Myanmar

1 / 4

Foto: AgeFotostock

1 / 4

Bagan, Myanmar

En Bagan, la mejor forma de contemplar el valle y sus más de dos mil templos y pagodas es desde el aire. Al amanecer, los primeros rayos de sol van iluminando cada uno de esos edificios religiosos creando en los ojos del viajero una postal inigualable.

Foto: AgeStock

2 / 4

Lago Inle, Myanmar

Foto: GTRES

3 / 4

Lago Inle

En Myanmar y rodeado por montañas y más de 200 aldeas, el Inle es un pequeño mundo acuático en el que se practica desde hace siglos un tipo de pesca muy curioso. Se recomienda un paseo en barca por el lago a la puesta de sol para contemplar, además, las acrobacias de los pescadores.

4 / 4

Taung Kalat, Myanmar

En lo alto de un afilado montículo, a 1.518 metros sobre el nivel del mar, se erige este santuario de cúpulas doradas y paredes blancas que el amanecer envuelve con la bruma. El monasterio solo es accesible a pie, tras subir 777 escalones excavados en el pronunciado acantilado de basalto que se eleva como un gigantesco pedestal.