas del Kachenjunga.

Foto: A Vahanvati

29 / 59

India

El país de los mil colores es uno de los destinos predilectos de aquellos que buscan autenticidad, calidad y buen precio. Su región de Rajastán ha sido una de las que ha experimentado un mayor crecimiento turístico, haciendo que esté entre las mejores valoradas del mundo por los viajeros de Tripadvisor. Un estudio reciente destaca a la ciudad de Jodhpur por la belleza de sus palacios, su rica historia y sus alojamientos, como las antiguas y lujosas residencias de los marajás que han sido rehabilitadas como hoteles. Otros de sus atractivos es la fortaleza de Mehrangarh, una de las más majestuosas del país y que ofrece las mejores vistas a la ciudad azul.

Araghu

30 / 59

Valle de las flores (India)

Al pie del Himalaya, el Valle de las Flores o de Bhyundar (a 441 km de Nueva Delhi) es uno de los rincones más poéticos de la India. La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1998 por su riqueza en flores endémicas, que crecen a casi 4.000 m de altitud después de meses de duro invierno. 

31 / 59

Little India

Es uno de los barrios más característicos de Singapur, sobre todo por su colorida arquitectura. Los primeros inmigrantes indios de la ciudad fueron los sirvientes de Stamford Raffles. Hoy, este barrio está lleno de templos, restaurantes y tiendas indias. Uno de los más visitados es el templo hindú Sri Veeramakaliamman. 

32 / 59

Viaje a la India

Un fascinante viaje a la India a través de las imágenes de Juan Manuel Rodrigo y del prólogo del periodista Javier Moro, autor de La pasión India. En este recorrido conoceremos la diversidad del país a través de las miradas de los niños, la religión, la pobreza y el bullicio de sus ciudades.  

Foto: GTRES

33 / 59

Desierto del Thar, Rajastán

Desde la ciudad de Jaisalmer se organizan excursiones para pasar la noche en este mar de arena en compañía del silencio y la absoluta oscuridad. A lomos de un camello se cruzan las dunas del gran desierto rajastaní mientras cae la tarde para luego acampar y presenciar el maravilloso espectáculo de la puesta del sol. 

Foto: GTRES

34 / 59

Taj Mahal

La belleza de este monumento al amor tiene en el atradecer y el amanecer sus dos momentos mágicos. Bañado por la penumbra adquiere un misterio que lo embellece más todavía. Este mausoleo de mármol fue construido por el emperador mogol Sha Jahan como homenaje su difunta esposa Arjumand Banu Begum en el año 1654. 

Gtres

35 / 59

Templo de Sri Mariamman, el Little India

Templo de Sri Mariamman, el Little India.

En medio de Chinatown se erige este templo hindú que data de 1827 y es un buen ejemplo del contraste cultural y religioso de Singapur.

Este barrio nació a mediados del siglo XIX como consecuencia de la política de segregación de los británicos que, a partir de 1824, controlaron la isla. Con el Singapur independiente, el barrio creció y se convirtió en uno de los núcleos más coloristas del país.

36 / 59

Omlung Techa, India

La región de Ladack, llamada el Tíbet indio, sorprende con unos paisajes espectaculares, aldeas pequeñas y acogedoras y monasterios budistas que se empeñan en desafiar las leyes de la naturaleza. Uno de ellos es el que se encuentra en el valle de Markha, llamado Omlung Techa que está construido sobre las afiladas crestas de las montañas; también se puede visitar el monasterio de Hemis, donde cada 11 de julio tiene lugar un famoso festival.

Gtres

37 / 59

Taj Mahal, India

En la norteña población india de Agra, y junto al río Yamuna se encuentra una de las maravillas del planeta. Una pequeña puerta da paso a un patio interior y tras éste se extienden los jardines lineales al final de los cuales se levanta magnífico el mausoleo de mármol que el emperador mogol dedicó a su difunta esposa Arjumand Banu Begum en el año 1654. Se tardaron veintitrés años en construir esta filigrana arquitectónica, cuyas paredes lucen incrustaciones de piedras preciosas y semipreciosas, coronada por una cúpula nívea y flanqueada por cuatro minaretes.  

Gtres

38 / 59

Jaipur

La gran ciudad de Rajastán exhibe un buen número de magníficos edificios construidos en piedra arenisca y pintados de rosa. El motivo de esta peculiar estética se remonta a principios del siglo XX, cuando para conmemorar la visita del príncipe de Gales en 1905 se decidió decorar los edificios de la ciudad de color rosa para dar una buena impresión al heredero del trono. Desde entonces, este color se considera un símbolo de la hospitalidad de Jaipur. La ciudad, cuyo origen data del siglo XVIII, alberga edificios tan destacados como el Palacio de los Vientos, el Hawa Mahal, que en realidad es solo una fachada con ventanas detrás de la que las concubinas podían observar el transcurrir diario de la ciudad sin ser vistas; o el observatorio astronómico de Jantar Mantar, uno de los cinco construidos por Jai Singh en el siglo XVIII. Otras ciudades rosadas en el mundo son la francesa Tolouse que adquiere este color a causa de la piedra utilizada en la construcción de sus edificios. Y, cómo no, Petra, en Jordania, la ciudad nabatea con sus edificios escupidos en la roca

 

Foto: Gtres

39 / 59

Mullik ghat, Calcuta.

Un mundo de contrastes situado a las orillas del río Hoogly, bajo el impresionante puente Howrah, en la caótica ciudad de Calcuta. Todos los rincones de este mercado están repletos de flores, en forma de guirnaldas, en cestos, en ramos, y gente, mucha gente que adquiere la preciosa mercancía con la que hacer ofrendas a los dioses.

tajhotels.com

40 / 59

Rambagh Palace. Jaipur

Antaño fue un suntuoso palacio de un maharajá, reconvertido en hotel cuando éstos perdieron su poder con la independencia de India. Se halla en la capital de Rajastán, en Jaipur, y es un inmenso y lujoso edificio con espectaculares habitaciones y rodeado de suntuosos jardines. Su época de mayor esplendor fue la década de los años 1930, cuando el viaje a India era una aventura exótica que atraía a los occidentales como un poderoso imán. 

41 / 59

Pushkar

Considerada una de las ciudades más antiguas de la India, está situada orillas del lago Pushkar, donde los peregrinos toman baños en sus aguas sagradas pues la ciudad es uno de los cinco dhams de India ((lugares sagrados de peregrinaje para los hinduistas). Cada año acoge una importantísima feria del camello que atrae a miles de visitantes. 

42 / 59

Jaipur

La capital del estado es un compendio de todo lo bello de Rajastán: palacios, fuertes, bazares repletos día y noche, y color: azafrán, rojo, amarillo y verde… la «ciudad rosa» la llaman, por el color de sus palacios como el Hawa Mahal o Palacio de los Vientos, una estructura de arenisca con casi mil ventanas para que las mujeres de la corte contemplaran el ir y venir de gentes sin ser vistas. Cerca está el City Palace, con sus patios, salones y pabellones suntuosos, y el Jantar Mantar, el observatorio que construyó el marajá Jai Singh en el siglo XVIII. También hay que visitar el bazar, instalado frente al Palacio. A once kilómetros, el fuerte Amber, una inmensa ciudadela en lo alto de una montaña cuyo interior sorprende por su majestuosidad y las vistas que ofrece la zona.

43 / 59

Udaipur

Destaca por los majestuosos palacios de mármol que parecen flotar como el de Jag Nivas o Jag Mandir en lago Pichola. En la orilla se halla otra joya, el City Palace en el que se combinan el estilo militar rajput y la decoración mongol. Murallas, balcones, cúpulas y torreones conforman el palacio más grande de Rajastán. Al atardecer es muy recomendable dar un paseo en barca por el lago Pichola amparados por sus soberbios palacios.

44 / 59

Jodhpur

Si Jaipur es la «ciudad rosa», Jodhpur es la «ciudad añil». Con empinadas y estrechas calles, flanqueadas de casas pintadas de ese color y un aire señorial que recuerda que fue una importante parada de la ruta comercial de Asia. Para contemplar la ciudad, nada mejor que dirigirse Mehrangarh Fort, que data del siglo XV, donde el azul de sus casas parece desplegarse como un manto. En su interior se pueden visitar varias salas del palacio como el Takhat Mahal, donde el marajá se retiraba con sus 30 reinas y sus concubinas.

45 / 59

Desierto del Thar

Inmensas dunas, caravanas de camellos, pueblos blancos y pequeños, mujeres ataviadas con telas de vivos colores, el cielo inmensamente estrellado, silencio... todo esto es el desierto del Thar. Merece la pena hacer una excursión en camello por las dunas y al caer la tarde llegar al campamento esperando la magnífica puesta de sol mientras se saborea una exquisita cena a base de chapati y arroz aderezado con distintos curries.

46 / 59

Bikaner

Rodeada de murallas de arenisca roja, es una de las ciudades del desierto. Su pasado caravanero se aprecia en los palacios rajput que engalanan sus calles y por el robusto fuerte que la preside.

47 / 59

Jaisalmer

Como un espejismo dorado en pleno desierto aparece la espléndida ciudad de Jaisalmer. con su imponente ciudadela, de más de ocho siglos de antigüedad y que fue construida en 1156 para la defensa de sus habitantes frente a los pueblos del desierto. Sus calles están flanqueadas por havelis (mansiones) hechas con piedra esculpida y filigranas del mismo color de la arena del cercano desierto y cuya riqueza y majestuosidad cuentan mucho de la importancia que tuvo la ciudad en el tiempo de las caravanas. 

Gtres

48 / 59

Playas en el sur de India

Estamos en la mejor época del año  para viajar a India. Elegimos el sur para disfrutar de sus playas y tomar un tratamiento ayurvédico. La ruta puede empezar en Mumbai para seguir hacia el sur recorriendo el litoral hasta la mítica playa de Anjuna, es una de las más coloridas y sorprendentes de la provincia de Goa. Enorme y con grandes oleajes, en Anjuna se organizan grandes fiestas las noches de luna llena y se ofrecen sesiones de yoga y masajes ayurvédicos. Seguimos rumbo hasta Kerala, donde nos embarcaremos para recorrer los Backwaters, uno de los cruceros fluviales más interesantes del mundo. 

AGE FOTOSTOCK

49 / 59

Palolem. India

El cálido mar de Arabia baña esta playa del estado indio de Goa, en la costa oeste. Su lengua de arena de 1,6 km se encuentra delimitada en ambos extremos por dos grandes rocas. Hasta hace poco, las casas (shacks) y las barcas de pescadores eran la única evidencia humana en Palolem, pero recientemente ha surgido una incipiente infraestructura turística, en parte gracias a su aparición en la película El mito de Bourne (2004). A solo 12 kilómetros, los bosques del Cotigao Wildlife Sanctuary son el hábitat de monos y tigres de Bengala.

Turismo de Goa 

HUBER BILDAGENTUR / FOTOTECA 9 X 12

50 / 59

Agra

El Taj Mahal, el ejemplo más brillante de la arquitectura mogol, es una parada ineludible antes de empezar el viaje por las ciudades rajput.