Territorio deportivo

Cataluña: destino pionero para tenistas

Un mapa para descubrir las direcciones donde disfrutar como nunca de los legendarios clubs catalanes y de las mejores instalaciones.

Para hablar de tenis en Cataluña hay que retroceder prácticamente a los orígenes de éste como deporte moderno. La primera vez que se jugó en Barcelona, al tenis no se le llamaba tenis, sino law-tennis, en inglés. Fue en 1888, cuando la colonia inglesa residente en la ciudad lo introdujo con motivo de la celebración de la primera Exposición Universal de Barcelona. Sólo un año antes, en 1887, se había jugado el primer campeonato de Wimbledon, en Londres. El deporte, tal como se entiende hoy, comenzaba a dar sus primeros pasos, o, mejor dicho, raquetazos. 

 

Así pues, en Cataluña se encuentran hoy en día los clubs más legendarios y el mayor número de pistas de tenis de todo el ámbito estatal. De hecho, no son pocos los tenistas profesionales que escogen Barcelona para el desarrollo de sus carreras deportivas. Los argumentos son poderosos: al buen clima del Mediterráneo, se suma la calidad de las instalaciones, un calendario cargado de eventos y la cultura histórica por el deporte de la raqueta... Y el próximo año, además, se sumará el hecho de que se celebrará el año del turismo deportivo en Cataluña.

 
 
 

CIT Cornellà

(Centre Internacional de Tennis)

Planteado como uno de los centros de referencia en Europa, este complejo deportivo desarrollado por la Federación Catalana de Tenis en Cornellà del Llobregat pasó a formar parte de la red de UP Club (cuentan con pistas en Cabrera de Mar, Argentona, Badalona). Además de una excelente ubicación en el área metropolitana de Barcelona (cerca del campo del RCD Espanyol, de centros comerciales y con acceso desde la autovía A-2), sus instalaciones son del más alto nivel: 31 pistas de tenis, de las cuales 13 son de tierra batida, 14 de greenset y 4 cubiertas. En cuanto a los servicios con los que cuenta: un gimnasio de 300 m2, piscina con cubierta de techo retráctil, zona de spa y aguas termales, sauna, baño de vapor, cuatro vestuarios, tienda, un bar-restaurante, centro médico y residencia de deportistas con capacidad para 50 personas

Leer más

GEIEG - Girona

(Complejo Deportivo Palau Sacosta)

Como marca de Turismo Deportivo, la ciudad de Girona ofrece diversas instalaciones de primer orden; aunque el tenis es el que más presencia tiene. Se puede practicar en el Club Tennis Girona, en el GEiEG (complejo de Sant Ponç y complejo de Palau Sacosta) y en la zona deportiva de La Devesa. Las instalaciones del Grup Excursionista i Esportiu Gironí, fundado en 1919, son pioneras en la historia en el panorama deportivo gerundense. En cuanto a la práctica del tenis, el complejo de Palau Sacosta ofrece tres pistas de tierra batida y una pista de tenis de pavimento sintético (resinas). Además, cuenta con un estadio de atletismo, campo de rugby de césped natural, campo de fútbol de césped natural, campo de F7 de césped artificial, campo de lanzamiento y sala polivalente. Como alternativa, el C.D. Sant Ponç (GEIEG) tiene diez pistas de tenis de hormigón poroso, seis pistas de pádel y dos pistas de squash.

Leer más

Academia Sánchez-Casal

Este campus en El Prat, a sólo 20 minutos del centro de Barcelona y a 5 minutos del aeropuerto, presenta unas instalaciones de primerísimo nivel internacional, en un entorno natural con amplios jardines. Hay 27 pistas de tenis, campo de fútbol, campo de básquet, vóley playa, pádel y piscina exterior. Una característica masía del S. XIX rehabilitada es el singular edificio central del campus. En la Academia Sánchez-Casal prestan una importancia especial a la nutrición deportiva. Cuentan con una guía nutricional propia, específica para el tenis: todo un departamento de Food & Beverage y el restaurante La Masía se ocupan de garantizar la correcta nutrición para el óptimo desarrollo de las competencias deportivas de los alumnos.

Leer más

CAR Sant Cugat

(Centre d'Alt Rendiment esportiu de Sant Cugat)

Ubicado junto a la estación del tren, el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallès es otro de los hitos de Cataluña en cuanto a excelencia deportiva. Fue la designación de Barcelona como sede Olímpica lo que posibilitó la creación de este centro. Con el paso de los años, las instalaciones se han ido renovando con tecnología puntera. Precisamente por ello, hasta aquí llegan tanto deportistas de élite de diferentes disciplinas como futuros deportistas que acuden para entrenarse y alojarse en la residencia. En ese sentido, se convirtió en el primer centro de alto rendimiento deportivo del mundo que dispuso de un centro educativo para que los deportistas pudieran entrenar sin dejar sus estudios académicos. En cuanto a la práctica del tenis, el CAR Sant Cugat ofrece tres pistas de tierra batida al aire libre y cuatro pistas cubiertas con superficie de resina sintética con sub base de madera. Entre su equipación, una sala de musculación de 1.005 m2 con barras libres y máquinas de musculación y cardio. Además, hay especialistas en fisiología, nutrición, psicología deportiva y biomecánica. 

Leer más

RCT de Barcelona

(Real Club de Tenis de Barcelona)

En sus pistas se han formado tenistas como Rafael Nadal, Arantxa Sánchez Vicario, Conchita Martínez o Carlos Moyá. Además, por historia (fundado en 1899), está considerado el club de tenis más prestigioso de España. En un enclave privilegiado en la zona alta de Barcelona, organiza desde 1953 el Trofeo Conde de Godó que es, junto al Masters de Madrid, el torneo más importante disputado en España en tierra batida. Pero no vive del pasado, sino que sus instalaciones miran al futuro de este deporte: tiene un total de 20 pistas de tenis (18 de tierra batida, una pista rápida y una de césped artificial cubierta); además, cuenta con cinco pistas de pádel (dos de ellas semi-cubiertas y tres aéreas), y un Wellness Center que se orienta al fitness y la salud.

Leer más

CTR Monterols

(Club Tennis Reus Monterols)

El Club Tenis Reus Monterols es un complejo deportivo donde se puede practicar distintas modalidades deportivas, pero el tenis es el deporte referente. De hecho, el tenis motivó la creación del club en 1970. A pesar de su ‘juventud’ (en comparación con otros clubs históricos catalanes), en 2011 consiguió el título de segunda categoría catalana de tenis por equipos masculinos y cuenta con unas instalaciones de gran calidad, en un entorno natural con zonas ajardinadas: 16 pistas de tenis al aire libre y 10 pistas de pádel, un gimnasio con más de 400 m2, equipado con máquinas de última generación. Además, el club cuenta con un moderno edificio social con sala de estar con TV y Wi-Fi, cafetería, restaurante y un aparcamiento gratuito y amplio para más de 200 vehículos.

Leer más

Club Tennis Lleida

El de Lleida es un histórico entre los clubs catalanes que se remonta a 1925. Ocupando una espléndida zona ajardinada, ha crecido en función de las necesidades hasta tener hoy en día 13 pistas de tierra batida, 3 de greenset, 8 de pádel, 1 squash, 1 frontón, gimnasio, 2 saunas, 2 spas y 3 piscinas. Además, cuenta con una zona infantil con juegos, un edificio social para reuniones y vestuarios totalmente equipados. Todo ello suma unas instalaciones de calidad que le han valido ser sede de dos eliminatorias de la Copa Davis los años 1971 y 1999 y que alberga a 31 equipos, la mayoría en la categoría de oro del tenis catalán.

Leer más

 

C. M. de Vall D’Hebrón

(Barcelona Tennis Olympic)

Fue inaugurado en 1992 bajo diseño del arquitecto Tonet Sunyer con motivo de la celebración del torneo de tenis de los Juegos Olímpicos de 1992. La planificación con la que se construyó permitió que las instalaciones siguieran en activo para beneficio de la práctica de este deporte en Barcelona. De ahí que con posterioridad a los Juegos, haya acogido diferentes competiciones internacionales: una eliminatoria de Copa Davis entre España y Holanda en 1993 o una eliminatoria de Copa Federación entre España y Polonia, en 2014. Gestionado por la Federación de Tenis de Cataluña, cuenta con instalaciones modernas: 17 pistas de tenis de tierra batida, 7 pistas de tenis de suelo sintético, 6 pistas de pádel, un frontón, una pista de baloncesto y una piscina. Todas estas instalaciones son exteriores y son accesibles para personas con discapacidad.

Leer más

1 / 7
cornella Pl Enamorats primavera-1248. Cornellà

Foto: Turisme Cornellà

1 / 7

Cornellà

Históricamente marcada por su proximidad al río y a la ciudad de Barcelona, Cornellà es mucho más que la puerta de entrada a la capital catalana. En realidad, lo tiene todo para una completa escapada. Tras dar unos raquetazos, será la ocasión de estirar las piernas por el parque de Can Mercader. Muy cerca, está la Torre de la Miranda, una edificación emblemática del siglo XIX utilizada como observatorio astronómico y mirador de aves, y donde ahora se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Además del romántico parque, en Cornellà sorprende encontrar mucho patrimonio modernista. Importante, el edificio de las Aguas, actual Museo Agbar, donde se muestra cómo eran antiguamente las centrales elevadoras de agua potable. En la calle Ametller o la Rambla Anselm Clavé, se encontrarán más muestras modernistas. El restaurante Jardín de las Aguas del mismo museo es una buena opción para disfrutar de la cocina mediterránea y de proximidad. Precisamente, Cornellà cuenta con una larga tradición agrícola que no ha abandonado.

Volver al mapa

Girona

Foto: iStock

2 / 7

Girona

Para dar con la postal más representativa de Girona, hay que ir hasta el puente de Gómez, desde el que se se ven con todo lujo de detalle las populares casas del río Onyar. Toda la ciudad transmite esa sensación de estar en otro tiempo tan propia de las ciudades con pasado medieval; pero donde más se siente es en el Call, el antiguo barrio judío de Girona, por el que es imprescindible callejear por su laberíntico entramado de calles. Si se tiene ocasión de visitar durante la célebre exposición ‘Temps de Flors’, entonces la experiencia se elevará en intensidad. Este evento que se celebró por primera vez en 1954, transforma los lugares más importantes de Girona en espacios mágicos de color: la Catedral de Girona, que se convirtió por la magia de los efectos especiales en el Gran Septo de Baelor, en Desembarco del Rey, de la serie Juego de Tronos; también son espacios de este evento otros lugares tan representativos como la Plaça dels Jurats, los Baños Árabes o la Casa Lleó Avinay. Para cargarse de energía, la gastronomía en Girona es en sí misma todo un destino: está el famosísimo Celler de Can Roca; además, hay diferentes restaurantes en los que se trabaja la cocina de autor como el Nu o el Massana. Para algo más informal, mejor pasarse por los alrededores de la plaza del Ví.

 

Volver al mapa

SanchezCasal. El prat

Foto: Academia Sánchez-Casal

3 / 7

El prat

La poca distancia que hay de Barcelona podría haber eclipsado la presencia de El Prat, pero la ciudad guarda tan celosamente su esencia que esto no ha ocurrido. Muy al contrario, El Prat es de esos destinos del área metropolitana que sorprende a los turistas que buscan experiencias alternativas próximas a la capital catalana. Precisamente, a sólo tres minutos de la estación de Renfe, está el corazón cotidiano del municipio, la plaza de la Vila. Ahí está toda la animación que haga falta: el mercado, las terrazas siempre ambientadas de los bares, el teatro Moderno… Hasta aquí, lo de cualquier ciudad con encanto en la órbita de Barcelona; pero lo que es una verdadera sorpresa es el entorno natural que ocupa El Prat. Los espacios naturales del río y del Delta del Llobregat forman una gran reserva natural que descubrir sin prisas. Los espacios agrícolas del Parque Agrario del Baix Llobregat son precisamente los que garantizan las interesantes propuestas gastronómicas y de cultura slow de la ciudad: restaurantes como Ona Nit, el café-restaurante Artesà o el Cèntric, donde la chef Susana Aragón prepara unos arroces y tempuras de verduras de temporada que vendrán muy bien para recuperar la energía. Un lugar único donde se ubica la Academia Sánchez-Casal, una de las escuelas de tenis más prestigiosas y mejor equipadas del mundo donde se forman los talentos más prometedores de este deporte y cuyas instalaciones están perfectamente equipadas para que cualquier tenista perfeccione su juego.

Volver al mapa

Sant Cugat del Vallès

Foto: iStock

4 / 7

Sant Cugat del Vallès

Sant Cugat del Vallés se encuentra a menos de media hora de Barcelona, pero tiene toda una vida turística independiente de la gran capital catalana. Lo primero que llamará la atención en Sant Cugat es su monasterio. Por su tamaño y valor arquitectónico está claro que en la época fue uno de los más importantes de Cataluña y del Condado de Barcelona. Fundado en el S. IX, el monasterio es uno de los mayores exponentes del arte medieval catalán. Entre las visitas guiadas y teatralizadas, destaca la noche de leyendas, que permite descubrir el monasterio bajo la luz de la luna llena. Esta joya articula todo el centro histórico de Sant Cugat, al que no acceden los automóviles. Por ello, pasear por sus calle es una de las actividades más recomendadas. Valdrá la pena ir a conocer el Mercat Vell, epicentro de la vida cotidiana del municipio o la bodega modernista diseñada por Cèsar Martinell. Si la visita es en sábado o domingo, el Mercantic se convierte en un gran plan. Este singular mercadillo de pulgas abre de martes a domingo, pero el fin de semana es cuando hay más ambiente. Se puede aprovechar para comer, ya que su oferta de Street Food (sólo los fines de semana), healthy food y cocina de mercado es como para entusiasmarse.

Volver al mapa

Barcelona

Foto: iStock

5 / 7

Barcelona

A orillas del Mediterráneo y con unos orígenes que se remontan a los pueblos íberos y romanos, Barcelona despierta pasiones. Los Juegos Olímpicos de 1992 y la obra universal de Antoni Gaudí la han colocado los últimos años en el escaparate de las ciudades europeas más deseadas. Pero más allá de sus clásicos, de la Sagrada Familia, del barrio Gótico, del ambiente del Gay Eixample, de las playas, de museos como el dedicado a Picasso o el Museu Nacional d'Art de Catalunya o de sus calles comerciales, la ciudad se muestra dinámica y aparecen nuevos restaurantes, como La Barra de Carles Abellán o La Catalista; barrios que se reinventan como Poble Nou o Sants o librerías en las que pasar una tarde. Si a todo ello se le suma que está a un paso de las playas y la cultura de la Costa Brava, de la mágica montaña de Montserrat o de zonas vinícolas como el Penedès o El Priorat, se entiende que Barcelona atraiga tanto la atención del turismo internacional, que, además, puede llegar cómodamente en crucero.

Volver al mapa

Reus

Foto: iStock

6 / 7

Reus

Reus fue el origen de Gaudí como arquitecto. La casa familiar de la calle de Sant Vicenç era donde de niño solía curiosear en el taller de calderero de su padre, acostumbrándose a las formas y al espacio. De todo ello da buena cuenta el Gaudí Centre, en la popular Plaza del Mercadal. Pero como el Modernismo es mucho más que Gaudí, la ciudad tiene otras joyas. Así, en la misma plaza del Gaudí Centre está la Casa Navàs. Más lejos está el Instituto Pere Mata, una maravilla en la que ya se aprecian las líneas maestras por las que Domènech i Montaner optaría para el Hospital de Sant Pau de Barcelona. Todo ese modernismo encontró en la economía su caldo de cultivo. Y es que en el siglo XVIII, Reus se codeaba con París y Londres; al menos, en lo tocante a la industria internacional del aguardiente. Ello trajo a la ciudad el vermut, convirtiéndose en la puerta de entrada de esta bebida en España. Aún hoy en día se puede disfrutar del famoso vermut de Reus, por ejemplo en el Museo del Vermut.

 

Volver al mapa

Lleida

Foto: iStock

7 / 7

Lleida

Al llegar a Lleida, la silueta de la antigua Catedral llamará la atención en el skyline de la ciudad. Para acercarse al casco antiguo de Lleida habrá que seguir por Carrer Major, siempre con animación por sus múltiples comercios. Dejando el sobrio edificio del Ayuntamiento a la derecha, se llega a la Plaza de Sant Joan. En realidad, el centro de la ciudad se articula a través de algunas bellas plazas. Muy cerca, pero a mayor altura, se alza la sorprendente Seu de Lleida, uno de los templos románico-góticos más singulares de Cataluña y el renovado Castell del Rei, más conocido como La Suda. Para llegar hasta allí, habrá que usar el elevador en la Ronda de la Seu Vella. Las vistas no solo de la ciudad sino también de gran parte de la comarca del Segrià y la llanura de Lleida están aseguradas. En el improbable caso de agotar todos los planes, en el noroeste de Lleida se encuentra La Vall de Boí, un universo de pequeños valles en los que destacan algunos de los más bellos campanarios románicos de Cataluña. Para comer en la ciudad, el Celler de Can Roser es toda una institución gastronómica, en especial por su bacalao. Si se desea probar con los caracoles a la llauna, plato estrella de la comarca, la dirección que hay que seguir es la que lleva hasta Els Trulls. En Lleida no faltan buenas opciones para alojarse, como el Parador de Lleida, abierto hace muy poco, también cuenta con un restaurante ubicado en la antigua iglesia de un convento del XVII. 

 

Volver al mapa

SanchezCasal

Cataluña: destino pionero para tenistas

PARA MÁS INFORMACIÓN: CATALUNYA.COM

Compártelo