Territorio deportivo

Cataluña: el paraíso para los amantes del remo y el piragüismo

Un mapa para descubrir las direcciones donde disfrutar de estos deportes en el territorio catalán.

Cataluña tiene una geografía propicia para los deportes de agua: poderosos ríos como el Noguera Pallaresa o lagos tranquilos como el de Banyoles vieron las primeras piraguas. Diferentes lugares de Lleida destacaron pronto como escenarios ideales para el piragüismo. También se popularizaron las travesías por el río Ebro y el litoral catalán. Desde el año 1991, Cataluña cuenta con dos de las mejores instalaciones del país para la práctica de modalidades olímpicas: el Parque del Segre para aguas bravas y el Canal Olímpico de Castelldefels para aguas tranquilas.

 

A pesar de que la práctica de este deporte en Cataluña se remonta a la primera mitad del S.XIX, hubo que esperar a 1961 para que Joaquín Quimet Larroya se proclamara como el primer Campeón de España. Mientras que la primera palista catalana reconocida fue Llanitos Marín, que en la década de los 70 destacó en la prensa deportiva. Hoy son muchos los viajeros que llegan a Cataluña con el afán de practicar piragüismo, competir o disfrutar de alguna competición y hacer deporte en plena naturaleza. No pocas niñas ni niños soñarán durante el 2020, cuando se celebrará el año del turismo deportivo en Cataluña, con seguir los pasos de su ídolo, el doble campeón olímpico Saúl Craviotto y Rivero.

 

 

 

C. Olímpico de Cataluña

(Canal Olímpico de Cataluña)

El Canal Olímpico se construyó en Castelldefels, ciudad con el sello de turismo deportivo, como sede de las competiciones de piragüismo para los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Desde entonces, es una infraestructura clave tanto para deportistas de élite como para todo tipo de aficionados al remo. El canal es una enorme lámina de agua de 1.250 m. de largo por 130 m. de ancho y una profundidad de 4 m.  Las instalaciones ocupan 43 hectáreas, en las que hay circuito de carrera, zona de gimnasio, piscina y un Wake Park compuesto por un cable esquí circular de cinco torres, seis obstáculos y 650 metros de recorrido para deslizarse en wakeboard. Además, en verano, está disponible el parque acuático de hinchables más grande de Cataluña.

Leer más

 

P. O del Segre

(Parque Olímpico del Segre) 

Rodeado de naturaleza, se ubica a 200 metros del centro histórico de La Seu d’Urgell. La histórica ciudad del Pirineo catalán tiene una larga experiencia en la organización de competiciones de piragüismo de aguas bravas. Sus instalaciones son un referente que acogen pruebas internacionales como la Copa del Mundo de Eslalon y permiten la navegación en kayak (1 plaza) o canoa canadiense (de 2 a 3 plazas) por un canal de aguas tranquilas (800 m.) y otro de bravas (500 m.). También se pueden realizar otras actividades, como piragüismo, rafting, open-kayak e hidrotrineo. Además, la instalación cuenta con tres salas de reuniones, vestuarios, gimnasio, bar-restaurante, aparcamiento, wifi y alquiler de material. Su disponibilidad es anual.

Leer más

CTE Banyoles

(Campo de Regatas CTE Banyoles)

Este es uno de los enclaves clásicos del piragüismo y del remo en Cataluña. Las instalaciones del lago de Banyoles ocupan un entorno natural privilegiado y son ideales para las modalidades en aguas tranquilas. El lago ocupa un área total de 112 ha. con una profundidad media de 15 m. Dispone de seis carriles, más dos carriles exteriores marcados con boyas. Entre los servicios disponibles: cinco hangares cubiertos, espacio exterior con repisas para dejar los botes, embarcaciones de seguimiento, posibilidad de alquiler de material, sala de musculación, un carril de natación en el lago de 500 m., piscina climatizada interior y piscina exterior, vestuarios y duchas. La instalación es accesible para usuarios con silla de ruedas o con movilidad reducida y se ofrecen todo tipo de actividades adaptadas. A su vez, el Club Natació Banyoles comparte espacio con el Campo de Regatas. Leer más. 

Estadio L’Aigüerola

El campo de regatas L'Aigüerola es un estadio urbano. Esa es una de las ventajas de que el río esté perfectamente integrado en el centro de Sort, ciudad con el sello de turismo deportivo. Así para practicar el piragüismo, en este caso no hay que desplazarse a los alrededores. La capital del Pallars Sobirà ha acogido competiciones internacionales como el Rally Internacional de la Noguera Pallaresa o el ICF Wildwater Canoeing World Championship Sort. Además, el campo de regatas tiene el único estadio fijo de kayak para practicar freestyle de Europa. Ninguna otra localidad dispone de una ola estacionaria o dos rulos estabilizados. Las instalaciones cuentan con zona de embarque de 65 m., un recorrido de aguas bravas de 375 m., zona de llegada y desembarque de 60 m., desnivel medio de 8 por mil, desnivel medio recorrido especial de 6,64 por mil, lecho de 20 a 35 m., cauce medio del río de 10 a 12 m., calle lateral para público y organización, instalación eléctrica, sonorización y telefonía, 25 puertas de slalom permanentes para entrenamientos y competiciones.

Leer más

 

CTE Terres de l’Ebre

(Centro de Remo CTE Terres de l’Ebre)

El Centro de Tecnificación de Remo está muy cerca del centro histórico de Amposta (con el sello de turismo deportivo) junto a la ribera del río Ebro, donde se encuentra el Club Náutico Amposta que, fundado el 20 de febrero de 1949, es uno de los históricos de este deporte en Cataluña. Tiene un historial plagado de títulos nacionales e internacionales y es cantera de deportistas para la selección de remo. Es en este contexto de excelencia deportiva, que se desarrolla uno de los equipamientos más completos de remo y piragüismo de Cataluña. Los 25 km. navegables por el río Ebro atraen tanto a los amantes de la práctica del remo como a equipos internacionales que llegan a entrenarse. Las instalaciones cuentan con un gimnasio y sala de musculación, tres hangares de embarcaciones, un embarcadero de 60 m2. Servicios: vestuarios colectivos, accesibilidad adaptada para deportistas y espectadores, alquiler de material y una residencia de deportistas con capacidad para 44 personas, con servicio médico y de fisioterapia deportiva y asesoramiento técnico. Disponibilidad: abierto durante toda la temporada.

Leer más

 

Congost de Mont-rebei

El Congost de Mont-rebei lo forma el río Noguera Ribagorçana a su paso por la Sierra del Montsec. Es la frontera natural entre Huesca y Lleida y es el único desfiladero de Cataluña que aún se mantiene prácticamente virgen. Es en este bello rincón del Valle de Àger donde se puede realizar una de las travesías en kayak más espectaculares de Cataluña. Las aguas turquesas y las asombrosas paredes verticales de 500 metros de altura otorgan al lugar una belleza escénica insuperable. Se inicia la ruta en el embarcadero de la pequeña localidad de Corçà y se hace un recorrido por toda la longitud del desfiladero. La distancia recorrida es de 14 kilómetros, ida y vuelta, y se emplea un tiempo estimado de entre 5 y 7 horas, aproximadamente. Su dificultad técnica es medio-baja y el nivel de exigencia física, medio, por lo que es para todos los públicos. Hay diversas empresas que alquilan kayaks y todo el material necesario. Además, el Valle de Àger es por sus especiales condiciones uno de los mejores lugares del mundo para practicar ala delta y parapente.

Leer más

 

Llosa del Cavall

El pantano de la Llosa del Cavall se encuentra en el Vall de Lord, al pie del macizo de Port del Comte y recoge las aguas del curso alto del río Cardener, que pertenece a la cuenca del Llobregat.  La presa se encuentra en el municipio de Navés y el embalse se extiende por los municipios de Navés, Guixers y Sant Llorenç de Morunys, en la comarca del Solsonés. La cota máxima del embalse es de 810 m. lleno (la mínima, de 700 m.) y su superficie es 300 h. Se trata de un paisaje espectacular, especialmente en su tramo final, caracterizado por un entorno silvestre y con vistas al macizo del Port del Comte. Destacan sus aguas especialmente turquesas, que le confieren un efecto escénico. Este embalse es ideal para aficionados o para palistas con más experiencia. Además, el pantano dispone de una zona de baño libre y delimitada para poder refrescarse sin ser interceptado por la navegación de los kayaks. Para el alquiler del material y realizar excursiones, hay dos empresas reconocidas: Kayak K1 y Relleus.

Leer más

 

Rafting en Garona

El río Garona discurre por buena parte del Pirineo antes de cruzar hacia Francia. Nace en el Pico de la Maladeta, perteneciente al municipio aragonés de Benasque, en la provincia de Huesca, en el Parque Natural Posets-Maladeta. Al río Garona no le falta nunca caudal gracias al Glaciar del Aneto, de ahí que el rafting se el deporte estrella en la Val d'Aran. Aunque si hay que marcar los mejores meses para su práctica, estos van de marzo a septiembre. Hay tres tramos de mayor a menor dificultad: Les Bordes – Bossòst (9 Km. y 1h aprox.) es el tramo más popular; Bossost – Pont de Rey  (10 Km. y 1h aprox.) es de dificultad media y Saint Beat – Fronsac (9 Km. y 1h aprox.) es el tramo más familiar. Hay dos empresas recomendadas para la práctica de este deporte de aventura: Altisport y Deportur. 

Leer más

 

Kayak Cap de Creus

La Bahía de Roses ofrece una costa de contrastes con más de seis kilómetros de playas y calas y cincuenta kilómetros de canales navegables, además de playas de aguas poco profundas y transparentes. Todo un paraíso para los deportes de agua. Además, la bahía está considerada como una de las más bellas del mundo. Está situada en un entorno natural único: al norte de la Costa Brava, a menos de 30 km de la frontera francesa, a 65 km de Girona y a 160 km de Barcelona. Roses es la puerta de entrada del Parque Natural del Cap de Creus y el kayak es la mejor forma de conocerlo. La Estación Náutica de Roses - Cap de Creus ofrece una gran variedad de opciones para conocer el entorno. La empresa Sk Kayak puede facilitar todo el material necesario además de ofrecer excursiones guiadas para quienes no conozcan aún el parque natural. también para deportistas con alguna discapacidad.

Leer más

 

Kayak Cambrils

La Estación Náutica Costa Dorada, con 90 kilómetros de litoral, es el dominio náutico más grande de Cataluña. Situada a menos de 50 millas de Barcelona, en pleno Golfo de Sant Jordi, es una zona ideal para practicar la navegación a vela o a motor. Sus aguas y su clima reciben la influencia de Cap Salou y el Delta del Ebro y bañan el litoral de playas de arena fina y dorada. El Club Nàutic Cambrils está situado a 8 millas al sur de Tarragona y a 6 millas al sur de Cap Salou y es un punto estratégico para travesías por el Mediterráneo y excursiones en kayak por el litoral. Además, se encuentra en un municipio certificado con el sello de turismo deportivo. Entre los servicios, cuenta con atención de marinería 24 h., wifi, lavandería, aparcamiento, varador con travelift de 150 toneladas y 6.500 m2 de superficie, restaurante y bar. Disponibilidad: todo el año.

Leer más

 
1 / 10
Castelldefels

Foto: iStock

1 / 10

Castelldefels

A apenas unos 15 minutos de distancia al sur de Barcelona, Castelldefels es uno de los destinos playeros más populares de la costa barcelonesa. Son cerca de cinco kilómetros de playa equipados y un paseo marítimo con mucho ambiente, sobre todo los fines de semana. Al respecto, es ciudad certificada como destino de Turismo Familiar y como destino de Turismo Deportivo. Además de planes familiares, playas y deporte, otro de sus puntos fuertes es la gastronomía, con un panorama que no deja de ganar interés con nuevas aperturas. Los restaurantes Amar (Calle 5, 6), La Canasta (Paseo Marítimo, 197) y el CheChe Restaurant (Paseo Marítimo, 280) son tres clásicos para degustar la cocina de mar y menús diarios. El toque moderno lo pone el Raices Food & Drink (Paseo Marítimo, 185). No falta el tapeo en el Taska, la sabrosa paella de Can Moyas (Estrella de Mar 10)  o en el Barracuda (Ribera de Sant Pere, 17).

Volver al mapa. 

La Seu d'Urgell

Foto: iStock

2 / 10

La Seu d'Urgell

Esta animada ciudad es el corazón de los Pirineos de Lleida y del románico catalán. De hecho, la catedral de La Seu es la única que presume de ser 100% románica. Su claustro es de excepcional belleza. Si la visita es en martes o sábado, se podrá disfrutar de la animación del mercado de la ciudad. Pasear por sus calles de espíritu medieval es entonces aún más interesante. Antes que imanes para la nevera, hay que comprar queso y mantequilla de la denominación Alt Urgell, que por algo La Seu luce con orgullo su capitalidad quesera. Para descansar después de pasar todo el día paleando en el Parque Olímpico del Segre, está el Parador Nacional (Carrer de Sant Domènec, 6), justo al lado de la catedral. A las afueras está el Castell de Ciutat (Carretera N-260, km 229), en un entorno idílico. Hay otras alternativas de alojamiento, igual en hoteles, como en albergues, campings o casas de campo. Para comer, en el PKtus (Carrer de la Creu, 14) tienen un amplio surtido de queso de la zona; en Andria (Carrer de Sant Ermengol, 22), el famoso arroz de montaña, o en Arbeletxe (Carrer de Sant Ermengol, 22), la carne a la brasa no falla nunca.

 

Volver al mapa. 

Banyoles

Foto: iStock

3 / 10

Banyoles

Cuando tienes un lago así, hay dos opciones: o te conviertes en un lugar de retiro o en un destino de turismo activo, pero en realidad, Banyoles optó por fusionar ambos. Y es que tienen el mayor lago natural de Cataluña. Rodeado de vegetación y con el conjunto de coquetas casetas de baño de los burgueses que pusieron de moda el turismo aquí en el S.XIX, es uno de los paisajes más románticos y bellos de La Garrotxa. Desde que fuera la sede de las pruebas de remo en las Olimpiadas de Barcelona 1992, las instalaciones se han abierto a todo tipo de deportistas, tanto aficionados como profesionales. Pero a medio camino de la Costa Brava y de los Pirineos, Banyoles tiene muchos otros atractivos, como pasear por su centro histórico, en el que se encuentra la que sea probablemente una de las plazas más bellas de Cataluña. Tras el ejercicio, es hora de colgarse medallas. Para ello, nada mejor que la de Ca L'Arpa y los menús degustación de Pere Arpa en los que caben todas las texturas de la Costa Brava.

 

Volver al mapa. 

Sort

Foto: iStock

4 / 10

Sort

El río Noguera Pallaresa atraviesa todo el valle hasta desembocar en el Segre jugando un papel destacado en el territorio. De ahí que los vecinos de Sort se enorgullezcan de llevar el ADN del río en las venas. Pero además de por su río, cuna del piragüismo de aguas bravas y los deportes de aventura, la zona es interesante por la naturaleza. El Pallars Sobirà es la comarca con más espacios naturales de Cataluña: cuenta con el Parque Natural de l'Alt Pirineu, el más extenso de todo el territorio catalán y con el Parque Nacional de Aigüestortes y lago de San Mauricio. Tiene de todo: grandes valles, bosques casi infinitos, lagos de montaña o cumbres míticas como la Pica d’Estats. Sort es la base de operaciones perfecta para conocer la zona. Con tanto deporte y caminatas, lo de comer es fundamental. La cocina de montaña del Pallars Sobirà será más que suficiente: sopa de galets y carn d’ olla, la Olla pallaresa, los caracoles a la llauna o el Arroz con carreretes. A destacar los platos de trucha, el Tupí (queso) y el Filiberto como postre. Para comer son buenas opciones El Fogony (Avinguda de la Generalitat, 45), el Pigal-Casa Kiko (25567 Llessui) o el Cafè Pessets (Avinguda dels Comtes de Pallars, 29).

 

Volver al mapa. 

Amposta

Foto: iStock

5 / 10

Amposta

Desde la Sierra del Montsià hasta llegar al mar por la desembocadura del río, pasando por el delta del Ebro, Amposta es una ciudad nacida de la unión del mar y de la montaña, del río y del carrascal: un collage de paisajes excepcional. Y es que, declarado Reserva de la Biosfera, el delta del Ebro es un destino genial para disfrutar de la naturaleza y los deportes acuáticos, además de para el avistamiento de aves. Amposta es una buena base de exploración. Llamará la atención su puente colgante sobre el Ebro inspirado en el neoyorquino de Brooklyn. El que vemos es una reconstrucción tras haber sido bombardeado por la aviación italiana en 1938. Los senderos señalizados por ambos márgenes del río  llevan hasta la isla de Buda. Para cargar energía son recomendables Lo Pati D’Agustí (Carrer de l'Ebre, 10, Poblenou del Delta)  con sus imprescindibles paellas de leña, el menú degustación que preparara Joan Capilla en el  hotel l’Algadir (Ronda dels Pins, 27,  Poblenou del Delta) y el clásico La Tancada (Poligono 78, Ctra. Sant Carles de la Rapita, Amposta). Para descansar con un toque de diseño en pleno corazón del Delta, El Marjal (Cruïlla Fortalesa, 46, Poblenou del Delta).

Volver al mapa. 

Congost de Mont-rebei

Foto: iStock

6 / 10

Congost de Mont-rebei

Decía Josep Pla que el Valle de Àger era un paraíso lejano, remoto, que escondía algo así como una paz divina. Tal vez en la actualidad prescindiría de lo de ‘paz divina’, pero la singularidad del entorno natural sigue despertando asombro. Hoy el paraje permite gozar de infinidad de deportes de aventura, rutas de naturaleza familiares, vías ferratas de diferentes niveles y experiencias únicas como el vuelo en ala delta y parapente. Efectivamente, Àger es la capital de los deportes de aventura del Montsec, pero para los apasionados por la cultura también hay planes interesantes: está el sorprendente conjunto monumental de Sant Pere con la Colegiata. Destacan un gran número de ermitas e iglesias que salpican diferentes enclaves aislados del Montsec. El espectáculo sigue por la noche, pues este es uno de los cielos nocturnos de mayor calidad de Cataluña. Para comer vale la pena desplazarse hasta  Vallfogona de Balaguer, donde está El Dien (C/ Estacio, 28 ), representante de la novísima cocina de autor catalana de km 0. Hay multitud de restaurantes que trabajan con  productos naturales y de proximidad señalizados con la etiqueta ‘Slow Food Terres de Lleida’. Atención al queso que se produce en la zona:  se conoce por el topónimo de la sierra, Queso del Montsec.

Volver al mapa. 

llosa cavall

Foto: iStock

7 / 10

Llosa Cavall

Al noroeste del Solsonés, el pantano de la Llosa del Cavall y sus alrededores en Vall de Lord ofrecen decenas de posibilidades para disfrutar de montañas y bosques mágicos. Se trata de uno de los valles más pequeños de Cataluña, pero está plagado de bellos paisajes, antiguas fortalezas, criptas que salpican sus montañas y pequeños pueblos de aspecto medieval por los que parece que no pasa el tiempo. Los esquiadores que acuden cada invierno a Port del Comte conocen bien la zona, que durante el resto del año es ideal para disfrutar de la naturaleza. La mejor base para conocer el valle es Sant Llorenç de Morunys. La románica Iglesia Parroquial de Sant Llorenç de Morunys guarda un tesoro sorprendente: la capilla de la Mare de Déu dels Colls, uno de los más importantes retablos del barroco catalán. Precisamente, anexo al claustro del conjunto parroquial de Sant Llorenç de Morunys, se encuentra el Museo del Valle de Lord. Muy cerca del pantano, está el Santuario de Lord, al que vale la pena subir por las espectaculares vistas sobre el valle. 

Volver al mapa. 

Vielha

Foto: iStock

8 / 10

Vielha

El Valle de Arán se abre de Vielha a Les como un mundo maravilloso de planes deportivos y naturales. Su capital es Vielha, de sobras conocida por los aficionados al esquí pues aquí se encuentra Baqueira-Beret, uno de los complejos esquiables más importantes del Pirineo. Pero además de mucho deporte, en el Valle de Arán hay planes para todo, además de recorrer los bellos pueblos araneses con sus casas de piedra, madera y pizarra. Sobre todo, para descubrir uno de sus grandes emblemas: las iglesias románicas, como Sant Miquèu de Vielha y Santa Maria de Les Tredòs. A los senderistas más recalcitrantes les encantarán los diferentes senderos que cruzan el valle, mientras que los gastro viajeros encontrarán deliciosos los embutidos, quesos, patés y mermeladas que se producen. Entre los platos estrella, los guisos de corzo o jabalí, sabrosas carnes a la brasa o la inigualable olla aranesa. Restaurantes que nunca fallan por la zona: el Casa Rufus (San Jaime, 8, Gessa) o el Era Torrada (Carrer Major, 2, Casarilh). Para relajar el cuerpo después de tanto ejercicio, las termas de Baronia de Les, el balneario Banhs de Tredòs y las piscinas termales de Arties son un clásico. A la hora de buscar alojamiento, hay multitud de opciones, pero destacan el Parador Nacional de Arties o la calidez del auténtico refugio de montaña de Casa Irene (Major, 22.  Arties).

Volver al mapa. 

Cap de Creus

Foto: iStock

9 / 10

Cap de Creus

Las poblaciones de Roses, Castelló d’Empuries y L’Escala se encuentran prácticamente alineadas, y todas ellas juntas forman una de las bahías más bellas del mundo. Hasta aquí llegó lo mejor de la civilización occidental, griegos, fenicios y romanos, por lo que hay testimonios de un antiquísimo pasado, con 3.000 años de historia. Roses es una buena base para conocer la bahía, practicar deporte y sumergirse en su apasionante historia. Se trata de un municipio de esencia mediterránea y de marcada tradición turística en el que destaca el conjunto histórico de La Ciutadella. Ésta debería ser la primera parada para conocer la esencia de la ciudad. Construida en 1543, guarda tras sus muros yacimientos arqueológicos de diferentes épocas: desde la colonia griega de Rhode, pasando por la villa romana, la necrópolis paleocristiana hasta restos militares de la última ocupación del siglo XVI. Cerca está la antigua ciudad griega y romana de Ampurias, unos de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Península. En toda la bahía, destaca una ambiciosa propuesta culinaria que alimentará los músculos de los viajeros más deportistas y el hedonismo de los gastro turistas. Sus puntos fuertes: el pescado y el marisco. Entre sus platos estrella destaca el suquet de Peix de Roses, disponible durante todo el año. Importante maridarlo con vino de estas tierras de la denominación de origen Empordà. Els Brancs (Avda. José Díaz Pacheco 26) será una magnífica opción, mientras que para los arroces, El Almadraba (Avda. José Díaz Pacheco, 70) es un imprescindible. 

Volver al mapa. 

Cambrils

Foto: iStock

10 / 10

Cambrils

En el corazón de la Costa Daurada, Cambrils luce su certificación de destino familiar y deportivo igual que se enorgullece de ser la capital gastronómica de la Costa Daurada. Es uno de los pocos puertos aún en activo. Aún se puede disfrutar del espectáculo de ver como regresan los barcos de faenar con el pescado fresco en el que se basa gran parte de la oferta culinaria del municipio. Destacan dos estrellas Michelin: Rincón de Diego (Carrer de les Drassanes, 19,) con su menú degustación y excelentes pescados y el Can Bosch (Rambla Jaume I, 19) con sus arroces; pero también infinidad de  restaurantes, tascas, tabernas y barras de larga tradición. 

Volver al mapa. 

piragua

Cataluña: el paraíso para los amantes del remo y el piragüismo

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Compártelo