Rumanía

1 / 28
Monasterio de Voronet

Adrian Calugaru / AGE Fotostock

1 / 28

Monasterio de Voronet

El voladizo del tejado del monasterio de Voronet protege los frescos de la lluvia y la nieve. Este monasterio se distingue por lucir un color azul irrepetible cuyo origen se desconoce.

Entrada monasterio Voronet. El monasterio de Voronet

Bruno Cossa / Fototeca 9x12

2 / 28

El monasterio de Voronet

Conocido como la Capilla Sixtina del Este, sus muros muestran escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Voronet exhibe el fresco considerado más maravilloso. Unos pergaminos marcados con los signos del zodiaco presiden la escena de un Juicio Final en el que quienes se salvan circulan con cierta relajación escoltados por ángeles y acompañados por san Pablo.

Monasterio de Dragomirna. Fortalezas cristianas

Balate Dorin / Shutterstock

3 / 28

Fortalezas cristianas

La estructura fortificada tenía por objetivo proteger el recinto de los turcos. Sobre estas líneas, claustro del monasterio de Dragomirna. La cercana ciudad de Suceava tiene varios enclaves históricos de interés.

Fresco en monasterio de Humor. Fresco en el Monasterio de Humor

AGE Fotostock

4 / 28

Fresco en el Monasterio de Humor

Un mensaje muy gráfico para los pecadores

Los murales medievales tenían como objetivo aleccionar a una población mayoritariamente analfabeta. Como solo clérigos y algunos aristócratas sabían leer, las pinturas servían para explicar las Sagradas Escrituras y relatar hechos históricos. Es lo que ocurre con el tétrico Apocalipsis de san Juan que se aprecia en las paredes exteriores del cenobio de Sucevita; el asedio a Constantinopla de 1453 que hay en el monasterio de Humor; o las escenas del Génesis que se reproducen en el de Arbore. Y en cuanto a las vidas de los santos, no hay el menor empacho en retratar con todo detalle los martirios a los que se les sometió.

Monasterio Sucevita Rumania. Monasterio de Sucevita

Maria Draper / 500 Px

5 / 28

Monasterio de Sucevita

Los pigmentos empleados en las pinturas tienen unas tonalidades según sea el monasterio. En Sucevita el verde es el color principal, mientras que el de Moldovita es conocido por los diferentes matices de amarillo.

Pintura monasterio de Sucevita. Techo sobre el altar de Sucevita

Emily Wilson / AGE Fotostock

6 / 28

Techo sobre el altar de Sucevita

Un color para cada convento

El más famoso es el de Voronet, donde una mixtura de la que no se ha desentrañado el origen y que –dicen– jamás ha podido repetirse, da a las imágenes un dominante azul que ha trascendido precisamente como "azul de Voronet". Azurita o lapislázuli podrían ser dos de los elementos utilizados para ello, pero los historiadores del arte y los químicos siguen estudiando su misterio. En Humor predominan el marrón y el rojo, tal vez provenientes del mismo mineral de hierro.

Icono monasterio de Moldovita. Icono en el monasterio de Moldovita

AWL Images

7 / 28

Icono en el monasterio de Moldovita

Datos útiles para la visita    

La mayoría de los monasterios de Bucovina pertenecen ahora a comunidades de monjas. Hay que pagar entrada y seguir ciertas normas: respetar el silencio de las liturgias y vestir de forma recatada, sin mostrar piernas ni hombros.

Monasterio Barsana en Maramures. Las iglesia de Maramures

Lucian Bolca / Shutterstock

8 / 28

Las iglesia de Maramures

La provincia vecina a Bucovina por el oeste es Maramures, considerado el terruño más tradicional de Rumanía. Allí los amantes del arte, la historia y la arquitectura tienen cita también con iglesias. Pero en esta ocasión se trata de templos que no se distinguen por sus adornos sino por su estructura. Más recientes que las de Bucovina, se erigieron a partir del siglo XVII enteramente en madera, sin usar un solo clavo metálico. Y, además, compiten entre ellas por llegar lo más alto posible, con unos campanarios puntiagudos que parecen rascacielos. Ocho de estas iglesias son Patrimonio de la Humanidad. Las que se alzan hoy en día siguen utilizando la misma técnica constructiva.

Cruz cementerio Sapanta. Cementerio de Sapanta

AWL Images

9 / 28

Cementerio de Sapanta

En el Cementerio Feliz de Sapanta (Maramures) las cruces narran anécdotas divertidas de los fallecidos. Las tumbas están decoradas y los epitafios están escritos en tono de broma o de enseñanza.

Cementerio Sapanta Maramures. Manufactura de las cruces del cementerio de Sapanta

Gtres

10 / 28

Manufactura de las cruces del cementerio de Sapanta

Las cruces de estas tumbas conocidas hoy en todo el mundo se producen de forma artesanal. 

Sapantza web. Cementerio alegre, Sapantza (Rumanía)

Foto: AP Images

11 / 28

Cementerio alegre, Sapantza (Rumanía)

El colorido arte del cementerio de Sapantza resulta sorprendente, y por ello se ha convertido en uno de los más peculiares del mundo. En las lápidas de los fallecidos, además del nombre y la fecha de defunción, figura también un epitafio y un dibujo que cuenta algún hecho característico de sus vidas, una idea que surgió de un artesano local tras la Segunda Guerra Mundial y que ya se ha convertido en una tradición.

cementerio rumano de Sapantza. El Cementerio alegre de Sapantza

Foto: AP

12 / 28

El Cementerio alegre de Sapantza

Un niño juega entre las singulares tumbas del Cementerio Alegre de Sapantza. La vida cotidiana se mezcla con la muerte en esta pequeña  localidad en el noroeste de Rumanía.

cementerio de Sapantza. Las cruces del cementerio alegre de Sapantza

Foto: AP

13 / 28

Las cruces del cementerio alegre de Sapantza

Un hombre llora ante la tumba de un pariente fallecido. Las cruces del cementerio alegre de Sapantza, en Rumanía, están decoradas y en ellas siempre hay un epitafio, en tono de broma o de enseñanza.

lapidas-de-cementerio-de-Sapantza. Los epitafios del cementerio de Sapantza

Foto: AP

14 / 28

Los epitafios del cementerio de Sapantza

Las lápidas y las cruces de las tumbas han hecho que este cementerio de Sapantza sea uno de los cementerios famosos del mundo. En las tumbas, los epitafios explican sucesos sobre la vida del fallecido, algún episodio humorístico, la noticia de cómo falleció, alguna enseñanza. En la imagen, la historia de un un niño que fue atropellado por un automóvil mientras jugaba.

lapida-cementerio-de-Sapantza. Un cementerio famoso

Foto: AP

15 / 28

Un cementerio famoso

Las cruces muestran representaciones de los fallecidos, historias cortas de sus vidas y las circunstancias de su muerte. Si no fuera por estas cruces, coloridas como pinturas naïf, el cementerio no dejaría de ser un simple cementerio de una aldea perdida de Rumanía.

cementerio-sapantza. El artesano del cementerio alegre de Sapantza

Foto: AP

16 / 28

El artesano del cementerio alegre de Sapantza

El escultor Dumitru Pop Tincu, de 62 años, es el actual encarado de fabricas las cruces del cementerio de Sapantza. Antes que él, fue su maestro, Stan Iona Patras, quien comenzó con la fabricación de estas singulares tumbas, hoy conocidas en todo el mundo.

iglesia-cementerio-de-Sapantza. Rituales en la iglesia del cementerio

Foto: AP

17 / 28

Rituales en la iglesia del cementerio

La iglesia del cementerio alegre de Sapantza preside algunas de las misas de la localidad.  Pasar unos minutos dentro nos permite observar los rituales de muerte y costumbres y folclore de los habitantes de esta zona rural de Rumanía.  

cementerio-de-Sapantza-Rumania. El cementerio de  Sapantza, más que un simple cementerio

Foto: AP

18 / 28

El cementerio de Sapantza, más que un simple cementerio

Una mujer vestida de luto sostiene flores, mientras camina entre las famosas cruces pintadas del cementerio de Sapantza. En palabras del artesano que fabrica las tumbas, el cementerio nos recuerda las cosas importantes de la vida.

HEMIS 2098626. Bran, el castillo de Drácula

Foto: GTRES

19 / 28

Bran, el castillo de Drácula

Considerado el refugio del Conde Drácula, se halla en Transilvania, cerca de la localidad de Brasov y protegido por los Cárpatos. El castillo de Bran fue construido en el siglo XII sobre un promontorio e inmortalizado como leyenda por Bram Stoker, autor de la novela Drácula, quien se inspiró en esta fortaleza para detallar el hogar del sangriento conde.

FHR-81329-00044-775. Los Cárpatos

FLPA BOB GIBONS / AGE FOTOSTOCK

20 / 28

Los Cárpatos

Transilvania está encajada entre las dos sierras que conforman esta frondosa cordillera. Durante siglos han sido una reserva de la gran fauna europea.

HEMIS 817863. Brasov

RENÉ MATTES / GTRES

21 / 28

Brasov

La torre campanario del Sfatului destaca por encima de los edificios del siglo XVI que componen el núcleo de la ciudad, uno de los burgos medievales mejor preservados.

841-03063105a. Sibiu

RENÉ MATTES / GTRES

22 / 28

Sibiu

El Museo ASTRA de Folclore, en el sur de la ciudad, reúne más de 150 antiguas casas de labranza rumanas, de madera y tejado de paja. El museo organiza talleres y mercados artesanos.

E19-741075. Biertan

PETER ADAMS / AGE FOTOSTOCK

23 / 28

Biertan

El triple cinturón de murallas de esta iglesia protegía a los habitantes de la zona de los ataques tártaros y otomanos.

HEMIS 813671. Sighisoara

ROBERT HARDING / MASTERFILE

24 / 28

Sighisoara

Además de edificios monumentales y plazas rodeadas de casas nobles, esta localidad de origen sajón sorprende con rincones medievales como el que aparece sobre estas líneas.

HEMIS 817878. Sighisoara

RENÉ MATTES / GTRES

25 / 28

Sighisoara

La afilada aguja que corona la Torre del Reloj sobresale entre los tejados de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

HEMIS 813780. Bucovina

RENÉ MATTES / GTRES

26 / 28

Bucovina

Los frescos de Provota, uno de los monasterios bizantinos más relevantes de esta región, se empezaron a pintar en 1532. A lo largo del siglo XX fue varias veces restaurada.

HEMIS 824467. Moldovita

RENÉ MATTES / GTRES

27 / 28

Moldovita

Este monasterio alberga frescos de gran valor y en excelente estado, como el Sitio de Constantinopla y el Árbol de Jesé, de 1537.

TRANSILVANIA remaq-3. Transilvania imprescindible

Mapa: BLAUSET

28 / 28

Transilvania imprescindible

1 Brasov. La plaza del Consejo, la Iglesia Negra y la calle de la República concentran los principales atractivos de esta ciudad medieval. La mejor vista se tiene desde el monte Tâmpa.

2 Sibiu. Su restaurado casco viejo está sembrado de templos de distintas religiones. Imprescindible el Museo Brukenthal.

3. Alba Iulia. Capital de Transilvania entre los siglos XV y XVI, guarda dentro de su ciudadela los principales edificios.

4 Biertan. Iglesia fortificada con tres murallas.

5 Sighisoara. La torre del Reloj, la Ciudadela y la casa natal del príncipe Vlad centran la visita a esta ciudad amurallada.

6 Bucovina. Esta histórica región moldava alberga el magnífico conjunto de iglesias «pintadas».