Israel

1 / 69

Foto: iStock

1 / 69

Un hummus para gobernarlos a todos

Si en Tel Aviv hay jarana, variedad de comida no falta. El Hummus (pasta de garbanzo), el falafel (bolas fritas de harina de garbanzo) y el batido de granada son la Santísima Trinidad de la gastronomía local. Bocados idolatrados por veganos y vegetarianos y del agrado, incluso, de carnívoros concienciados. Aunque estos últimos también pueden hincar el diente a un shawarma (carne de cordero asada).

Photo by Toa Heftiba on Unsplash

2 / 69

Caretas fuera

A primera vista, Tel Aviv es laica y relajada, nada que ver con la impresión que se tiene de Jerusalén, religiosa y tensa. Normal que la comunidad gay haya escogido a Tel Aviv como la ciudad en la que celebrar su desfile del Orgullo. Un evento al que el año pasado asistieron doscientas cincuenta mil personas, por algo es el destino gayfriendly por excelencia de los últimos años en el mundo. Antes del próximo desfile arcoíris, tendrá lugar en la ciudad una nueva edición de Eurovisión, acontecimiento en el que gobierno y población se han volcado. Pocas veces se tiene la oportunidad de ser el centro de todas las miradas dentro y fuera del país.

Photo by Shai Pal on Unsplash

3 / 69

Al principio fue un puerto

Antes de que crecieran como setas en Tel Aviv las casas estilo Bauhaus, escuela alemana que zarandeó el mundo del arte y la arquitectura del siglo XX, la población árabe que había se concentraba en la zona del puerto de Yafo. Con la construcción de Israel, un estado adolescente con 71 años de historia recién cumplidos, la ciudad hebrea pasó a denominarse Tel Aviv-Yafo. Hablábamos al principio de burbuja, de excepción, porque la ciudad parece pertenecer a otro país.

4 / 69

Muro de las Lamentaciones

En Jerusalén, en la Explanada de las Mezquitas, es donde se ubica el Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado del judaísmo y vestigio del Templo de Jerusalén, en cuyo interior se encontraba el Arca de la Alianza. En este muro, los creyentes dejan plegarias, peticiones y alabanzas escritas, costumbre que se lleva realizando desde hace siglos.

Foto: Daniel Bear

5 / 69

Glamping en el desierto del neguev, Israel

La oscuridad del desierto del Néguev es el lugar perfecto para contemplar las estrellas. Pero no te equivoques, sentirte como un beduino no implica sufrir. Gracias al glamping puedes vivir una experiencia desértica con todas las comodidades. Glamping Israel permite varias opciones con distintos tipos de alojamientos y planes, además de ofrecer actividades durante la estancia.

Foto: Turismo de Israel

6 / 69

Agua en Eilat

En las aguas que bañan la ciudad israelí de Eilat se puede practicar un sinfín de actividades acuáticas. Entre ellas destaca la de bañarse con delfines de pico largo en mar abierto, pues es habitual ver grupos de estos cetáceos nadando libremente en aguas del Sinaí.

Los que prefieran no mojarse, el Underwater Observatory Park es un acuario submarino en el que se pueden ver más de 800 especies de peces de colores, corales, tiburones, rayas, tortugas y otros animales procedentes del golfo de Eliat.

Foto: Turismo de Israel

7 / 69

Desierto de Néguev

A menos de 30 kilómetros de Eilat se encuentra el impresionante desierto del Néguev. Recorrerlo en camello, en caballo, a pie o en segway es una experiencia única en la que reencontrarse con la naturaleza es el premio.

Foto: Turismo de Israel

8 / 69

Reserva de coral de Eilat

Cerca de la frontera con Egipto, en el mar Rojo, los buceadores tienen un enclave que no se pueden perder: una reserva de colar de más de 1,2 km de extensión. Es este enclave natural viven un sinfín de especies de peces de colores y preciosos corales con los que el submarinista se podrá deleitar.

Foto: Turismo de Israel

9 / 69

Senderismo en Eilat

En las afueras de la Eilat, sus montañas pueden ser exploradas a través de una considerable cantidad de senderos y rutas a través de los que disfrutar de las bellas vistas que ofrece la altura. La escalada y el rapel son actividades que también se pueden practicar en estas montañas.

Foto: Turismo de Israel

10 / 69

Eilat ciudad cosmopolita

Más allá de la naturaleza Eilat es una ciudad en la que las compras y el ocio nocturno son un atractivo más. En el puerto, el Ice Mall es un centro comercial con amarre de yates propios y una pista de hielo, mientras que el paseo marítimo ofrece unas vistas perfectas del golfo de Áqaba. También hay que decir que Eilat es la ciudad con más clubes, bares per cápita en Israel.

Foto: Turismo de Israel

11 / 69

Playas de Eilat

Para descansar de la actividad, nada mejor que disfrutar de un día de playa. Eilat cuenta con una costa de 10 km de largo que rodea el mar Rojo. Algunas de las playas más destacadas son Dolphin Reef, Princess, Mosch o Hananya.

Foto: AGEfotostock

12 / 69

Shivta, memoria de la Ruta del Incienso

Entre Beerseba y el cráter Ramon se encuentra el sitio arqueológico de Shivta, un lugar esencial en la ruta del Incienso, aquella que partía de Arabia y llegaba al resto de Europa a través del Mediterráneo tras pasar por Petra y cruzar el Néguev.

Foto: Javier Flores

13 / 69

Paseos en dromedario

Pasear en dromedario es una de las actividades preferidas por aquellos que visitan el cráter Ramon, en mitad del desierto del Néguev.

Foto: Javier Flores

14 / 69

Parque de Ein Avdat

El Parque Nacional  de Ein Avdat es una especie de oasis formado por cañones horadados por el flujo de agua proveniente de distintos canales de agua. Dispone de varias rutas de distancias variables que permiten ver de cerca cómo el agua ha ido creando este vergel en mitad del desierto.

Foto: Javier Flores

15 / 69

Un crisol de color marrón

El cráter Ramon, el más grande del mundo, es la joya del desierto del Neguev. A pesar de lo que pueda pensar mucha gente, su origen no es meteórico, sino tectónico. El movimiento a diferentes velocidades de las dos placas que friccionan a lo largo del río Jordán, al este del cráter, provocó, a lo largo de miles de años, que el centro del cráter se fuera vaciando de los materiales geológicos más débiles.

Foto: Javier Flores

16 / 69

En 4x4 por el cráter Ramon

Realizar una excursión en un coche 4x4 es una de las mejores opciones para conocer a fondo y de manera rápida el enorme cráter, pues tiene unos 40 kilómetros de largo y unos 8 kilómetros de ancho.

Foto: Javier Flores

17 / 69

Estratos geológicos

En muchas zonas del cráter Ramon se pueden observar los distintos estratos geológicos que componen el mismo, más o menos erosionados en función de la dureza de los materiales que lo componen.

Foto: Javier Flores

18 / 69

Beduinos del desierto

Los beduinos son los que mejor conocen el desierto del Neguev. Charlar con ellos es la mejor manera de adentrarse en un estilo de vida lejos de las comodidades urbanitas a las que estamos habituados. 

Foto: Daniel Bear

19 / 69

Glamping, pop up oasis en el desierto

El ecologismo también ha llegado al desierto. Pop-Up Oasis Hotel permite disponer de una tienda con todo tipo de instalaciones y sin generar residuos ni daño al medio ambiente. Una especie de oasis alejado de cualquier núcleo urbano para sentir de cerca el desierto, el silencio, la noche... La mejor manera de ver las estrellas en mitad del desierto sin renunciar a la comodidad. 

Foto: Javier Flores

20 / 69

Segway en el cráter Ramon

El cráter Ramon se ha postulado como el mejor lugar donde realizar actividades al aire libre. Desde caminatas hasta rutas en bicicleta de montaña, rápel por sus paredes (el cráter tiene una profundidad de unos 300 metros), segway, etcétera.

Foto: AGE Fotostock

21 / 69

Parque de Timna

Al sur del cráter Ramon, a unos 25 kilómetros al norte de Eilat se encuentra el Parque de Timna, hogar de la mina de cobre más antigua del mundo y lleno de singularidades geológicas que hacen las delicias de los amantes de las rocas. 

Foto: AGE Fotostock

22 / 69

Eilat, asomada al mar Rojo

Con unos 50.000 habitantes es la capital del sur de Israel y la principal ciudad que se asoma al mar Rojo en Israel. Jalonada por Egipto y Jordania presume de ser uno de los centros de vacaciones más populares entre los israelíes gracias a sus benévolas temperaturas en invierno, su costa hilada por un pequeño arrecife de coral y sus glamurosos hoteles. 

Foto: Gtres

23 / 69

Arrecifes coralinos del Mar Rojo

Estas aguas de resonancia bíblica son una de las mecas del buceo mundial: el golfo del Mar Rojo, con profundidades de más de 2.000 metros, tiene unas aguas de gran riqueza en nutrientes que alimentan a sus corales. Diferentes países de la ribera son ideales para conocer esta belleza de gran valor medioambiental. En la zona egipcia del Sinaí, o al sur de Israel, Sudán o Eritrea podemos encontrar plataformas coralinas que se extienden a lo largo de miles de kilómetros.

Foto: Turismo de Israel

24 / 69

La Basilica de Nazaret

La ciudad de Nazaret se encuentra muy próxima a Tel Aviv, la segunda mayor ciudad de Israel. 

Foto: Turismo de Israel

25 / 69

Interior de la Basílica de Nazaret

Así es el interior de la basílica de Nazaret, uno de los lugares más venerados del cristianismo.

Foto: Turismo de Israel

26 / 69

La Iglesia San Gabriel Nazaret

El interior de esta iglesia coincide con el lugar donde María recogía agua a diario.

Foto: Turismo de Israel

27 / 69

Panoramica de la ciudad

Nazaret es una panorámica de más de 20 siglos de historia bíblica. Aquí es donde Jesucristo vivió sus años de vida privada.

Foto: Turismo de Israel

28 / 69

Iglesia del Santo Sepulcro

Se trata de uno de los lugares más sagrados para los cristianos. Según los Evangelios, es el punto exacto donde se produjo la crucifixión de Cristo, su enterramiento y la resurrección. Está dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén y se encuentra justo al final de Vía Dolorosa. 

Foto: Turismo de Israel

29 / 69

Iglesia de los Dolores de María

Situada en la estación III de Vía Dolorosa, a la entrada de esta iglesia católica armenia es donde Jesucristo se cayó por primera vez con la cruz. Dentro de sus instalaciones, tal y como se puede ver en la imagen, se encuentra el hospicio armenio de Jerusalén. 

Foto: Turismo de Israel

30 / 69

Vistas del Santo Sepulcro

Situado en el barrio cristiano de la ciudad, en sus interiores lo primero que uno se encuentra es la piedra de la unción que, aunque no es la original, marca el lugar donde Jesús fue lavado antes de ser sepultado. En la zona del Calvario es donde se ubican cuatro de las últimas estaciones del viacrucis. La décima correspondería a cuando Jesús fue despojado de su vestimenta, la undécima al lugar donde fue clavado en la cruz, la doceava es donde murió Jesús y la última de ellas correspondería a su descenso cuando es entregado sin vida a su madre. 

Foto: Turismo de Israel

31 / 69

Cúpula del Santo Sepulcro

Bajo esta imponente cúpula es donde se encuentra el sepulcro de Cristo, del que el templo adquiere el nombre. Se trata de uno de los lugares más sagrados del cristianismo. También es el más visitado por los peregrinos en su visita a Jerusalén. 

Foto: Turismo de Israel

32 / 69

Estación V del viacrucis

Encima de esta puerta se encuentra la inscripción que hace mención al momento en el que Simón el Cirineo se encuentra con Jesús y le ayuda a cargar con su cruz hasta el Gólgota. 

Foto: Turismo de Israel

33 / 69

Monte de los Olivos

Situado al este de la ciudad de Jerusalén, en el valle de Kidrón, el monte de los Olivos era el lugar escogido por Jesús para realizar sus oraciones. Se dice que fue aquí donde fue arrestado, motivo por el que la procesión bizantina solía tomarlo como punto de inicio el Miércoles Santo antes de cruzar la puerta de los Leones y seguir la Vía Dolorosa que cruza la Ciudad Vieja. 

Foto: Turismo de Israel

34 / 69

Iglesia de la Resurrección de Cristo

Situada dentro del Santo Sepulcro, aquí es donde los Evangelios narran que se produjo la resurrección de Jesús. 

Foto: Turismo de Israel

35 / 69

Camino al monte de los Olivos

Este monte sagrado, a donde Jesús acudía a realizar sus oraciones, está conectado a la Ciudad Vieja de jerusalén por un estrecho camino pedregoso. Algunas procesiones lo recorren durante la Semana Santa antes de iniciar la ruta de Via Dolorosa. 

Foto: Turismo de Israel

36 / 69

Puerta Dorada

Es la entrada más antigua de la Ciudad Vieja de Jerusalén y el único acceso al monte del Templo. Se cree que era la utilizada por Jesús para entrar a la ciudad y, desde el siglo XVI permanece cerrada. En sus exteriores los musulmanes crearon un cementerio. 

Foto: Turismo de Israel

37 / 69

Torre de David

Situada junto a la puerta de Jaffa, esta ciudadela nombrada el honor al rey David fue construida para defender la Ciudad Vieja de Jerusalén. 

Foto: Turismo de Israel

38 / 69

Vía Dolorosa

El nombre de esta calle aluje al dolor que tuvo que pasar Jesucristo en sus últimas horas de vida antes de ser crucificado. La ruta empieza en la puerta de los Leones, cerca de la antigua fortaleza Antonia, y termina en la iglesia del Santo Sepulcro. 

Foto: Turismo de Israel

39 / 69

Iglesia de la Condena

La segunda estación del viacrucis corresponde a la iglesia franciscana de la Condena, donde Jesús recogió la cruz con la que tendría que carar por toda la Vía Dolorosa para, finalmente, ser crucificado. Junto a ella también se encuentra la capilla de la Flagelación, donde se cree que fue azotado antes de ponerse en marcha. 

Foto: Turismo de Israel

40 / 69

Sexta estación del viacrucis

Esta pequeña puerta de madera indica que estamos ante la estación número seis del viacrucis. En ella es donde una joven mujer llamada Verónica se acercó a Jesús con un paño de seda para limpiar el sudor de su cara. Este pañuelo está expuesto en el Patriarcado ortodoxo griego del barrio Cristiano.

Foto: Turismo de Israel

41 / 69

Monasterio copto

A la entrada del monasterio una placa indica que estamos ante la estación número IX del viacrucis. Junto a la antigua columna romana fue donde Jesús tuvo su tercera caída antes de llegar al monte Calvario. 

Foto: Turismo de Israel

42 / 69

Capilla de la séptima estación

Este lugar que puede pasar desapercibido marca el lugar donde Jesús tuvo su segunda caída. La capilla que recuerda el suceso se encuentra situada entre la Vía Dolorosa y la calle del Mercado. 

Foto: Turismo de Israel

43 / 69

Puerta de Jaffa

Conocida también como la puerta de la Torre de David, esta entrada se ubica en el lado occidental de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Su nombre se debe a que en este lugar es donde se unene los caminos a Jaffa y a Hebrón. 

Foto: Turismo de Israel

44 / 69

Capilla de la Flagelación

Está ubicado en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén, cerca de la puerta de los Leones (también conocida como puerta de San Esteban). El lugar, que se encuentra junto a la iglesia de la Condena, está marcado como la estación dos del viacrucis. Los cristianos creen que en este lugar fue donde Jesús fue azotado por los romanos antes de tomar la cruz y recorrer la Vía Dolorosa. 

Foto: Turismo de Israel

45 / 69

Monasterio griego ortodoxo

En los exteriores de este monasterio, marcados como la estación octava del viacrucis, es donde Jesucristo se encontró a las piadosas mujeres a las que les pidió que llorasen por sus hijos y por ellas, no por él. Una cruz ennegrecida en la pared marca el lugar exacto. 

46 / 69

Enclaves imprescindibles del Jerusalén histórico

1. La Muralla. Fue erigida por Solimán el Magnífico y tiene 8 puertas de entrada.

2. Vía Dolorosa. Cruza el barrio musulmán desde la Puerta de los Leones hasta la iglesia del Santo Sepulcro.

3. El Santo Sepulcro. Siete comunidades cristianas se reparten sus capillas.  

4. La Cúpula de la Roca. Lugar sagrado para judíos y musulmanes.

5. Muro de las Lamentaciones. Los judíos rezan frente a esta pared del Templo de Salomón.

6. Museo Torre de David. Explica el origen de la ciudad.

7. Monte de los Olivos. Alberga varios templos cristianos. Un sendero baja hasta la Puerta de los Leones.  

8. Ciudad de David. La colina donde nació Jerusalén es un parque arqueológico.

Foto: Mark Millan / Age fotostock

47 / 69

El templo de Salomón

La plaza del Muro de las Lamentaciones se localiza bajo la Explanada de las Mezquitas, con la reluciente Cúpula de la Roca destacando en el perfil de la Ciudad Vieja.

Foto: Jon Hicks / Getty images

48 / 69

Muro de las Lamentaciones

El Arco de Wilson formaba parte del puente que conectaba el monte del Templo con la ciudad. Hoy aloja una sinagoga.

Foto: Walter Bibikow / Awl Images

49 / 69

El barrio judío

Fachada de mosaicos en el antiguo cardo romano, aún conocido como Cardo y donde se localiza el mercado. 

Foto: Joshua Paul Shefman / Age fotostock

50 / 69

Cementerio judío

La Tumba de Zacarías y la de Benei Hezir en el Monte de los Olivos, donde se estima que hay 150.000 sepulcros desde el siglo XV.